Honor Play: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 8 de 10

sello de Movilzona 8Cada vez son más los usuarios que demandan terminales que sean potentes, capaces de ejecutar juegos existentes, y que no se tenga que desembolsar mucho dinero para poder conseguirlo. Un dispositivo que permite justo esto es el Honor Play, un smartphone completo y sin apenas carencias que viene para ser una de las mejores opciones del mercado si se tiene en cuenta la relación calidad/precio.

Este dispositivo llega con sistema operativo Android Oreo 8.1, y no le falta el habitual trabajo que Huawei integra en sus terminales llamado EMUI. El funcionamiento es óptimo, y debido a que no gestiona especialmente mal el uso de recursos, no hemos detectado que en el día a día o al ejecutar juegos existan retardos debido al desarrollo que hemos indicado. Para tener un contexto adecuado a la hora de valorar lo que ofrece el Honor Play, es importante indicar que el precio que tiene el termal es en este momento de 329 euros, un coste que a más de uno le resultará familiar ya que le permite competir de tú a tú con el POCO F1 que ya hemos probado en MovilZona.

Trasera del Honor Play

A continuación, dejamos los resultados que hemos obtenido con el Honor Play en las pruebas de rendimiento, así como las experiencias de cada uno de los apartados que son esenciales en un smartphone actual (y que tiene un claro objetivo, lúdico en particular). Eso sí, ya adelantamos que creemos que este terminal es uno de esos que, a los amigos, sin tener miedo a equivocarse se puede recomendar.

DiseñoPantallaHardwareAutonomíaCámarasConclusión

Diseño

Pese a ser un modelo que tiene como uno de sus objetivos principales el jugar con él, no es el único, ya que se puede utilizar sin problemas. En este dispositivo no se ofrecen elementos que son muy habituales en el mercado gamer como por ejemplo los colores llamativos y fluorescentes (algo que sí que ocurre con el modelo denominado Player Edition Red, algo más caro). El caso, es que hablamos de un smartphone acabado en metal -aluminio- y al que no le faltan bordes bastante redondeados que favorecen el agarre, algo que es importante en dispositivos que se tendrán en la mano durante largos periodos de tiempo.

Ficha del Honor Play

Con una gran autonomía como hemos comprobado, las sesiones de juego son cómodas, hay que destacar algunos elementos que hay en el Honor Play. Un ejemplo es que no le falta entrada de toma de auriculares por lo que cualquier tipo de cascos será posible utilizarlos con este terminal. Aparte, el dispositivo llega con dos altavoces por lo que se ofrece compatibilidad con sonido estéreo -3D Surround-, lo que son buenas noticias (por cierto, que la potencia es muy destacable, y los medios y altos no se comportan nada mal).

En lo que tiene que ver con el peso, el que ofrece el Honor Play es de 176 gramos -con una excelente distribución que permite una sensación de ser incluso más ligero-, correcto, y el grosor es de sólo 7,5 milímetros, algo que es una buena noticia para el agarre ya que lo facilita. Bien en la resistencia al darle uso y llevarlo en el bolsillo, la ubicación de elementos es la habitual: puerto USB tipo C en la parte inferior; botones en el lateral derecho, que ofrecen buena resistencia a la presión pero bailan algo más de lo deseable; y hay un ligero acabado curvado en los laterales del panel, donde por cierto no falta notch, que hace que el aspecto sea atractivo.

Notch del Honor Play

En la parte trasera destaca la presencia de un lector de huellas que ofrece un excelente comportamiento -al Honor Play no le falta reconocimiento facial, que funciona de forma correcta pero en situaciones oscuras pierde algo de efectividad, pero nos ha encantado la rapidez con la que trabaja-, y poca cosa más hay excepto la presencia de los sensores de la cámara principal que sobresalen un poco. El caso es que nos ha quedado claro que este terminal está bien acabado y que es bastante atractivo, por lo que no queda mal en la mano y cumple sin problemas en este apartado pese al precio que tiene que no es muy elevado. Buen trabajo el realizado en líneas generales. Los colores de este terminal son el negro, azul y violeta (el rojo se queda en la variante más gamer).

