Sony SmartBand Talk

Análisis a fondo del Sony SmartBand Talk

Valoración: 8 de 10

SELLO-MOVILZONA-8Las pulseras inteligentes son uno de los accesorios wearables más demandados por parte de los usuarios y, un ejemplo de lo que decimos, es que la inmensa mayoría de las compañías tiene su propio modelo en el mercado. Esta Sony SmartBand Talk es una evolución de un modelo que ya existía en el mercado y, lo cierto, es que ofrece algunas opciones de lo más curiosas y que la hacen diferente al resto.

El ejemplo más claro de esto, y que muestra cuál es el camino empleado por Sony para avanzar desde el modelo original, es la inclusión de una pantalla de información (y manipulación como veremos más delante). Cierto es que esto no es nuevo ya que, por ejemplo, la Samsung Gear Fit ya ofrece esto, pero en la tecnología que ofrece el panel hay grandes diferencias como veremos luego.

Uso de la pulsera Sony SmartBand Talk

Aparte, esta nueva Sony SmartBand Talk es un modelo que ofrece funcionalidades avanzadas que, como hemos comprobado, si se les da una oportunidad resultan de lo más útiles (más allá de la posibilidad de ver las notificaciones que llegan al teléfono con el que está sincronizada). Por cierto, un muy buen detalle de este dispositivo puede funcionar con cualquier modelo con Android, lo que aumenta sus posibilidades de uso.

Diseño y usabilidad

Una de las primas cosas que llaman la atención de la Sony SmartBand Talk es su acabado. Por un lado hay que decir que las correas se ajustan a la perfección a las necesidades del usuario (se incluyen un par de diferentes medidas para ello). Estas son muy resistentes y con el uso no hemos apreciado una elevada degradación. El material es similar a la goma, lo que proporciona al accesorio una buena ergonomía.

La parte central, donde está el hardware es plástico y, a diferencia del anterior modelo, no se puede quitar específicamente -solo para cambiar las pulseras, con un sistema de anclaje tipo click algo más delicado de lo que se piensa en un primer momento-. Esto realmente no es un problema, ya que la Sony SmartBand Talk es compatible con el estándar IP68 y no hay problema para, por ejemplo, ducharse con ella (lo que hemos comprobado). Por cierto, el sistema de cierre es sencillo y práctico con un módulo con dos extremos que se insertan en los agujeros, es posible que con el uso continuado pueda aparecer algo de holgura, pero en nuestro caso no ha sido así.

Botones de la pulsera Sony SmartBand Talk

Siguiendo con el diseño, que se adapta bastante bien a muñecas pequeñas (algo que no consiguen otros modelos con pantalla), aparece el panel de la Sony SmartBand Talk. Este es alargado con unas dimensiones de 1,5 pulgadas. Pero, lo que llama especialmente la atención de este componente es que la tecnología es de tinta electrónica, en vez de LCD o similares. Evidentemente es algo totalmente  diferencial y novedoso.

Lo cierto es que esta elección tiene sus puntos positivos, como por ejemplo un menor consumo de energía y, por lo tanto, aumento de la autonomía. Además, permite una visualización perfecta en exteriores, por lo que este apartado no es precisamente su talón de Aquiles. Por cierto, es posible interactuar con la pantalla, pero no es táctil sino que reconoce el movimiento -mediante un acelerómetro- y de esta forma se ejecutan acciones (se necesita un periodo de aprendizaje, pero lo cierto es que en ocasiones no se acierta totalmente y se falla en lo que se quiere hacer… pero esto no ocurre de forma habitual).

Cierre de la pulsera Sony SmartBand Talk

No podemos dejar de indicar algunos factores que no son tan positivos en el uso de la tinta electrónica. Uno de ellos es el lento refresco de lo que se muestra, y por ello el borrado puede ser desesperantemente lento. Además, en lugares con poca luz no hay manera de ver lo que se muestra en pantalla, ya que de retroiluminación nada de nada, algo que se debe tener en cuenta. Pero, lo cierto, es que las ventajas son mayores que los inconvenientes.

Finalmente, en el apartado el diseño y usabilidad hay algunas cuestiones importantes a comentar. Lo primero es que se utilizan dos botones físicos, uno de control de volumen y elección de apartados en las aplicaciones (sí, las tiene, pese a utilizar un sistema operativo propietario). Y, algo que nos ha gustado mucho, es que la recarga de la batería de 70 mAh se realiza mediante un puerto microUSB sin necesidad de utilizar adaptador adicional alguno, lo que es muy cómodo ya que comparte cable con el teléfono. Aquí hay que felicitar a la compañía por lo conseguido con la Sony SmartBand Talk.

Visualización en exteriores de la puslera Sony SmartBand Talk

Experiencia de uso

Lo cierto es que aquí la opinión que nos ha dejado la Sony SmartBand Talk es muy buena.  Lo primero es mencionar la comodidad al utilizarla y, además, que tanto el acceso a las diferentes aplicaciones (mediante Play Store) como la sincronización con los teléfonos es de lo más sencilla, en esto tiene mucho que ver el uso de NFC, que hace que en menos de cinco segundos el proceso esté finalizado.

