Huawei P9

Análisis a fondo del Huawei P9

Valoración: 9 de 10

Sello 9El nuevo Huawei P9 es un teléfono que confirma que la compañía China va a por todas. Con un hardware muy potente y con opciones que le hacen diferencial, este nuevo modelo es un digno heredero del modelo que en el año 2015 supuso todo un éxito para el fabricante asiático. Por lo tanto, se tiene que esperar mucho y bueno de este teléfono y, como se podrá comprobar, no decepciona para nada.

Si se repasan las características principales del Huawei P9 queda bastante claro que a este modelo no le falta absolutamente nada para competir con los terminales Android más importantes que hasta la fecha se han presentado en el año 2016, como pueden ser el Samsung Galaxy S7 o el LG G5. Y, por lo tato, es con estos dispositivos con los que hay que compararlo (y en ello ha pensado Huawei, todo hay que decirlo). Por lo tanto, queda bastante claro que el modelo de gama alta del que hablamos es toda una declaración de intenciones.

Frontal del teléfono Huawei P9

Por cierto, que en una primera impresión al ver este modelo, especialmente en su parte trasera, recordar al Nexus 6P es algo que sucede casi de forma automática. Se debe en parte a la banda superior que incluye, pero lo cierto es que las líneas favorecen que esto sea así y poco a poco Huawei está consiguiendo disponer de una imagen muy reconocible entre los terminales móviles y, algo que es realmente positivo y que se debe aprovechar.

Diseño

Los materiales que se utilizan en el Huawei P9 son de gran calidad, no le falta el metal (con un acabado ligeramente “arenoso” el aluminio) que es tipo unibody. Esto por un lado le otorga un aspecto de lo más llamativo y denota un buen trabajo en el acabado, pero por ejemplo impide que sea posible acceder a la batería -algo que poco a poco se está convirtiendo en norma, en especial en la gama alta-.

Con unas esquinas bastante redondeadas, las dimensiones del Huawei P9 son realmente interesantes. Su grosor, que es menor que el del Galaxy S7, es un claro ejemplo del buen trabajo realizado por el fabricante. En la mano lo cierto es que el dispositivo se siente cómodo y la ergonomía es muy buena -a lo que ayuda que sólo pesa 144 gramos-, muy superior que la del P8, por lo que también se ha avanzado y se agradece bastante el acabado biselado del lateral al juntarse con la parte frontal y trasera del teléfono. Por lo tanto, el uso continuado no es precisamente un problema -además, utilizarlo con una mano es más que adecuado-.

Diseño trasero del Huawei P9

La parte frontal del Huawei P9 muestra una pantalla acabada en 2.5D, lo que le proporciona un aspecto compacto y atractivo… tanto como el que ofrece el Mate 8 y que no le hace desentonar con la competencia, ni mucho menos. Lo cierto es que la curvatura no es muy marcada, lo que hace que nos parezca muy llamativo sin llegar a la estridencia de algunos modelos que hemos probado que se exceden aquí.

En la parte posterior está el lector de huellas que está justo debajo de la banda superior en la que está la cámara del Huawei P9 (de la que hablaremos más adelante y que es uno de los detalles más diferenciales de este modelo). Aquí poco más a destacar aparte de unas líneas que se mantienen suaves. En el lateral derecho están los botones hardware de control del encendido y volumen (perfectamente diferenciados al tacto y que ofrecen una resistencia a la pulsación más que adecuada). En la parte izquierda está la bandeja para la tarjeta SIM y la microSD, que se inserta en el cuerpo del teléfono para que el diseño se mantenga en todo este espacio.

Bandeja SIM del Huawei P9

En el inferior del Huawei P9 está el altavoz del terminal que acompaña al puerto USB tipo C, que es una de las novedades de este modelo respecto al dispositivo al que sustituye en el mercado y que asegura una rápida trasferencia de datos, por poner un ejemplo. También existe aquí la toma de auriculares. En la parte superior, está simplemente el micrófono para reducción de ruidos.

Lo cierto es que estéticamente el Huawei P9 nos ha gustado mucho. Es un modelo bastante sobrio y que no es tan impactante como por ejemplo los Edge, pero lo que no hay duda es que no desentona con los mejores del mercado por líneas y materiales de fabricación. Bien diseñado en lo referente a la ergonomía, está claro que los pasos que se han dado por parte de este fabricante en este apartado van por buen camino. En definitiva, este teléfono juega por derecho propio en las “ligas mayores”.

