Honor 9

Análisis del Honor 9

Valoración: 7,5 de 10

Sello Movilzona 7Hemos probado la renovación de uno de los modelos de gama media/premium más llamativos del año pasado; el Honor 8. Por lo tanto, son muchas las expectativas con las que llegamos al análisis de este smartphone, al que hemos podido probar durante varios días para conocer exactamente lo que se debe y puede esperar de él. Nos referimos al Honor 9.

Lo cierto es que el segmento en el que se coloca el Honor 9, supuestamente un escalón por debajo del Huawei P10, por poner un ejemplo, se ha complicado extraordinariamente desde hace un par de años. Esto se debe a que muchos son los fabricantes que buscan hacerse con una parte de este pastel que, ciertamente, cada vez es mayor ya que está claro que estos modelos ofrecen ya mucho y bueno. Por lo tanto, el Honor 9 no lo tiene sencillo, eso es completamente cierto.

Brillos parte trasera del Honor 9

A continuación, indicamos todo lo que nos ha parecido el Honor 9, un modelo que incluye varias mejoras respecto al dispositivo al que sustituye en el mercado que ha sido uno de los que más nos ha llamado la atención en MovilZona. ¿Lo hará este también?

Aspecto del Honor 9

Si el Honor 8 ya nos pareció un terminal muy atractivo, con este modelo que hemos probado se ha dado un paso adelante claro y, sin perder sus líneas representativas, se han pulido algunos apartados que le hacen ser un modelo que, incluso, se puede considerar como diferencial en lo que tiene que ver con el diseño. Un ejemplo son los reflejos que se consiguen en su parte trasera, que varían según es la luz que incide sobre ella… y con gran acierto ya que consigue incluso el ansiado efecto wow que buscan tanto fabricantes como usuarios.

Con unas dimensiones bastante estándar y que permiten darle uso con sólo una mano, lo que es de agradecer en los tiempos que corren, cabe destacar el acabado curvado de los laterales –no llega a los niveles del Galaxy S8 evidentemente, pero sí que hacen que el agarre nos parezca muy cómodo y ergonómico. Muy bien, la verdad, dar uso al Honor 9 por un tiempo continuado es muy agradable. Si te preguntas por al aprovechamiento del frontal. Es bueno, pero no llega a lo que se ve en la gama alta… como es lógico, no se debe olvidar que es un “media”.

Puerto USB del Honor 9

Sin elementos que rompan un diseño que es uniforme, incluso los sensores de la cámara no sobresalen de la parte trasera, lo que sí ha ocurrido es que se ha pasado el lector de huellas al frontal en vez de estar ubicado en la trasera. El funcionamiento de este accesorio integrado es muy bueno como ya es norma en los dispositivos firmados por Huawei, pero al menos en nuestra opción se pierde algo de ergonomía en el uso (pero depende también de cada usuario y cómo cada uno de uso al terminal). Por cierto, que se mantiene la conexión USB tipo C en la parte baja –donde está también la toma de auriculares que es llamativa por el color del anillo que la rodea que es el mismo que el utilizado en los espacios de la carcasa que dejan salir las señales de las antenas. Un detalle este que demuestra lo cuidado del acabado del Honor 9.

Botones del Honor 9

A destacar que el terminal incluye emisor de infrarrojos, algo cada vez menos habitual y que tiene su funcionalidad y, por ello, es un acierto. Aparte, el Honor 9 incluye los botones de control del sistema operativo en la pantalla, algo ya habitual en EMUI y los que existen hardware como por ejemplo los de volumen -todos ellos en la parte derecha- ofrecen una excelente resistencia a la presión y están muy bien acabados (no bailan, y eso nos ha gustado mucho). Por cierto, en el lado izquierdo, está sólo la bandeja para las tarjetas ya que es tipo Dual SIM. Es decir, nada de novedades nunca vistas, pero la verdad es que el teléfono tiene un acabado y diseño muy atractivo gracias al metal y cristal utilizado.

