Sony Xperia L1

Análisis del Sony Xperia L1

Valoración: 6,5 de 10

Sello de puntuación 6Los terminales de la gama más básica del mercado, siempre hablando de los Android, obtienen unas ventas interesantes a lo largo del año. Y, este, es un segmento que ataca la compañía japonesa con el teléfono que hemos analizado en esta ocasión. Hablamos del dispositivo llamado Sony Xperia L1. Contamos las impresiones que nos ha dejado.

Evidentemente estamos ante un modelo al que no hay que exigirle que alcance altas cotas en lo que tiene que ver con el rendimiento y, tampoco, en las opciones ofrecidas. Pero, esto, no quiere decir que no se tenga que ser exigente en lo mínimo que creemos que un modelo de gama de entrada debe ofrecer. Y, en líneas generales, el Sony Xperia L1 las cumple, pero con algunos detalles que es importante conocer para un terminal que tiene un precio que ronda los 179 euros.

Imagen trasera del Sony Xperia L1

El Sony Xperia L1 es un modelo que llega con sistema operativo Android Nougat, y que la personalización que incluye no es muy grande, lo que hace que permita una buena experiencia de uso. Por cierto, que las aplicaciones adicionales que se integran, como por ejemplo la Galería o la propia para la cámara, son muy buenas por lo que tiene todo el sentido del mundo que estén ahí. Sin más, os contamos lo que ofrece este dispositivo.

Diseño del Sony Xperia L1

Estamos ante un modelo de gama alta y, lo cierto, es que no hay grandes sorpresas en el terminal y el aspecto es completamente reconocible. Acabado en plástico, el Sony Xperia L1 llega con las líneas habituales que la firma japonesa utiliza en sus smartphones. Es decir, que todos sabrán que tienes un Xperia, y desde lejos.

Nuestro modelo es de color rosa, algo pálido y, la verdad, es que nos ha gustado. Amplios marcos superior e inferior, los laterales no están mal y en la mano se siente bien, y la ergonomía nos encaja para un uso continuado ya que los laterales son curvados. Los botones de control de hardware (los propios del sistema operativo están en la pantalla) están en el lateral derecho -no existe el de ejecución directa de la aplicación Cámara-, y son resistentes y se ubican en un lugar excelente, ya que su acceso es cómodo.

Bandeja abierta del Sony Xperia L1

En el lateral izquierdo está la tapa que se manipula con los dedos para las bandejas de las tarjetas a utilizar y no le falta toma de auriculares al Sony Xperia L1, lo que es positivo. Además, hay algo que nos ha gustado mucho de este smartphone: el puerto de carga es USB tipo C -al lado del altavoz-, lo que le diferencia de muchos modelos de la gama de entrada y es una excelente noticia. En la trasera todo es muy limpio, ya que aparte del sensor de la cámara (parte superior izquierda) poco más a destacar y del logo de NFC que deja claro donde está ubicado el emisor de turno.

Toma de auriculares del Sony Xperia L1

Si resumimos, hay que decir que el Sony Xperia L1 es un modelo atractivo para tratarse de un modelo de gama de entrada, y en esto supera a muchos de los que hemos probado hasta la fecha en MovilZona. Algo pesado (180 gramos), esto se deje notar si se utiliza el smartphone mucho tiempo, pero no es algo que lo haga inutilizable, ni mucho menos. Buenos detalles en el apartado estético, y la verdad es que sorprende positivamente este teléfono.

Puerto USB del Sony Xperia L1

Hardware del Sony Xperia L1

La gama de entrada está pensada para ofrecer lo necesario para poder dar uso a las aplicaciones actuales y los usos habituales, por lo que el objetivo es ese y no batir récords en las pruebas de rendimiento. Y, esto, es lo que hay que exigirle al Sony Xperia L1… y cumple, sin alardes, pero cumple. Los componentes esenciales son un procesador MediaTek MT6737T que en su interior tiene cuatro núcleos y que trabaja a una frecuencia máxima de 1,4 GHz y, en lo que tiene que ver con la RAM, la cantidad integrada es de 2 GB (que, por cierto, es algo más rápida de lo esperado y esto se nota en algunos momentos puntuales de forma positiva). El almacenamiento, por cierto, es de 16 gigas ampliables, lo mínimo exigible hoy en día. Es decir, correcto.

Resultado de Bsemark con Sony Xperia L1

La experiencia de uso es adecuada, sacando un buen partido al sistema operativo, con algunos problemas con los juegos y aplicaciones exigentes (por ejemplo, en las que se manipulan imágenes). Cumple con lo habitual, y por ejemplo navegar por Internet es satisfactorio. Hay retardos, como era de esperar, pero no son tan evidentes como hemos detectado en otros modelos de gama de entrada. Con los juegos, no esperes que la fluidez esté presente en títulos más exigentes que Clash Royal, esto no te lo dará el Sony Xperia L1. En definitiva, por encima del aprobado, pero sin llegar al notable.

