Análisis del OnePlus 6T: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 8 de 10

sello de Movilzona 8La nueva evolución de OnePlus para competir en la gama alta del mercado de smartphones ya ha pasado por nuestras manos, y lo cierto es que lo ha hecho con varios avances que son interesantes. Contamos qué nos ha parecido este OnePlus 6T que, como es habitual, apuesta por un hardware muy potente y por el ir añadiendo opciones que buscan la utilidad más que el conseguir un golpe de efecto.
Un buen detalle es que este terminal llega con sistema operativo Android Pie, lo que son buenas noticias y la capa de personalización que utiliza es Oxygen OS. Esta ofrece pocas variaciones en lo que tiene que ver con desarrollo base de Google, y las que se incluyen son positivas -como por ejemplo la aplicación de gestión de la cámara-. Con un consumo de recursos reducido y sin ser especialmente intrusivo el uso (y sin apenas bloatware), hay que destacar un buen comportamiento del Modo juego que acelera la ejecución de este tipo de aplicaciones; el uso de gestos para navegar por los diferentes apartados; y, además, el buen funcionamiento de la herramienta Switch, que permite transferir de una forma sencilla y fiable los datos de un viejo dispositivo a este OnePlus 6T.

Imagen frontal del OnePlus 6T

Con un packaging realmente atractivo, donde por ejemplo no falta el cargador compatible con Dash Charge o una funda transparente, a continuación indicamos qué es lo que más nos ha gustado del OnePlus 6T y donde no destaca tanto este dispositivo (siempre comparado con la gama alta del mercado, que es su objetivo). El precio del modelo más económico de este terminal es 549 euros.

DiseñoPantallaHardwareAutonomíaCámarasConclusión

Diseño

No hay revolución ni nada que se le parezca en el OnePlus 6T. Con acabado en metal y cristal destaca en este modelo que pese al aumento de la carga de la batería las dimensiones no han crecido de forma alarmante.  Bien es cierto que un poco sí, pero esto también se debe a que el panel también es más grande. El caso, es que en la mano encaja perfectamente el terminal por lo que su ergonomía -donde destaca un buen reparto del peso de 185 gramos y los bordes redondeados-, está bien trabajada.

La sensación de calidad es grande, tanto en el tacto como en los acabados texturizados que ofrece el smartphone -una pena que no incluya nada rojo para dar continuidad a su logotipo-, y las huellas quedan marcadas como ya es habitual en los modelos acabados en cristal, pero de forma más contenida. Por cierto, y ya que hablamos del acabado, es importante comentar que el OnePlus 6T llega con Gorilla Glass 6 que aumenta la protección -esto es así especialmente en lo que tiene que ver con los desperfectos habituales en las caídas-.

Bordes del OnePlus 6T

La distribución de los botones hardware es la habitual, sin cambios en opciones como por ejemplo el propio de encendido o el de control de volumen y, eso sí, al revisar el OnePlus 6T uno se da cuenta que el lector de huellas no está en la parte trasera como es habitual en generaciones anteriores de la firma. Esto se debe a que este accesorio se integra en la pantalla, como ocurre con el Mate 20 Pro, y este es uno de los grandes añadidos del OnePlus 6T. Su funcionamiento es muy bueno, destacando en especial con la velocidad de reconocimiento -al nivel de los mejores- que la eficiencia es muy alta (algo lento el dar de alta una huella y sus algoritmos, a nuestro juicio). La animación que se ejecuta es atractiva, y lo cierto es que el funcionamiento es muy bueno (sólo disponible en una zona de la parte baja del panel) y con el buen añadido de funcionar en reposo. La verdad es que el trabajo es bueno, utilizando para ello tecnología de reconocimiento en pantalla y con luz emitida, nada de ultrasonido. Buen trabajo el realizado.

Lector de huellas del OnePlus 6T

Por cierto, que al OnePlus 6T no le falta reconocimiento facial. La ejecución de este es rapidísima, y en oscuridad no funciona nada mal pese a que no incluye tecnología 3D. En ocasiones obtuvimos algún pequeño fallo, en especial con el uso de gafas, pero no es nada que sea especialmente malo o que haga dudar respecto a su uso. Y, todo esto se consigue pese a la reducción del espacio que hay en el notch que ahora es tipo gota de agua.

Notch del OnePlus 6T

Otros elementos que existen en el OnePlus 6T son un puerto USB tipo C en la parte inferior y, a cada lado, existen perforaciones. Una de ellas es para la inclusión de uno de sus dos altavoces (el otros está ingeniosamente escondido encima del panel y, en lo que tiene que ver con la calidad que ofrece esta es correcta, sin destacar en exceso ya que en los medios sufre un poco). La segunda perforación es una inclusión simétrica más que otra cosa, por lo que hablamos de una acción destinada al aspecto.

