Nubia Z11 miniS

Análisis del Nubia Z11 miniS

Valoración: 7,5 de 10

Sello Movilzona 7Ya hemos terminado el análisis del Nubia Z11 miniS y, lo cierto, es que este modelo nos ha dejado unas buenas sensaciones en general. Por lo tanto, estamos ante uno de esos modelos de gama media que se debe tener en cuenta ya que no desentona en casi nada. De esta forma, hay que indicar que el trabajo realizado en este smartphone es más que correcto.

La verdad es que una vez que se ha independizado esta compañía y ha desembarcado en nuestro país, los modelos que se han ido anunciado siempre dejan la sensación de ser bastante completos, y en el análisis del Nubia Z11 miniS hemos descubierto que esto se mantiene. Así, por ejemplo, a este modelo no le falta conexión USB tipo C para la recarga, lo que le hace ser muy completo. Además, tampoco está exento del lector de huellas, un complemento ya casi indispensable en la gama media y que en el caso del utilizado hay que decir que es eficiente y está bien ubicado -eso sí, es un poco pequeño, y en alguna ocasión hemos tardado un poco en localizarlo-.

Imagen frontal del Nubia Z11 miniS

Sin más pasamos a comentar las impresiones que nos ha dejado el análisis del Nubia Z11 miniS, un modelo que nos ha convencido bastante y que, todo hay que decirlo, se puede considerar como una solución global completa. Evidentemente hay apartados donde destaca especialmente y, otros, en los que no lo hace tanto. Y, esto, es lo que vamos a comentar.

Diseño

Todos los teléfonos de Nubia que hemos probado hasta la fecha, o que hemos podido ver en presentaciones, destacan por ofrecer un diseño que no tiene fisura alguna. Acabado en metal (con chasis unibody), hay que indicar que no le falta lo que se debe esperar de un smartphone que es parte de la gama media/premium -donde hay modelos como, por ejemplo, los Nova de Huawei-.

Con unos bordes muy pulidos y esquinas redondeadas, destacan aquí los acabados bien ejecutados, y unas formas que se adaptan perfectamente a la mano. Esto permite decir que la ergonomía que hemos detectado en el análisis del Nubia Z11 miniS es bastante buena, pero hay un condicionante: el terminal es algo más pesado de lo que se podía esperar (158 gramos), lo que se dejó notar en ocasiones. Eso sí, en el bolsillo del pantalón encaja como un guante.

Botones del Nubia Z11 miniS

Los elementos que existen en los terminales Android están en los lugares habituales: en la derecha los botones de control de volumen y encendido (firmes y con una buena resistencia a la presión) y, en la parte izquierda, está la bandeja para las tarjetas. Nada sorprendente y todo bien resuelto. En la parte inferior está el puerto USB y los altavoces (que, por cierto, suenan bastante bien tanto por definición como por la potencia que son capaces de ofrecer).

Los  botones de control del sistema operativo no están en la pantalla, y se manipulan por tres botones táctiles en la parte baja del frontal (lo que hace que este marco sea algo mayor de lo esperado y es normal). El central hace las veces de Home y tiene el logo del círculo rojo de la compañía. Los otros dos son los de menú -izquierdo- y atrás -derecho-. Eso sí, ninguno de ellos está identificado pero se iluminan al utilizarlos. Esto puede hacer que algún usuario al principio dude dónde pulsar.

Imagen trasera del Nubia Z11 miniS

La parte trasera es espartana, pero no por ello desentona. Aparte del lector de huellas y el nombre serigrafiado de la compañía, no hay apenas nada que rompa el diseño continuado que hemos apreciado en el análisis del Nubia Z11 miniS. Está el sensor de la cámara, que debido a la ligera curvatura de este lugar tiene un acabado ligeramente biselado que nos ha gustado mucho. Por cierto, la lente se rodea por un círculo rojo, lo que marca y da estilo.

