Análisis del Meizu 16th: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 8 de 10

sello de Movilzona 8Hemos probado el teléfono Meizu 16th, un modelo que supone un punto de inflexión para esta compañía, ya que apuesta por dar el salto a cotas más altas en lo que tiene que ver con el diseño y hardware. Por lo tanto, este smartphone de la compañía asiática es una muestra de la consolidación de esta en el mercado y la aspiración de dar un salto cualitativo de cara a los usuarios.

La apuesta realizada en este modelo es importante, ya que incluye un hardware que supera lo que habitualmente ofrece la firma en sus terminales con Android, pero esto no hace que se pierda el espíritu que siempre ofrece el fabricante en sus dispositivos, como por ejemplo el uso del desarrollo Flyme OS por encima de Android. El caso, es que el teléfono es altamente reconocible, algo que ocurre incluso con el diseño que mantiene unas buenas cotas de calidad.

Imagen trasera del Meizu 16th

Estas son las impresiones que nos ha dejado el Meizu 16th al darle uso por un tiempo y conocer qué es capaz de hacer como teléfono principal en el día a día.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Cámaras
  6. Conclusión

Diseño

Estéticamente este es un teléfono atractivo, que tiene cierto aire de tradicional y de dar respuesta de forma solvente a lo que puede demandar un usuario. Así, por ejemplo, no existe notch alguno en la parte superior del frontal, algo que seguro a más de uno le encaja (y, por cierto, tampoco se recurre al uso de una cámara selfie en un módulo retráctil para conseguir un aprovechamiento por encima del 90% sin el más mínimo problema).

Imagen frontal del Meizu 16th

El acabado del Meizu 16th  combina de forma bastante acertada metal y cristal (este último de siete capas para ofrecer una buena resistencia y que sea llamativo según es la incidencia de la luz). Las huellas se quedan muy marcadas, lo que no es una sorpresa -tampoco lo es que se resbale bastante-, y en los laterales existe una pequeña curvatura que a nuestro juicio permite una agarre solvente y demuestra que la ergonomía está bastante bien cuidada -en esto ayuda bastante que su peso es de sólo 152 gramos, por cierto-.

Acabado del Meizu 16th

Los laterales, muy finos (el grosor es de 7,3 milímetros), hacen que los botones hardware que están todos en la parte derecha no sean muy grandes. Bien es cierto que darles uso es bastante intuitivo, pero hay que decir que no son los más cómodos de utilizar que hemos probado. No hay muchas sorpresas en la parte trasera más allá del módulo de la cámara que tiene dos sensores y que sobresale un poco más de lo deseable, pero no se puede considerar como una joroba.

Si te preguntas por el lugar en el que está el lector de huellas del Meizu 16th , este se integra en la pantalla dando uso a tecnología óptica. Su respuesta es buena, con una rapidez suficiente y fiabilidad bastante grande, y lo cierto es que responde en general a lo que se suele demandar por parte de los usuarios. También el reconocimiento facial funciona perfectamente.

Otros detalles que son interesantes en lo que tiene que ver con el diseño es que el Meizu 16th incluye USB tipo C y toma de auriculares, lo que siempre creemos que es un buen detalle. No le faltan dos espacios para altavoces, que emiten un sonido potente y más rotundo de lo esperado, destinado en los altos especialmente.

Con una simetría que es llamativa que le da un buen aspecto, hay que decir que en líneas generales el terminal del que hablamos es atractivo y cumple perfectamente como un modelo que encaja con lo que ahora mismo se considera como premium.

Pantalla

El panel incluido es tipo Super AMOLED y tiene unas dimensiones de seis pulgadas. Hace no mucho tiempo esto hubiera sido una exageración, pero hay que decir que actualmente debido al buen aprovechamiento frontal antes mencionado hablamos de un modelo manejable. La resolución es Full HD+ con un ratio de 18:9, lo que permite una densidad de píxeles 402 ppp -lo que significa una muy buena definición-.

Los colores están bien representados en líneas generales, tendiendo un poco a ser fríos, pero gracias a las amplias opciones de configuración ofrecidas se puede ajustar perfectamente lo que se muestra en pantalla. En lo referente al brillo, la gestión automática es solvente y no se adapta mal a las diferentes situaciones con rapidez. La potencia es alta, con momentos en los que se superan los 250 nits sin muchos problemas. Por lo tanto en exteriores se ve de forma correcta, con algunos momentos donde se sufre.

En lo que tiene que ver con los ángulos de visión hay que decir que estos no son nada malos, y las aberraciones habituales que se muestran cuando son muy amplios son algo mejores que en otros modelos (y no hay excesiva tendencia a los verdes). Por cierto, no hemos detectado problemas de tactilidad y la latencia es bastante aceptable lo que permite una respuesta que es adecuada para el uso de aplicaciones y juegos.

Hardware

Sin ser el propio de la gama alta actual, sí que encaja con lo que se espera de un terminal que sea potente y fiable a la hora de ejecutar aplicaciones. El procesador elegido para el Meizu 16th es un Snapdragon 845 de Qualcomm, que es el mismo que existe en el interior de, por ejemplo, el Pixel 3 XL. Sus ocho núcleos y GPU Adreno 630 permiten una ejecución más que buena de juegos exigentes, como por ejemplo PUBG. La RAM del modelo que hemos probado es de 8 GB, y funciona mejor en la lectura que en la escritura, pero en general ofrece un buen desempeño y no se tiene problemas con la multitarea debido a su cantidad.

