Análisis del LG G8X ThinQ: prueba con opinión, características y precio

Valoración: 9 de 10

Sello Movilzona 7La gran sorpresa de este smartphone que hemos analizado es ser uno de los pocos modelos que hay en el mercado que incluye una segunda pantalla que se puede utilizar gracias a que se integra en una funda denominada Dual Screen y que hace al LG G8X ThinQ un terminal completamente diferente y muestra de forma clara que estamos ante un paso evolutivo que la firma desea hacer propio y mantenerlo dentro de todas las opciones que ofrece en la gama alta de producto.

Lo cierto es que lo mencionado antes aporta algo de «picante» a un terminal que ofrece un hardware bastante destacable (hay excepciones como comentaremos más adelante) y que, además, aumenta la utilidad que tiene el smartphone ya que algunos usos se mejoran de forma interesante y, por ello, puede ser una buena solución este modelo. Por cierto, no vamos a pararnos mucho en lo que tiene que ver con el sistema operativo, ya que el integrado es Android Pie, un viejo conocido, al que no le falta la capa de personalización propia de LG que ha mejorado, sí, pero continúa siendo un poco confusa cuando se maneja -eso sí, es menos intrusiva que hace un tiempo-.

A continuación, mostramos las sensaciones que nos ha dejado el LG G8X ThinQ a la hora de utilizarlo y, como no, indicamos lo mejor y peor que ofrece este terminal (y no faltan los resultados en las pruebas de rendimiento).

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Cámaras
  6. Conclusión

Diseño

El smartphone del que hablamos es parte de la gama alta de producto, lo que hace que tenga un acabado llamativo en el que no faltan el metal y el cristal. Ergonómicamente hablando, el LG G8X ThinQ es bastante cómodo, quizá algo más grueso de lo deseable en ocasiones (de esto hablaremos en el apartado de la cámara), pero no es un mal dispositivo cuando se utiliza de forma continuada -pero, evidentemente, no vamos a destacar por este motivo-. El agarre es bueno, y el control ante las huellas está bastante bien logrado… eso sí, es bastante resbaladizo.

Imagen frontal del teléfono LG G8X ThinQ

Con unas líneas bastante reconocibles si conoces las propias de la gama alta de la firma coreana, las dimensiones que tiene el LG G8X ThinQ son las siguientes: 159,3 x 75,8 x 8,4 milímetros, mientras que el peso se queda en 192 gramos, que no está mal (hablamos siempre sin el uso de la funda que contiene la segunda pantalla). Nos ha gustado bastante la solidez y buen funcionamiento de todos los botones laterales -a destacar que incluye una para iniciar el asistente, como por ejemplo el de Google-, algo que en ocasiones no se cuida por parte de los fabricantes, y lo cierto es que da una excelente sensación aquí el terminal, que por otro lado al llevarlo en el bolsillo del pantalón ha demostrado una resistencia muy alta.

Las conexiones están todas ellas en la parte inferior del dispositivo, y hablamos en plural ya que parte de un puerto USB tipo C, como es lógico en un modelo de gama alta, no le falta toma de auriculares algo que siempre es de agradecer ya que mantiene de esta forma todas las opciones de uso en lo que tiene que ver con los accesorios a utilizar. La parte trasera del  LG G8X ThinQ es muy interesante, ya que el módulo de la cámara no sobresale nada de este lugar -y, aquí, está una de las razones para que sea algo más grueso de lo que podría ser- y nada rompe el diseño disponible… por lo que el lector de huellas no está en esta ubicación.

Puerto USB del LG G8X ThinQ

Este accesorio integrado se incluye en la pantalla, utilizando tecnología óptica y lo cierto es que funciona de forma correcta. No es nada lento y la precisión es buena. No llega a ser el mejor que hemos probado, pero nadie quedará desencantado con su uso. Por lo tanto, se cumple bastante bien.

Funda con la segunda pantalla, Dual Screen lo llama LG

Este es el accesorio que hace diferente al LG G8X ThinQ, ya que por un lado ofrece una protección avanzada (aumentando de forma considerable el grosor del dispositivo, pero es completamente normal ya que hay un panel idéntico al que utiliza el smartphone por defecto), y tiene virtudes y algunos defectos que es importante comentar.

Acabada en plástico y con un agarre que nos ha gustado mucho, es un accesorio tipo libro por lo que se abre como tal. En la parte izquierda deja la pantalla adicional y, en la derecha, es donde se ubica el terminal en cuestión que encaja como un guante y no hay miedo alguno a que el dispositivo se mueva o caiga. Todo está bastante bien, excepto que el puerto USB tipo C queda tapado… lo que obliga a retirar el accesorio para recargar el LG G8X ThinQ. Y, esto, no es precisamente algo bueno.

