Sony Xperia E3

Análisis a fondo del Sony Xperia E3

Valoración: 6 de 10

Sello de puntuación 6En más de una ocasión hemos indicado en MovilZona que no todo es gama alta en el mercado de los dispositivos móviles, ya que hay un mercado -cada vez más importante- de usuarios que buscan modelo solventes que no supongan un gran desembolso ya que no necesitan mucho más (incluso, esto es válido para algunas compañías). Pues bien, el Sony Xperia E3 encaja con esta descripción.

Este es un modelo que llega con un hardware ajustado y, como tal, hay que entenderlo a la hora de probarlo. Ni se debe comparar con modelos de grandes prestaciones (lo que sería un error) ni esperar de él cosas que están fuera de su alcance. De esta forma, lo adecuado en este caso es medir la solvencia del Sony Xperia E3 a la hora de pasar el día utilizándolo para acciones básicas pero importantes. Aquí es donde debe mostrar su capacidad este teléfono.

Teléfono Sony Xperia E3

Eso sí, hay apartados evolutivos claros de este dispositivo respecto a los anteriores de su gama de producto, como por ejemplo los acabados mucho más trabajados, un ejemplo es el cristal templado en el frontal, y que la presencia de OmniBalance (características de los Xperia de Sony) es mucho más clara al revisar el diseño del dispositivo. Y, todo ello, con el sistema operativo Android versión 4.4.2.

Diseño

Como hemos indicado, en el Sony Xperia E3 se incluyen rasgos característicos de los dispositivos de la compañía japonesa, como por ejemplo un botón lateral de encendido con grandes dimensiones y unas líneas curvadas pero alargadas que marcan su diseño. Es decir, que este teléfono es atractivo pese a su acabado plástico en la carcasa trasera (el uso de este material es normal debido a que hablamos de un terminal que se puede conseguir por 160 euros).

Parte posterior del Sony Xperia E3

Por cierto, la tapa trasera se puede quitar para acceder a las ranuras de las tarjetas, pero la batería no es extraíble. Además, nos ha llamado la atención el acabado en goma de las esquinas, que permite una mejor absorción de golpes. En cuanto a la resistencia en general, no detectamos problemas, ya que ni la pantalla se raya con facilidad ni se producen desperfectos en el teléfono cuando se lleva en el bolsillo.

El manejo es muy cómodo, ya que es posible manipular el Sony Xperia E3 con una sola mano sin problemas. Esto evidentemente se debe a que el panel no es de grandes dimensiones. Con esto y un peso de sólo 144 gramos, hay que decir que la ergonomía está muy bien implementada y por lo tanto el uso continuado del terminal no cansa u obliga al uso de una posición extraña de las manos (curioso el acabado rugoso, pero agradable, de la tapa posterior).

Esquina del teléfono Sony Xperia E3

Finalmente, hay que decir que las conexiones habituales están presentes, destacando que en uno de los laterales está el puerto USB, que no tiene botón hardware de acceso rápido a la cámara y, finalmente, que el altavoz trasero está en la parte inferior -y, en este caso, se tapa con la mano-. Este, por cierto, no es que emita un sonido de gran calidad, todo hay que decirlo.

Rendimiento

Lo cierto es que no sorprende el Sony Xperia E3 en este apartado, ya que la elección de los componentes ya vaticinan lo que ofrece aquí el terminal: capacidad adecuada para utilizar las aplicaciones habituales hoy en día (como navegadores o programas de mensajería) sin que se aprecie mucho retardo en ello. Pero, eso sí, con juegos exigentes muestra algunas carencias ya que el hardware integrado ya es de hace un tiempo: Snapdragon 400 a 1,2 GHz como procesador y 1 GB de RAM.

Resultado Basemark del Sony Xperia E3

Lo cierto es que la experiencia de uso es correcta, todo funciona con fluidez, pero no con un “ritmo” muy alto, lo que es normal. Además, la interfaz de usuario no es un hándicap, ya que no se muestran problemas a la hora de usarla, aunque como era de esperar esto cambia cuando se ejecutan muchas aplicaciones a la vez (multitarea). El caso es que no desentona el Sony Xperia E3.

