Análisis del Xiaomi Mi Mix 3: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 8,5 de 10

La gama Mi Mix de Xiaomi siempre se ha caracterizado por ser en la que la compañía asiática explora opciones diferentes en lo que tiene que ver con el diseño. Y en esta nueva entrega que significa el Xiaomi Mi Mix 3, las cosas no han cambiado y, además, este smartphone no desentona en el hardware que integra.

En lo que tiene que ver con el sistema operativo que se incluye en este terminal, hay buenas noticias ya que utiliza Android Pie (con el habitual trabajo propio MIUI que es parte en la inmensa mayoría de los dispositivos que tiene Xiaomi en el mercado). No hay grandes novedades al respecto, ya que hablamos de un desarrollo bastante intrusivo que tiene una gran cantidad de diferencias con el trabajo puro que ofrece Google. Algunas opciones no son especialmente importantes, pero otras como las herramientas de gestión o la aplicación para la cámara sí que se agradecen. En definitiva, el Xiaomi Mi Mix 3 llega con lo esperado.

Imagen posterior del Xiaomi Mi Mix 3

A continuación dejamos todos los datos que hemos obtenido al probar este teléfono y, también, las sensaciones que claramente deja al darle uso como terminal principal.

DiseñoPantallaHardwareAutonomíaCámarasConclusión

Diseño

Estamos ante un modelo premium y, como tal, los materiales en los que está fabricado acompañan de forma adecuada para dar esa sensación tanto a la vista como al tacto. Hablamos de metal y cristal, por lo que no tiene nada que envidiar a la competencia pero, eso sí, hay que decir claro que el Xiaomi Mi Mix 3 es uno de los modelos que más marcadas deja las huellas de todos los que hemos probado hasta la fecha (y no son pocos). Acostumbrarse a esto les costará bastante a los maniáticos de la limpieza.

No existen grandes novedades en lo que tiene que ver con la posición de los botones hardware, que no están mal ubicados pero que nos hubiera gustado que fueran algo más grandes. En la parte trasera es donde está el lector de huellas, algo pequeño todo hay que decirlo pero que funciona perfectamente con una respuesta rápida y sin apenas fallos al darle uso. Aquí también se ubica la cámara dual -que no hace bailar al terminal al apoyarlo en la mesa-.

Lector de huellas del Xiaomi Mi Mix 3

Seguimos con el repaso de elementos, no le falta al Xiaomi Mi Mix 3 un puerto USB tipo C en la zona posterior y, el altavoz, está cerca de este. La calidad del sonido está bien, pero no hay grandes alardes (eso sí, bastante bien en lo que tiene que ver con los bajos, para nuestra sorpresa). Hay que comentar que las líneas son bastante reconocibles y no hay innovación alguna, y es de agradecer que los laterales sean lo suficientemente suaves para que el agarre por este motivo sea cómodo.

Y en lo que tiene que ver con la ergonomía es donde encontramos algo que no nos ha convencido en exceso. Esto tiene que ver con el peso, nada menos que 218 gramos (y se hizo notar en el bolsillo del pantalón) y, evidentemente, esto afecta al uso de forma continuada del Xiaomi Mi Mix 3. Las dimensiones no están del todo mal, pero en un terminal que tiene un grosor de 8,5 milímetros, esperábamos que existiera toma de auriculares… pero esto no es así pese a que espacio hay (y de sobra).

Test de durabilidad del Xiaomi Mi Mix 3. ¿Cómo es de resistente el smartphone?

La gran novedad en el diseño tiene que ver con el frontal, ya que la pantalla es deslizable -que utiliza un sistema de imanes de neodimio para ofrecer sujeción- y permite esconder la cámara para los selfies. El sistema nos ha parecido correcto, con alguna duda respecto a su durabilidad con el paso del tiempo ya que en un par de ocasiones se nos quedó un poco enganchado. Pero, la verdad, es que es de lo más interesante su uso y es lo que marca de forma decidida al Xiaomi Mi Mix 3… pero tiene algunos inconvenientes. Un ejemplo es que el desbloqueo facial no se puede utilizar si no se abre este elemento (evidentemente ocurre lo mismo el hacer fotos) y, además, darle uso sin mirar es algo a lo que no conseguí acostumbrarme.

