Análisis del Honor 10 Lite: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 7,5 de 10

Sello Movilzona 7Esta nueva apuesta de Honor para el segmento de gama media es bastante interesante en líneas generales. La compañía ha realizado avances en algunos apartados clave en este modelo, pero existen algunos detalles en los que se podía avanzar un poco más. El caso, es que el Honor 10 Lite es un terminal que resulta bastante completo.

Una de las cosas que nos ha gustado de este smartphone es que llega con sistema operativo Android Pie (sin que le falte el desarrollo habitual de Huawei en sus terminales Android, en este caso la novena versión de EMUI). Por lo tanto, hablamos de un conjunto que es completamente reconocible y que incluye una buena cantidad de modificaciones respecto al desarrollo puro de Google. Bien es cierto que no consume excesivos recursos y esto se hace notar y, además, se añaden ciertas mejoras como en la aplicación cámara o el llamado Balance digital que permite controlar el uso que se le da al teléfono (de una forma parecida a lo que ofrece Bienestar digital en los Pixel).

A continuación, dejamos las opiniones y datos más relevantes que hemos obtenido al probar de forma continuada y en uso habitual el Honor 10 Lite.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Cámaras
  6. Conclusión

Diseño

Aquí nos hemos encontrado una de las sorpresas del Honor 10 Lite: está acabado en plástico, no en cristal como ofrecen muchos modelos de gama media (incluido el Honor 9 Lite). La verdad es que el terminal se ve atractivo y no desentona -especialmente por el degradado del color que ofrece-, pero en el agarre el material de fabricación salta a la vista de forma clara. Por lo demás, las líneas son bastante reconocibles en los modelos de este fabricante, en especial en la parte trasera donde la posición de las cámaras así como su colocación se puede ver en el Honor 8.

Imagen trasera del Honor 10 Lite

No existen grandes novedades en lo que tiene que ver con los elementos que son habituales en un smartphone. Así, por ejemplo, los botones hardware están situados en el lado derecho, con una buen acabado y posición… aunque con un ligero “baile” al ser pulsados. A destacar una ligera curvatura en la parte trasera que nos ha gustado por la buena ergonomía que ofrece, pero que se ve algo limitada por lo resbaladizo que es el Honor 10 Lite. Por cierto, que en la zona inferior está el puerto de recarga, que es microUSB por lo que no se da un esperado y ya casi indispensable salto a tipo C y el altavoz que se incluye en el teléfono. Este es potente y con una definición adecuada (los medios quedan poco definidos), pero la posición de este elemento hace que obturarlo sea de lo más habitual.

El frontal tiene pocas sorpresas, más allá del uso de notch tipo gota de agua que queda realmente bien y no se come mucho espacio de la parte superior de la pantalla. En la parte trasera está el lector, que ofrece una fantástica eficiencia como es habitual en los terminales de Huawei (excelente su velocidad de reconocimiento) y hay que comentar algo de este lugar: las huellas, por lo brillante de su acabado, se quedan especialmente marcadas algo que se debe tener en cuenta.

Lector de huellas del Honor 10 Lite

Al Honor 10 Lite  no le le falta reconocimiento facial, que no es 3D, pero que con buena luz funciona de una forma adecuada (con varias opciones de configuración, como por ejemplo el desbloquear el teléfono al detectar el rostro o el poder dejar un paso adicional para que realice el usuario). Como es lógico para un terminal que cuesta 239 euros, no hay protección frente al agua  y polvo.

Comparativa entre el Honor 10 Lite, Huawei P Smart 2019, Xiaomi Mi A2 y Moto G6

En resumen, un teléfono reconocible con un diseño que es adecuado y que ofrece buenos detalles, como su excelente lector de huellas. Pero que, el uso del plástico, es algo que puede no gustar a algunos.

