Análisis del Oppo Reno: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 8,5 de 10

Si hay algo por lo que destaca la compañía Oppo en sus terminales es por buscar siempre el ofrecer algo que les haga ser diferentes, ya sean de gama media o alta. Y en el caso del teléfono que hemos analizado, el Oppo Reno, esto se mantiene y por lo tanto son buenas noticias. Un ejemplo de lo que decimos es la cámara retráctil que se incluye en este teléfono.

La inclusión de este componente, que ya adelantamos que nos ha convencido, tiene efectos positivos tanto en el diseño que ofrece el smartphone como en lo que tiene que ver con la usabilidad. Pero no sólo hay buenas noticias por el elemento retráctil, ya que en el Oppo Reno se incluye un hardware que está muy bien compensado y que demuestra que este teléfono es una solución más que adecuada para la inmensa mayoría de los usuarios, ya que cumple en lo referente a la productividad como en lo que tiene que ver con el apartado lúdico (siempre importante en los smartphones a día de hoy).

Imagen trasera del Oppo Reno

A continuación, dejamos las sensaciones que nos ha transmitido el terminal de la compañía asiática -no hay que olvidar que es una de las más importantes a nivel global- a la hora de dar uso al dispositivo como equipo de uso principal.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Software
  6. Cámaras
  7. Conclusión

Diseño

Comparado con los modelos del fabricante que ya están en España, como el RX17 Pro, hay variaciones en lo que tiene que ver con las líneas que ofrece el Oppo Reno. Este es mucho más atractivo visualmente hablando, ya que los laterales son algo más curvados y la sensación es de estar mejor acabado como bloque. Por lo tanto, hay avances y cambios, lo que siempre llama la atención. Hablamos de un teléfono que es atractivo, donde el metal y el cristal se combinan de una forma adecuada y le hacen parecer un modelo premium -que, por otro lado, es exactamente lo que se busca-.

Hay que decir que el Oppo Reno tiene un peso que supera los 10 gramos, pero en la mano la sensación es de ser esta característica superior, ya que la distribución de los pesos no es muy equilibrada (debido al módulo retráctil de la zona superior se nota esta zona menos ligera). En lo que tiene que ver con las dimensiones, hay que comentar que el grosor del terminal es de nueve milímetros, por lo que se cumple. La ergonomía es correcta, con un buen agarre debido a los laterales bien trabajados pero, eso sí, más de uno tendrá la sensación de ser resbaladizo, algo que se evita dando uso a la funda que se incluye en la caja del equipo.

Frontal de Oppo Reno

La distribución de los botones hardware es buena, con el de encendido en la zona derecha con un toque de color para que se vea bien y el propio de gestión de volumen en la zona izquierda justo al lado de la bandeja para las tarjetas SIM. Bien integrados, el acceso es cómodo y lo cierto es que están bien ubicados. En la zona superior no hay nada importante, ya que todo está reservado al módulo retráctil -donde hay un altavoz integrado-, en la parte inferior está el puerto USB tipo C que está flanqueado por un altavoz que cumple con su función con un sonido más potente del esperado y que no está mal definido (pero en los altos se nota algo fuera de rango en ocasiones). Aparte, también existe una toma de auriculares, lo que creemos que es un excelente detalle ya que esto amplía las posibilidades del Oppo Reno y, evidentemente, hay espacio más que suficiente para que sea integrado.

En la zona posterior el terminal ofrece un acabado atractivo ya que la incidencia de la luz hace que las tonalidades que se ven cambien un poco. Además, los sensores de la cámara principal se integran de forma excelente en la carcasa ya que apenas sobresalen de esta -lo mismo ocurre con el flash-, lo que aporta buenas sensaciones a la vista. Por cierto, el lector de huellas no está en este lugar, ya que se coloca en la pantalla con un funcionamiento que es bueno y no hemos detectado que sea más rápido que en los modelos anteriores de Oppo, pero sí que quizá es algo más eficiente al dar uso a la tecnología óptica. Por cierto, las opciones de configuración son altas, incluidos diferentes efectos a la hora de desbloquear el teléfono.

Acabado trasero del Oppo Reno

En resumen, buenas sensaciones en este modelo que es llamativo y que cumple perfectamente para que el Oppo Reno sea un modelo de esos que se coloca encima de la mesa para que destaque. Por cierto, al utilizar el terminal no hemos detectado problemas de temperatura, por lo que se ha trabajado bien aquí.

Pantalla

La apuesta por los paneles AMOLED se mantiene en este Oppo Reno, lo que son buenas noticias ya que este tipo de componentes han llegado a un punto de madurez alto, por lo que son bastante equilibradas en lo referente a la calidad y el consumo. La resolución es Full HD+ y el ratio de 19.5:9, lo que permite al smartphone ofrecer una densidad de píxeles por encima de los 400 ppp ya que su tamaño es de 6,4 pulgadas, lo que tiene el resultado de permitir una definición muy alta y que cumple perfectamente.

