Análisis del Xiaomi Mi 8 Lite: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7Para conseguir un teléfono que ofrezca lo que la inmensa mayoría de los usuarios demandan para su día a día, no siempre es necesario gastarse una gran cantidad de dinero. Para este tipo de cometidos están los teléfonos de gama media como por ejemplo el Xiaomi Mi 8 Lite, un modelo que hemos analizado y del que os contamos todo lo que ofrece al darle uso.

Este es un terminal que llega con el desarrollo MIUI en su décima versión propio de Xiaomi. Este ya es un viejo conocido y mantiene sus amplias opciones que, en muchos casos, son intrusivas -por lo tanto, se odia y adora por partes iguales-. Lo que sí nos ha quedado claro es que su consumo de recursos es ajustado en general, por lo que el rendimiento encaja bastante con lo que habitualmente permite Android Oreo (8.1), que es la versión del desarrollo de Google en el que se basa. A destacar una aplicación para la cámara bastante positiva en líneas generales, así como  una herramienta de mantenimiento. Lo que menos nos ha gustado, es el aprendizaje necesario que se necesita para darle uso con normalidad si se llega desde un smartphone de otra compañía.

Imagen trasera del Xiaomi Mi 8 Lite

A continuación, dejamos las opiniones y resultados en las pruebas que hemos obtenido con el Xiaomi Mi 8 Lite, un terminal que tiene un precio de unos 269 euros, por lo que esto se debe tener en cuenta a la hora de valorar lo que ofrece este modelo de gama media.

DiseñoPantallaHardwareAutonomíaCámarasConclusión

Diseño

Este es un teléfono que mantiene la tendencia actual para modelos en su rango de precio, ya que combina como materiales de fabricación el metal y el cristal. Esto le hace ser bastante atractivo, pero tiene cosas que no son tan positivas como por ejemplo que las huellas se quedan muy marcadas (y esto es algo especialmente evidente en el Xiaomi Mi 8 Lite). Aparte, como todo smartphone de este tipo hay que tener cuidado ya que los golpes pueden dar un buen susto en caso de producirse. Eso sí este dispositivo aguanta una buena torsión en los bolsillos del pantalón.

Puerto USB del Xiaomi Mi 8 Lite

Al dar uso al Xiaomi Mi 8 Lite, la sensación es bastante buena, lo que se debe al buen acabado que ofrece en lo que tiene que ver con la ergonomía, algo que por ejemplo se manifestó al escurrirse poco al sujetarlo. Con un grosor de 7,5 milímetros, hay que decir que se sujeta de forma cómoda en largas sesiones de uso, pero el peso es algo más elevado de lo que esperábamos ya que casi alcanza los 170 gramos. No hay novedades importantes en la líneas, que son las características de Xiaomi, y no le falta al terminal un lector de huellas integrado en la parte trasera que ofrece un funcionamiento muy bueno, – tanto en la rapidez de respuesta como en la fiabilidad apenas detectamos fallos en su uso-.

Los botones hardware se ubican en la parte derecha, con una posición que es adecuada para el uso y con una acabado que es positivo, ya que no bailan mucho al utilizarlos. Lo que sí sobresale un poco más de lo esperado es la cámara trasera, lo que hace que no quede completamente plano en la superficie en la que se apoya, lo que puede ser un inconveniente en ocasiones. Todo está donde debe y, lo cierto, es que el Xiaomi Mi 8 Lite no es precisamente un modelo que sea novedoso en su aspecto, pero sí cumplidor y no desentona especialmente con otros modelos de su mismo rango de precio.

Lector de huellas incluido en el Xiaomi Mi 8 Lite

Hay que indicar que el Xiaomi Mi 8 Lite no incorpora ningún tipo de protección al agua, y que su altavoz, que ofrece un sonido correcto pero con algunos problemas en los altos -especialmente si el volumen es elevado-, no se tapa con especial facilidad. Hay que destacar que el puerto USB tipo C está en la zona inferior, y que la toma de auriculares no está presente en este smartphone.

Xiaomi Mi 8 Lite: el nuevo gama media ya tiene precio

Pantalla

Este modelo incluye un panel IPS con unas dimensiones de nada menos que 6,26 pulgadas. Es decir, que este componente es grande pero, al tener un ratio de 19:9 permite un agarre bastante cómodo. La resolución es Full HD+, lo que permite que su densidad de píxeles ascienda hasta los 403 ppp. Así, la definición de los bordes de las letras y en los juegos se representan con bastante precisión, pero con los grises detectamos que en ocasiones hay ciertos problemas, pero no son especialmente evidentes.

El aprovechamiento frontal se sitúa por encima del 82%, por lo que hablamos de un terminal que es un Todo Pantalla, lo que se consigue especialmente por unos marcos laterales muy reducidos (no tanto el inferior). No le falta notch al Xiaomi Mi 8 Lite -pero no hay desbloqueo facial-, que está bien dimensionado y que se puede gestionar por software, esto hace que tenga un aspecto actual. Por cierto, en lo que tiene que ver con el brillo, este es correcto pero no destaca en exceso, por lo que superar los 375 nits en ocasiones no se consigue -eso sí, el ajuste automático responde bastante bien-.