Esquina del Honor 9

Hardware del Honor 9

Pues lo primero es dejar claro qué es lo más importante que ofrece el Honor 9. El procesador interno es un Kirin 960 de ocho núcleos a 2,5 GHz los más potentes que se apoyan en una GPU Mali-G71 MP8. A esto se le tiene que sumar una RAM que puede ser de 4 o 6 GB (tipo LPDDR4) y que, dependiendo del modelo que se selecciona, incluye un almacenamiento interno de 64 o 128 gigas respectivamente. Esto ya hace pensar que el rendimiento no es un problema para el Honor 9 y así ha sido.

Resultado en basemark del Honor 9

No hemos tenido retardo alguno en el uso del terminal, independientemente de la aplicación que se utilice e, incluso, la ejecución de desarrollos usados como los juegos con gráficos en tres dimensiones (ya sean de acción o de conducción) o la propia aplicación cámara tiene una soltura que nos ha gustado mucho y que supera sin problemas a lo ofrecido por el Honor 8. Por cierto, se incluye la opción de dividir la pantalla y ejecutar dos aplicaciones en paralelo, y todo ha ido como la seda. Funciona muy bien el Honor 9 y la experiencia de uso es fantástica. ¿Mejor que, por ejemplo, con el Galaxy A5 2017? Pues más o menos, aunque hay algunos detalles del modelo de Samsung que nos convencen un poco más, como por ejemplo el del sonido, pero en funcionamiento todo es muy parejo.

Estos son los resultados que hemos obtenido en las pruebas que habitualmente utilizamos en MovilZona para establecer una comparativa con otros modelos:

No hemos detectado problemas de calentamiento excesivo con el uso continuado, y no llega a niveles que no sean los habituales que ofrecen otros modelos metálicos… aunque si se le exige mucho al Honor 9 y durante un tiempo amplio, las cosas cambian un poco. Un par de detalles a comentar: el uso de la conectividad Bluetooth es mejor que en la generación anterior, ya que algunos fallos de sincronización detectados no existen en este modelo, y, además, la rapidez con la que se transfieren datos gracias a la conexión USB tipo C, nos ha convencido plenamente.

Imagen superior del Honor 9

En lo que tiene que ver con la autonomía, lo primero es decir que hay que aplaudir que el Honor 9 incluye una batería con una carga de 3.200 mAh, lo que supera a la del modelo al que sustituye en el mercado (y, esto, no es precisamente tendencia en el mercado). Este componente aprovecha la tecnología de carga rápida de Huawei, y su funcionamiento es bastante correcto: en 30 minutos conseguir más o menos el 50% es lo habitual (ya se sabe que cuando menos queda para analizar el proceso, este se ralentiza). El caso, es que conseguir más de un día de uso es completamente posible –siempre con un uso normal-.

Test de autonomía del Honor 9

La pantalla nos ha parecido que es algo más tragona de lo esperado, ya que al comprobar el tiempo que ofrece cuando este componente está activo siempre, el tiempo se acerca siempre a las ocho horas, algo que no está mal. Pero que no supera a lo que otros modelos con los que compite sí que ofrecen, especialmente los que dan uso a paneles SuperAMOLED.

Pantalla del Honor 9

En ocasiones no es necesario incluir una pantalla con una resolución QHD para conseguir una buena calidad de imagen y, este, es el caso del Honor 9. El panel IPS que tiene el dispositivo es de 5,15 pulgadas Full HD, lo que permite alcanzar los 428 ppp de densidad de píxeles y dispone de acabado 2.5D. Lo cierto es que nos ha gustado bastante, ya que la definición es notable y los colores están bien implementados (se puede jugar con los colores en las opciones que permite la capa de personalización EMUI). Por lo tanto, cumple perfectamente aquí el terminal.

Imagen pantalla del Honor 9

Pero, eso sí, hay un detalle que creemos que es mejorable en el Honor 9: el brillo es algo bajo y harían falta algunos nits más, lo que se deja notar en exteriores, donde en algunos casos hemos tenido dificultades para ver perfectamente lo que se muestra en la pantalla -incluso, si se activa el apartado específico para mejorar esto que se incluye en el software-. Los ángulos de visión son buenos, y las huellas no son un problema ya que la protección oleofóbica es bastante buena.