Hay dos vertientes a la hora de valorar el funcionamiento de este accesorio: como cuantificador o “smartwatch”. En el primero de los casos hay que decir que su funcionamiento es perfecto, ya que la información que se consigue es amplia y bastante exacta (al medir el sueño las cosas no van tan  bien, ya que en ocasiones confunde el estar tumbado leyendo en la cama con estar dormido -una actualización de software quizá pueda solucionar esto-).

Refresco pantalla Sony SmartBand Talk

El caso es que saber cuándo se anda, corre o se realizan otras actividades físicas no es un problema (por cierto, no tiene sensor de ritmo cardiaco, por lo que el uso como pulsómetro no está contemplado). Lo cierto es que si se compara con otros modelos apenas hay desviación respecto a los datos y, la verdad, es que la Sony SmartBand Talk es de los modelos más fiables que hemos utilizado hasta el momento.

Hay que comentar que el uso de la aplicación Lifelog es indispensable para poder sacarle el máximo partido a la pulsera. Con esta se pueden conocer datos pormenorizados y acumulados de toda la actividad física e, incluso, del uso que se le da al teléfono. Eso sí, la cantidad de información que se ve puede llegar a ser tan elevada que acaba siendo un poco “galimatías”. Pero, lo cierto, es que no está mal el desarrollo y que debe estar presente si se utiliza una Sony SmartBand Talk.

Aplicación Lifelog para Sony SmartBand Talk

La inclusión de una pantalla permite que esta pulsera ofrezca usos que están presentes en los Sony SmartBand Talk. Cierto es que no son tan refinados, pero ahí están. Por ejemplo, es posible gestionar notificaciones (viendo incluso parte de los mensajes que se reciben). Esto en un primer momento pensamos que sería la mayor utilidad aquí… pero no fue así. Existe la posibilidad de recibir llamadas y contestarlas (incluso, y mediante el uso de una aplicación, se pueden hacer estas). Y, lo cierto, es que la calidad de estas es bastante buena y, por ejemplo, en poco tiempo se convirtió en lo que más partido nos ofreció en el accesorio -incluso cuando se está conduciendo-.

Hay otras funcionalidades presentes en la Sony SmartBand Talk, que en la mayoría de los casos necesita de la instalación de aplicaciones en la pulsera. Un ejemplo de las que nos parecieron más interesantes es la de usar el accesorio como mando a distancia para hacer fotos con el teléfono y, también, el poder establecer ciertos comandos de voz para realizar acciones con el dispositivo. Esto lo cierto es que cuando se aprende, resulta de lo más útil.

Lateral de la pulsera Sony SmartBand Talk

Autonomía

Hemos querido hacer un apartado específico aquí debido a que la Sony SmartBand Talk se comporta muy bien, en especial si se tiene en cuenta que incluye una pantalla. Lo cierto es que de forma habitual hemos conseguido utilizar la pulsera durante unos tres o cuatro sin problemas. Pero si el uso no es intensivo (como es mi caso), los cinco es una posibilidad que está ahí.

Parte de la culpa de esto es que la tinta electrónica no es una tecnología que necesite de gran cantidad de energía para funcionar, por lo que por este motivo hay que decir que su elección es un acierto. El caso es que, sin llegar a ser el modelo que más tiempo de uso sin recarga ofrece, hay que decir que está bien balanceado si se tiene en cuanta todas las opciones que permite.

Puerto microUSB de la pulsera Sony SmartBand Talk

Conclusión

La verdad es que esta Sony SmartBand Talk es una pulsera inteligente diferente, con opciones de lo más interesantes y que resulta bastante útil una vez que se aprenden a gestionar todas las opciones que ofrece. La inclusión de una pantalla es todo un acierto, y que sea de tinta electrónica permite que la autonomía, esencial en estos dispositivos sea amplia. También se agradece la protección IP68, frente al gua y polvo.

Eso sí, apartados como la manipulación del panel no están muy conseguidos y la aplicación Lifelog es algo “liosa” ya que ofrece muchos datos (esto puede resultar positivo para algunos). Pero lo cierto, es que posibilidades como el uso como manos libres o el ofrecer un diseño bien pensado con puerto microUSB, hacen que esta Sony SmartBand Talk sea una opción bien conseguida.

Imagen frontal de la pulsera Sony SmartBand Talk

A favor:

  • La opción de manos libres es muy útil
  • La pantalla es bastante eficiente
  • Muy efectiva como cuantificador

En contra:

  • Respuesta de la pantalla a la manipulación mejorable
  • La aplicación Lifelog podría mejorar su interfaz

Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

2 opiniones
  1. Anónimo 0
    23 Abr, 15 15:54
    8/10 wow

    wow

  2. Anónimo 0
    20 Jul, 15 13:44
    6/10 SMARTBAND

    Hola!!
    Somos un grupo de investigadores de la Universidad de Granada. Estamos realizando un estudio sobre el beneficio que supone en la salud y la actividad física el uso de dispositivos smartband (relojes, pulseras, apps del móvil…)
    Os animamos a que participes y hagáis la encuesta para así valorar el uso de los dispositivos wereables. El enlace para poder realizarla es este:
    goo.gl/forms/gt4LNURijT

    Si nos podeis ayudar a difundirla y compartirla os lo agradecemos y por supuesto compartiremos los resultados en beneficio de todos

    Saludos y muchas gracias!!