Pantalla

La apuesta aquí es la que esperábamos en un teléfono de su rango de precio. Es decir, un panel tipo IPS que tiene grandes dimensiones: 6,21 pulgadas. El ratio de pantalla que ofrece es de 19.5:9 y esto sumado a que la resolución es Full HD+, permite que el Honor 10 Lite alcance una densidad de píxeles de 415 ppp. Por lo tanto, sobre el papel la definición es buena… algo que comprobamos que es así ya que ni con textos ni con objetos que se muestran en pantalla encontramos problema alguno.

Panel del teléfono Honor 10 Lite

Ya hemos indicado antes que este modelo integra notch y, además, ofrece unos marcos bastante reducidos (algo menos el inferior).Con todo esto, su aprovechamiento frontal es de un 83%, por lo que se le debe considerar un Todo Pantalla, algo que salta a la vista y que le dota de un buen aspecto en general. Pese a que la protección de la pantalla no es avanzada, esta resiste bien el día a día como hemos comprobado, y la respuesta táctil nos ha parecido excelente.

¿Y la calidad de imagen? Pues la verdad es que mejor de lo esperado. Los colores se representan con gran veracidad (y se puede realizar configuración por software al respecto, como cambiar la resolución del panel), aunque hay una ligera tendencia al verde al utilizar grises muy fuertes. Los ángulos de visión nos han gustado mucho, realmente son buenos, y el brillo cumple sin problemas superando en ocasiones los 400 nits -pero, eso sí, a veces esto le cuesta-. El caso, es que en exteriores comprobamos que no hay problema alguno para conseguir una buena visualización incluso en días de luz intensa.

En definitiva, sin ser el mejor panel del mercado, lo que es completamente lógico, lo cierto es que el Honor 10 Lite aquí nos ha sorprendido de forma positiva ya que el panel que integra es mejor de lo esperado. Por lo tanto, leer texto o disfrutar de películas es algo que se consigue con una buena calidad en este terminal, que no hay que olvidar que ofrece un panel que no es precisamente pequeño y, esto, encaja con la tendencia actual.

Hardware

Este es un apartado en el que se apuesta sobre seguro, ya que la combinación de componentes principales es la siguiente: procesador Kirin 710, un SoC de ocho núcleos que tiene una GPU Mali-G51 MP, y la RAM es de 3 GB. Es decir, que se cumple con lo básico que se espera en la gama media. La experiencia de uso es correcta, sin grandes alardes y con solvencia suficiente para que aplicaciones habituales, como el navegador Chrome, funcione sin problemas. Por lo tanto, no hay música crítica en el día a día -incluso al manejar varios desarrollos a la vez, aunque aquí se detecta algo de fatiga en los cambios de apps-.

Notch frontal del Honor 10 Lite

Eso sí, con los juegos exigentes, como por ejemplo Asphalt 9 o el propio PUBG se aprecian algunos tirones y esto se debe a la gráfica, esta no es capaz de manejar imágenes complejas de la mejor forma posible. Un detalle, el almacenamiento es bastante rápido, en especial al leer, y se puede ampliar mediante el uso de tarjetas microSD.

A continuación dejamos algunos ejemplos de los resultados obtenidos en las pruebas de rendimiento que utilizamos habitualmente en MovilZona (por cierto el control de temperatura es mejorable):

En la conectividad hay buenos detalles, como por ejemplo que se incluye NFC, lo que le hace diferenciarse de otros modelos de gama  media y posibilita el realizar pagos móviles. Además, el Honor 10 Lite dispone de toma de auriculares, y de buena calidad todo hay que decirlo. Por el contrario, el acceso a redes WiFi no incluye la opción de utilizar 5 GHz, lo que hace que se tenga que limitar a la banda de 2,4 GHz y, esto, hace que la velocidad sea algo inferior y que se trabaje en la más habitual (y sucia). Finalmente, hay que decir que la conexión Bluetooth funciona como debe, aunque sea versión 4.2, y con los coches y altavoces todo ha ido de maravilla.

En definitiva, no desentona el Honor 10 Lite al utilizarlo en el día a día, pero con los juegos esperábamos un rendimiento algo superior, sin que sea un desastre claro.