Puerto USB del Nubia Z11 miniS

En resumidas cuentas, un modelo que creemos que es lo suficientemente atractivo como para ser una buena opción que poner encima de la mesa y que, evidentemente, no desentona absolutamente con los dispositivos de su gama de producto. Por ahora, el análisis va bien.

Pantalla

Aquí lo primero que nos llama la atención es que el terminal llega con un panel IPS de 5,2 pulgadas, que es muy manejable, con una resolución de 1080p (por lo que no baja respecto al modelo que tiene 5,5). Una buena decisión y que le permite alcanzar los 424 ppp de densidad de píxeles. Es decir que defición no hay problema como comprobamos en el análisis del Nubia Z11 miniS.

Pantalla del Nubia Z11 miniS

Al revisar la calidad de imagen hay que decir que la representación de los colores es bastante buena, fiable y sin tendencia a colores ni fríos ni cálidos. Los ángulos de visión también se comportan bastante bien, pero el brillo que comprobamos en el análisis del Nubia Z11 miniS que ofrece la pantalla no es el más potente que hemos visto (450 nits), lo que se traduce en que en exteriores en ocasiones sufre algo más de lo previsto. Nada grave, pero hay que comentarlo así como indicar que las huellas no son un incordio.

La respuesta táctil es excelente, sin que detectemos problema alguno a la hora de manipular el panel y los marcos no son para nada exagerados, por lo que su acabado es llamativo a lo que ayuda que dispone de 2.5D, por lo que los laterales están ligeramente curvados (y, por cierto, se les pueda dar uso mediante gestos para realizar acciones).

En general un buen panel el que hemos revisado en análisis del Nubia Z11 miniS, aunque no llega a los niveles de algunos modelos de su competencia directa, en especial los que disponen de  pantalla AMOLED (un ejemplo es el Galaxy A5 2017). Pero, eso sí, no se tendrá problema alguno al dar uso a este componente tan importante en la actualidad.

Rendimiento

Si buscas un modelo de gama media debido a que tus necesidades no son las más exigentes del mundo, en el análisis del Nubia Z11 miniS hemos descubierto que esto es lo que se conseguirá. Se ha incluido un procesador que es un viejo conocido, pero que no hay que restarle eficacia: un Snapdragon 625 de ocho núcleos que trabaja a 2 GHz (y que tiene una GPU Adreno 506). Esto da ,potencia suficiente para que nada se ejecute con retardos, sea lo que sea. Evidentemente no ofrece velocidades de vértigo, pero lo cierto es que su capacidad no es nada mala.

Resultado Basemark con el Nubia Z11 miniS

Además, en lo que tiene que ver con la memoria la compañía ha realizado un buen esfuerzo y se ve la recompensa en este análisis del Nubia Z11 miniS. El almacenamiento es de nada menos que 64 GB, lo que es poco habitual en este segmento, y la RAM se queda en cuatro “gigas”, más que suficiente para que la fluidez sea la norma habitual al ejecutar desde los juegos hasta las aplicaciones que trabajan con imágenes. Es decir, que la experiencia de uso es bastante buena, y esto es algo que a más de uno puede sorprender.

Los resultados en las pruebas habituales que utilizamos en MovilZona dejan muy claro lo que decimos:

La autonomía es uno de los apartados que más nos ha gustado de los que hemos revisado en el análisis del Nubia Z11 miniS. Conseguir llegar a los dos días con un uso no intensivo es bastante posible (la carga de la batería de 3.000 mAh, así como la buena optimización de los componentes tiene mucho que ver). La verdad es que es algo que no esperábamos y eso que en ocasiones no estaba activado el Modo de ahorro.

Por cierto, al terminal no le falta la recarga rápida (QC 2.0) que es efectiva y permite que no se tarde una eternidad en rellenar el componente antes citado. Eso sí, no es la más veloz del mercado. Y, por cierto, que la temperatura en el proceso no aumenta de forma considerable, por lo que se mantiene un calor generado adecuado en todas las condiciones de trabajo.

