ZTE Blade V8

Análisis del ZTE Blade V8

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7Hemos podido analizar la nueva apuesta por la gama media de producto de ZTE, un modelo que llega para dar continuidad a la Axon que tan buen sabor de boca ha dejado a los usuarios. El caso es que este modelo ofrece opciones que son interesantes y que se deben conocer. Esto es lo que nos ha parecido el análisis del ZTE Blade V8.

El terminal ofrece un hardware bastante adecuado en líneas generales, y se hace foco en opciones que ahora mismo son capitales para la compañía China. Así, en el análisis del ZTE Blade V8 hemos descubierto un smartphone donde el sonido mantiene unas cotas de bastante calidad y, además, el software es bastante correcto ya que el sistema operativo que ofrece es Android Nougat (con una personalización no muy intrusiva que es de agradecer ya que no limita a los componentes). Un buen comienzo, sin duda.

Lateral del ZTE Blade V8

Si deseas conocer lo que nos ha parecido este teléfono, a continuación te mostramos los resultados en las pruebas que hemos conseguido en el análisis del ZTE Blade V8 y, como no, las impresiones que nos han quedado al utilizarlo.

Diseño

El terminal es bastante atractivo, ya que las líneas que ofrece no son nada estridentes y ya que las esquinas son bastante redondeadas y el agarre se ve beneficiado por un grosor que no es para nada excesivo (por debajo de los 8 milímetros) y un peso que está bien distribuido y por ello no perjudica en la experiencia de uso.

Acabado en metal y con un frontal bien integrado, quizá lo que menos nos ha convencido estéticamente en el análisis del ZTE Blade V8 son sus marcos que son algo excesivos (aunque en la parte inferior esto tiene razón de ser, ya que se incluyen botones táctiles de control de Android, que están iluminados por un punto… y poco más). Aquí, por cierto, está el botón Home que hace las veces de lector de huellas que nos ha gustado bastante tanto por su fiabilidad como por su rapidez, poca queja al respecto.

Botón Home del ZTE Blade V8

Todos los botones laterales están en la parte derecha, con el de volumen partido, y el de encendido justo debajo con un acabado distinto para no confundirse. Su uso es realmente cómodo y lo cierto es que la presión como el encontrarlos rápidamente es algo que destaca en ellos. En la parte izquierda sólo está la bandeja que se oculta de forma excelente en el lateral metálico. En el análisis del ZTE Blade V8 hemos visto que se dispone de puerto de jack de 3,5 milímetros para auriculares en la parte superior mientras que la recarga está en el inferior y es tipo microUSB (la verdad, es que el salto a USB tipo C no hubiera estado de más).

El manejo del terminal como hemos dicho es cómodo y en lo que tiene que ver con el lugar para el altavoz, este es el inferior (que se puede tapar en alguna ocasión) y, por cierto, al ser compatible con DTS la experiencia que obtuvimos al escuchar música es muy buena. Se sigue el camino de los Axon. En la parte posterior, aparte de un sensor doble de la cámara que sobresale un poco, todo está muy limpio y por ello es atractivo. En definitiva, un diseño bastante llamativo, bien dimensionado y efectivo.

Altavoz del ZTE Blade V8

Pantalla

La pantalla que se incluye en el terminal es mejor de lo que esperábamos en un principio. El panel es tipo IPS con unas dimensiones de 5,2 pulgadas. La resolución Full HD le hace superar sin problemas los 300 ppp de densidad de píxeles y, todo esto junto, posibilita que la definición sea cuando menos destacable. Textos e imágenes se ven con gran claridad y precisión.

Pael del ZTE Blade V8

Además, los colores están perfectamente definidos, algo que se agradece, y el brillo es lo suficientemente potente para que en exteriores no se tenga problema alguno. El caso es que es muy convincente los resultados conseguidos en el análisis del ZTE Blade V8, y hay que destacar el esfuerzo realizado por la compañía para ofrecer una pantalla de calidad. Eso sí, los ángulos de visión no son lo mejor de este modelo.

La respuesta táctil es muy buena, y los marcos ya hemos indicado que no son especialmente reducidos -además, hay una pequeña banda de color negro que disimula en parte esto cuando el panel está apagado-. El caso es que se cumple perfectamente para la gama media, con mejores opciones de las que se podían pensar para un modelo que no supera los 280 euros.

