Prueba de la sorprendente cámara del Realme 6

Móviles

En la actualidad los smartphones que desean impactar en el mercado deben incluir una cámara de una alta calidad, y para ello son muchos los fabricantes que recurren a la inclusión de varios sensores para conseguirlo. Un ejemplo es el Realme 6, un dispositivo que tiene nada menos que cuatro y que hemos probado para conocer lo que es capaz de conseguir con ellos.

El Realme 6 es un dispositivo que ofrece un hardware potente y, especialmente, completo. Pues bien, esto se mantiene en lo que tiene que ver con su elemento trasero que es el encargado de realizar la mayoría de las fotos. Y, esto, viene a continuar con las buenas sensaciones que ofrece este dispositivo a la hora de medir su rendimiento y, como no, su autonomía.

Sensores de la cámara del Realme 6

Una cámara de cuatro sensores en el Realme 6

Lo cierto es que este número de elementos ya no es una sorpresa, pero no deja de llamar la atención. Una de las cosas que se deben tener en cuenta es la función que cumple cada uno de ellos. Es la siguiente de arriba hacia abajo: gran angular; componente principal; sensor de profundidad; y, finalmente, uno que se utiliza especialmente para las tomas tipo macro. Es decir, que no se innova pero sí que aseguran un buen comportamiento en líneas generales a realizar diferentes tipos de tomas.

Si te preguntas por los datos técnicos más importantes para cada uno de los sensores que son parte del Realme 6, esto es lo que se debe conocer principalmente:

  • 8 MPx con focal F:2.3, 13 mm y 119 grados
  • 64 MPx con apertura F:1.8, 26 mm y PDAF (sensor ISOCELL Bright GW1 de Samsung)
  • 2 MPx con focal F:2.4, (depth)
  • 2 MPx con apertura F:2.4 y 22 mm

Lateral cámara del Realme 6

Estas son las armas que tiene el smartphone del que hablamos para convertirse en una buena opción incluso en el apartado fotográfico y, de esta forma ofrecer una buena relación calidad/precio global. Eso sí, ya hay algo que destaca y que se debe tener en cuenta: no incluye estabilización óptica, algo que en algunos momentos puede resultar muy útil.

Fotografía que se consigue con este smartphone

Por defecto las fotos que se hacen con el Realme 6 son de 16 Mpx, pese a que el sensor principal ofrece una resolución mucho mayor de 64 megapíxeles que tiene algo de ganancia de detalle pero no es especialmente destacable (que, evidentemente, se puede dar uso mediante la elección de un Modo en la aplicación que llega con el smartphone). En general, las fotos que se hacen de forma automática y con la IA activada son bastante buenas, mostrando un amplio rango dinámico y poco ruido… pero el balance de blancos es mejorable ya que hay muestras claras de sufrimiento con las tomas especialmente luminosas.

Un ejemplo de lo que es posible conseguir en diferentes circunstancias con este smartphone son las imágenes que dejamos a continuación:

Algo que nos ha parecido importante es que el post-procesado no es malo y, además, es barato y rápido, lo que es de agradecer. Eso sí, en algunos casos esto parece que perjudica a los resultados finales donde colores intensos (como el propio de las plantas o las flores) se notan algo difuminados. Hay que destacar que el gran angular funciona especialmente bien, ya que no hay fallos evidentes en los laterales de las imágenes y la definición es bastante buena.

Otros buenos comportamientos del Realme 6 son una macro precisa y rápida. No se llega a los niveles de modelos de gama alta como por ejemplo los de Huawei, pero lo cierto es que nos ha gustado bastante el terminal en este tipo de trabajos. También las fotos con desenfoque se comportan bastante bien, con algún sufrimiento en interiores, pero no es algo especialmente grave y lo cierto es que es de lo mejor en su rango de precio.

Finalmente, como se puede ver en los siguientes ejemplos, por la noche se logran fotos aceptables, pero con falta de detalle en muchos casos pese a que se utilice el Modo específico para este tipo de tomas que es rápido todo hay que decirlo.

Vídeos y aplicación Cámara

En los vídeos hay que decir que la falta de estabilización óptica se deja notar. Bien es cierto que el uso del zoom es mejor del esperado (en especial en rangos bajos), pero hay momentos en los que el movimiento no se corrige por software y, por lo tanto esto es importante tenerlo en cuenta. ¿Suficiente para publicar en redes sociales? De sobra, la verdad. Importante indicar que se pueden realizar trabajos a 4K (30 FPS) y Full HD a 60 cuadros por segundo.

La aplicación es completa, con uso de gestos para acceder a diferentes apartados entre los que no faltan el propio para ajustar de forma manual diferentes parámetros o un útil Ultra Macro. El caso, es que por manipulación no hay nada que objetar a este dispositivo y, eso sí, quizá alguna posibilidad más seria de agradecer. El caso, es que cumple perfectamente.

Escrito por Iván Martín