Motorola Z2 Play

Análisis del Motorola Z2 Play

Valoración: 8 de 10

El teléfono Moto Z2 Play es un terminal que incluye todo lo necesario para destacar en la actual gama media/premium del mercado Android. Además, lo hace sin estridencias y manteniendo algunas características que son llamativas en los dispositivos que actualmente lanzan en Lenovo, como por ejemplo la compatibilidad con los accesorios Moto Mods. Y, esto, es un acierto.

Lo cierto es que con este modelo se da continuidad a lo que se viene haciendo con la gama Moto Z desde que esta se puso a la venta, y la verdad es que hablamos de una de las más llamativas y diferentes que hay en el mercado, ya que ofrece varios aciertos y, como no, algunos puntos menos brillantes que seguro que se mejorarán. El caso, es que hemos dado uso durante un tiempo al Moto Z2 Play y ya tenemos unas conclusiones de lo que se puede y debe esperar de él.

Moto Mod del Moto Z2 Play

Sin más pasamos a enumerar todos los aspectos importantes de este smartphone, comenzando por su diseño y finalizando por la cámara, para que se sepa con exactitud si cumple con todo lo necesario para ser el próximo terminal móvil que te compres. Este es el análisis completo del Moto Z2 Play.

Diseño del Moto Z2 Play

Si la generación anterior de este modelo ya se tenía que considerar una de las más delgadas del mercado, la compañía ha conseguido que el Moto Z2 Play sea más fino, y eso es todo un logro, la verdad. Con un cuerpo de metal -se ha eliminado el cristal de la parte posterior- que es bastante atractivo y que no queda mal en la mano, el aspecto del smartphone es atractivo, de eso no hay duda alguna. Además, y como ya es norma en los modelos de Lenovo, la inclusión del sistema de uso de los Moto Mods sigue siendo realmente bueno: sencillo de utilizar y sin que moleste absolutamente nada. A nosotros nos gusta.

Eso sí, hay algunos detalles que, por tanta delgadez, pueden penalizar un poco. Un ejemplo es que el sensor trasero del Moto Z2 Play sobresale más que en la versión anterior. Y esto hace que sea algo menos atractivo y una vez que se coloca encima de una mesa baila un poco más de lo esperado. Es el peaje a pagar y, personalmente, creo que tiene sentido y no es un gran hándicap.

Lateral del Moto Z2 Play

Sin grandes novedades en lo que se refiere a la disposición de los botones, a destacar lo accesibles que están y lo robustos que nos han parecido. Con inclusión de puerto USB tipo C y sin que le falte toma de auriculares, hay que comentar que el lector de huellas se mantiene en el frontal, con una disposición en un botón que es bastante habitual -bajo la pantalla-. En nuestras pruebas el funcionamiento ha sido excelente. Por cierto, que se ha cambiado el diseño de este accesorio, que admite el uso de gestos (algo a lo que no acabamos de acostumbrarnos, todo hay que decirlo), y ahora es mucho más lógico para acceder a él de forma rápida y cómoda. Un buen avance no hay duda.

Cámara frontal del Moto Z2 Play

El caso es que el Moto Z2 Play es un modelo atractivo, especialmente por su grosor y unos laterales que están bien perfilados para que el agarre sea sencillo, y que no tiene mucho que envidiar a los dispositivos de su segmento, sin duda alguna. Con protección a las salpicaduras, lo que es un detalle también bastante positivo, cumple con todo lo que se supone que debe ofrecer un smartphone que encaja en el mercado de gama media/premium.

Lector de huellas del Moto Z2 Play

Pantalla del Moto Z2 Play

Las dimensiones de la pantalla de este modelo son de 5,5 pulgadas, por lo que se mantiene exactamente la misma que en la generación anterior. El panel es tipo SuperAMOLED, por lo que ofrece unos colores muy vibrantes y, en lo que tiene que ver con los negros, estos son muy puros. Eso sí, la estridencia es mayor que en los componentes IPS, pero el equilibrio de la pantalla es bueno, por lo que no hay tendencias raras a los cálidos y los fríos.

 

Con un buen brillo que permite una visualización correcta en exteriores, la densidad de píxeles que tiene el panel del Moto Z2 Play es de 401 ppp, lo que se debe a que la resolución es Full HD (1080p). No le falta protección Gorilla Glass en su tercera versión, que sin ser la más moderna sí que aporta seguridad como hemos comprobado en el día a día. Los ángulos de visión son correctos, pero es cierto que esperábamos algo más aquí.

Panel del Moto Z2 Play

Con una excelente respuesta táctil e integración en la carcasa, hay que indicar que el aprovechamiento frontal es mejor en el Moto Z2 Play que en la generación anterior, pero no por mucho ya que el avance es de apenas un 1%. El caso, es que se mejora, pero no está entre los mejores del mercado en su gama de producto. La verdad es que la pantalla de este smartphone nos ha convencido, ya que sin grandes alardes sí que está al nivel de modelos como por ejemplo el Xiaomi Mi 6 o el One Plus 5, por poner un ejemplo (pero no alcanza a los terminales más potentes que existen).