Rendimiento

Pues lo cierto es que sin incluir un hardware especialmente potente en algunos apartados, la experiencia de uso que hemos conseguido con el dispositivo es bastante buena. Así, al ejecutar aplicaciones habituales la sensación de estar más que capacitado el dispositivo es grande, y cuando las cosas se ponen más “serias” tampoco se sufre en exceso. Eso sí, con los juegos no es el modelo más rápidos que hemos probado.

Resultado Basemark ZTE Blade V8

El hardware que en concreto se encuentra en el interior del teléfono y que hemos probado en el análisis del ZTE Blade V8 es un procesador Qualcomm Snapdragon 435 de ocho núcleos que trabaja a una frecuencia de 1,4 GHz (en su interior tiene una GPU Adreno 505) y, en lo que tiene que ver con la RAM, la cantidad elegida es de 3 GB, por lo que esto favorece que Android Nougat fluya bastante bien.

Con una solvencia bastante buena como hemos indicado, no le faltan detalles interesantes al terminal, ya que en el análisis del ZTE Blade V8 hemos descubierto un modelo con opción de ampliar su almacenamiento interno y que al conectarse a redes WiFi y LTE ofrece una velocidad y cobertura muy buenas. En los test, esto es lo que hemos obtenido con el teléfono:

En lo que tiene que ver con la autonomía, en todos los días que hemos probado el modelo hemos conseguido superar uno de uso sin problemas, incluso abusando un poco al utilizarlo (con tareas cotidianas). Con la pantalla encendida, sobrepasar las cuatro horas y media es más que posible, por lo que la batería de 2.730 mAh con recarga rápida cumple perfectamente (y los modos de ahorro que son de la partida en el terminal, han demostrado en el análisis del ZTE Blade V8 ser más que adecuados). Bien en este apartado.

Autoomía del ZTE Blade V8

Cámara

Aquí hay novedades interesantes en el terminal, siempre teniendo en cuenta que estamos ante un modelo de gama media y con un precio por debajo de los 280 euros. El caso es que el smartphone incluye un sensor de 13 megapíxeles en su parte posterior que se acompaña por un segundo de 2 Mpx. Estos se combinan para lograr mayor definición y profundidad, lo que hemos descubierto que es así y que permite “jugar” con opciones como el efecto bokeh.

Cámara dual del ZTE Blade V8

Los resultados con buena luz son bastante buenos, con un rango dinámico más que decente -aunque hay cierto compromiso con las fuentes de luz muy intensas- y una definición destacable. Cuando la luminosidad no es la mejor posible las cosas cambian un poco, pero no llegan a ser algo desastroso, ni mucho menos (el flash es potente, por cierto). El caso, es que en líneas generales se consiguen unas fotografías bastante buenas como hemos comprobado en el análisis del ZTE Blade V8. Por cierto, que el elemento frontal es de 13 megapíxeles también y con un angular muy bueno, por lo que se consiguen selfies de calidad.

Estos son algunos de los resultados que hemos conseguido con el terminal y que muestran claramente su comportamiento a la hora de hacer fotografías:

La aplicación incluida es muy buena, nos ha gustado mucho. Con diferentes modos, en el que no falta el Manual, es sencilla de utilizar y con muchas opciones para ajustar lo que se consigue. Además, la rapidez de enfoque y de procesado quedan patentes, ya que entre la pulsación y la obtención de la fotografías no pasa mucho tiempo. Un apartado bien resuelto, en definitiva.

Aplicación cámara ZTE Blade V8

Conclusión

Un terminal que nos has gustado bastante como ejemplo de lo que es posible conseguir con la gama media. Con opciones diferenciales, como la inclusión de un doble sensor trasero, no hay que olvidar que llega con Android Nougat y un rendimiento que convence en líneas generales. Un modelo convincente y con sonido DTS.

Eso sí, hay algunos detalles, como los marcos de la pantalla y opciones mejorables en el sistema operativo que se pueden depurar, pero en líneas generales en el análisis del ZTE Blade V8 hemos encontrado un dispositivo más que correcto por el precio que tiene.

Lo mejor

  • Pantalla de buena calidad
  • Cámara dual
  • Rendimiento correcto

Lo peor

  • Marcos excesivos
  • No tiene USB tipo C

Puntuación del ZTE Blade V8


Valoraciones



Los campos con * son obligatorios.