Motorola Moto E4

Análisis del Motorola Moto E4

Valoración: 6,5 de 10

Sello de puntuación 6La gama de entrada es a la que muchos usuarios recurren ya que, por un precio no muy alto, en la actualidad hay modelos que cumplen sobradamente para lo que muchos dan uso a un smartphone (como, por ejemplo, mandar mensajes y navegar por Internet). En este grupo es donde se espera que esté el Moto E4, el modelo que ya hemos analizado.

La nueva evolución de Lenovo llega con avances en diferentes apartados, incluidos el estético como vamos a indicar y, como ya es habitual en esta gama de producto, el nuevo Fisherman Adventure llega con sistema operativo Android Nougat (7.1.1) sin apenas modificaciones, por lo que se tiene una experiencia de uso prácticamente “pura” y, además, se puede estar seguro de que no hay nada de software que limite al hardware. Al menos, así debería ser sobre el papel. Veremos si el Moto E4 cumple con esto.

Trasera del Moto E4

Sin más, pasamos a indicar lo que nos ha parecido el Moto E4 una vez que lo hemos utilizado durante un tiempo, y si cumple con las expectativas de una de las gamas de producto que se ha ganado una reputación en el mercado Android, siempre en la gama de entrada.

Aspecto del Moto E4

Como esperábamos, estéticamente este modelo llega con un diseño que no es rompedor, pero sí cumplidor. Acabado en metal (excepción hecha de la parte superior e inferior de la trasera, que es plástica para mejorar la cobertura), el Moto E4 no será un terminal que destaque encima de la mesa, pero no es un ladrillo. Eso sí, debido a sus dimensiones que se pueden ver en la ficha técnica del Moto E4, y su acabado suave en los laterales, el agarre es muy bueno.

Hay algunos detalles a comentar del Moto E4, como por ejemplo que sus marcos no están especialmente aprovechados, pero no son los peores que hemos visto- especialmente los laterales-. En la trasera llama la atención la cámara, ya que este se sitúa en un elemento circular donde se ubica tanto el sensor como el flash. Este sobresale un poco, y hace que el smartphone baile un poco colocado encima de la mesa. Y, esto, puede ser algo molesto en ocasiones, ya que el dispositivo integra un útil lector de huellas (que funciona bastante bien y le diferencia con varios modelos de la competencia). Además, reconoce algunos gestos y está muy bien dimensionado.

Lector de huellas del Moto E4

Los botones hardware laterales (los de control de Android se integran en pantalla) están en el lateral derecho, y tienen una resistencia a la presión muy correcta, pero para nuestro gusto bailan un poco al manipularlos. El lado izquierdo está completamente limpio, y en la parte superior está la toma de auriculares y, en la inferior, el micrófono y el puerto microUSB, debido al precio de este modelo –unos 145 euros- no se ha dado el salto a Tipo C, y es completamente lógico.

Puerto USB del Moto E4

Es posible que te preguntes el lugar en el que están las ranuras para las tarjetas, tanto la SIM como la microSD. Pues en su interior, por lo que se tiene que quitar la tapa trasera –cuesta lo suyo, ya os lo decimos-, para darles uso. Además, esto permite el cambio de la batería, algo que es del gusto de muchos, especialmente si se viaja con asiduidad. Por cierto, que el altavoz está en la parte baja de la carcasa posterior, y se tapa con bastante facilidad.

Si hay que hacer un resumen del diseño del Moto E4, sería que este es un modelo correcto, sin nada especialmente destacable, pero que ofrece una ergonomía excelente y se manipula con facilidad. Ofrece detalles llamativos, como el lector de huellas o el poder acceder a su interior, lo que siempre se debe considerar.

Aspecto frontal del Moto E4

Pantalla del Moto E4

 

Siempre lo decimos, no hay que pedir imposibles a los modelos más sencillos del mercado, y por ello ya adelantamos que el Moto E4 en lo que tiene que ver con su panel IPS no está del todo mal. Las dimensiones que ofrece son de 5 pulgadas, y como la resolución es HD (720p), hablamos de una densidad de píxeles que se queda en 294 ppp. Esto es suficiente en líneas generales, y los vídeos y los textos se ven con la suficiente precisión. Ojo, un detalle que nos ha parecido excelente: se incluye Gorilla Glass 3, lo que aporta tranquilidad y seguridad, y cumple su función como hemos comprobado.

Pantalla del Moto E4

En lo que tiene que ver con la representación de los colores, no hemos detectado aberraciones o tendencias extrañas, pero lo cierto es que se nota una cierta palidez con los que son intensos. El brillo, por su parte, no es especialmente potente, lo que hace que en exteriores el Moto E4 sufra un poco –esto es así incluso si se utiliza al máximo-. Pero, en líneas generales, cumple bastante bien el smartphone para el día a día.

Ya hemos dicho que los marcos no son los mejores (lo que se nota al aprovechar sólo el 66% del frontal), pero hemos visto cosas peores la verdad. Por cierto, que la respuesta táctil es muy buena, por lo que aquí no hay nada que objetar al Moto E4. En definitiva, un componente cumplidor que, sin ser espectacular, permite hacer todo lo que se puede necesitar sin el más mínimo problema.