Estas son algunos de los resultados que hemos obtenido con el Sony Xperia L1 en las pruebas de rendimiento que habitualmente utilizamos en MovilZona:

Donde cumple sobradamente el Sony Xperia L1 es en lo que tiene que ver con la conectividad, no le falta LTE, para tener un buen acceso a datos en movilidad, ya hemos comentado que está presente NFC y, lo cierto, es que el acceso a redes WiFi es rápido y más estable de lo esperado. Tampoco falta Bluetooth. Ojo, incluso tiene radio FM. Aquí genial el terminal.

La batería es de 2.620 mAh, y lo cierto es que para sus dimensiones y peso lo lógico era esperar algo más (los tres mil hubieran sido mucho más adecuado y harían del Sony Xperia L1 un modelo mucho más interesante). Se cumple el conseguir un día de uso, pero en ocasiones se tienen dificultades para ello. Eso sí, superar las cinco horas con la pantalla activa es posible, lo que no está mal. ¿Recarga rápida? No, eso no está presente.

Autonomía del Sony Xperia L1

Pantalla del Sony Xperia L1

Estamos ante un panel IPS de 5,5 pulgadas que, como es de esperar por el segmento del mercado en el que se ubica el Sony Xperia L1, tiene resolución HD (720p). Por lo tanto, no se superan los 300 ppp de densidad de píxeles. De definición no anda especialmente mal el terminal, y se podría decir que cumple sin problema alguno, ya sea al mostrar las letras en el navegador y con los vídeos.

Pantalla del Sony Xperia L1

La representación de los colores es otro cantar, ya que esta nos aparece claramente con una tendencia a los colores cálidos, lo que hace que se “pastelee” lo que se ve en pantalla. Esto, por ejemplo, hace que los blancos no sean muy puros, y se tiene que jugar con el calibrado de la pantalla -el software incluye esta opción, por suerte- para solventarlo. Pero al abusar del ángulo de visión, esto sigue ocurriendo. Aquí no nos ha convencido tanto el Sony Xperia L1.

La respuesta táctil, eso sí, es excelente y no se tiene problema alguno al manipular la pantalla del Sony Xperia L1. Evidentemente no debemos olvidar el precio del smartphone, pero creemos que este es uno de los apartados donde más flojo es el dispositivo, sin olvidar que tiene el panel acabado 2.5D, lo que favorece la integración con la carcasa.

Cámara del Sony Xperia L1

Este es un apartado donde la gama de entrada no suele destacar, y el Sony Xperia L1 no es una excepción. El hardware numéricamente es competente, ya que hablamos de una cámara principal de 13 megapíxeles y una frontal de 5 Mpx, en ambos casos con una apertura de F:2.2. No son malos datos, pero lo que hay que ver es si el resultado final es convincente, y lo cierto es que el dispositivo que hemos probado sufre (como era de esperar, por otro lado).

Cámara del Sony Xperia L1

Convence donde se espera y flojea en el momento donde todo apuntaba que lo haría. Nos explicamos, con buena luz no trabaja mal el Sony Xperia L1, ya que hace fotos aceptables y con una definición decorosa. Eso sí, con tomas donde hay cambios importantes de luminosidad el balance de blancos muestra ciertos problemas con las luces más intensas. Si la luminosidad no es buena, tal y como sospechábamos, el rango dinámico no va bien.. Aparece ruido y, en tomas muy amplias, incluso hay ciertos elementos borrosos que no son positivos. Esperábamos algo más siendo Sony.

El enfoque es bastante rápido, la verdad, y la aplicación no desentona ya que incluyen muchas opciones, como por ejemplo un Modo manual que, en ocasiones, permite corregir lo que ocurre si se da uso al modo automático. Pero, eso sí, el Sony Xperia L1 sufre de una lentitud evidente de trabajo entre el disparo y el resultado final. Lo comido por lo servido.

Estos son algunos ejemplos de lo que hemos conseguido con el Sony Xperia L1 al realizar la prueba de su cámara:

Un detalle: el Sony Xperia L1 no incluye el botón de acción de la aplicación Cámara, nos referimos al hardware lateral habitual en muchos Xperia, pero es posible configurar el de encendido de tal forma que si se pulsa dos veces, se ejecute esta aplicación. Una opción interesante, y que puede ser bastante útil para muchos.

Conclusión

Lo cierto es que el Sony Xperia L1 es un modelo de gama de entrada que cumple, pero del que en algunos casos esperábamos algo más. Los ejemplos más claros son su pantalla, que no nos ha gustado especialmente, y tampoco su cámara, por debajo de lo que siempre se espera de un Xperia (sin dejar de ser resultona para el segmento al que pertenece el terminal). Eso sí, muy bien en el diseño y la conectividad, por encima -y mucho- de la media.

En definitiva, un modelo de gama de entrada que tiene su atractivo y que tiene la gran virtud de ofrecer tener una experiencia Xperia bastante completa, tanto por por su aspecto como por el software que incluye.

Lo mejor

  • Diseño atractivo
  • Gran conectividad

Lo peor

  • Sin lector de huellas
  • La cámara es algo lenta
  • Calidad de la pantalla mejorable

Puntuación del Sony Xperia L1


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.