Huawei P10

Análisis del Huawei P10

Valoración: 8,5 de 10

Ya hemos tenido la oportunidad de probar uno de los terminales más interesantes que se han presentado en los últimos tiempos y que ha sido una de las grandes estrellas del Mobile World Congress 2017. Nos referimos al Huawei P10, un terminal que tiene detalles interesantes que le hacen ser una buena evolución respecto al modelo al que sustituye en el mercado (y no es decir poco).

Este modelo supone, claramente, un modelo de confirmación en el mercado de gama alta y que da continuidad al Huawei P9 en su buen hacer. Las líneas maestras se mantienen, aunque hay algunos cambios interesantes que suponen un cambio bastante radical. El caso, es que en el análisis del Huawei P10 hemos descubierto un dispositivo bastante capaz y que puede presentar batalla perfectamente en la gama alta de producto sin perder un ápice del “sabor” de la compañía China.

Imagen del Huawei P10

A continuación dejamos los resultados que hemos obtenido en el análisis del Huawei P10, así como las sensaciones al darle uso y la usabilidad que ofrece este modelo en el día a día, que es lo que se debe conocer de un terminal para valorar su posible compra.

Diseño

Antes de hablar del hardware que es de la partida en el teléfono, vamos a comentar lo que nos ha parecido el análisis del Huawei P10 estéticamente y, también, si es un modelo cómodo y agradable a la hora de utilizarlo. Lo cierto es que las dimensiones de este dispositivo son correctas (todo lo que tiene que ver con las características del terminal las puedes conocer en su ficha técnica de MovilZona) y nos ha gustado que es un modelo que está por debajo de los ocho milímetros de grosor -sin que esto penalice a la batería como indicaremos más adelante-. Por lo tanto, el trabajo de construcción es bastante bueno.

Visualmente en el análisis del Huawei P10 encontramos un terminal que se muestra como una evolución en el diseño de la compañía China. Recuerda a su predecesor, pero hay detalles que le hacen ser distinto y, ciertamente, atractivo. Los botones laterales están donde deben. Con una coloración muy buena irónicamente hablando y sin problemas de respuesta (llamativo es el borde rojo que rodea al de encendido, que le hace destacar inmediatamente).

Puerto USB del Huawei P10

En la parte posterior, con una banda superior que identifica claramente la cámara de doble sensor, hay que destacar un acabado muy diferencial que simula en cierta manera la cerámica al incluir unos detalles que hacen que la luz que incide haga que el aspecto que hemos visto en él sea correcta y muy atractivo (eso sí, se agarra el polvo mucho). El caso, es que nos ha gustado esto y no hace que el garre sufra por ello. Un acierto.

En la parte frontal hay algo que, si eres de los que conoces bien los modelos de la compañía China, pensarás que no hemos mencionado en el párrafo anterior: el lector de huellas. Sí, este es uno de los cambios estéticos del nuevo modelo, que ahora está delante en un botón central en la parte baja. Esto permite que en la trasera no se rompa el diseño, y está por ver si a los usuarios les agrada el cambio (más que nada por su usabilidad). No hay botones táctiles que lo acompañan.

Lector de huellas del Huawei P10

En lo que tiene que ver con la funcionalidad, nada que reprochar al accesorio integrado ya que en el análisis del Huawei P10 hemos encontrado un sensor de gran respuesta y que, como siempre, es de lo mejor del mercado. Aparte, este botón permite utilizar gestos que sustituyen a los botones integrados en la pantalla. Son bastante eficientes, pero hay que acostumbrarse a ellos (en especial a las pulsaciones para volver atrás y las opciones de Menú). Pero el intento es positivo, y la verdad es que se agradece -aunque en el día a día, acabamos dejando los mencionados botones integrados en la pantalla del terminal-.

En la parte inferior del Huawei P10 está el puerto USB tipo C, que no sufre variación respecto al modelo al que sustituye en el mercado y, además el puerto de auriculares (si, se mantiene y nos aparece todo un acierto) y el altavoz. El sonido, que emite este es potente y correcto, pero no destaca especialmente y es un esfuerzo que tendrá que hacer el fabricante en futuros modelos que lance al mercado. En la parte superior sólo está el micrófono y, en el lateral izquierdo, la bandeja para las tarjetas, lo que hace que no se rompan las líneas de biseles bastante pulidos.