Hardware del Moto Z2 Play

Aquí sí hemos detectado cambios, y para bien todo hay que decirlo. En el terminal que hemos probado se encuentran ahora 4 GB de RAM y un procesador Snapdragon 626 de Qualcomm que tiene ocho núcleos (con una Adreno 506 como GPU). Estos son componentes que cumplen perfectamente con las exigencias diarias y la experiencia de uso que hemos tenido con ellos es realmente buena, sin sensación de falta de potencia (pero, evidentemente, algo lejos de los mejores del mercado). Así, no hemos detectado “sufrimiento” con los juegos más exigentes ni a la hora de manejar varias aplicaciones en paralelo.

Resultado en Basemark del Moto Z2 Play

Eso sí, la rapidez del almacenamiento interno, que es ampliable en el Moto Z2 Play, y que llega a una excelente cifra de 64 GB, está un poco por debajo de lo que esperábamos, sin que fuera desastroso hay que decirlo. Más que nada por ser muy concreto comentamos esto, ya que la carga de aplicaciones es correcta.

Estos son los resultados que obtuvimos con las pruebas de rendimiento que habitualmente damos uso en MovilZona:

Al probar la conectividad que ofrece el Moto Z2 Play, no detectamos problema alguno ni con WiFi ni al dar uso a Bluetooth, sin que tampoco se destaque sobre el resto. Aparte no le falta NFC, por lo que realizar pagos móviles con solvencia, algo que comprobamos, es completamente posible y no existió fallo alguno en los procesos.

Finalmente, es importante comentar que la carga de la batería es menor que en la generación a la que sustituye, y este Moto Z2 Play se queda en los 3.000 mAh, que es buena marca teniendo en cuenta el grosor del dispositivo. Se consigue un tiempo de uso de un día sin excesivos problemas, aunque si se abusa de la pantalla con el brillo por encima de la mitad de su potencia, las cosas son menos positivas y superar las seis horas se antoja complicado. Eso sí, al terminal no le falta recarga rápida, que comprobamos que en 30 minutos siempre se consigue como mínimo rellenar el componente un 50%. Muy interesante el uso del Moto Mod llamado Power Pack que añade 2.200 mAh, lo que a grandes rasgos casi duplica el tiempo de uso del smartphone.

Autonomía del Moto Z2 Play

Cámara del Moto Z2 Play

Aquí resulta curioso que se ha pasado de un sensor de 16 megapíxeles a uno de 12, pero la mejora focal (F:2.0 a F:1.7, respectivamente), se deja notar y con las fotos con condiciones con poca luz hemos comprobado que hay mejoras evidentes respecto al modelo al que sustituye en el mercado. Eso sí, el Moto Z2 Play no es el modelo de gama media/premium que hemos probado que mejores fotos hace en general, todo hay que decirlo. Nos ha gustado bastante la ayuda láser para el enfoque, lo que proporciona un trabajo preciso y rápido, pero en ocasiones el rango dinámico no es el mejor posible y hemos visto algunas imágenes donde la precisión de los colores no es la mejor posible -pero esto es sólo algo puntual-.

Cámara trasera del Moto Z2 Play

Eso sí, hay momentos en los que el Moto Z2 Play se comporta de forma excelente, como por ejemplo al realizar fotos Macro, donde la precisión nos ha gustado mucho, y también lo equilibrado que nos ha parecido el procesador. Por otro lado, al dar uso de la opción HDR, la rapidez a la hora de trabajar desciende más de lo que se podía esperar.

Un ejemplo de lo que es posible hacer con el Moto Z2 Play a la hora de dar uso a la cámara principal, son las fotos que dejamos a continuación:

La aplicación, sencilla e intuitiva, nos parece un acierto y no le falta el poder dar uso avanzado a la posibilidad que ofrecen el sensor que se incluye en el smartphone. En lo referente a los selfies, el sensor de 5 Mpx no es el mejor que hemos visto, pero la inclusión de un flash propio hace que se pueda utilizar perfectamente donde otros dispositivos que carecen de este accesorio pierden mucha de su calidad.

En lo que tiene que ver con la grabación de vídeo, hay que destacar que la calidad máxima que permite el Moto Z2 Play es de 4K (si se da uso a esta opción no hay nada de estabilización), y los resultados son suficientes para la inmensa mayoría. Un ejemplo es lo que dejamos a continuación:

Conclusión

Lo cierto es que este Moto Z2 Play es un smartphone convincente a todas luces. Ofrece un solvente rendimiento en todo tipo de situaciones y opciones como la pantalla o la cámara no desentonan en casi cualquier situación. Y, además, hay que destacar que el sistema operativo Android Nougat llega sin modificaciones, lo que siempre creemos que es muy positivo ya que esto hace que la experiencia sea muy buena en funcionamiento y manipulación.

Hay detalles que son mejorables, como el sonido que no es estéreo, o la pérdida de carga de la batería por la reducción del grosor (lo que hace que el sensor de la cámara sea excesivamente prominente). Pero, cómo es posible dar uso a los accesorios Moto Mod, que funcionan muy bien y son sencillos de colocar, lo cierto es que el Moto Z2 Play es un terminal que no es mala opción en el mercado.

Lo mejor

  • Buen funcionamiento en general
  • Cámara todoterreno

Lo peor

  • Sonido mejorable
  • Su poco grosor penaliza la integración del sensor de la cámara

Puntuación del Moto Z2 Play


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.