Xiaomi Mi Mix 2

Análisis del Xiaomi Mi Mix 2

Valoración: 8,5 de 10

Uno de los dispositivos que demostraron que Xiaomi podría hacer algo más que ofrecer terminales de un precio ajustado con un hardware más que decente no fue otro que el Xiaomi Mi Mix. Este modelo, gracias a unos marcos de vértigo en su momento se convirtió en un ejemplo de buen diseño y una idea atractiva. Pues bien, su sucesor ya ha pasado por nuestras manos y te contamos las impresiones que nos ha dejado el Xiaomi Mi Mix 2.

La idea de este terminal no cambia mucho en lo que tiene que ver con el diseño que ofrece, ya que es similar al que encontramos en su momento y que analizamos en MovilZona, y un ejemplo de ello es que se mantiene la inclusión de la cámara frontal en la parte baja, no en la superior como es habitual (esto hace que incluso la propia Xiaomi recomienda dar la vuelta al dispositivo para hacer un selfie, que cosas). Pero donde mayores diferencias encontramos en el nuevo modelo es en el hardware, ya que el integrado sitúa al Xiaomi Mi Mix 2 como un dispositivo que pertenece por méritos propios a la gama alta de producto.

Imagen posterior del Xiaomi Mi Mix 2

El caso, es que como hemos utilizado durante un tiempo el Xiaomi Mi Mix 2 ya podemos establecer unos parámetros y opiniones respecto a lo que ofrece este modelo y, como es habitual en MovilZona, os contamos las impresiones que nos ha dejado y, como no, tanto el rendimiento que ofrece como su capacidad a la hora de hacer fotos. Por cierto, si lo deseas, las características pormenorizadas de este phablet las puedes encontrar en la ficha del Xiaomi Mi Mix 2.

Diseño del Xiaomi Mi Mix 2

Estéticamente el nuevo Xiaomi Mi Mix 2 es un modelo continuista, ya que se parece al dispositivo al que sustituye en el mercado. Es más pequeño, eso sí, ya que la propia pantalla reduce sus dimensiones como explicaremos más adelante. Uno de los cambios que se notan a primera vista, ya que los hay, es que los bordes del terminal son mucho más redondeados, así como las esquinas, lo que a nuestro juicio mejora de forma significativa el agarre y, por extensión, la ergonomía al utilizar el teléfono.

El frontal del Xiaomi Mi Mix 2 es atractivo, con unos marcos de la pantalla bien aprovechados -aunque ahora hay competencia que lo hace un poco mejor- y, además, tiene curiosidades como el incluir la cámara frontal en la parte baja. Esto es algo diferencial, pero la utilidad por el manejo a la hora de hacer selfies no es la mejor -y, lo cierto, es que enmascara en parte que este espacio del dispositivo esté menos aprovechado que el superior-. Aquí, por cierto, hay un altavoz que esta vez no está integrado tras la pantalla, y creemos que va mucho mejor que en la generación anterior.

Botones laterales Xiaomi Mi Mix 2

Con una colocación de los botones hardware bien estructurada y con una calidad de estos muy alta -volumen y encendido en la parte derecha-, hay que decir que el Xiaomi Mi Mix 2 es un terminal acabado en metal que tiene un grosor reducido (7,7 milímetros) y un peso que está en línea con la gama alta: 185 gramos. Por cierto, la parte trasera es muy lisa como en el modelo anterior, y la sensación que nos ha dejado es de ser bastante resbaladiza y, aquí, se mantienen el remate que rodea la cámara con oro de 18 quilates, lo que le promociona un aspecto premium.

Análisis del teléfono Xiaomi Mi A1

El lector de huellas está en la parte trasera, en un lugar al que se accede con gran comodidad y su funcionamiento es excelente. En la parte inferior está el puerto de recarga USB tipo C que tiene al lado el altavoz del Xiaomi Mi Mix 2 -solo hay uno, no hay que llevarse a engaños por el diseño-. Por cierto, una ausencia que no nos ha gustado es la falta total de protección alguna frente al agua y polvo.

Cámara frontal del Xiaomi Mi Mix 2

Pantalla del Xiaomi Mi Mix 2

Aquí el dispositivo mantiene el buen aspecto que el modelo al que sustituye ya ofrecía. El aprovechamiento frontal es muy bueno y los marcos -sin ser ya los más reducidos que hemos visto, ya que hay terminales como el Galaxy S8 que se ha convertido en una verdadera referencia, por poner un ejemplo-. El caso, es que hablamos unos marcos que posibilitan que se ocupe algo más del 80%, lo que no está nada mal.

El panel integrado en el Xiaomi Mi Mix 2 es de 5,99 pulgadas tipo IPS, por lo que se reducen la dimensiones respecto al Mi Mix original (lo que, sumado a un ratio de 18:9 que permite que el dispositivo sea estrecho, hace que la ergonomía mejore de forma evidente y, al menos en nuestro caso, hay que decir que nos ha resultado cómodo su uso). La resolución es Full HD, lo que da una densidad de píxeles de 403 ppp, que es bastante buena pero que no llega a los niveles de los dispositivos con componentes QHD. Pero, esto ni es un fallo grave debido a su precio, ni le hace ser menos atractivo… pero sí perder algo de punch.

