Análisis del Huawei Mate 20 X: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 9 de 10

Los que gustan del uso de teléfonos con pantalla muy grande, tienen un nuevo dispositivo que no deben perder de vista: el Huawei Mate 20 X. Hemos probado este terminal y conocido lo que se puede esperar de él, y lo cierto es que mantiene la alta calidad que ofrece la gama alta de la compañía China en todos los aspectos, incluido en el uso de Inteligencia Artificial.

El sistema operativo que integra este terminal es Android Pie con el habitual trabajo que Huawei realiza por su cuenta y que tiene por nombre EMUI (en este caso, en su novena versión). Su funcionamiento es correcto, con muchas opciones adicionales que en algunos casos pueden ser algo intrusivas, pero en otras son un gran acierto como, por ejemplo, la aplicación de la cámara. Sea como fuere, no hay grandes sorpresas a lo que ya vimos en el Huawei Mate 20, por poner un ejemplo, y creemos que el rendimiento no se ve penalizado por el software que utiliza el terminal que hemos probado.

Imagen frontal del Huawei Mate 20 X

Sin más, pasamos a indicar qué nos ha parecido en cada uno de los apartados que revisamos en MovilZona y, como no, dejamos ejemplos de su rendimiento y capacidad a la hora de trabajo y hacer fotos.

DiseñoPantallaHardwareAutonomíaCámarasConclusión

Diseño

No cabe duda que lo más destacable que ofrece el Huawei Mate 20 X es lo grande que es:  174,6 x 85,4 x 8,2 milímetros (su peso asciende a los 232 gramos, que no está mal para sus dimensiones). El agarre es adecuado, pero es evidente que se necesitan las dos manos para manipularlo con soltura. A los que gustan de este tipo de dispositivos esto no les resultará problemático, pero se debe tener muy en cuenta. El acabado, por cierto, es de metal y cristal y mantiene todos los condimentos premium que se esperan de un dispositivo de gama alta. Por lo tanto, hablamos de un smartphone que es atractivo y que, además, cuenta con un acabado en la trasera con serigrafiado que le hace diferente y llamativo.

Hablando de la trasera, esta es la zona en la que se ubica el lector de huellas, que es pequeño, rápido y de gran respuesta, por lo que el Mate 20 Pro es el único de la gama que dispone de este accesorio en la pantalla. Además, en este lugar se ve el módulo cuadrado -lo que evita que baile el terminal en la mesa- donde están los tres sensores de la cámara principal, que se acompaña con el flash para ofrecer un aspecto simétrico. Hay que comentar que el Huawei Mate 20 X incluye reconocimiento facial que funciona bastante bien, pero no es 3D, eso sí (lo que hace que con poca luz se tengan algunos problemas).

Puerto USB del Huawei Mate 20 X

En los laterales no hay sorpresas, ya que en el derecho están los botones hardware (el de encendido tiene un acabado en color rojo para diferenciarlo, y lo cierto es que la usabilidad es excelente) y, en la parte izquierda se encuentra la bandeja para las tarjetas SIM. En la zona inferior está el hueco para los altavoces -que se escuchan bastante bien, con una sorprendente potencia para ser un teléfono y es compatible con Dolby Atmos- y, además, el USB tipo C como no puede ser de otra forma en un dispositivo de gama alta. El la superior, hay una elemento perforado y la toma de auriculares. Es decir, una distribución reconocible pero muy efectiva.

En definitiva, un modelo que mantiene el aspecto de la gama Mate 20 y eso es bueno, ya que resulta atractivo. Permite una ergonomía mejor de lo esperado para el tamaño de pantalla que tiene el Huawei Mate 20 X.

Pantalla

Posiblemente este es el componente que más impresiona del Huawei Mate 20 X. Su tamaño de 7,2 pulgada le hacen diferente de lo que es habitual, y eso que ahora se estila terminales de pantalla grande. El panel tipo AMOLED llega con una resolución Full HD+ (y protección Gorilla Glass), y el ratio de aspecto es de 18.7:9 con una densidad de pixeles que se queda en 346 ppp, lo que para alguno puede ser un problema en la gama alta por no superar los cuatrocientos. Un detalle importante: la compatibilidad con HDR10 está presente.

Pantalla del Huawei Mate 20 X

No le falta notch a este teléfono, tipo gota de agua (que se puede ocultar por software) y que gracias a sus reducidas dimensiones encaja muy bien en el diseño del Huawei Mate 20 X. Esto, además, le permite al dispositivo ser considerado un Todo Pantalla de pura cepa, ya que el aprovechamiento frontal es excelente: 87,6%, nada menos. Por lo tanto, buen trabajo en lo físico el realizado por el fabricante.

