Xiaomi Redmi Note 3

Análisis a fondo del Xiaomi Redmi Note 3

Valoración: 8,5 de 10

sello de Movilzona 8Que la gama media es cada vez más interesante es algo que está muy claro, y un buen ejemplo de lo que decimos es el terminal que hemos analizado: el Xiaomi Redmi Note 3. Este es un modelo que llega con avances interesantes respecto al dispositivo al que sustituye pero, especialmente, el gran salto cualitativo llega en el apartado del diseño, como explicaremos en este análisis.

Una muestra de lo que decimos que el Xiaomi Redmi Note 3 llega con lector de huellas dactilares. Este se encuentra en la parte posterior del terminal, por lo que el lugar elegido es el mismo que utilizan los modelos de Huawei que integran este accesorio. Su funcionamiento es realmente bueno, ya que es rápido y fiable y, por lo tanto, es un gran acierto su utilización. Su forma circular también favorece a que el aspecto del phablet sea llamativo (por cierto, que el lector permite desproteger el terminal directamente, por lo que no hay que “despertarlo” antes).

Caja del Xiaomi Redmi Note 3 con fondo de madera

A continuación dejamos la experiencia que hemos obtenido con el Xiaomi Redmi Note 3, un modelo que ha llegado para demostrar que el fabricante chino ha dado un salto cualitativo en sus terminales, en especial en lo que se refiere a su aspecto ya acabado. Ahora, aquí no tiene mucho que envidiar a otros modelos de la gama media (es más, supera a muchos).

Diseño

El uso del metal, concretamente el aluminio, ha supuesto un punto de inflexión en la compañía, ya que ahora se codea con los más atractivos. Eso sí, esto ha tenido como consecuencia que las líneas se han variado, siendo ahora mucho más suaves que antes y con unos bordes claramente más redondeados. Esto le lleva a ser más ergonómico y favorece su manipulación (incuso de forma continuada).

Eso sí, la parte superior e inferior son plásticas, buscando de esta forma favorecer la recepción de la señal de las antenas (como ocurre con el Honor 7, por ejemplo). En lo que se refiere al altavoz, que está en la parte posterior del Xiaomi Redmi Note 3 -y que simplemente cumple- hay que decir que está en un lugar que no nos convence demasiado ya que se tapa con facilidad, aunque nos gusta la muesca integrada para no taparlo por completo al poner el dispositivo en una superficie.

Lector de huellas del Xiaomi Redmi Note 3

El uso del nuevo material de fabricación ha supuesto que el Xiaomi Redmi Note 3 alcance un peso de 164 gramos, cuatro más que el modelo al que sustituye. Por cierto, que la carcasa es de una pieza, por lo que no es posible acceder la batería de ninguna de las formas y ha conseguido que el aspecto sea más adecuado a los tiempos que corren, donde cada vez son más las compañías que se deciden por el uso de carcasas tipo “unibody”. El grosor es de 8,7 milímetros, por lo que no es de lo mejor que hemos visto (algo que se debe especialmente a la batería, lo que comentaremos más adelante).

En lo que se refiere a los botones, estos están en la parte derecha del Xiaomi Redmi Note 3 y son metálicos, lo que ayuda a mantener un aspecto atractivo y son bastante resistentes a la presión (pero sin exceso). En el lado izquierdo está la bandeja para la tarjeta microSIM y, sí, no hay nada más… por lo que encontramos el primer apartado que no nos gusta nada: no se pueden utilizar tarjetas microSD, por lo que no es posible ampliar el almacenamiento interno (que llega en versiones de 16 o 32 GB). Una lástima.

Parte delantera del Xiaomi Redmi Note 3

Cómodo de utilizar, este modelo supone un salto cualitativo como hemos dicho (incluso, los botones capacitivos frontales ahora son de color blanco en vez de rojos). Quizá, un cambio en el aspecto frontal sería adecuado, pero en líneas generales estamos ante un phablet muy llamativo, que no tiene nada que envidiar de nadie y que si se tiene en cuenta lo que cuesta, no hay muchos que sean capaces de igualarlo.

Pantalla

El panel elegido para el Xiaomi Redmi Note 3 es uno tipo LCD IPS que alcanza una resolución de 1080p. Sus dimensiones son de 5,5 pulgadas, lo que da una densidad de píxeles que llega a los 403 ppp. Esto permite ofrecer una definición bastante buena a la hora de revisar imágenes y fotos.

Los colores son correctos, con un rango dinámico que no esta mal. Y lo que menos nos ha gustado de este componente es su brillo, que no es especialmente potente (por lo que afecta al uso en exteriores). Por cierto, nada de Gorilla Glass, por lo que se debe tener cuidado en el uso del Xiaomi Redmi Note 3 o, mejor, recurrir a un protector de pantalla.