La experiencia de uso es bastante buena, con algunos momentos en los que Flyme OS se muestra algo pesado en las tareas que se ejecutan, pero gracias a que el almacenamiento es muy bueno en rapidez de trabajo y espacio disponible (128 gigas), el impacto de lo que decimos se reduce de forma clara y por lo tanto todo funciona con una fluidez notable.

Estos son algunos ejemplos de lo que ofrece el Meizu 16th a la hora de utilizar las aplicaciones que miden el rendimiento que solemos dar uso en MovilZona:

No hemos encontrado problemas con las comunicaciones habituales, ya que el acceso a redes 4G es completo y, además, rápido, La conectividad WiFi es buena, con una cobertura por encima de la media y la transferencia de datos constante. Se incluye Bluetooth 5.0 en el Meizu 16th, que funciona bien pero con algún pequeño problema de comienzo de las reproducciones de música en los coches (esto es algo que es aleatorio, por lo que no deja de sorprender). Una pena que no dispone de NFC, algo necesario para realizar pagos móviles.

En general, tenemos que decir que el Meizu 16th  nos ha convencido en lo que tiene que ver con su rendimiento y, valorando el hardware que incluye, el funcionamiento es bueno y potente. Eso sí, Flyme OS debería ser algo menos pesado, lo que incidirá de forma positiva en el funcionamiento del smartphone

Autonomía

El amperaje que tiene la batería del teléfono es de 3.010 mAh, una cantidad que se debe a que este terminal es bastante fino. En general conseguir un día de uso es posible, pero si se abusa del brillo de la pantalla esto en ocasiones no es posible. El caso, es que hay que decir que el Meizu 16th aquí cumple, sin grandes alardes y en sesiones constantes con el panel siempre encendido hemos logrado hasta siete horas uso continuo si el brillo está a la mitad de potencia o un poco más. Algo más de carga no hubiera estado mal.

Donde sí que nos ha gustado el dispositivo es en la recarga rápida, ya que la tecnología mCharge de cuarta generación que incluye permite una potencia de 24 W sin que se sufran problemas de temperatura. Esto posibilita rellenar más del 60% en media hora, por lo que hablamos de uno de los modelos destacados del mercado y que se sitúa en cotas que ahora mismo sólo compañías como Oppo ofrecen.

Cámaras

No le falta una cámara dual al teléfono que hemos probado, con una combinación que es la que dejamos a continuación y que tiene detalles que son interesantes:

  • Sensor de 12 megapíxeles (IMX380) con focal F:1.8 y estabilización óptica de cuatro ejes. No le falta PDAF y ayuda al enfoque por láser
  • Sensor de 20 MPx con apertura F:2.0

Cámara trasera delMeizu 16th

Con este hardware se obtiene una buena calidad en las fotografías en líneas generales, en especial cuando la luminosidad es buena. El rango dinámico es correcto, pero hemos detectado que en ocasiones los colores tiende a ser un poco más oscuros de lo esperado. Eso sí, hablamos de un terminal que ofrece una gran rapidez a la hora de enfocar y que permite un zoom 3X (con ruido al darle el sol, todo hay que decirlo, pero que no es aberrante).

Estos son algunos ejemplos de lo que se puede conseguir con el Meizu 16th a la hora de hacer fotos, y se detecta que el balance de blancos es correcto, pero que en ocasiones tiende a un amarillo que oscurece la toma:

Las buenas noticias están en lo bien que se comporta al hacer fotos con HDR, completamente configurable, y que no está nada mal el desenfoque que se realiza en todo tipo de situaciones, lo que siempre es positivo. Por cierto, la cámara para los selfies, que es de 20 megapíxeles, consigue retratos de bastante buena calidad.

La aplicación incluida en el Meizu 16th es correcta, con una buena cantidad de opciones, en las que no falta un Modo noche que es correcto, pero que no hay que pedirle maravillas, y se incluyen recomendaciones por IA de lo que se está enfocando. Cumple.

El vídeo se graba con calidad hasta 4K, con buena rapidez de enfoque y con una definición que es correcta, que baja cuando es de noche. Se calienta un poco con los procesos de máxima resolución, pero en líneas generales se cumple bien y los resultados son los esperados para un modelo con su hardware.

Conclusión

Un terminal que es positivo y que demuestra que la apuesta de Meizu por ofrecer algo más está ahí y comienza con buen pie. El rendimiento que ofrece es muy bueno en líneas generales, y opcioens como el lector de huellas y el diseño son bastante destacables. Por cierto, que el almacenamiento y la conexión WiFi se sitúan por encima de la media.

Imagen frontal del Meizu 16th

Es cierto que la autonomía es mejorable, así como el comportamiento de la cámara, pero en general este es un buen teléfono que llega con muchas opciones y que no defrauda. Sin duda, un modelo a tener en cuenta.

Lo mejor

  • Lector de huellas en pantalla que funciona bien
  • Hardware completo y de buen rendimiento
  • Carga rápida muy interesante

Lo peor

  • La autonomía es mejorable
  • Flyme OS es algo pesado

Puntuación Meizu 16th