Análisis del Realme 5 Pro: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7Actualmente es complicado destacar en la gama de entrada y media de smartphones con Android. Muchos son los fabricantes que trabajan para llevarse parte de las elevadas ventas que siempre existen en este segmento del mercado y, esto, es justo lo que se busca con el Realme 5 Pro. Indicamos si ofrece lo necesario para conseguirlo.

Uno de los detalles que se tienen que conocer de este terminal es que el sistema operativo con el que se vende es Android Pie, pero por encima de este trabajo de Google se utiliza ColorOS en su secta versión. Este es el trabajo que ha desarrollado OPPO para sus dispositivos y, lo cierto, es que es bastante solvente. Eso sí, hay que darse un tiempo para aprender a manejarlo con soltura ya que hay algunos cambios que son importantes, pero no dramáticos, y además en algunos casos se incluye más intrusión de lo deseable. Eso sí, no impacta para nada en el rendimiento que ofrece el Realme 5 Pro.

Imagen trasera de Realme 5 Pro

Esto es lo que hemos descubierto de este teléfono que, lo cierto es, que es bastante completo. A continuación, dejamos las opiniones obtenidas y los resultados en las pruebas.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Cámaras
  6. Conclusión

Diseño

No hay nada que sea rompedor en el terminal del que hablamos, ya que las líneas que ofrece son bastante continuistas de lo que hemos visto en los modelos de OPPO de una generación anterior. Acabado en plástico en su carcasa trasera, su aspecto excesivamente brillante le hace destacar… así como la serigrafía que simula a la que ofrece un diamante. No es mala combinación, eso es innegable, ya que el Realme 5 Pro es atractivo, pero las huellas se quedan marcadas con bastante facilidad.

Imagen del notch del Realme 5 Pro

La parte frontal tiene el cristal de la pantalla como posado encima del terminal, lo que le hace distinto a otros que hay en el mercado y sin ser un inconveniente en el agarre, esto se deja notar en los dedos. Los botones hardware están repartidos en los dos laterales, con el propio de encendido en la parte derecha, y hay que decir que se accede a ellos con comodidad y que su acabado es bueno y mantiene el estilo del diseño.

En la zona superior del Realme 5 Pro no hay nada que rompa con el diseño y, el resto de los elementos están ubicados en la parte baja del teléfono, donde no falta un puerto USB tipo C y toma de auriculares, esto es una muy buena noticia. Por cierto, el módulo de la cámara sobresale bastante en la zona posterior, pero no hace que el dispositivo baile el dejarlo encima de una mesa… lo que se debe a sus grandes dimensiones. El lector de huellas, rápido y preciso, está ubicado en la zona trasera, bastante centrado, pero sorprendentemente bien colocado para acceder a él. Eso sí, no es para nada sorprendente.

Puerto USB del Realme 5 Pro

Con unas dimensiones de 157 x 74.2 x 8,9 milímetros y un peso de 184 gramos, que está en la línea de los dispositivos que tienen un tamaño similar, no desentona especialmente el Realme 5 Pro en lo que tiene que ver con el diseño, pero tampoco se puede decir que sea el modelo más atractivo que hemos visto pero sí funcional.

Pantalla

Está más que claro que la tendencia actual en el mercado Android es que estos componentes sean grandes… muy grandes. En el caso del teléfono del que hablamos esto se cumple ya que las dimensiones que tiene el panel IPS integrado son de 6,3 pulgadas. Se incluye notch tipo gota de agua, por lo que el aprovechamiento frontal es bueno ya que supera el 83%, por lo que se cumple perfectamente.

Los marcos son bastante reducidos, aunque el inferior es algo excesivo comparado con el resto. La resolución de la pantalla del Realme 5 Pro es Full HD+, lo que hace que la densidad de píxeles suba a los 409 ppp, lo que asegura una definición excelente como hemos comprobado. Buena noticia es que se incluye protección Gorilla Glass (versión 3+), lo que ha permitido que en el uso que hemos dado al smartphone no existirán graves problemas a este respecto… y eso que el dispositivo torsiona que da gusto -lo que es positivo-.

En lo referente a la calidad de imagen hay que decir que esta es buena, pero tiene algunos detalles que se deben conocer. Por ejemplo, el brillo es potente, se superan los 300 nits sin muchos problemas si se le exige, pero el ajuste automático es mejorable ya que es algo lento. En lo que tiene que ver con la gestión de los colores, estos son algo fríos, pero gracias al software incluido es posible moderar esta sensación. Bien en los ángulos de visión, mucho mejor de lo esperado, lo cierto es que se cumple sin muchos problemas.

¿Suficiente para competir en su segmento del mercado la calidad de la pantalla? Pues lo cierto es que sí, para nada desentona el Realme 5 Pro. De todas formas, no es el mejor del mercado, pero no está especialmente lejos.

Hardware

Hay que dejar muy claro que ColorOS, su software, no es para nada un problema en el rendimiento. La selección de hardware nos ha parecido de lo más acertada en el Realme 5 Pro. El procesador utilizado es un Snapdragon 712 de Qualcomm, un modelo de ocho núcleos con arquitectura Kryo 360 Gold en el mejor de los casos que trabaja a una frecuencia máxima de 2,3 GHz -no le falta uso con IA específico-. Fabricado con tecnología de 10 nanómetros, ofrece un buen comportamiento en general y supera en casi un 10% al 710, algo que se nota junto a la GPU Adreno 616. Con los juegos, no va nada mal y con títulos como Asphalt 9 la experiencia ha sido óptima.