A continuación dejamos los resultados obtenidos con los benchmarks habituales que utilizamos en MovilZona, donde se confirma lo que hemos dicho hasta ahora.

Uno de los detalles que sí nos gustaron bastante fue la autonomía que ofrece el teléfono, ya que este modelo es capaz de aguantar más de un día sin necesidad de realizar carga alguna de la batería (que es de 2.330 mAh). Es más, en varias ocasiones superamos los dos días si el uso no es intensivo y, además, es posible utilizar de forma continuada el Sony Xperia E3 por más de seis horas. Esto se debe a lo bien que gestiona la energía el procesador y, además, a la pantalla de la que hablaremos a continuación.

Pantalla

Pues este componente no es precisamente destacable, lo que se debe a su resolución de sólo: 854 x 480, lo que da una densidad de píxeles de 218 ppp, por lo que no llega a los recomendables trescientos. Evidentemente esto es entendible debido al precio del Sony Xperia E3, pero no hay que dejar de comentarlo.

Pantalla del Sony Xperia E3

La calidad de imagen es aceptable, sin más… incluso, hay que decir que el punto se ve más de lo deseable. El brillo no es muy potente y, pese a  integrar un panel de 4,5 pulgadas LCD IPS, sufre en exteriores. Eso sí, los colores están bien balanceados y no los “pastelea”.

En cuanto a la respuesta táctil, esta es perfecta y no encontramos problemas en este apartado. Un detalle a comentar es que los marcos laterales de este componente son grandes y, lo cierto, es que si se aprovecha mejor la parte frontal se podría integrar un panel de mayores dimensiones (algo que barruntamos que podría suceder en su sucesor). El caso es que este es uno de los apartados mejorables del Sony Xperia E3, de eso no hay duda.

Cámara

La incluida en el Sony Xperia E3 es un modelo con un sensor de 5 megapíxeles tipo CMOS, por lo que teníamos duda alguna a la hora de ver los resultados obtenidos con ella, ya que hay modelos de su misma gama de producto que ofrecen una lente más capaz sobre el papel.

Cámara del teléfono Sony Xperia E3

Lo cierto es que las fotos son bastante buenas siempre teniendo en cuenta su segmento. Los colores son adecuados y la luminosidad está bien tratada. Eso sí, en ocasiones hay un ruido evidente y, además, en más de una ocasión no pudimos conseguir un enfoque correcto (en especial cuando la luz brilla por su ausencia). En definitiva, un modelo solvente aquí pero que no destaca en especial.

En cuanto a la grabación de vídeo, detectamos el mismo comportamiento en el Sony Xperia E3, con una especial atención al autoenfoque, donde descubrimos un componente rápido pero que, en ocasiones, no acierta al 100% con el punto exacto necesario.

Por cierto, que el software de la cámara es el habitual de los Xperia de Sony, por lo que hablamos de un desarrollo que tiene bastantes opciones y que tiene en la sencillez de uso la nota predominante. Por lo tanto, hay que decir que el Sony Xperia E3 es de lo mejor aquí si se compara con sus rivales en el mercado.

Conclusión

Este es un teléfono que ofrece lo que se presupone de él: solvencia a un precio adecuado. Eso sí, tiene detalles interesantes como su autonomía y un diseño llamativo. Por otro lado, hay que decir que el software adicional que integra es interesante y resulta un buen complemento para la versión Android 4.4.2 que integra el Sony Xperia E3.

Antes de acabar hay que indicar que la pantalla de este teléfono es su gran hándicap, ya que no llega a HD, lo que le hace perder puntos frente a sus rivales. En cuanto al rendimiento, este es adecuado, pero con los juegos se nota que le falta “un poco” para convencer plenamente.

A favor:

  • Es un terminal de precio ajustado
  • Amplia autonomía

En contra:

  • Calidad del sonido mejorable
  • Pantalla de calidad mejorable

Fotos del producto:

Puntuación del Sony Xperia E3


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. Eduardo 0
    26 Jun, 16 17:27
    1/10 Memoria interna minuscula

    El peor teléfono que he tenido. Me paso todos los días librando memoria interna para que funcione ok. Cada vez tengo menos apps instaladas. No tiene un año y voy a cambiarlo. Ah, he hablado con Sony y me han dicho que es así.