Nokia 5

Análisis del Nokia 5

Valoración: 6,5 de 10

Sello de puntuación 6El regreso de la marca Nokia a la actividad del mercado de los teléfonos móviles ha sido una excelente noticia ya que, es evidente, que revitaliza un poco más el sector ya que hablamos un nuevo jugador que tiene un bagaje que hará que más de uno esté, como mínimo, interesado en conocer qué es lo que ofrecen los nuevos dispositivos. Nosotros ya hemos podido analizar el Nokia 5, que ha sido fabricado por HMD Global. Os contamos lo que nos ha parecido.

Si conoces algo de la historia de los terminales de la compañía finlandesa, ya te anunciamos que el sistema operativo no es Windows, como ocurrió con la inmensa mayoría de los últimos modelos que Nokia puso en el mercado. En esta ocasión, se utiliza Android (versión 7.1.1) y, además, como no está especialmente personalizado, el funcionamiento es excelente y los pocos retoques existentes son justificados y no desentonan para nada. Buena decisión por parte del fabricante.

Imagen posterior Nokia 5

Sabiendo esto, comenzamos a indicar las impresiones que nos ha dejado el Nokia 5, un modelo que encaja en la gama media de producto, y como tal hay que valorarlo. Ya llegarán los momentos en los que HMD Global decida poner toda la carne en el asador y dar un golpe en la mesa para ser una opción en el segmento más potente. Comenzamos con los resultados conseguidos con el smartphone.

Diseño

Hay que ser bastante claro aquí, el Nokia 5 es un modelo que ofrece un aspecto atractivo. Se ha utilizado metal como material de fabricación (nada de cristal, lo que será un respiro para más de uno) y, lo cierto, es que estéticamente es un modelo que no desentona y, además, que deja un cierto aire de ser una continuación de lo que ofrecían los Lumia en su momento. Todo correcto y acertado.

En lo que tiene que ver con la ergonomía, también nos ha convencido el Nokia 5, ya que incluye una curvatura en los laterales, que facilita el agarre (no se nota nada pesado). Curioso que en la parte superior e inferior los bordes pasan a ser en parte de plástico de color blanco, lo que ciertamente es adecuado para la salida de la señal de las antenas que hay en el interior del terminal. Muy bien que apenas las huellas se queden marcadas, algo que se debe en parte a que no hay cristal en la carcasa trasera.

Lateral del Nokia 5

En el lateral derecho están los botones de encendido y control de volumen (algo alto este último y, lo cierto, es que los dos bailan un poco), que mantienen el diseño del Nokia 5. En el izquierdo están las dos bandejas para las tarjetas que se pueden utilizar, como por ejemplo la microSD. Arriba el dispositivo ofrece el puerto de auriculares, que se mantiene pese a que el grosor es ajustado: 8,05 milímetros. Y, en la parte baja, se encuentra el altavoz, que nos ha sorprendido por lo potente y definido que resulta –el amplificador TFA9891 tiene mucho que ver en esto-, y el puerto USB… que no es tipo C, y esto no es algo que sea especialmente positivo en los tiempos que corren.

Puerto USB del Nokia 5

La parte trasera es prácticamente lisa, sólo interrumpida por la cámara que está en una pieza central alargada que es de color blanco, que no sobresale en exceso. Por lo demás, sólo destacar que el Nokia 5 resbala menos de lo esperado. El frontal es convincente y no está mal dimensionado (aunque los marcos no son los que ahora mismo se estilan en la gama alta, pero es lógico), no se supera el 70% de aprovechamiento debido al superior e inferior. En este último hay dos botones táctiles iluminados que flanquean a un botón Home –que no se pulsa- y que hace las veces de lector de huellas. Este accesorio es efectivo, rápido y solvente ya que no falla mucho a la hora de reconocer al usuario. Responde.

En definitiva, el Nokia 5 es un modelo bonito, que no desentona debido al uso del metal y que deja en el recuerdo cierto aroma de los últimos modelos del fabricante finlandés, lo que es un acierto por parte de HMD Global. Con buen agarre y sin ser especialmente grande, cumple con lo que se puede esperar de él.

Lector de huellas del Nokia 5

Rendimiento del Nokia 5

En lo que tiene que ver con el hardware, no se han querido realizar probaturas raras con el Nokia 5, y eso es de agradecer. Ya habrá tiempo para ello. El caso, es que se ha elegido una combinación de componentes fundamentales que ya han demostrado su solvencia en más de una ocasión: procesador Snapdragon 430 de ocho núcleos (Cortex-A53) que trabaja a 1,4 GHz y que tiene en su interior una Adreno 505 y, en lo que tiene que ver con la RAM, la cantidad elegida es de 2 GB. Es decir, claramente solvencia es lo que se busca… y se consigue.

Resultado Basemark Nokia 5

La experiencia de uso que hemos conseguido es la de un terminal que va fluido en la inmensa mayoría de las operaciones. Así, por ejemplo, con aplicaciones de mensajería o navegadores no hay nada que no se consiga con el Nokia 5 (incluso en condiciones de multitarea). Eso sí, con lo más exigente, como por ejemplo los juegos con gráficos en tres dimensiones, se nota algo de fatiga en ciertos momentos. Nada que no sea lógico. Eso sí, no se calienta prácticamente nada el terminal, lo que claramente es un acierto.