Lineas del diseño del Huawei P9

Rendimiento y autonomía

El hardware principal que es de la partida en el Huawei P9 es una combinación adecuada, ya que se incluye el nuevo procesador Kirin 955 de ocho núcleos junto con 3 GB de RAM. El conjunto demuestra una buena solvencia en el día a día y en ningún momento tuvimos sensación de retardo o de no poder con lo que se desea hacer. Eso sí, no es menos cierto que en los test sintéticos el SoC no llega al nivel de los nuevos Exynos o Snapdragon que son de la partida en el Galaxy S7 o el G5. Pero, lo cierto, es que no se tendrá queja alguna con el terminal que hemos probado.

Resultado del Huawei P9 en Basemark

Con los juegos tampoco detectamos un mal comportamiento, incluso con los más exigentes. Por lo tanto la GPU Mali-T880 se sobra para que ejecutar títulos con gráficos en tres dimensiones fluyan a la perfección. Además, el calor no es un problema pese a que se esté utilizando el Huawei P9 en estas condiciones de forma continuada.

A continuación dejamos los resultados obtenidos en los benchmark habituales que utilizanos en MovilZona, donde se comprueba que las puntuaciones son muy buenas, pero que no llegan al nivel de otros modelos de gama alta:

En lo que se refiere a la autonomía que permite disfrutar el Huawei P9, gracias al hardware utilizado (y al buen comportamiento de la interfaz EMUI, que es muy agresiva a la hora de eliminar el software que abusa en el consumo), se saca muy buen partido a la batería de 3.000 mAh que se integra. Tanto es así que en las pruebas que realizamos utilizar el terminal durante dos días con un uso habitual es algo completamente viable (si se tiene la pantalla encendida de forma constante las cinco o seis horas no faltan).

Hay que decir que este componente ofrece recarga rápida (5V/2A), y comprobamos que en todas las ocasiones en media hora se supera el 40% de carga, por lo que este trabajo se completa con una efectividad de lo más destacable y no envidia a nadie, ni mucho menos.

Autonomía del Huawei P9

La experiencia que conseguimos aquí con el es muy buena, con una fluidez en todos los ámbitos que convencen (sólo en momentos de máxima exigencia se nota una pequeña distancia con modelos como el Galaxy S7). Además, su autonomía es realmente buena y, por lo tanto, nos convenció plenamente.

Un detalle final es que se denota un avance en la interfaz de usuario EMUI que se incluye con el Huawei P9, pero le falta un poco todavía para ser de las mejores (Sense creemos que tiene este título en la actualidad). Se ha mejorado la fluidez, eso es claro, y se mantienen opciones como la efectividad para liberar RAM… pero las notificaciones son algo liosas de gestionar para los que no están acostumbrados. Por lo demás, no hay muchas pegas que ponerle al desarrollo de Huawei.

Pantalla

El Huawei P9 es un nuevo ejemplo de que en la compañía, por el momento, no están por la labor de dar el salto a QHD, y el panel IPS de 5,2 pulgadas se queda en 1080p. Esto no quiere decir que se vea mal, ni mucho menos, pero le da algo menos de glamour al terminal (pero como hemos indicado antes, se agradece en lo que se refiere al consumo energético). El caso, es que con una densidad de píxeles de 423 ppp, la definición está asegurada y comprobamos que es así.

Pantalla del Huawei P9

Además, los colores son especialmente vivos, lo que se debe a un brillo muy potente, por lo que la sensación al ver un vídeo o fotografías es realmente buena. Por cierto, que la escala de grises es una de las mejoras que hemos visto nunca, lo que se agradece bastante en opciones en las que esta es determinante. Aparte, en exteriores se ve bastante bien el Huawei P9 y el ángulo de visión, sin ser el mejor del mercado, sí que resulta más que suficiente.

En lo que se refiere al hardware y su integración, el uso de 2.5D hace que el aspecto sea realmente bueno y los marcos no son muy pronunciados, suponiendo el panel el 73% del frontal. No le falta protección Gorilla Glass 4 al dispositivo para no tener problemas de desperfectos y esto no afecta para nada a la respuesta táctil que simplemente es perfecta. Por cierto, no olvidar que los botones de control de Android están integrados en este componente, por lo que el espacio de manipulación se reduce un poco (algo que se puede “apañar” con las opciones de EMUI).