Notch dela pantalla del No le falta notch a este teléfono, tipo gota de agua (que se puede ocultar por software) y que gracias a sus reducidas dimensiones encaja muy bien en el diseño del Huawei Mate 20 X. Esto, además, le permite al dispositivo ser considerado un Todo Pantalla de pura cepa, ya que el aprovechamiento frontal es excelente: 87,6%, nada menos. Por lo tanto, buen trabajo en lo físico el realizado por el fabricante.

La calidad de imagen es muy buena, pero sin llegar a ser excelente. Lo más destacable es un brillo que supera sin problemas los 400 nits y que permite una excelente calidad de visualización incluso en exteriores. Los colores se representan bien, sin mostrar tendencias a mostrar elementos cálidos o fríos, y en general lo que ejecutamos -como vídeos y juegos- se ve bastante bien. Eso sí, los ángulos de visión son mejorables y, por ello, detectamos cierta tendencia al verde en los grises rápidamente e, incluso, cierto amarilleo en los blancos sin girar excesivamente el terminal.

La respuesta táctil es excelente, e incluso ofrece compatibilidad con un accesorio tipo lápiz -que no se incluye con el teléfono-, por lo que hay que decir que la pantalla del Huawei Mate 20 X, y sus grandes dimensiones, ofrecen un comportamiento acertado y que no se aprecian fallos excesivamente importantes. Vamos, que se tiene un terminal con el que disfrutar de contenidos multimedia perfectamente. Un detalle final: las opciones de configuración por software existente es como siempre en EMUI: con gran cantidad de opciones, ya que es posible desde gestionar los colores hasta la resolución que se muestra.

Análisis en vídeo del Huawei Mate 20 X

Hardware

La respuesta es sencilla a la pregunta sobre el rendimiento del Huawei Mate 20 X es sencilla: excelente. Pese a que la pantalla es grande, y requiere algo más de esfuerzo, el comportamiento es muy bueno y la experiencia de uso que se consigue es la de estar sobrado para ejecutar todo tipo de aplicaciones (juegos incluidos). La razón es el uso de un procesador que es de lo mejor que existe, hablamos del Kirin 980. Este componente, de ocho  núcleos y fabricado con tecnología de 7 nm, permite que todo funcione de forma muy fluida, incluso los procesos de IA, ya que dispone de dos chips NPU para ello. Por cierto, la GPU Mali-G76 MP10 integrada permite que los juegos 3D funcionen de forma extraordinaria, no detectamos lag alguno y los efectos y gráficos se muestran con soltura y acabados de calidad. Brutal lo conseguido en PUBG, por poner un ejemplo.

Toma auriculares Huawei Mate 20 X

La memoria sigue el mismo camino, ya que se incluyen 6 GB de RAM que se muestran suficientes para gestionar todo lo necesario, como por ejemplo que muchas aplicaciones se abran a la vez (la multiventana va como la seda). El almacenamiento, de 128 gigas, es suficiente en líneas generales y la lectura es mucho mejor que la escritura -pero las tasas de datos sostenidos que se transfieren convencen plenamente-. Hay que mencionar que este último apartado se puede ampliar con el uso de tarjetas tipo NM (Nano Memory) de 256 GB. Estas funcionan muy bien, todo hay que decirlo, pero está por ver si consiguen convertirse en un estándar.

Resultados obtenidos en las pruebas de rendimiento que utilizamos en MovilZona por el Huawei Mate 20 X:

Algunos detalles destacables del Huawei Mate 20 X, es el comportamiento de la conectividad WiFi, que nos ha gustado mucho ya que los rangos de coberturas son muy amplios, así como la gestión de datos (esto es de agradecer, sin duda alguna). Con los datos 4G todo funciona como se espera, sin destacar especialmente pero, eso sí, no se sufren muchas bajadas de rendimiento en interiores. No hay grandes ausencias, ya que se dispone de NFC y Bluetooth 5.0 y, además, una excelente noticia: se mantiene la toma de auriculares. Espacio hay de sobra para ello, claro.

Lector de huellas del Huawei Mate 20 X

En definitiva, el buen comportamiento es la norma al utilizar el Huawei Mate 20 X, por lo que es un digno miembro de la gama de producto a la que pertenece. No hemos detectado fallos de funcionamiento y sí que hay potencia de sobra para todo (como la ejecución de aplicaciones de edición o el modo ordenador). Eso sí, en las pruebas intensas con los juegos la temperatura en ocasiones “pica” algo más alta de lo esperado, pero sin que por ello sea una problema grave.