Puerto USB del Xiaomi Mi Mix 3

Pantalla

La pantalla integrada en el Xiaomi Mi Mix 3 tiene unas dimensiones de 6,39 pulgadas y la resolución del panel Super AMOLED es Full HD+. Esto hace que la densidad de píxeles alcance los 403 ppp, una buena marca que permite una definición bastante buena y que nos ha convencido bastante. No le falta protección a este componente, siendo la elegida Gorilla Glass 5 y en las pruebas que realizamos responde como esperábamos en el uso diario (solventó sin problemas el estar en una mochila con otros periféricos).

Pantalla deslizante del Xiaomi Mi Mix 3

El aprovechamiento frontal que ofrece el Xiaomi Mi Mix 3 supera con creces el 80%, por lo que se le considera un Todo Pantalla sin el más mínimo problema (destacando los marcos laterales, que son muy reducidos). El ratio del panel es 19.5:9 lo que hace que este teléfono sea especialmente alargado y que favorezca un buen agarre… lástima de lo comentado antes respecto a su peso.

La calidad de imagen que ofrece el teléfono es realmente buena, nos ha gustado mucho y está entre los mejores que hemos probado hasta la fecha con resolución Full HD+. Excelente el brillo de 600 nits que ofrece, potente y bien ejecutado (a destacar que el ajuste automático funciona de forma fantástica). Esto permite que en exteriores no se tenga el más mínimo problema. Los colores están bien balanceados y no existen tendencias extrañas (es posible realizar ajustes de esto por software). Además, el ángulo de visión es muy bueno, y no notamos tendencia alguna al verde en los grises al forzar la situación. En definitiva, muy bien aquí el Xiaomi Mi Mix 3.

Un detalle final: este smartphone no incluye notch, para ello se incluye el sistema deslizable del que ya hemos hablado, y personalmente la estética que ofrece por ello nos ha convencido bastante y es, ahora mismo, una gran posibilidad para los que no quieren tener un terminal con este elemento en la pantalla. Por cierto, el Xiaomi Mi Mix 3 ofrece soporte para HDR, pero no ofrece compatibilidad con DRevine L1 de Widevine, lo que hace que contenidos como los de Netflix no se aprovechan al máximo (esperemos que actualizaciones posteriores corrijan esto).

Hardware

Aquí la forma asiática no ha querido riesgo alguno y la apuesta es potente y completa. El procesador es un Snapdragon 845, por lo que hablamos de un SoC de ocho núcleos que permite un rendimiento fuera era de toda duda y que puede con todo (incluso con la ejecución al máximo de juegos como Asphalt 9 o el propio PUBG). La RAM asciende 6 GB, y se muestra muy solvente en líneas generales, lo que permite que Android pie vaya como “un tiro”. En lo que tiene que ver con el almacenamiento, que no es ampliable, este llega a los 128 gigas, y hemos comprobado que sorprendentemente ofrece un mejor comportamiento al escribir que al leer,  algo que no es lo habitual. Pero en general, el funcionamiento es óptimo y la experiencia de uso es muy buena -incluso cuando se ejecuta multipantalla o varias aplicaciones a la vez, incluida la propia de la cámara-.

Acabado superior del Xiaomi Mi Mix 3

Estos son algunos de los resultados obtenidos con el Xiaomi Mi Mix 3 en las pruebas de rendimiento que habitualmente damos uso en MovilZona:

La conectividad es muy completa, exceptuando la toma de auriculares (que impide que exista radio FM, por cierto). El caso, es que se incluye todo lo necesario en el Xiaomi Mi Mix 3, como por ejemplo BFC que permite hacer pagos y el funcionamiento es perfecto, o WiFi Dual Band que ha funcionado realmente bien. En el trabajo con los datos en movilidad, la cobertura 4G es correcta, aquí sin grandes alardes. Con Bluetooth 5.0, comprobamos que en general no da problemas pero con un par de radios de coche tuvimos que realizar la sincronización de forma manual ya que no las detectaba.

Autonomía

En el interior del Xiaomi Mi Mix 3 existe una batería de 3.200 mAh, y esperábamos algo más teniendo en cuenta el tamaño del teléfono y el grosor y peso que tiene. El caso es que con este componente conseguimos llegar siempre al final del día sin excesivos problemas (algo que se debe a una buena selección del hardware, en especial hay que hablar de la pantalla). No se alcanza generalmente más tiempo, por lo que se queda a cierta distancia de alguna de su competencia. Pero, en líneas generales, responde.