En lo que tiene que ver con la funcionalidad, esta es bastante elevada, ya que se puede dar uso de forma independiente por lo que es posible ver vídeos de YouTube en la integrada en el LG G8X ThinQ y, en la otra, estar conversando por WhatsApp, lo que es realmente positivo.  Aparte, hay opciones tan positivas como por ejemplo que el panel se pueda utilizar como teclado independiente para que introducir texto se más cómodo o a modo de mando para juegos, lo que permite ser más preciso en títulos como Fortnite.

Uso de la funda Dual Screen del LG G8X ThinQ

Un detalle importante es comentar que la energía, este accesorio la toma del smartphone, por lo que el uso implica mayor gasto, y esto es algo a tener en cuenta para no quedarse tirado con el LG G8X ThinQ de forma inesperada. Lástima que no se incluya una batería propia. El caso, es que convence el accesorio, pero es posible mejorarlo en siguientes versiones.

Pantalla

La pantalla que integra el propio dispositivo es un modelo OLED de 6,4 pulgadas con resolución Full HD+, que cumple pero que no se sitúa entre las mejores del mercado ya que no alcanza QHD. Eso sí, no le falta el superar los 400 ppp de densidad de píxeles, lo que asegura una buena definición, algo que comprobamos al revisar textos y ver vídeos donde, que la matriz sea Pentile no es para nada un problema (eso sí, el ángulo de visión no es todo lo amplio de lo habitual, y antes de lo esperado aparece un verdeo bastante evidente).

La gestión del color es bastante buena. Con una buena saturación y contraste lo suficientemente amplio para que todo esté bien representado. En lo que tiene que ver con el brillo, las cosas van bastante bien en el LG G8X ThinQ ya que hemos comprobado niveles que superan los 550 nits gracias a una tecnología adicional llamada High Brightness Mode que ofrece la compañía para este modelo (por norma en automático el máximo ronda los 410). El caso, es que en exteriores no hemos tenido grandes problemas en el uso y, esto, son buenas noticias.

Con protección Gorilla Glass 6 y un notch tipo gota de agua con forma de «U», lo que aporta simetría al aspecto frontal del smartphone, es importante comentar que el dispositivo ofrece compatibilidad con tecnologías como HDR10 y Dolby Vision, por lo que disfrutar de contenidos multimedia es realmente positivo y no te faltará de nada si deseas consumir series o películas con la máxima calidad (y, esto, no impacta en el funcionamiento del teléfono).

En lo que tiene que ver con las opciones por software, hay varias disponibles que permiten desde el gestionar la pantalla activa hasta si se oculta o no el notch y, además, dispone el LG G8X ThinQ de varios Modos de gestión del color: Automático, Cine, Deportes, Juego, Foto, Web y Experto. Por lo tanto, hay que decir que en este apartado el terminal se comporta perfectamente, pero la falta de una resolución más alta no le permite estar entre los mejores.

Pantalla de la funda Dual Screen

Esta es idéntica a la integrada en el LG G8X ThinQ, tanto en dimensiones, tecnología y resolución… incluso tiene notch sin que este tenga un uso que justifique su presencia. Por lo tanto, su calidad es buena. Aparte, en el accesorio se incluye un panel más de 2,1 pulgadas monocromo que tiene la funcionalidad de mostrar notificaciones o la hora de forma sencilla, una muy buena idea, que no abusa del consumo de batería ya que si no se pulsa está apagada.

Grosor de la funda del LG G8X ThinQ

Hardware

Este es bastante bueno, ya que se incluye todo lo necesario para que todo tipo de aplicaciones funcionan de forma más que correcta. Así, el procesador es un Snapdragon 855, que ofrece ocho núcleos que son muy potentes, y la RAM asciende a los 6 GB. Con todo esto, los juegos van perfectamente y la experiencia de uso es notable. No la mejor que hemos visto, pero nadie quedará decepcionado, ni mucho menos.

Un detalle bastante positivo es que el almacenamiento integrado, que es de 128 GB ampliables con tarjetas microSD, es tipo UFS 2.1. Esto asegura, como hemos comprobado en las pruebas de rendimiento, que la tasa de transferencia de datos es siempre adecuada para el SOC de Qualcomm, lo que incluye el permitir que las sensaciones al trabajar con el LG G8X ThinQ sean muy buenas.

Bordes del LG G8X ThinQ

Estos son algunos de los resultados que hemos obtenido en las pruebas de rendimiento que utilizamos en MovilZona al analizar smartphones:

La conectividad es realmente completa y tenemos que destacar que el acceso WiFi es mucho más potente de lo que detectamos en otros modelos de gama alta, y también la estabilidad, y en el apartado del sonido el que ofrece el LG G8X ThinQ es realmente bueno, con mucha potencia y una defición en altos y bajos que destaca frente a la competencia. La verdad es que aquí se comporta realmente bien el terminal. Por cierto, al ser estéreo, el terminal ofrece compatibilidad con DTS: X Surround Sound.