La gestión de los colores es buena, algo fríos en algunos momentos (algo que se corrige sin problemas por software ya que son muchas las opciones de configuración existentes). Por cierto, entre las opciones incluidas por defecto para seleccionar la que más nos ha convencido es la denominada Más cálida. La potencia del brillo es una de las mejores características del panel del Oppo Reno, ya que superar los 300 nits es más que posible y esto se hace notar en exteriores donde la visualización es excelente incluso con incidencia de la luz del sol de forma directa. La gestión automática es correcta en velocidad, pero tiende a dejar el panel más oscuro de lo deseable en algunas ocasiones.

Alguno de los detalles adicionales que se deben conocer de la pantalla del teléfono es que no incluye notch, por lo que el aspecto es simétrico y atractivo. Esto se debe a la inclusión del módulo retráctil y también posibilita que se supere el 85% de aprovechamiento frontal. Además, no hay fugas de luz en ningún lugar del panel y los bordes de los marcos, muy estrechos en los laterales, no muestran sombras no deseadas. Aparte, el Oppo Reno incluye protección Gorilla Glass 6, lo que se ha demostrado como muy efectivo en el uso que hemos dado al terminal, donde aguantó realmente bien en el uso habitual.    

Muy efectivo en lo que tiene que ver con la tactilidad, donde la latencia de respuesta es bastante correcta, la verdad es que la pantalla del Oppo Reno nos ha gustado bastante. Sin ser la mejor que hemos visto, sí que se cumple bastante bien y visualizar juegos y películas se realiza con bastante calidad.

Hardware

Si hay algo que define aquí al teléfono de Oppo es el adjetivo equilibrio. No integra el procesador más potente del mercado, pero el Snapdragon 710 de ocho núcleos (con tecnología de fabricación de 10 nanómetros y una GPU Adreno 616) cumple perfectamente con todo tipo de aplicaciones, incluidos juegos donde con títulos como Asphalt la experiencia ha sido más que satisfactoria -y con PUBG no se ha comportado nada mal y, siempre, con una temperatura bien controlada-.

Teléfono Oppo Reno

En lo que tiene que ver con la memoria hay excelentes noticias, ya que el mínimo que se encuentra en el Oppo Reno es de 6 GB, como en el modelo que hemos probado. Y, lo cierto, es que las velocidades de lectura secuencial son realmente altas, lo que impacta de forma positiva en el uso del terminal. El almacenamiento tampoco está nada mal (no es ampliable) y en la versión de 128 gigas la experiencia ha sido de lo más destacada, ya que se escribe información y se lee con velocidad muy buena incluso en procesos sostenidos que son los más complicados. Bien aquí, sin duda.

Estos son algunos de los resultados que hemos obtenido con el Oppo Reno en las pruebas de rendimiento que habitualmente damos uso en MovilZona:

La conectividad está muy bien resuelta, ya que al probar el equipo con redes WiFi, tanto  en bandas de 2,4 como de 5 GHz, no hay bajones inesperados al transferir información (la opción de software de cambiar de acceso según la calidad de la señal es correcta, pero en ocasiones no realiza la transición de forma rápida, y esto se deja notar). Bluetooth, versión 5.0, funciona perfectamente -especialmente con los auriculares- y lo mismo ocurre con NFC, donde los pagos se ejecutan sin problemas.

Una, muy buena experiencia de uso es lo que se consigue con el Oppo Reno, lo que demuestra que no es necesario abusar de hardware en ocasiones para que todo fluya bien. Un modelo que nos ha convención por efectivo y con el que se puede hacer lo que sea sin el más mínimo problema.

Autonomía

Todo lo que se espera en un modelo que cuesta 499 euros está presente en el Oppo Reno. La carga de la batería es de 3.765 mAh (por el grosor y peso esperábamos algo más) y, además, no le falta carga rápida tipo VOOC que permite el uso de 20 W. Es decir, bien en general. Al probar la autonomía que permite el terminal, hay que decir que se supera el día de uso sin problemas, pero queda algo por debajo de lo que esperábamos, y lo mismo ocurre al tener la pantalla siempre encendida donde si se abusa del brillo los tiempos que se manejan en general son de siete horas. Cumplidor, sin más.

Las recargas son buenas, con porcentajes por encima del 60% de rellenado en 30 minutos, por lo que VOOC sigue siendo de lo mejor del mercado -nada de carga inalámbrica, como es lógico-. El caso es que no defrauda el Oppo Reno, pero se puede esperar un poco más y la sensación es que la razón para que no se obtenga una mejor autonomía se debe al fork Color OS que utiliza, no por el hardware.