La respuesta es bastante buena, y lo cierto es que si se tiene en cuenta que estamos ante un modelo por debajo de los 200 euros, hay que decir que el Xiaomi Redmi Note 3 solventa bastante bien la papeleta en el apartado de su panel. Además, el uso del frontal del phablet se sitúa por encima del 70%, por lo que sus marcos no son excesivos -aunque tampoco especialmente llamativos-. La palabra que definiría a este modelo aquí es la siguiente: correcto.

Cámara

Lo cierto es que esperábamos más aquí del Xiaomi Redmi Note 3, ya que al disponer de un sensor principal de 13 megapíxeles lo cierto es que descubrimos algunos fallos bastante evidentes a la hora de trabajar con poca luz. Por cierto, el sensor delantero es de 5 Mpx, que no se comporta mal.

Cámara del Xiaomi Redmi Note 3

El caso es que el trasero, con una apertura de f/2.2 muestra un buen comportamiento cuando la luz es buena (aunque los colores aparecen “pasteleados”). Pero cuando esto cambia, hay que decir que se baja bastante su definición y aparece ruido de forma bastante evidente. Además, el rango dinámico no es bueno y la velocidad de enfoque no es precisamente rápida. Esto, siempre comparado con modelos de su mismo rango de precio y gama de producto.

La verdad es que no nos convenció mucho este terminal, y os dejamos algunas fotos para que vosotros mismos opinéis:

En lo que se refiere al vídeo, el micrófono es bastante bueno, pero se nota que el enfoque automático no es muy rápido como hemos comentado. La calidad máxima al grabar es a 1080p, y en el vídeo que dejamos a continuación se vislumbran los problemas de definición que antes indicábamos.

Hardware y rendimiento

Hay dos versiones del Xiaomi Redmi Note 3, una con 32 GB y tres de RAM y otra con 16 “gigas” y dos de RAM. Nosotros hemos probado la primera -que es la que recomendamos-, y hay que decir que las sensaciones son realmente buenas. La fluidez y solvencia está presente en todo momento y todo tipo de aplicaciones funcionan sin problemas.

Resultado Basemark del Xiaomi Redmi Note 3

Y gran parte de la “culpa” la tiene su SoC, un MediaTek Helio X10 de ocho núcleos y que funciona a una frecuencia máxima de 1,9 GHz (y con compatibilidad de 64 bits). El caso es que a la hora de abrir aplicaciones, como por ejemplo la Cámara, no detectamos mucho “lag”, más allá del propio de la interfaz MIUI, que tiene que mejorar claramente ya que está basada en Lollipop, por lo que tiene margen de avance.

Comparativamente, no tiene mucho que envidar al Nexus 5X, por ejemplo, por lo que hablamos de una excelente sensación a la hora de utilizar el Xiaomi Redmi Note 3. A continuación dejamos los resultados obtenidos en las pruebas que utilizamos habitualmente en MovilZona:

Para finalizar este apartado, hay que decir que la autonomía del Xiaomi Redmi Note 3 es realmente espectacular. Llegar a los dos días de uso no es una quimera, y superar las cinco horas con la pantalla encendida lo normal. Los 4.000 mAh de la carga de la batería son la razón principal, aunque también que la pantalla sea Full HD y que su procesador gestione bien la energía. Excelente aquí el phablet, aunque su carga rápida no es la más optimizada que hemos visto, un detalle a tener en cuenta ya que con la carga comentada, el tiempo para rellenar el componente siempre supera la hora sin problemas.

Prueba de autonomía del Xiaomi Redmi Note 3

Conclusión

Un modelo realmente atractivo debido a su precio y a que ofrece un hardware realmente competente. Funciona con gran fluidez y su autonomía es espectacular. Además, su nuevo diseño de aluminio le hacen atractivo y vale todos los euros que se pagan por él, en nuestra opción.

Eso sí, hay detalles que se deben tener claros: su cámara es poco avanzada, con una mala gestión de la poca luz; no es compatible con la banda 800 MHz en lo que se refiere a LTE; y que MIUI no avanza todo lo que debería. Sea como fuere, este es un modelo recomendable para los que buscan un gama media potente a un precio adecuado.

El terminal que hemos probado nos ha llegado desde la tienda Gearbest, que vende el Xiaomi Redmi Note 3 en este enlace y, por lo tanto, podéis conseguirlo de forma segura y con una alta fiabilidad.

Comprar Xiaomi Redmi Note 3 en Gearbest

Lo mejor

  • Salto importante en el diseño

  • Excelente autonomía

  • Incluye lector de huellas

Lo peor

  • No dispone de compatibilidad con tarjetas microSD

  • Cámara de poca calidad

Puntuación del phablet Xiaomi Redmi Note 3

 


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. ALPUJARRIAN 0
    22 Abr, 16 22:01
    10/10 EXCELENTE

    Hoy por hoy, no creo que haya otro terminal tan funcional y mejor que este por su precio.