A continuación dejamos capturas de la interfaz Nubia UI que va por encima de Android Marshmallow (el dispositivo pide a gritos Nougat para aprovecharlo al máximo) y, lo cierto, es que le peso en lo que tiene que ver con los recursos no es excesivo. Eso sí, se incluyen algunas funcionalidades -incluso de configuración- o software (como por ejemplo el teclado Kika que no aportan gran cosa). De todas formas, no es especialmente intrusivo y hay que tener en cuenta algunos detalles: no tiene cajón de aplicaciones, sí que viene con opción de utilizar la pantalla dividida y el navegador propietario es rápido, pero al final uno acaba siempre volviendo a Chrome. El caso, es que con un poso de sabor EMUI, no es de lo peor que hemos visto (para eso está el desarrollo de ASUS, la verdad).

Cámara

La verdad es que el terminal está perfectamente equipado como hemos comprobado en el análisis del Nubia Z11 miniS. El sensor principal es de 23 megapíxeles y es tipo Exmor RS (hola, Sony). Este elemento dispone de una apertura de F:2.0 y no le falta Detección de Fase (PDAF). Es decir, que está bastante bien dimensionado para la gama media, mejor incluso de lo esperado.

Cámara trasera del Nubia Z11 miniS

El rango dinámico es destacable en este modelo -evitando que la zonas “quemadas” sean excesivas-, con una buena representación de los colores y una precisión y definición que nos ha gustado. Muy bien aquí el análisis del Nubia Z11 miniS. No se aprecian aberraciones al utilizar el zoom en exceso y, además, la rapidez de disparo es sorprendente (así como el procesado). Gran trabajo el realizado en este modelo.

Zoom con el Nubia Z11 miniS

Por cierto, que al contrario de lo que ocurre con otros modelos de la gama media, cuando la luz no es la mejor posible, el sensor de este teléfono se comporta bien. Es cierto que “mete” un poco de ruido y la definición pierde un poco, pero en líneas generales en el análisis del Nubia Z11 miniS quedó bastante bien este apartado. La cámara frontal no decepciona y se consiguen buenos selfies y si bien el Modo Belleza es de la partida, lo que nos ha gustado más es el buen angular que ofrece.

Estos son algunos ejemplos de lo que hemos conseguido con el terminal a la hora de utilizarlo:

La aplicación que hemos visto en el análisis del Nubia Z11 miniS nos ha convencido bastante, es sencilla de utilizar, tiene una buena cantidad de opciones (donde no falta el Modo Pro y trabajo con imágenes RAW) y, la verdad, es que la personalización incluida por la compañía merece bastante la pena.

Conclusión

La verdad es que este modelo es uno de los que nos ha sorprendido gratamente de los últimos que hemos probado, ya que esperábamos muchos recortes respecto al modelo Z11 pero, la verdad, es que este análisis del Nubia Z11 miniS ha mostrado un dispositivo muy capaz y que no desentona en líneas generales. Con un buen diseño y rendimiento, hay que destacar sus buenas cámaras y que la autonomía es llamativa y solvente.

Imagen superior del Nubia Z11 miniS

Evidentemente en el análisis del Nubia Z11 miniS hemos encontrado algunas cosas a mejorar, como por ejemplo la pantalla y ciertos apartados del software, pero quien se haga con uno de estos teléfonos puede estar seguro de hacerse con un dispositivo de calidad que, eso sí, debería tener Nougat a no tardar para explotar al máximo sus posibilidades.

Lo mejor

  • Bastante completo en general
  • Buenos resultados con la cámara
  • 4 GB de RAM y 64 de almacenamiento

Lo peor

  • Algo pesado
  • Los botones táctiles no están identificados
  • Software mejorable

Puntuación del Nubia Z11 miniS


Valoraciones



Los campos con * son obligatorios.

Sin valoraciones