Autonomía

Aquí el Huawei Mate 20 X nos ha dejado  un excelente sabor de boca, ya que la pantalla de grandes dimensiones no es un hándicap y se demuestra que la elección de esta -al menos en este apartado- es correcta. La batería integrada es de 5.000 mAh, una capacidad que es adecuada ya que las dimensiones del terminal dan para ello. Al dar uso al smartphone comprobamos que superar el día de uso habitual es constante -incluso, si manipulamos de forma intensiva el dispositivo esto es así-, llegando en la mayoría de los casos a superar medio día más por lo que estamos ante un modelo que es destacable sin ningún género de duda.

Al realizar pruebas con la pantalla siempre encendida, cabe destacar que con el brillo automático activado (que responde de forma excelente, por cierto), llegamos a las 14 horas siempre. E, incluso, si dejamos este parámetro al máximo las marcas siguen siendo excelentes: más de diez horas. Por lo tanto, está claro que el Huawei Mate 20 X es una bestia en lo que tiene que ver con la autonomía. A destacar que ninguno de los componentes abusa en exceso del consumo, y esto es todo un acierto por parte de la firma asiática.

No le falta una excelente carga rápida a este terminal, como ocurre con el resto de modelos de la gama Mate 20. Así, en 35 minutos es siempre posible rellenar hasta el 55% de la batería (hay que recordar su capacidad para juzgarla en su justa medida), un comportamiento que es muy destacable y todo ello sin problemas de temperatura, algo que no ocurre con otros modelos de la competencia.

Cámaras

Como toda la gama Mate 20, este modelo del que hablamos incluye una cámara trasera que cuenta con tres sensores: 40 + 20 + 8 megapíxeles (aperturas de F:1.8; 2.2; y 2.4, respectivamente), y las lentes están firmadas por Leica. Es decir, una configuración que es idéntica a la que pudimos ver en el Mate 20 Pro. Y, los resultados, son prácticamente los mismos apoyados en opciones como el uso de Inteligencia Artificial; estabilización óptica; ayuda al enfoque por láser; y, como no, también incorpora PDAF.

Cámara trasera del Huawei Mate 20 X

La calidad de las imágenes que se capturan es excelente, tanto por el día como por la noche (sí, incluye un Modo específico que permite conseguir resultados que son sorprendentes). El rango dinámico en todo tipo de situaciones es muy bueno, con un balance de blancos muy cuidado y que permite que se consigan excelentes fotos.

Un ejemplo de lo que se consigue con el Huawei Mate 20 X son los siguientes ejemplos:

Los retratos con desenfoque ofrecen un buen acabado, pero no es la mayor de las virtudes que ofrece el Huawei Mate 20 X (preferimos dar uso a la opción Apertura para ser precisos con lo que se desea conseguir). Aparte, no le falta el zoom híbrido que permite llegar a cotas realmente buenas al máximo (a 3X la pérdida de calidad es inapreciable). Por lo tanto, se mantiene el buen trabajo en la fotografía y este es uno de los motivos que destacan en el terminal.

La aplicación es muy buena, con algunas opciones que se pueden mejorar como por ejemplo que el acceso a HDR esté en la pantalla principal o que al orientar en horizontal el terminal todo se ajuste de forma mucho más eficiente. En lo que tiene que ver con los vídeos, aquí es donde probamos que la estabilización óptica es muy buena, tanto si se realizan grabaciones a baja resolución como a 4K, que es el máximo que ofrece el Huawei Mate 20 X.

Conclusión

Si te gustan los teléfonos grandes este Huawei Mate 20 X es uno de los que no debes dejar de pasar por alto. Para el precio que tiene, unos 899 euros, la verdad es que ofrece un gran hardware que posibilita obtener un rendimiento fantástico. Además, la autonomía es de lo mejor que hemos visto, y hablamos de un factor que para muchos es diferencial.

La pantalla sufre un poco con los ángulos de visión, pero no se ve del todo mal, y la fotografía ofrece todo lo bueno que actualmente integra Huawei en sus modelos de gama alta. Y, esto, son palabras mayores ya que es de lo mejor del mercado. En definitiva, un smartphone diferente y que ha llegado por sorpresa buscando la firma asiática ofrecer el teléfono más grande y de mayor calidad del mercado. Y, muy posiblemente, lo ha conseguido.

Lo mejor

  • Cámaras de buena calidad
  • Excelente autonomía
  • Rendimiento altísimo

Lo peor

  • Los ángulos de visión de su pantalla
  • Es pesado, lo que se nota al utilizarlo mucho tiempo
Compra del Huawei Mate 20 X en Amazon

Puntuación del Huawei Mate 20 X