En color negro, este terminal es atractivo, pero con un diseño reconocible y que no ofrece nada especialmente diferencial ya que estamos ante un paso evolutivo (tenemos que recordar). Ofreciendo un acabado premium lo cierto es que el OnePlus 6T, que no tiene toma de auriculares (se incluye un adaptador USB tipo C), cumple en este apartado el dispositivo pero quizá le falte un pequeño paso para ser de lo mejor del mercado.

Lateral del OnePlus 6T

Pantalla

Aparte de la protección Gorilla Glass que antes hemos mencionado, lo más destacable que ofrece el OnePlus 6T respecto al modelo al que sustituye en el mercado es el aumento de las dimensiones de la pantalla. Esta crece hasta las 6,41 pulgadas, manteniendo el panel tipo AMOLED con ratio de 19.5:9 y resolución Full HD (la compañía apuesta por esta opción frente a la QHD para conseguir mejor autonomía y debido a que no es esto último algo que demanden en exceso sus usuarios). Esto quiere decir que el terminal es estrecho y por ello se agarra bien, y el notch no desentona también por este motivo.

El OnePlus 6T es un terminal tipo Todo Pantalla, lo que se debe a que el frontal está aprovechado en un 86%. Una buena marca, no hay duda, y que le permite competir sin problemas en la gama alta de producto. En lo que tiene que ver con la calidad de imagen, a nuestro juicio esta es bastante buena, con colores realistas y con una muy buena definición en todo tipo de entornos (402 ppp). El brillo cumple, con pasos de 400 nits sin excesivos problemas -el máximo es de 600-, lo que permite que en exteriores no se sufra en exceso. Eso sí, los ángulos de visión son algo mejorables, ya que en los grises apreciamos ligeras tendencias al verde.

La respuesta táctil es excelente, así como el acabado e integración de la pantalla. Aparte, hay que destacar las amplias opciones que ofrece el OnePlus 6T en su software para conseguir un buen ajuste de los colores, por lo que no se tendrán problemas para encontrar la opción que mejor encaja con cada usuario (mediante calibración). Un buen detalle a comentar es que el brillo automático no funciona nada mal y que el notch es posible ocultarlo en los Ajustes. Un modelo completo y eficiente, que responde de forma adecuada, pero que está un escalón por debajo respecto a los mejores del mercado.

Análisis en vídeo del OnePlus 6T

Hardware

No hay duda que la potencia que ofrece el OnePlus 6T a la hora de ejecutar todo tipo de aplicaciones, juegos exigentes como el último Asphalt, está fuera de toda duda. La combinación de RAM tipo LPDDR4X -6 u 8 GB, nosotros probamos esta última versión- y procesador, un Snapdragon 845 de Qualcomm (con su Adreno 630) hace muy bien su trabajo y, por ello, el “lag” es inexistente en todo tipo de situaciones. Además, ayuda bastante que Oxygen OS no es un hándicap precisamente.

Uso del OnePlus 6T

La sensación es tener en su interior siempre más de lo necesario, y eso es muy bueno (en ocasiones se abusa un poco de la RAM al trabajar con aplicaciones complejas, pero cómo va sobrado en este apartado…). El almacenamiento, tipo UFS 2.1 ofrece un comportamiento excelente tanto en lectura como en escritura -especialmente altas las tasas de transferencia en este último caso-, y lo cierto es que es de lo mejor que hemos visto hasta la fecha. ¿No hay muchas novedades frente al modelo anterior? Ciertamente no, pero es que la validez de los componentes es total.

Estos son algunos de los resultados que hemos obtenido con el OnePlus 6T en las pruebas de rendimiento que solemos utilizar en MovilZona:

En la conectividad no encontramos problemas destacables, ni ausencias. Se ofrece NFC, Bluetooth 5.0 y WiFi Dual Band. En este último caso detectamos que en periodos de uso continuados en ocasiones retomar la actividad cuesta unos segundos, pero en cuestiones de velocidad su comportamiento es excelente. Al utilizar el OnePlus 6T en movilidad, la cobertura 4G (LTE Cat.16) es muy buena, con una señal potente incluso en lugares donde con otros dispositivos tenemos dificultades en muchas ocasiones.

Trasera del OnePlus 6T

Un detalle curioso es que el OnePlus 6T no llega con certificación IP68 frente al agua y polvo. La firma indica que sí se aguanta salpicaduras, pero no se da un paso más definitivo en este apartado. Por cierto, en lo que tiene que ver con la temperatura, nada que reprochar ya que el control es correcto y no hemos detectado mal comportamiento incluso al jugar de forma continuada a títulos como Dead Trigger. En definitiva, el terminal en lo que tiene que ver con el rendimiento puro y duro, va sobrado sin ningún género de duda.