Análisis en vídeo del Honor Play

A continuación, dejamos el repaso en vídeo del smartphone del que hablamos en un análisis por parte del compañero José Morales de Android Ayuda. En él, se puede ver todo lo que ofrece este terminal:

Pantalla

Como ya hemos indicado este modelo llega con notch -algo grande- en la parte superior de este componente, que se aprovecha para incluir elementos para el reconocimiento facial y que por suerte, se puede ocultar (si así se desea).  El panel integrado es de 6,3 pulgadas tipo LTPS, siendo la resolución Full HD+ con un ratio de 19.5:9, lo que hace que el dispositivo sea estrecho y quede bien en la mano. Por cierto, que la densidad de píxeles es de 409 ppp, más que suficiente para que la definición de letras y objetos mostrados sea muy buena, algo que hemos certificado en las pruebas.

Pantalla del Honor Play

En lo que tiene que ver con la calidad de imagen, esta es bastante buena, pero en un principio los colores nos parecieron algo cálidos al mostrarse. Esto se corrige sin el más mínimo problema ya que el sistema operativo lo permite. El caso es que se ven muy bien tanto las películas como las fotos, y  los ángulos de visión son bastante elevados lo que son buenas noticias (no hay deformaciones evidentes y esto al jugar se agradece). En lo referente al brillo, este es correcto pero no es de lo mejor que hemos visto -con picos máximos de 435 nits en uso normal-. ¿Esto hace que en exteriores se vea mal la pantalla del Honor Play? Pues no, para nada ya que en días muy luminosos hemos utilizado el dispositivo sin problemas. Eso sí, el ajuste automático de este debería ser un poco más rápido.

Con buena respuesta táctil, excelente habría que decir, y una gran sensación al manipular el panel, hay que decir que la calidad de este componente es muy buena y cumple perfectamente tanto para leer noticias como para jugar. Excelente aprovechamiento frontal que supera el 80%, por lo que hablamos de un Todo Pantalla de pura cepa y esto se agradece en lo que tiene que ver con la experiencia visual, que es muy positiva. Por cierto, no hay compatibilidad con HDR, por su precio es normal, pero sí que permite la reproducción de videos de Netflix en HD (algo que, por ejemplo, el POCO F1 no permite).

Brillo de la pantalla del Honor Play

Hardware

Con este terminal ocurre algo parecido a lo que ya vimos en el POCO F1: incluye un procesador de gama alta con un precio de media, y eso son buenas noticias para el usuario no hay duda. El caso es que en el Honor Play existe un SoC Kirin 970, sí el mismo de ocho núcleos y GPU Mali-G72M12 que hay en el Huawei P20 Pro y que, evidentemente, hace que se ofrezca una potencia realmente alta con todo tipo de aplicaciones, juegos en 3D incluidos. Y esto lo comprobamos al dar uso al dispositivo, donde títulos como Asphalt se ejecutan con una excelente solvencia y sin nada de lag. El caso, es que nos ha gustado bastante.

Aspecto del Honor Play

En lo que tiene que ver con la memoria la elección es de 4 GB -existe una versión superior que llega a los seis- y 64 gigas de almacenamiento. Buenas elecciones y en los test comprobamos que la soltura con los datos es bastante alta incluso con procesos sostenidos de copia y lectura. Por cierto, que existe la posibilidad de aumentar el espacio para guardar datos, ya que el Honor Play es compatible con el uso de tarjetas microSD. En definitiva, todo lo que se puede necesitar para que el funcionamiento sea de muy bueno a excelente.

Fecha de compra y precio del Honor Play en España

Estos son ejemplos de los resultados obtenidos con el Honor Play en las pruebas de rendimiento que habitualmente utilizamos en MovilZona:

En lo que tiene que ver con la conectividad, el terminal llega con todo lo que se puede necesitar y, por lo tanto, es muy completo. Así, por ejemplo, incluye chip NFC, algo que alguno de su competencia no integra, y el funcionamiento tanto del acceso a redes WiFi como a los datos es rápido. Especialmente destacable es el primero, donde en viviendas de tres plantas ha demostrado una potencia que no esperábamos (lástima que la versión Bluetooth sea sólo la 4.2).

El sistema operativo funciona bastante bien, el trabajo que va por encima no es precisamente un problema ya que posibilita sacar el máximo rendimiento al hardware en la mayoría de los casos. Por lo tanto, no es un hándicap, pero tampoco ofrece una experiencia pura al utilizar Android.