Autonomía

Uno de los mejores detalles del Honor 10 Lite. la batería integrada ofrece un amperaje de 3.400 mAh, una carga decente para suministrar energía a su procesador Kirin 710 y a la pantalla, que se comportaron de una forma realmente buena en este apartado. Así, conseguir un día y medio de uso es lo habitual con el terminal, algo que no todos los modelos ofrecen y que se convierte en uno de los factores diferenciales que ofrece. Incluso, su comportamiento es muy bueno al tener encendida la pantalla de forma constante, con trabajos de más de nueve horas, lo que también es muy positivo (por cierto, el sistema operativo es también un elemento positivo en la autonomía).

Este modelo no tiene carga inalámbrica como es lógico por su precio, y la habitual es compatible con 5V/2A 10W, por lo que está algo por encima de la media pero no llega a los niveles de tecnologías como Quick Charge en sus últimas versiones. El caso, es que los procesos de 0 a 100% se completan en poco más de una 1 hora y 45 minutos, que no está mal para la batería que tiene el Honor 10 Lite, pero que no es lo mejor que hemos visto. Eso sí, de problemas de temperatura, nada de nada.

Cámaras

Como buen gama media actual, al Honor 10 Lite no le falta el uso de una principal que incluye dos sensores. Estos son de 13 + 2 megapíxeles (con focal de F:1.8 y F:2.2 respectivamente). El propio para los selfies es de 24 Mpx, con apertura de F:2.0. Los resultados, ya os avanzamos son los que habitualmente se dan en su segmento del mercado: hay luces y sombras.

Cámara trasera del Honor 10 Lite

Con la cámara trasera se consiguen buenas fotos con buena luz, destacando el balance de blancos por encima del resto. La nitidez es adecuada pero al hacer zoom se aprecia un efecto acuarela evidente, pero es algo que no es raro en la gama media. El rango dinámico es correcto, y lo cierto es que hay que decir que el Honor 10 Lite es equilibrado. Con poca luz las cosas bajan de nivel, con ruido que aparece de forma clara y con dificultades con las luces artificiales especialmente con las blancas que la muestra más cálida de lo esperado.

Estos son algunos ejemplos de lo que se consigue con la cámara principal del Honor 10 Lite:

Existe ayuda de Inteligencia Artificial en el terminal, que se activa y desactiva de forma sencilla. Esta no mejora especialmente los resultados con poca luz, y tiene la tendencia habitual a sobresaturar los colores que son intensos. Pero, la ayuda se agradece. Con los retratos con desenfoque los resultados son justos, ya que con elementos como las gafas se tiene problemas en conseguir los recortes deseados, pero en general lo que se obtiene es bastante pasable.

Las grabaciones, con calidad máxima Full HD, son adecuadas pero se hace notar la ausencia de estabilización. Eso sí, la inclusión de PDAF nos parece un acierto ya que con ello se mejora, y mucho, el autoenfoque en líneas generales.

Conclusión

Un modelo que muestra claramente lo bien que se le da la gama media a Honor. De este terminal lo que más nos ha gustado es su pantalla, que ofrece una calidad superior a la esperada, y, también, destaca su autonomía, mucho mejor de lo que indican las cifras de carga de la batería. Además, no es nada malo precisamente que se incluya NFC (aunque es una pena que se mantenga el microUSB como la conexión de cable elegida).

Imagen lateral Honor 10 Lite

El plástico como material de fabricación del Honor 10 Lite es algo que nos ha sorprendido, y la cámara cumple con su cometido sin fallar para ser un modelo de gama media. En definitiva, un teléfono que es buena opción para los que buscan un terminal económico y con pantalla grande… y al que no le falta Android Pie.

Lo mejor

  • Muy buena autonomía
  • Pantalla de calidad
  • Incluye NFC

Lo peor

  • Acabado en plástico
  • Utiliza conectividad microUSB

Puntuación del Honor 10 Lite