Con la pantalla siempre encendida lo normal es obtener seis horas de uso (esto siempre depende de los contenidos que se ejecutan), pero no detectamos excesivo drenaje innecesario con los juegos en 3D o al reproducir vídeos con conectividad 4G.

En lo que tiene que ver con la recarga, este modelo es uno de los que ofrece compatibilidad con Quick Charge 4.0+, lo que son buenas noticias ya que posibilita que se supere siempre el 50% de rellenado de la batería con procesos de sólo 30 minutos (y, todo ello, sin problemas de altas temperaturas ya que el control es excelente). Llegar al 100%, por cierto, lleva más tiempo, es necesario emplear entre 80 y 90 minutos. Un detalle final es que el Xiaomi Mi Mix 3 es compatible con carga inalámbrica Qi, que no es precisamente la más veloz que hemos visto pero sí que está presente (por cierto, se incluye un cargador de 10 V con el dispositivo).

Cámaras

Pocas sorpresas aquí, ya que el Xiaomi Mi Mix 3 incluye una combinación de sensores en la cámara trasera que es la misma que la ofrecida en el Xiaomi Mi 8 pro (pero con mejoras en el software y el procesamiento). El caso es que hablamos de los siguientes elementos: 12 + 12 megapíxeles (ambos con apertura de F:1.8) y que disponen de estabilización óptica de cuatro ejes; PDAF; y posibilidades de realizar zoom 2X sin pérdida de calidad. La función de cada sensor son las siguientes: básico y profundidad.

Cámara trasera del Xiaomi Mi Mix 3

En general las fotos con buena luz son bastante buenas, con un rango dinámico que es adecuado y un balance de blancos que podía mejorar un poco para ser más preciso. No desentona y la calidad es bastante alta a nuestro juicio, pero al dar uso al zoom comprobamos que hay una ligera caída de definición (algo que no ocurre con los modelos de Huawei, por poner un ejemplo). Por cierto, que no falta Inteligencia Artificial, pero hay que ser precavidos ya que no se libra de la tendencia de saturar en exceso los resultados que se consiguen.

Para sorpresa de algunos, con poca luz no se baja excesivamente el buen comportamiento del Xiaomi Mi Mix 3 al hacer fotos, y esto son buenas noticias. Por ello, está entre los mejores que existen en la actualidad, y esto es destacable -pese a que lleva su tiempo conseguir la toma en concreto-. No le falta Modo noche, que reduce de forma significativa el ruido y eso está bien.

Estos son algunos ejemplos de las fotos que se consiguen con el Xiaomi Mi Mix 3:

En lo que tiene que ver con las grabaciones, que llegan a calidad 4K y comprobamos que los micrófonos graban especialmente bien. La estabilización es bastante buena, pero el enfoque automático aquí no es especialmente rápido, algo que nos ha sorprendido un poco. La aplicación incluida es útil y completa, y no le falta una buena cantidad de gestos para darle uso y muchas opciones de gestión, donde no falta un Modo Pro.

Conclusión

No hay duda que lo más destacable del Xiaomi Mi Mix 3 es su sistema deslizable para esconder la cámara para los selfies, pero no hay que olvidar que el hardware de este smartphone es realmente potente y su capacidad es de lo mejor que existe a día de hoy. Estéticamente es un terminal atractivo, pero demasiado pesado. La pantalla, por cierto, es excelente pero con algún fallo que se debe corregir.

Trasera del Xiaomi Mi Mix 3

La autonomía podría ser algo mejor, ya que  tiene espacio para incluir una batería de más amperaje (pero es posible que el sistema deslizante ocupe parte de su espacio), y el sonido no nos ha parecido el mejor del mundo. Eso sí, la cámara de este terminal se comporta bastante bien con poca luz. El caso, es que este Xiaomi Mi Mix 3 un modelo sin resistencia al agua y polvo, merece la pena tenerlo en cuenta a la hora de comprarse un nuevo teléfono ya que su precio es de 589 euros.

Lo mejor

  • Pantalla de muy buena calidad
  • Rendimiento muy bueno
  • Se hacen buenas fotos, especialmente por la noche

Lo peor

  • Autonomía mejorable
  • Es pesado
  • Es un imán para las huellas

Puntuación del teléfono Xiaomi Mi Mix 3