Imagen superior del Realme 5 Pro

La RAM llega hasta los 8 GB (hay versiones de cuatro o seis), que es la que hemos probado nosotros, y lo cierto es que se comporta estupendamente para que el SoC no tenga momentos de pocos datos que tratar. Pero si algo nos ha gustado es que el almacenamiento  de 128 gigas en nuestro modelo utiliza tecnología UFS 2.1, y esto se deja notar mucho a la hora de ejecutar aplicaciones y al trabajar con archivos la velocidad ha sido excelente en este caso y permite que se superen las expectativas en la experiencia de uso.

Estos son algunos de los resultados que hemos obtenido con el Realme 5 Pro con las pruebas de rendimiento que utilizamos en MovilZona:

No hay grandes problemas en el uso de tecnologías inalámbricas, como por ejemplo Bluetooth o WiFi, y en esta última hay que decir que en algunos momentos se tiene pequeños retardos cuando la señal no es la más fuerte posible. Es algo puntual y que se puede solucionar mediante una actualización… lo que no tiene arreglo es que no se incluye NFC. El sonido, por otro lado, es sorprendentemente alto y potente -para incluir un único altavoz-, y, lo que es más importante, está bien definido (con los auriculares se baja un poco en calidad, todo hay que decirlo) y, lo cierto es que sorprende positivamente aquí el smartphone.

Autonomía

Todos los terminales que tienen que ver con OPPO, de una u otra forma, siempre responden en este apartado y el Realme 5 Pro no es una excepción. La batería integrada tiene un amperaje de 4.045 mAh, una marca excelente que ya promete grandes cosas. ¿Y esto se cumple? Pues lo cierto es que sí. Esto lo decimos ya que superar un día y medio de uso habitual es completamente posible, y si la pantalla siempre está encendida con, por ejemplo reproducción de vídeo, si no se abusa especialmente del brillo, superar las diez horas de uso también es posible. Marcas excelentes que confirman una buena combinación de software y hardware. Muy bien aquí.

No ofrece carga inalámbrica el Realme 5 Pro, como es lógico ya que es un modelo asequible, pero dónde saca pecho es en la rápida ya que utiliza tecnología VOOC 3.0. Esta, que necesita de un cargador y cable especial para darle uso, permite que el 50% de la batería se rellene en 30 minutos siempre (en todos los procesos que realizamos esto se cumple como un reloj)… y sin que el calor aparezca en el dispositivo, algo que es importante y que no siempre ocurre en este tipo de procesos en la competencia (y que alarga la vida útil del componente en cuestión).

Cámaras

Aquí es donde está uno de los grandes atractivos de este teléfono, ya que son cuatro los sensores que se incluyen y, por ello, parece que aquí es donde está la apuesta en el Realme 5 Pro para ser diferente a otros modelos del mercado. Estos son los componentes integrados:

  • Sensor principal de 48 MP, F:1.8 y PDAF
  • Sensor gran angular de 8 MP, F:2.2 y 13mm
  • Sensor para macro de  2 MP y F:2.4
  • Sensor para profundidad de 2 MP y F:2.4

Cámara trasera del Realme 5 Pro

Si te preguntas por el hardware para hacer selfies, el que se incluye en el teléfono es de 16 MP y apertura F:2.0., que permite hacer grabaciones con calidad de 1080p.

La calidad de las fotos, en general, es alta en especial cuando la luz es buena. El rango dinámico es alto, pero sufre con el balance de blancos. Con una buena definición en general y sin mucho grano en las tomas, lo que sí es cierto es que los colores son algo más apagados de lo que parecen en natural, pero esto es algo que no es muy perceptible. Cuando no hay mucha luz, se baja el nivel y aparecen algunas distorsiones pero que no son especialmente graves.

Foto exterior Realme 5 Pro

Estos son algunos ejemplos de lo que se puede conseguir con el Realme 5 Pro en el día a día y, por cierto, en las fotos macro (que se consiguen a cuatro centímetros algo nunca visto en este segmento del mercado), se comporta realmente bien:

Con fotos en gran angular se mantiene un buen nivel, sin distorsiones especialmente evidentes en los bordes de las imágenes obtenidas y el desenfoque se comporta bastante bien en líneas generales, sin sufrir en exceso ni con fondos complejos. Buenos resultados en ambos casos.

La aplicación integrada cumple bien, y los vídeos que se consiguen son mejor de lo esperado, ya que al integrar estabilización EIS (electrónica) la firmeza de los resultados es más que respetable. Por cierto, la calidad de este tipo de trabajos con la cámara principal alcanza los 2160p de resolución.

Conclusión

Estamos ante un teléfono que ofrece buenas cualidades en la gama de producto en la que se enmarca, que es la media – baja -o, incluso, la de entrada-. Tiene buenos aciertos, como su procesador o lo bien que se comporta en la fotografía gracias a sus cuatros sensores, pero todo esto queda ensombrecido por una autonomía excelente que es de las mejores que hemos visto hasta la fecha en su rango de precio.

Logotipo de Realme 5 Pro

El diseño no es especialmente atractivo, por estridente en el color, y la pantalla no es especialmente destacable (incluso, alrededor del notch se aprecian ciertas sombras cuando el blanco es el color que existe). Pero, lo cierto, es que cumple bastante bien y es un buen ejemplo este Realme 5 Pro de lo que se puede esperar de este competidor directo de los modelos de Xiaomi.

Lo mejor

  • Muy buena autonomía y carga rápida
  • Buena calidad en fotografía
  • Almacenamiento muy rápido

Lo peor

  • Construcción de plástico
  • ColorOS es exigente

Puntuación del Realme 5 Pro