Software

El teléfono llega con Android Pie y por encima está Color OS 6. Es la nueva versión del desarrollo de Oppo y lo cierto es que hay una mejora en la limpieza que muestra y en apartados como las transiciones y herramientas (la propia de gestión de los recursos es muy buena). Pero, lo cierto, es que creemos que es muy intrusiva y deja más procesos abiertos de lo esperado -en ocasiones se vuelve agresiva con ellos y los elimina de forma abrupta-, lo que impacta en la autonomía como hemos comentado antes. Puede mejorar.

El caso es que todo funciona sin problemas y al Oppo Reno no le faltan las aplicaciones de Google, Play Store incluida. En general es un trabajo Color OS 6 al que se tiene que acostumbrar el usuario, sin que sea algo dramático, pero hay que tener esto en cuenta. Algo más “limpio” favorecería mucho la experiencia que se tiene con el teléfono.

Cámaras

Vamos a comenzar hablando de la principal y trasera. Aquí se han integrado dos sensores que son los siguientes: 48 (IMX586 de Sony) + 5 megapíxeles (con focal de F:1.7 y F.2.4 respectivamente). Con una excelente integración en la carcasa, no le falta PDAF al módulo principal y el secundario se utiliza para obtener información de la profundidad. Esto hace que, en líneas generales, los resultados que se obtienen en las fotografías con el Oppo Reno sean bastante buenos.

Cámara trasera del Oppo Reno

No le falta ayuda por IA para mejorar las tomas, donde ocurre lo que ya es habitual en la inmensa mayoría de los dispositivos que utilizan esta opción: se tiende a sobresaturar los colores. Eso sí, el rango dinámico que ofrece el Oppo Reno es bastante bueno, y no está nada mal la gestión del balance de blancos, especialmente con tomas con buena luminosidad. Por cierto, el zoom óptico que permite este modelo es de 2X, y la verdad es que se ejecuta con una gran fiabilidad.

Hay que destacar al cámara para los selfies que se integra en un módulo retráctil que es grande y que, esto, le aporta una sensación de solidez que es de agradecer. Hace poco ruido al funcionar, lo que es positivo, y la forma de aleta de tiburón muestra un componente atractivo al desplegarse. En este lugar se integra el flash y un sensor de 16 MPx con focal de F:2.0. Los resultados que se obtienen son bastante correctos y la velocidad de trabajo es reducida, por debajo de segundos siempre. Por lo tanto, bien ejecutado e implementado uno de los factores diferenciales del Oppo Reno.

A continuación dejamos varios ejemplos de lo que se puede conseguir con las cámaras de este teléfono:

Bastante bien los resultados en los retratos con desenfoque, aunque hay cierta tendencia a suavizar en exceso las zonas conflictivas, pero el ruido aquí es escaso. Además, el modo Noche que integra el terminal es bastante eficiente, y trabaja de una forma diferente a la que ofrece Huawei: no se ilumina artificialmente lo que se adquiere, lo que se hace es dejar de forma más continuada el nivel de luz respecto a lo que se ve realmente y se ejecutan posteriormente los colores.

La grabación de vídeo se aprovecha de forma muy efectiva de la inclusión de estabilización EIS a la hora de conseguir vídeos sin grandes saltos, y lo cierto es que se consiguen resultados  bastante buenos y se comprueba que el autoenfoque responde -sin ser una locura-. Por cierto, llegar a calidad 4K es posible, ya que la aplicación así lo permite (esta, por cierto, es bastante completa y ofrece opciones avanzadas.. Pero el aspecto es algo tosco).

Conclusión

Un teléfono bastante completo este Oppo Reno y que tiene mucho más que ofrecer que una cámara retráctil frontal. El hardware está bien balanceado, y su comportamiento es mejor de lo que se espera. No le falta ser completo en la conectividad y las cámaras se desenvuelven bastante bien en líneas generales. Además, el diseño nos ha gustado bastante, y no le faltan detalles como el uso de lector de huellas en pantalla.

Android Pie en el Oppo Reno

Bien es cierto que la autonomía puede ser mejor, y que Color OS 6 es un desarrollo demasiado intrusivo que tiene que avanzar, pero lo que incluye por 499 euros no está nada mal y es una buena opción de compra. Además, su diseño nos parece atractivo aunque es algo más pesado de lo esperado. Una pena que no tenga carga inalámbrica (pero la rápida es excelente).

Lo mejor

  • Cámaras de buena calidad en general, destaca la frontal que es retráctil
  • Hardware muy efectivo
  • Carga rápida excelente

Lo peor

  • Más pesado de lo esperado
  • Color OS 6 tiene que mejorar para no ser tan intrusivo
  • La autonomía es mejorable

 

Puntuación del Oppo Reno