Lo cierto es que se comporta más que dignamente en el rendimiento, con la única pega de una capa de personalización algo confusa y que hace que en algunos momentos la gestión de trabajo no sea la mejor posible. Pero, sin duda alguna, cualquier tipo de usuario quedará más que conforme con lo que ofrece este dispositivo.

Autonomía

En el interior del smartphone se incluye una batería de 4.000 mAh que es más que suficiente para que todo vaya como debe, con más de un día de uso habitual (en más de una ocasión llegamos a los dos), y con picos de uso con pantalla siempre encendida que se sitúan incluso en las cinco horas y media ejecutando contenido multimedia. Bastante bien, todo hay que decirlo. Si te preguntas por cómo van las cosas si se utiliza la segunda pantalla, hay que decir que lo normal es que se reduzca el tiempo entre un 45 – 50%, según el uso -con menos impacto en el uso habitual-. Y, esto, es algo que se debe tener muy presente.

Buenas noticias en lo que tiene que ver con la carga, ya que el LG G8X ThinQ es compatible con Quick Charge 4.0 (lo que permite llegar a los 21 W), por lo que el rellenado de más del 60% se consigue en media hora… buena marca que hace que duela menos el “rejonazo” que mete la Dual Screen a la autonomía del dispositivo. No le falta la posibilidad de utilizar tecnología inalámbrica Qi es de 9 W y, lo cierto, es que aquí se comporta realmente bien el smartphone tanto por calidad como por opciones -incluso, se admite tecnología Power Delivery 2.0-.

Cámaras

Al contrario de lo que ofrecen otros modelos de gama alta, este no apuesta por el triple sensor. En el caso del LG G8X ThinQ se queda en dos, que es suficiente en muchos casos y que le permite, entre otras cosas, realizar tomas con gran angular de una forma bastante óptima. El caso, es que los elementos que se incluyen en el smartphone son los siguientes:

  • Principal de 12 MP, F:1.8, Dual pixel PDAF y OIS
  • Gran angular: 13 MP y F/2.4

Cámara del LG G8X ThinQ

Se comporta bastante bien en líneas generales este componente, con una buena gestión de color ya que el rango dinámico es bastante amplio, pero claramente no está entre los mejores smartphones del mercado… pero no llega a desentonar. No baja mucho la defición en interiores, y la gestión de las tomas oscuras es decente, por lo que es un dispositivo competente que, eso sí, tiene una carencia bastante evidente: no hay zoom óptico, algo que ahora es bastante habitual en su segmento del mercado.

Estos son algunos de los ejemplos de lo que era posible conseguir con el LG G8X ThinQ al hacer fotos:

De forma concreta, hay que decir que con el gran angular no se comporta mal el smartphone, pero cuando la luz baja se nota que los colores tienden a palidecer y que, además, en ocasiones el ruido aparece como una lentitud mayor de la esperada al hacer la foto por completo -lo que, entre otras cosas, se debe a que la apertura focal no es de las mejores del mercado-.

En lo que tiene que ver con el desenfoque, este no pasa de ser adecuado, sin cosas destacar, algo que por el contrario sí que se aprecia al trabajar en lugares con luminosidad bastante intensa -donde el LG G8X ThinQ se comporta bastante bien con una gestión automática que es de agradecer y que sorprende debido al uso de sólo dos sensores-.

La aplicación integrada nos ha gustado mucho, ya que la que ofrece LG en su capa de personalización incluye una gran cantidad de opciones y el uso es tan sencillo como eficiente, ya que no se añade una gran cantidad de tiempo en el procesado. Por cierto, gran acceso al botón de disparo, lo que siempre es positivo.

Conclusión

Este smartphone llega como una opción que confirma a LG como una compañía que apuesta por el uso de dos pantallas gracias a un accesorio, algo que ya se pudo ver antes en la gama V de la firma. La solución es correcta, con margen de mejora tanto en la usabilidad como en el diseño físico. Con una buena respuesta en general debido a un hardware más que correcto, el LG G8X ThinQ tiene buenos detalles con opciones tan llamativas como la carga inalámbrica o la versatilidad de su cámara (que, eso sí, no es de la que permite grandes alardes).

Trasera del LG G8X ThinQ

Bien es cierto que tiene cosas que le hacen estar un escalón por debajo de los modelos top actuales, como su pantalla Full HD+ o que no integra tres sensores para que el zoom óptico esté presente, pero no es menos cierto que es competente en líneas generales y que ofrece un diseño que es bastante atractivo.

Lo mejor

  • Buen rendimiento en general
  • La segunda pantalla es una buena idea
  • Muy buena calidad de sonido

Lo peor

  • No dispone de tres sensores en su cámara principal
  • Pantalla sólo Full HD+
  • La funda Dual Screen tiene que mejorar en opciones como el acceso a las conexiones

Puntuación del LG G8X ThinQ