Como ya hemos dicho los marcos de la pantalla no son los mejores que hemos visto, pero cumplen sin el más mínimo problema, aunque en siguientes generaciones lo ideal es avanzar de forma decidida en este apartado -el aprovechamiento frontal se queda en un 70%). Por cierto, una pantalla activa sería una buena idea, ya que resulta de ayuda cuando uno se acostumbra a ella (eso sí, ahora ya el poder despertar el dispositivo con un doble golpe en el panel no es tan importante como en el Honor 8, ya que la ubicación del lector de huellas frontal permite que esto sea así).

Cámara y fotos con el Honor 9

Aquí hemos detectado avances, sí, pero no tantos como esperábamos. El caso es que el hardware integrado es el siguiente: para la cámara principal se utilizan dos sensores de 20 y 12 megapíxeles, (el primero para las imágenes monocromas y, el segundo, para las RGB). La apertura es de F:2.2 y, lo cierto, es que permite opciones tan efectivas como el zoom 2x (híbrido en este caso) que se utiliza pulsando en el icono de la pantalla y unas tomas en blanco y negro excelentes. En lo que tiene que ver con el elemento para los selfies, el elegido es uno de 8 Mpx con focal F:2.0, que cumple bien con su función.

Cámara dual del Honor 9

Los resultados son buenos, con una calidad realmente buena cuando las condiciones lumínicas son buenas y no se tiene que apurar al máximo las lentes. Realmente bien aquí… pero cuando la luz escasea las cosas cambian un poco, y se tiende a obtener fotos algo movidas en ocasiones, por lo que el pulso es importante… o el uso de un trípode. Es decir, que se mantiene más o menos lo mismo que ocurría con el Honor 8. La causa es el rango dinámico y la falta de estabilización óptica, no hay duda, donde se ve superado el Honor 9 por algunos de sus competidores directos. De todas formas, no estamos ante un mal terminal en este apartado, ni mucho menos.

Estos son ejemplos de lo que hemos conseguido con el Honor 9 al dar uso a su cámara dual:

La aplicación cámara, sin grandes cambios, nos ha gustado y nos ha parido muy completa y sencilla de utilizar (sigue faltando animar ese cambio de uso en horizontal el dispositivo). Por cierto, que se incluyen algunos modos nuevos, como por ejemplo Panorámica 3D o la opción de convertir algunos resultados conseguidos en GIFs o poder dar uso al desenfoque, algo que ya es una norma en los modelos de 2017 con dos sensores (y no están mal los resultados que hemos conseguido).

En lo que tiene que ver con las grabaciones, las que permite el elemento principal es 4K, lo que es bueno, pero se nota la ausencia de la estabilización antes comentada. Bien en el autoenfoque, convence aquí el Honor 9, la verdad:

Conclusión

Este es uno de los mejores dispositivos de la gama media/premium que existen en la actualidad. Sus avances son adecuados (aunque esperábamos alguno más, la verdad). Estéticamente el Honor 9 es un modelo atractivo que cuenta con un acabado que le hace ser muy llamativo y difícil. En cuestión de de potencia, no tiene problemas con todo tipo de aplicaciones, juegos incluidos, y lo cierto es que la experiencia de uso es muy buena.

En la cámara esperábamos un salto evolutivo algo mayor (y, quizá, la llegada de la colaboración de Leica), además la pantalla necesita de más brillo, al menos eso es lo que opinamos después de utilizar el Honor 9. Sin grandes fallos y con apartados bastante destacables, hay que decir que este modelo que llega con Android Nougat y personalización EMUI no defraudará a nadie que se lo compre.

Lo mejor

  • Diseño muy atractivo
  • Rendimiento más que solvente
  • Gran experiencia de uso

Lo peor

  • Brillo de la pantalla mejorable
  • La cámara no ha evolucionado en exceso

Puntuación del Honor 9


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.