Con una buena velocidad del almacenamiento interno (de 16 GB ampliables con tarjetas de hasta 128 gigas), hemos comprobado que en algunas pruebas el rendimiento que ofrece el Nokia 5 supera a la competencia con un hardware similar –cosas de utilizar Android en “estado puro”-, pero en los test con gráficos sufre más de la cuenta. Estos son algunos de los resultados obtenidos con el teléfono:

Sin problema de conectividad inalámbrica, no es que sea excepcional, pero responde perfectamente al dar uso de las conexiones WiFi y Bluetooth, hay que destacar que este modelo incluye NFC, lo que posibilita hacer pagos y, lo cierto, es que esto en ocasiones no se integra en modelos de gama media. Por cierto, que el acceso a las redes 4G está integrado (Cat.4) y, la verdad, es que comprobamos que funciona perfectamente.

En lo que tiene que ver con la autonomía hay algunas cosas que comentar. La batería incluida es de 3.000 mAh, lo que no está nada mal para sus dimensiones, pero no hemos detectado carga rápida alguna en las pruebas. No es especialmente lenta, eso sí.

Autonomía del Nokia 5

Lo cierto es que conseguir más de un día de uso es algo completamente posible si no se abusa de la pantalla, si esta se utiliza de forma habitual en el Nokia 5, conseguir hasta siete u ocho horas es posible -si las aplicaciones en uso no son las más exigentes-. Bastante bien aquí el terminal.

Pantalla

Aquí el fabricante ha cumplido con corrección, pero no es donde los esfuerzos han sido mayores. Nos explicamos: ofrece una pantalla adecuada de 5,2 pulgadas tipo IPS, unas dimensiones muy del gusto en la actualidad, pero la resolución se queda en 720p. Es suficiente para superar los 280 ppp de densidad de píxeles, pero no es menos cierto que parte de su competencia tienen modelos de gama media con un precio similar que ofrecen pantalla a 1080p.

Pantalla del Nokia 5

Independientemente de esto, el terminal ofrece una buena calidad de imagen, los colores se ven bien representados –nada de tendencias a cálidos o fríos-  y la decisión es bastante razonable tanto en letras como en vídeos o juegos. El brillo nos ha gustado bastante, alcanza los 500 nits, y el utilizar cristal polarizado es todo un acierto en exteriores, donde nos ha gustado –y mucho- el comportamiento del Nokia 5. Es decir, si la resolución fuera mayor, sería de lo mejor de la gama media, no hay duda.

En el acabado hay que decir que el panel es tipo 2.5D, por lo que acompaña a la curvatura de la carcasa y deja ver una integración excelente, y no le falta protección Gorilla Glass, que hemos comprobado que ofrece comportamiento adecuado y llevar el Nokia 5 en el bolsillo no es problema alguno. La verdad es que no está mal dotado el terminal aquí por calidad del panel, pero nos hubiera gustado algo más de definición. Ya que incluso los ángulos de visión son destacables.

Cámara del Nokia 5

En el apartado de la fotografía hay que valorar como a un modelo de gama media al Nokia 5, por lo que no hay que caer en la tentación de ponerlo frente a los más potentes y caros del mercado. Así, hemos de decir que este smartphone cumple para ofrecer unos resultados que serán convincentes para la inmensa mayoría de los usuarios. Así, la calidad en líneas generales es superior a la necesaria para las redes sociales, pero no hay que caer en exquisiteces.

En lo que tiene que ver con el hardware incluido, la elección es una cámara principal de 13 megapíxeles (F:2.0) con flash de doble tono y PDAF. En lo que tiene que ver con la frontal, esta incluye un sensor de 8 Mpx (F:2.0) y angular de 84 grados. Buenos resultados en general, como decimos, con colores intensos, un brillo que no está mal tratado y el rango dinámico cumple. Eso sí, en ocasiones el enfoque es algo más lento de lo deseable y esto hace que algunas tomas no sean las mejores posibles y, además, con poca luz la calidad baja enteros metiendo algo de ruido. Pero, en conjunto, está bastante bien aquí el Nokia 5.

Los selfies son bastante buenos, y lo cierto es que aquí nos ha gustado incluso más el Nokia 5. La aplicación cámara, por su parte, nos parece algo sencilla y faltan algunas opciones. Cierto que rápidamente se conoce cómo utilizarla y los botones son accesibles, pero alguna opción más a confirmar de forma directa en la pantalla no sobraría. Eso sí, no es especialmente lenta al procesar.

Estos son algunos ejemplos de lo que hemos conseguido con el Nokia 5 a la hora de hacer fotografías:

Al grabar detectamos resultados similares que al hacer fotos. Se deja notar que no se incluye estabilizador, pero con el precio del Nokia 5 es complicado que así sea. No está mal la calidad final y es bastante solvente en líneas generales. Incluso, la grabación de sonido es superior a la competencia.

Conclusión

Un modelo bastante cumplidor en líneas generales, que no está mal como punto de partida de los nuevos Nokia de la mano de HMD Global. Cumple en todos los frentes, como por ejemplo en lo que tiene que ver con el rendimiento y la cámara. Aparte, el diseño es atractivo, y tiene detalles que son simpáticos, como el botón alargado para el lector de huellas.

Eso sí, hay detalles a mejorar, como por ejemplo la pantalla que sólo ofrezca resolución a 720p o una colocación de los botones hardware que es la mejor para la ergonomía (no hay que olvidar que no incluye USB tipo C). Pero, lo cierto, es que este modelo Android es toda una declaración de intenciones y si se comienza así, sólo hay que espera cosas buenas en un futuro.

Lo mejor

  • Diseño atractivo y solvente
  • Buen rendimiento en general
  • Autonomía convincente

Lo peor

  • Pantalla de poca resolución
  • No incluye USB tipo C

Puntuación final Nokia 5

 


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.