Rendimiento del terminal

Pues aquí encontramos algunos detalles que son positivos y, otros no tanto (y, siempre, teniendo en cuenta el precio del Moto E4). En lo que tiene que ver con los componentes esenciales la elección es un procesador de cuatro núcleos de MediaTek MT6737, que trabaja con una frecuencia máxima de 1,3 GHz y que es compatible con arquitectura Cortex-A53. En su interior tiene una GPU Mali-T720 y, en lo que tiene que ver con la RAM esta es de 2 GB. Es decir, un conjunto visto en otras ocasiones y que mantiene lo que habitualmente ofrece: capacidad para comportarse bien con las aplicaciones menos exigentes. Pero cuando se pide “más”, las cosas cambian y se nota sufrimiento. Esto es así con los juegos e, incluso, con la aplicación propia de la Cámara, donde hemos detectado algunos retardos. No esperábamos esto último, la verdad.

Resultado del Moto E4 en Basemark

El almacenamiento nos parece algo escaso en el Moto E4, ya que se queda en 16 GB (una versión de treinta y dos algo más cara, hubiera sido una buena opción), y se palía esto con el uso de tarjetas microSD de hasta 128 gigas. Aquí sí hemos visto una buena velocidad de trabajo, para nuestra sorpresa. Y ahora, pasamos a mostrar los resultados en las pruebas que habitualmente utilizamos en MovilZona:

Bien en la conectividad integrada, como por ejemplo con la cobertura WiFi, pero hay que tener en cuenta que no incluye NFC, por lo que no será posible realizar pagos móviles. La calidad del sonido es correcta, con algo más de potencia de la esperada, pero con una definición que simplemente cumple.

Llega el momento de hablar de la autonomía, y tenemos que decir que es de lo que más nos ha gustado del Moto E4. Su hardware no es especialmente existente, un ejemplo es la pantalla, y los 2.800 mAh se muestran suficientes para superar el día de uso habitual. Incluso, llegar a día y medio es más que viable. Con la pantalla encendida de forma constante, los tiempos siempre rondaron las siete horas. Muy bien la verdad.

Autonomía del Moto E4

Si te preguntas si el Moto E4 dispone de carga rápida, tenemos que decir que sí. Se denomina Turbo Charge y, la verdad, es que no es comparable a la que ofrecen los procesadores de Qualcomm, pero sí que ahorra tiempo y se agradece –especialmente siendo el Moto E4 un modelo de gama de entrada-.

Fotografías con el Moto E4

Estamos ante un modelo que en algunos apartados es básico, y este es uno de ellos. No se deben esperar milagros, pero sí la calidad suficiente para poder hacer tomas correctas que, por ejemplo, sirvan para publicar en redes sociales. ¿Cumple el Moto E4? En general sí, pero con varios matices. Si las condiciones lumínicas son buenas, lo cierto es que se hacen fotos bástate correctas, y con una decisión adecuada con su cámara principal de 8 megapíxeles y apertura focal de F:2.2 (incluye flash).

Cámara del Moto E4

Si las cosas se complican, como por ejemplo si hay poca luz, la bajada de calidad es muy pronunciada y el ruido está muy presente, aparte de que la definición no da la talla. Además, si son escenas exigentes con varias luces presentes, el rango dinámico queda claro que no es el mejor del mercado, y el HDR no corrige esto. Es decir, que lo esperado, pero quizá un poco por debajo de lo que podría ser.

Estos son algunos ejemplos de lo que hemos conseguido con el Moto E4 a la hora de hacer fotos:

La cámara frontal comparativamente nos parece mejor, pese a ser de 5 Mpx (con la misma apertura), ya que es algo más refinada y la ayuda del flash que la acompaña se deja notar con los selfies. Por cierto, que la aplicación es sencilla y se aprende rápido a utilizarla. No tiene Modo pro, por ejemplo, pero no es necesario viendo los resultados obtenidos.

En cuanto a la grabación de vídeo con el Moto E4, la calidad máxima es a 720p, con una estabilización que no es muy depurada, pero sí que hemos comprobado que el enfoque automático funciona bastante bien, lo que ha sido una sorpresa positiva.

Conclusión

El Moto E4 es un terminal que encaja bien para los que buscan un modelo que no sea caro y les permita hacer de todo. Eso sí, no todo se hace de la mejor forma posible. Nos ha convencido bastante el diseño, con ese acceso a la batería que es de agradecer, y su autonomía. Además, el uso es tremendamente cómodo, lo que será un factor clave para muchos.

Donde no nos ha gustado tanto es en los apartados en los que, en realidad, esperábamos: los multimedia. Si bien la pantalla cumple, la cámara no lo hace tanto y, el sonido, es mejorable. Esperábamos un poco más en el rendimiento que, sin ser un drama, al utilizar Android básicamente puro podría exprimir algo más el hardware. Pero, en líneas generales, el Moto E4 se mantiene como una de las opciones a tener en cuenta en la gama de entrada, y no se debe olvidar que integra lector de huellas.

Lo mejor

  • Buena autonomía
  • Tiene lector de huellas

Lo peor

  • Cámara de calidad ajustada
  • Rendimiento con exigencia

Puntuación del Moto E4


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.