Prueba de la pantalla del Realme 6, 90 Hz de buena calidad

Móviles

Los paneles de 90 Hz se están convirtiendo en este año en una referencia en el mercado de gama alta, y un ejemplo de lo que decimos es que el Realme 6 incluye uno de estos componentes. Hemos probado la calidad que ofrece este dispositivo en su pantalla y, lo cierto, es que nos ha dejado unas buenas sensaciones ya que la experiencia visual que permite es mejor de la que esperábamos.

Lo primero es indicar todo lo que tiene que ver con el hardware del Realme 6 que hablamos, ya que de esta forma se conoce con exactitud lo que se puede esperar del smartphone del fabricante. Esto es lo más importante que se tiene que conocer:

  • Panel IPS de 6,5 pulgadas con resolución Full HD+ (2.400 x 1.080 p)
  • Densidad de píxeles de 405 ppp
  • Ratio de pantalla de 20:9
  • Frecuencia de refresco de hasta 90 Hz
  • Protección Gorilla Glass 3 incluida

Las características no son para considerar a este terminal un modelo “top”, eso está claro, pero sí que son suficientes para que sea parte de la gama alta y dejar atrás la media, en especial por llegar a ofrecer una frecuencia de 90 Hz.

Opciones que ofrece la pantalla del Realme 6

Pues existen muchas posibilidades en el sistema operativo del terminal basado en Android 10 y al que no le falta Realme UI. Así, por ejemplo, es posible dar uso a un Modo oscuro que es de agradecer ya que la fatiga visual se reduce. Aparte, se puede seleccionar la frecuencia que se utiliza ya sea 60 o 90 Hz, por lo que se tiene un mayor control sobre el consumo de este componente. ¿Se nota diferencia al utilizar la opción más alta? Pues lo cierto es que sí, ya que se nota una fluidez mayor tanto al jugar como al ejecutar todo tipo de aplicaciones. Por lo tanto, es un acierto el uso de esta ya que la personalización existente es muy grande.

Hay posibilidades de ajustar la temperatura del color, pero sólo con dos opciones preconfiguradas. Ayudan, es cierto, pero se podía ofrecer algo más ya que no son pocos los que quieren ajustar cómo se ve la pantalla en el día a día. En lo que tiene que ver con el uso del brillo automático, hemos de decir que el funcionamiento nos ha parecido muy bueno, con un cambio rápido cuando se modifican las condiciones lumínicas del lugar en el que se está. Lo cierto, es que la respuesta es excelente.

Calidad de imagen que ofrece el smartphone

Con la configuración por defecto que llega en el terminal la calidad que tiene el panel es bastante buena, con unos colores realistas (pero algo menos intensos que los que se consiguen con los paneles OLED). El rango dinámico es bueno, pese a que no existe crepitación HDR en la pantalla del Realme 6, y al ejecutar aplicaciones de vídeo hemos encontrado un componente que funciona realmente bien en especial con la frecuencia de 90 Hz.

Sin problemas en lo que tiene que ver con la tactilidad, en exteriores se ve bastante bien la pantalla del dispositivo, ya que supera sin problemas los 400 nits… pero llegar al máximo en ocasiones le cuesta por lo que hay que esperar unos segundos para que la experiencia sea la mejor posible. Con un excelente aprovechamiento (se supera el 84%), no incluye notch el terminal y la cámara frontal está situada en un agujero en la zona superior derecha. No molesta en exceso con las aplicaciones, pero hay que contar con esto en, por ejemplo, los juegos.

Pantalla del Realme 6

Al dar uso al Realme 6 con las diferentes opciones de gestión del color, creemos que la mejor configuración posible es dar uso a una temperatura más fría, ya que el ajuste y realismo es mucho mejor. Además, y esto es importante, hemos comprobado que la opción de ajuste automática de la frecuencia funciona realmente bien, y se activan los 60 Hz cuando es necesario. Por lo tanto, un buen trabajo el realizado por el fabricante.

Conclusión

En nuestra opinión, la pantalla que se incluye en el Realme 6 es bastante notable ya que ofrece una buena calidad en líneas generales y, además, la inclusión de 90 Hz de refresco le hace ser diferente a mucha de su competencia (en especial en el rango de precio que tiene (que ronda los 300 euros). Por lo tanto, si la calidad de imagen es importante en el uso que se le da al smartphone, este modelo económico es uno de los que destaca y, por lo tanto, se debe tener en cuenta.

Escrito por Iván Martín