Imagen pantalla del Xiaomi Mi 8 Lite

Los colores en general no están mal representados, aunque el panel IPS tiende  a ofrecer estos de una forma más cálida de lo deseable (pero por software esto se puede corregir). El caso es que la experiencia visual es buena y no hemos encontrado problemas en lo que tiene que ver con la tactilidad. Los ángulos de visión cumplen de forma correcta, y en exteriores por lo antes mencionado del brillo, en ocasiones sufre más de lo deseable. En definitiva, un componente adecuado pero que, ni mucho menos, destaca especialmente.

panel inferior Xiaomi Mi 8 Lite

Análisis en vídeo del Xiaomi Mi 8 Lite

Hardware

Aquí los riesgos son prácticamente inexistentes, y lo cierto es que tiene sentido ya que estamos ante un teléfono que está pensado para un uso general, no para ser el más potente que se puede comprar. Claros ejemplos de lo que decimos son el procesador, un Qualcomm Snapdragon 660 de gama media que tiene ocho núcleos (y una GPU Adreno 512), y la RAM de 4 GB que es una cantidad que cumple con lo que se espera en la gama media actual. El caso, es que la experiencia de uso es correcta, con una fluidez adecuada pero con algunos momentos en los que se aprecian ligeros tirones, especialmente con los juegos -con desarrollos como por ejemplo PUBG-.

Notch del Xiaomi Mi 8 Lite

Estos son los resultados que obtuvimos en las pruebas habituales que utilizamos en MovilZona, donde en general no se comportó mal:

No hemos detectado problemas de temperatura en el Xiaomi Mi 8 Lite, incluso al jugar de forma continuada y en ningún momento se tiene la tentación de tener que dejar enfriar el dispositivo. La conectividad, donde no hay chip NFC lo que no nos gusta especialmente, es adecuada con la buena noticia de disponer de Bluetooth 5.0, que funciona a las mil maravillas, y con acceso redes WiFi que ofrece una velocidad y estabilidad adecuadas. Por cierto,el GPS en interior hemos visto que no es el más preciso de todos los gama media que hemos analizado, y habrá que ver si esto se soluciona con futuras actualizaciones. El almacenamiento de 64 gigas es el esperado -con un comportamiento adecuado especialmente al leer información-, es importante comentar que es ampliable mediante el uso de tarjetas microSD.

Aspecto del Xiaomi Mi 8 Lite

Autonomía

La autonomía es la que esperábamos, por lo que se puede dar uso el Xiaomi Mi 8 Lite un día completo sin especiales problemas si no se abusa de la pantalla. Esta nos parece algo más tragona de lo esperado, pero no es una barbaridad precisamente. El caso, es que la batería de 3.350 mAh cumple bien y no le falta al teléfono la opción de utilizar carga rápida.

Cámaras

No hay muchos milagros por el precio que tiene el Xiaomi Mi 8 Lite, pero no le falta al terminal el uso de dos sensores en la cámara principal. Estos son de 12 y 5 megapíxeles (el primero un elemento Sony IMX363con focal F:1.9 y, el segundo, un Samsung S5K5E8 con apertura F:2.0). No le falta el uso de PDAF y opciones como HDR y aplicación de Inteligencia Artificial. El sensor de la cámara delantera es de 24 Mpx, un Sony IMX576.

Cámara trasera del Xiaomi Mi 8 Lite

Al dar uso a la cámara trasera se pueden ejecutar trabajos con desenfoque, que no están mal pero que no son precisos por completo y cuando hay fondos complejos con muchos elementos se nota cierta confusión. Las fotos con buena luz son bastante aceptables, con poco ruido y con un definición que no está nada mal, ya que el rango dinámico es correcto (algo peor es el balance de blancos). Pero como en todo gama media actual, cuando la luminosidad es baja las cosas cambian y hay un evidente retroceso en la definición e, incluso, hemos obtenidos algunas fotos con granos -en,  ocasiones, es complejo un enfoque adecuado-.

Estos son algunos ejemplos de las fotos que hemos obtenido con el Xiaomi Mi 8 Lite:

La aplicación nos ha gustado bastante, en especial la gran cantidad de opciones disponibles y lo bien que se manejan cada uno de los apartados. No faltan posibilidades como el uso de un Modo profesional y aplicar diferentes efectos, por lo que creemos que el Xiaomi Mi 8 Lite está bien cubierto aquí.

Finalmente, hay que decir que las grabaciones son adecuadas -sin más-, con bajada evidente de la calidad con poca luz y con algunos problemas en el enfoque -especialmente cuando se da uso al automático, que es lo habitual-. Eso sí, es más que suficiente para conseguir resultados correctos para publicar en aplicaciones como Facebook o Instagram.

Conclusión

Un smartphone que está bastante bien en líneas generales, como por ejemplo por la pantalla que ofrece que es grande y también por su diseño, que es bastante atractivo. Permite ejecutar el Xiaomi Mi 8 Lite todo tipo de aplicaciones con una solvencia destacable, incluso con los juegos no va del todo mal. Es decir, que es un todoterreno en toda regla. Interesante lo que tiene que ver con la autonomía que no llega a convencer plenamente, pero que es mejorable.

Imagen frontal del Xiaomi Mi 8 Lite

No incluye NFC, lo que es algo que es manifiestamente mejorable y que por el precio que tiene era de esperar. La cámara se comporta de forma correcta en casi todo tipo de situaciones, pero cuando no hay una buena luminosidad las cosas cambian para peor. Pero, lo cierto, es que si se busca un modelo por menos de 300 euros, el Xiaomi Mi 8 Lite es un terminal que no está nada mal y que permite experimentar de forma plana el uso de MIUI.

Lo mejor

  • Funciona bastante bien en todo tipo de situaciones
  • Su pantalla es de buena calidad
  • El lector de huellas es muy eficiente

Lo peor

  • No incluye NFC
  • La cámara baja su nivel con poca luz
  • Diseño poco novedoso

Puntuación del Xiaomi Mi 8 Lite