Autonomía

Otro de los grandes cambios que llegan con el OnePlus 6T es el amperaje que tiene la batería, que asciende a 3.700 mAh, más o menos un 10% más que el modelo al que sustituye. Esto ya hace pensar en una buena autonomía, y lo cierto es que cumple sobradamente el terminal en este apartado. Así, por ejemplo, llegar a más de un día de uso habitual es completamente posible, y si se tiene siempre la pantalla encendida la media (con el brillo a 400 nits) es de unas ocho horas y media, que está realmente bien. Por lo tanto, que la pantalla sea Full HD y que se utilice Android Pie, también tiene “premio”.

La carga rápida se mantiene como en la generación anterior -tipo Dash Charge, siempre dando uso a un hardware compatible que se incluye-, por lo que su funcionamiento es muy bueno. Llegar a más del 55% en 30 minutos es siempre posible, y esto ya es señal de optimización. Un detalle que no es tan positivo es que no se incluye opción de recarga inalámbrica, algo que le distancia de la competencia. En definitiva, una mejora muy clara aquí y para bien, por lo que se ha acertado en el OnePlus 6T que, bien es cierto, no llega a los niveles del Huawei Mate 20 Pro o el Note 9 de Samsung, pero queda muy muy cerca.

Cámaras

No hay grandes novedades en lo que tiene que ver con el hardware en este apartado. Prácticamente se repite lo que ya ofrecía el OnePlus 6, que es lo siguiente en lo que tiene que ver con las cámaras integradas:

  • Trasera: 16 + 20 megapíxeles (IMX 519 y IMX 519), con focal F:1.7 en ambos casos y estabilización óptica y también EIS.
  • Delantera: 16 Mpx (IMX 371) con apertura F:2.0 y estabilización tipo EIS.

Cámara trasera del OnePlus 6T

En lo que tiene que ver con las opciones de uso que ofrece el OnePlus 6T, hay que destacar que no le falta el poder realizar desenfoque, que es muy efectivo y está entre lo mejor que tiene este modelo; existe la posibilidad de hacer zoom 2X de forma directa con un botón en la pantalla y que funciona de forma correcta; y, además, ahora se reconocen las escenas que se realizan por la noche (Nightscape) y se optimizan los resultados de una forma que es muy eficiente. Eso sí, hay que tener un gran pulso ya que a poco que te muevas en los segundos que se tarda en completar el proceso se obtienen resultados que no son perfectos. Pero, es verdad que es efectivo su uso pero no llega a lo que hemos visto en el Mate 20 Pro. Donde sí que hace un buen trabajo el smartphone es con el HDR, que se ejecuta perfectamente.

En lo que tiene que ver con la calidad de las tomas, hay que decir que esta es buena. Con la luz adecuada la definición es excelente así como la representación de los colores y el rango dinámico se ejecuta con total solvencia. Con poca luz, y si es de noche, las cosas bajan un poco, ya que hay ciertos problemas para conseguir realismo y el balance de blancos en ocasiones juega una mala pasada. Pero, en líneas generales, todo funciona bien sin llegar a ser uno de los cinco mejores del mercado en la actualidad (pero está muy cerca).

Algunos ejemplos de lo que se consigue al hacer fotos con el OnePlus 6T son las siguientes tomas:

La aplicación incluida, sin ser la más completa del mercado, sí que nos ha encantado ya que ofrece muchas opciones de configuración y es muy sencilla de utilizar. No le falta modo profesional y un sencillo acceso al resto de posibilidades. Lo cierto es que es un buen desarrollo y poco -muy poco- tiene que envidiar a nadie.

En lo que tiene que ver con la grabación, la verdad es que aquí creemos que el OnePlus 6T es algo mejor de lo que se podía esperar, ya que la estabilización hace muy bien su trabajo. Buena calidad en general, incluso grabando a 4K y a cámara lenta (240 FP a 1080p). Lo cierto es que aquí nos ha convencido más el dispositivo.

Conclusión

Una buena evolución este OnePlus 6T. Ofrece mejoras en algunos apartados esenciales, como la autonomía, y novedades importantes en lo que tiene que ver con el lector de huellas. Se mantiene este terminal como uno de los más potentes del mercado al ejecutar aplicaciones y, esto, siempre es positivo. A destacar que Oxygen OS es, sin duda alguna, una de las mejores capas de personalización que existen en la actualidad. El caso, es que el funcionamiento del dispositivo es excelente.

Tiene algunas cosas en las que se puede avanzar, como por ejemplo en la protección frente al agua y polvo o que no disponga de carga inalámbrica (que bien es cierto que la rápida es excelente). Pero, lo cierto, es que estamos ante un modelo que merece la pena valorar pero que tiene margen de mejora… incluso en el diseño, que siendo bueno, podría incluir algo que le hiciera diferencial -como aprovechar el rojo de su logotipo-.

Lo mejor

  • Excelente rendimiento
  • Buena autonomía
  • El lector de huellas en la pantalla
  • Oxygen OS es muy buena personalización

Lo peor

  • No es compatible con IP68
  • No incluye recarga inalámbrica
  • El modo noche es efectivo, pero cuesta que la toma no salga algo movida

Puntuación final del OnePlus 6T