Lateral del Huawei P10

En definitiva, un diseño algo renovado que es acertado y que hace más atractivo a este modelo, lo que siempre es positivo. Además, la ergonomía que hemos detectado en el es correcta y realmente buena, por lo que estamos ante un buen teléfono en este apartado.

Pantalla

Las dimensiones de la pantalla que se integra en el smartphone son de 5,15 pulgadas, con un panel IPS que alcanza una resolución de 1080p. No le falta una más que correcta protección Gorilla Glass 5, y la densidad de píxeles alcanza los 432 ppp. Por lo tanto, no es una mala decisión no dar el salto a QHD – aunque esto no le permite competir cara a cara con los que sí lo hacen, pero tiene la ventaja de reducir el consumo, y esto no es poco-.

Pantalla del Huawei P10

La pantalla se ve realmente bien, con unos colores muy vivos (tanto que nos han sorprendido), un ángulo de visión excelente y, además, con un brillo que es potente -eso sí, en automático tiende a quedarse algo más bajo de lo recomendable-. El caso es que hablamos de una afición que es llamativa y la visualización de contenidos nos ha gustado mucho. Por lo tanto, está claro que el panel es de una excelente calidad.

Los marcos no son abusivos, pero se mete un borde negro que no representa imagen alguna par dar una sensación de máximo aprovechamiento. El caso, es que el porcentaje del frontal utilizado es de más del 71%, y esto es correcto. La respuesta táctil no da problema alguno y la verdad es que todo funciona como la seda. Un detalle que nos ha gustado bastante es que la protección oleofóbica es muy buena, ya que las marcas de los dedos no se quedan muy marcadas.

Por cierto como hemos comentado antes si se activan los gestos en el botón del lector de huellas, los propios en la pantalla del control del sistema operativo desaparecen, por lo que se exprime al máximo las dimensiones del panel y, esto, en algunos momentos puede ser un elemento a tener muy en cuenta, en especial al ver películas o jugar. Un detalle: la protección al agua no llega en este terminal, está sólo en el Plus.

Rendimiento

Hay varias cosas que en el análisis del Huawei P10 nos ha recordado al Mate 9 que ya hemos analizado en MovilZona. Pero, en lo que tiene que ver con el hardware principal es donde más similitudes vemos. Esto lo decimos ya que el procesador es el mismo, un Kirin 960 (un SoC de ocho núcleos que trabaja a una frecuencia máxima de 2,4 GHz y que es compatible con Cortex-A73), que en su interior tiene una poderosa GPU Mali-G71 que, como hemos comprobado, con los juegos es un verdadero tiro.

Resultado en Basemark del Huawei P10

En lo que tiene que ver con la memoria la cantidad de RAM es de 4 GB, que para el fabricante es más que suficiente por el momento y, lo cierto, es que no encontramos nada que haga pensar que no es así ya que la fluidez en multitarea es más que adecuada. El almacenamiento alcanza un máximo de 64 GB, con opción de ampliarlo mediante el uso de tarjetas microSD. Aquí queremos hacer un pequeño apunte: la combinación de componentes compatibles con UFS 2.1 y el uso del sistema de ficheros F2FS hace que la lectura y escritura de datos sea especialmente rápida, por lo que ojo con esto que es diferencial en el análisis del Huawei P10.

La experiencia de uso es realmente buena, y se aprovecha al máximo la combinación con Android Nougat y la interfaz EMUI 5.1 (otra de las novedades que ofrece el dispositivo con inclusiones que no son críticas pero que sí mejoran la usabilidad, como por ejemplo el aprendizaje del uso del Huawei P10 para mejorar el uso o la gestión de algunos apartados del dispositivo… aunque hay algo de bloatware, pero esto no es nuevo). A continuación dejamos los resultados que hemos obtenido con las pruebas de rendimiento:

Por cierto, hemos detectado temperatura algo alta al utilizar el terminal en momentos de máxima exigencia. Evidentemente el poco espacio para disipar puede ser una de las razones, pero lo cierto es que no es preocupante y ni mucho menos molesto. Además, al jugar no ocurre lo que comentamos -sólo cuando se pone de forma muy continuada el procesador a “tope”. El caso, es que no hay peligro.