Autonomía

Sorpresa y positiva en el Honor Play. El dispositivo integra una batería de 3.750 mAh de amperaje, a la que no le falta compatibilidad -gracias al procesador- de carga rápida compatible con procesos de hasta 10 vatios (nada de inalámbrica, algo que estaba claro con el acabado metálico del terminal). El caso, es que el comportamiento que hemos comprobado que ofrece el smartphone es realmente bueno, mejor que algunos modelos que utilizan el procesador Kirin 970 con EMUI. Gran trabajo, la verdad.

Hemos llegado al día y medio de uso habitual sin el más mínimo problema y, si se baja el tiempo en pantalla, no es descartable llegar a los dos. Aparte, si hablamos del uso con los juegos y la pantalla encendida, los tiempos llegan sin problemas a las ocho horas y lo superan en muchas ocasiones. Buen equilibrio de hardware y software, con un balanceado del panel excelente que no es para nada un componente especialmente “tragón”. Nos ha gustado, y mucho, aquí el Honor Play.

Cámaras

Lo primero es hablar de los componentes que se han elegido para el Honor Play en un apartado importante pero que no es capital debido a la orientación que ofrece el dispositivo. En la cámara principal se incluyen dos sensores de 16 + 2 megapíxeles (este último dedicado a la profundidad), con aperturas de F:2.2 y 2.34 respectivamente. No le falta uso de PDAF y opciones de uso como HDR (la grabación, alcanza los 2160p). En lo que tiene que ver con el elemento para los selfies, el integrado es de 16 Mpx con focal F:2.0 que graba a calidad Full HD.

Cámara del Honor Play

Evidentemente, aquí el Honor Play no saca tanto pecho como en los anteriores, y tiene lógica con su precio. El caso es que con buena luz las cosas no van especialmente mal, con una definición aceptable y sin que existan especiales aberraciones. Cuando hay dificultades, como en interiores, se procesa en exceso lo conseguido para de esta forma que no se note el exceso de ruido y esto hace que exista cierto grado de irrealismo. No es algo dramático, pero las cosas son así. Bien en el rango dinámico, no son igual de buenas las cosas con el balance de blancos. Pero, en general es un terminal cumplidor, al que no hay que exigirle mucho ya que no lo conseguirá.

Un ejemplo de lo que es posible conseguir con el Honor Play a la hora de hacer fotos son los ejemplos que dejamos a continuación:

Tiene el Honor Play algunos detalles que son positivos, como por ejemplo que realiza capturas en RAW o que es posible realizar tomas con desenfoque (trasero por hardware y delantero mediante software). El caso, es que no se comporta especialmente mal. Por cierto, que en este smartphone existe la ayuda de la Inteligencia Artificial que da uso del chip NPU del Kirin 970, y esto hace que sea mucho más sencillo y efectivo el hacer fotos con los ajustes adecuados.

Con una buena aplicación integrada, donde hay opción de dar uso a  los gestos y al Modo retrato, al grabar con el Honor Play los resultados son buenos, pero se nota la falta de estabilización, como es lógico. Eso sí, nos ha convencido el enfoque, que es algo más rápido de lo que se suponía en este tipo de procesos.

Conclusión

Lo cierto es que nos ha gustado, y bastante, el Honor Play. Destaca en muchos apartados, como por ejemplo el rendimiento (con los juegos un poco por detrás del Snapdragon 845) y ofrece componentes que son muy llamativos, como su pantalla que es realmente buena y su completa conectividad. Aparte, la autonomía está perfectamente balanceada y no se calienta nada -sin tener que recurrir a complejos sistemas de refrigeración-.

Botones integrados del Honor Play

Evidentemente hay apartados en los que se ha recortado debido a su precio, como el fotográfico, pero lo que está claro es que si se compra un Honor Play se puede estar seguro que se tiene un dispositivo para mucho tiempo y, siempre, con una excelente experiencia de uso. Un smartphone de lo más recomendable, la verdad.

Lo mejor

  • Excelente autonomía
  • Buen rendimiento en todo tipo de situaciones
  • Conectividad muy completa
  • Sonido de bastante calidad

Lo peor

  • Calidad de las cámaras algo justa
  • La interfaz de usuario es algo recargada
EUR 329,00 EUR

Puntuación del Honor Play