Cámara: el gran atractivo

Gran parte de los esfuerzos de la compañía asiática en este modelo se ven reflejados en su cámara, que es dual y que la hace distinta a la que otros modelos de gama alta ofrecen, por lo que es una opción diferencial. Además, contar con la colaboración de Leica es una certeza de calidad (incluso en la aplicación de control, donde el avance es evidente y es una de las grandes mejoras de EMUI en esta ocasión).

Cámara del Huawei P9

Lo cierto es que hacer fotos con el Huawei P9 deja un excelente sabor de boca, de eso no hay duda ya que su calidad es altísima y, por ello, sin duda alguna se puede catalogar como de lo mejor que hay en el mercado actual. Por lo tanto, el salto cualitativo que se ha dado es muy importante y en este apartado se juega en la mejor liga y con aspiraciones de “ganar” cualquier rival. El caso es que los sensores de 12 megapíxeles que se integran (con apertura f/2.2 y píxeles de 1,25 micras) aprovechan a la perfección la óptica de Leica.

Zomm con la cámara del Huawei P9

Uno de los sensores adquiere la información RGB (en color), mientras que el otro hace lo propio con la monocroma. ¿Y para qué sirve esto último? Pues por un lado para que las fotos en blanco y negro sea simplemente excepcionales y, además, para que la información del contraste sea la mejor posible (incluso, se recoge más luz con este elemento). Por lo tanto, todo son “bondades”.

En lo que se refiere al rango dinámico, este es excelente, y la fiabilidad de los colores que se ven en las fotografías es impactante, incuso en condiciones de poca luz… donde la cámara del Huawei P9 se muestra como el rival más duro que hay en la gama alta de producto (el flash dual integrado, por cierto, es muy potente). Incluso, al hacer zoom el ruido no es muy evidente, lo que es muy bueno y ejemplifica lo bien que se combinan los dos sensores. Por cierto, se puede conseguir un efecto de profundidad interesante, pero que se muestra algo “plástico” y con elementos que hacen que no sea muy real.

Un ejemplo de lo que decimos se puede ver en las imágenes que dejamos a continuación a tamaño real si se pulsa en ellas y que muestran de lo que es capaz el Huawei P9:

En las grabaciones, donde no encontramos calidad 4K, hay que decir que el enfoque se demostró muy rápido, y que el estabilizador hace un trabajo muy efectivo por lo que la calidad está más que asegurada – la cámara lenta a 120 frames con resolución 720p sí está presente-. Por cierto, el micrófono cumple su función con solvencia. Dejamos dos ejemplos de lo que permite el teléfono en las dos opciones más potentes que permite:

La aplicación integrada es mucho mejor como hemos indicado. Aparte de incluir opciones para realizar retoques con filtros (algunos de ayuda para el sensor delantero de 8 Mpx), destaca en la entrega que el Huawei P9 incluye un Modo Pro de lo más completo, con posibilidad de retocar apartados antes de hacer la foto y ver en la pantalla cómo será el resultado. Opciones como la sensibilidad ISO, el macro o la apertura a utilizar son de la partida.

Conclusiones

Un excelente terminal el Huawei P9, que llega con avances en casi todos los apartados. Un ejemplo es un diseño mejorado y mucho más atractivo. El hardware también es más potente que el modelo al que sustituye, pero en condiciones muy exigentes no es el mejor del mercado. Eso sí, si no tiene un uso realmente intensivo del dispositivo lo cierto es que el Huawei P9 cumple perfectamente con todo lo que puedas necesitar. Lástima que no incluya un panel que ofrezca reconocimiento de la presión.

Lateral con bandeja tarjeta SIM

Una cámara de gran calidad, que le hace ser de lo mejor que hay en la actualidad y posibilidades como una autonomía muy amplia y accesorio que funciona de forma excepcional (la rapidez de su lector de huellas es el mejor ejemplo de lo que decimos, ya que es el más eficiente que hemos probado hasta la fecha), hacen que este modelo sea una opción más que atractiva en la gama alta de producto por méritos propios.

USB tipo C del Huawei P9

A favor:

  • Amplia autonomía

  • Diseño muy cuidado

  • Cámara de gran calidad en todas las condiciones

  • Lector de huellas de excelente respuesta y amplias opciones

En contra:

  • La grabación no llega a 4K

  • No dispone de tecnología de reconocimiento de la presión

  • La interfaz EMUI puede mejorar

Puntuación del Huawei P9


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. Borja 0
    02 Ago, 16 15:54
    9/10 Gran calidad, se nota la parte Leica

    La calidad en el monocromo de este Huawei P9 me ha impresionado, logra un gran contraste entre zonas de luces y sombras