En lo que tiene que ver con la autonomía, hay varias cosas que comentar. Lo primero es que la batería tiene una más que interesante carga de 3.200 mAh (sorprendente teniendo en cuenta su grosor. Esta es compatible con SuperCharge, la carga rápida de la compañía China y, como ocurre con el Mate 9, con el Huawei P10 los tiempos de recarga son extremadamente cortos -en 20 minutos superamos siempre el 60% e incluso más-. Un gran acierto este.

Autonomía del Huawei P10

Pero cuando medimos la autonomía los resultados obtenidos han sido muy dispares. En ocasiones conseguimos más de un día de uso y, en otros, no conseguimos superarlo. Puede ser por la versión del software que utiliza (en breve haremos pruebas con una nuevo firmware y los resultados los verás tras este párrafo) pero es que incluso en reposo por la noche Doze no es todo lo efectivo que debería. El caso, es que por el momento es lo que hemos obtenido pero recordamos que estamos probando más este apartado del Huawei P10 -que por componentes debe ser mucho mejor de lo que hemos comprobado-.

Nueva autonomía del Huawei P10

Cámara

Como ocurre con el hardware principal, la cámara trasera recuerda, y mucho, al Mate 9. Este modelo incluye un sensor dual en su parte posterior que mantiene uno de ellos dedicado a RGB (12 megapíxeles con estabilización óptica y apertura F:2.2) y otros en blanco y negro de 20 Mpx (este sin estabilizador). No falta la colaboración de Leica presente en la anterior generación pero, esta vez, también es de la partida en el elemento frontal de 8 megapíxeles. Es decir, que se mantiene la apuesta por parte de la compañía.

Cámara del Huawei P10

Los resultados, que cuentan con un post-procesado bastante bueno, y que como resultado da unas fotografías realmente buenas y que ofrecen una definición excelente y con una gran naturalidad en los colores. El rango dinámico es más que correcto, ya que apenas se aprecian partes “quemadas” con la luz intensa y cuando la luz no es la mejor posible, se baja algo en calidad, pero lo cierto es que se mantiene más que bien el tipo. En definitiva, una cámara de lo mejor del mercado y nos ha gustado mucho.

Zoom con el Huawei P10

Cuenta con detalles interesantes, como el Modo de apertura ampliada que genera efecto bokeh de forma sencilla (no el más natural del mundo, pero el caso es que no está nada mal). Aparte, hay que indicar que las tomas en blanco y negro son espectaculares, como ocurre con el Huawei P9. No falta el Modo Pro en la aplicación cámara, donde todo se controla, y se pueden guardar los resultados en RAW. No le falta de nada al Huawei P10.

A continuación dejamos los resultados que hemos conseguido con este dispositivo en el análisis del Huawei P10 (iremos incrementando el número de fotos publicadas):

En lo que tiene que ver con la grabación de vídeo, hay que comentar que se añade el soporte de calidad 4K, lo que es una novedad y esto se debe a que el procesador del Huawei P10 da soporte para ello. La estabilización funciona bien, aunque algunas veces los resultados son algo artificiales, pero lo cierto es que la calidad es muy buena y tampoco se flaquea aquí.

Conclusión

Nos ha gustado bastante este dispositivo, ya que su evolución es muy adecuada para seguir siendo un modelo que es gama alta pura y dura. Tiene opciones realmente interesantes, como una cámara muy buena, una pantalla que sorprende gratamente y, además, no desentona especialmente en ningún apartado (excepción hecha de la autonomía, pero ya hemos comentado que esto seguimos probándolo).

Esquinas del Huawei P10

Vemos evolución en MUI, lo que es positivo (aunque siga incluyendo algo de bloatware) y el sonido es donde se pueden dar pasos más grandes en lo que se refiere a la evolución en futuros modelos. El caso, es que este es un terminal que consolida a Huawei en el segmento del mercado comentado y los que se hagan con un Huawei P10 tendrán en sus manos un gran smartphone en líneas generales.

Lo mejor

  • Buen rendimiento
  • Cámara bastante solvente y de calidad
  • Excelente carga rápida

Lo peor

  • Sonido mejorable
  • EMUI puede seguir evolucionando (aunque mejora)
  • Software mejorable

Puntuación del Huawei P10


Valoraciones



Los campos con * son obligatorios.

Sin valoraciones