Pantalla del Xiaomi Mi Mix 2

Con protección Gorilla Glass 4, no es la última versión disponible en el mercado, pero es efectiva. La calidad de imagen nos ha parecido bastante buena, pero no excelente. No es que ofrezca un brillo bajo -en ocasiones, al dar uso a la opción de ajuste automático su funcionamiento es algo errático al variar los estados de luminosidad del lugar en el que se está… posiblemente esto se deba a la gestión que hace el software-, que no es el caso, ni que la definición sea deficiente, pero lo cierto es que siempre se tiene la sensación de estar un poco por debajo de lo que ofrece su competencia. Se ve bien el Xiaomi Mi Mix 2, eso es cierto, y los ángulos de visión nos han parecido muy buenos (sin problemas de tendencias extrañas a colores fríos o cálidos).

Esquina pantalla del Xiaomi Mi Mix 2

La respuesta táctil es realmente buena, muy buena hay que decir, y en las pruebas en el día a día hemos comprobado que la resistencia a ralladuras es bastante aceptable (mejor de lo esperado, la verdad). En MIUI se incluyen opciones de ajuste avanzados, como por ejemplo la temperatura de los colores que se muestran; la posibilidad de utilizar el doble toque para despertar al dispositivo -muy útil esto siempre-; y, también, y esto es un buen detalle, es posible jugar con el contraste. El caso es que este componente es bueno, y llama la atención por la forma en la que se ha integrado en el Xiaomi Mi Mix 2, y en líneas generales no defrauda, pero no llega a ser “top”.

Hardware del Xiaomi Mi Mix 2

No hay la más mínima duda respecto a la gama a la que pertenece el Xiaomi Mi Mix 2: la más alta. Es decir, que esta generación llega para competir con los mejores, véase el Huawei Mate 10, el Samsung Galaxy Note 8 y, también, otros modelos como el Google Pixel 2 XL y el LG V30. Por ello, la compañía China ha tomado la decisión de casi calcar los componentes de este modelo con los que ya pudimos disfrutar en el Xiaomi Mi 6 (y decimos esto por las buenas sensaciones que nos dejó este teléfono).

Resultado Basemark del Xiaomi Mi Mix 2

En el interior del Xiaomi Mi Mix 2 se integra un procesador Snapdragon 835, el más potente de Qualcomm en la actualidad y que da uso a ocho núcleos con arquitectura Kryo que trabajan a una frecuencia máxima de 2,4 GHz (su tecnología de fabricación es de 10 nm, lo que favorece la disipación, algo que notamos ya que el dispositivo no se calienta en exceso, lo que se agradece al jugar, y el número de transistores es elevado, (lo que favorece el trabajo de “músculo” puro). No le falta la GPU Adreno 540, que ya no es un secreto que funciona de forma excelente con los juegos con gráficos en tres dimensiones.

A esto hay que sumarle 6 GB de RAM, una cantidad que sin ser la mayor que hay en el mercado actual, sí que permite al Xiaomi Mi Mix 2 dar buena respuesta en todo tipo de situaciones, como por ejemplo las propias de multitarea o en las que se exige una gran cantidad de datos en uso a la vez -como con las aplicaciones de retoque fotográfico-. El caso, es que la experiencia de uso es la que se espera: muy buena, sin sensaciones de poca potencia ni retardo alguno, todo fluye como la seda (incluso, en algunos momentos este modelo supera al Mi 6, lo que no deja de ser curioso, pero es real).

Altavoz Xiaomi Mi Mix 2

Algunos de los resultados en las pruebas de rendimiento que obtuvimos con el Xiaomi Mi Mix 2 son los que dejamos a continuación:

EL almacenamiento, que siendo bueno en la escritura de información conseguimos una tasa de trasferencia algo mejor de la esperada al ser tipo UFS 2.1, consta de 64 GB que es posible ampliar. Una cantidad adecuada, y que da bastante juego. Bien la conectividad, donde no falta NFC ni el resto de conectividad inalámbrica, con una excelente cobertura WiFi, por cierto, que supera con creces las expectativas y superar barreras de dos pisos en las casas es completamente viable. Un detalle: la versión Bluetooth es la 5.0, por lo que no pierde frente a sus rivales en la gama alta.

En lo referente a la autonomía, esta se ayuda de una batería que tiene una carga de 3.400 mAh, que no está mal pero que no alcanza las cotas de otros modelos de la compañía -siempre muy destacables en este apartado y que dejan muy atrás a la competencia-. El caso, es que con test sintéticos a 200 nits de media en el brillo, conseguimos superar las 8 horas de uso siempre, y en el uso diario comprobamos que llegar al final del día es completamente posible, pero si se abusa un poco de su uso, el equipo sufre un poco en este apartado. Sea como fuere, la autonomía responde bien, y cabe destacar que el Modo de ahorro es de lo más eficaz, no un simple añadido estético… seguro que salva a más de uno en alguna ocasión.

No le falta al Xiaomi Mi Mix 2 recarga rápida, en este caso utiliza la tecnología de Qualcomm Quick Charge 3.0, lo que permite rellenar la batería de forma completa en más o menos una hora y media, que no está mal y se pone en la media de la gama alta, superando de forma clara a modelos como el Google Pixel 2 XL. Una pena, eso sí, que este dispositivo no disponga de carga inalámbrica, algo que por otra parte para muchos es una inclusión que no es trascendental para la elección de un dispositivo móvil en la actualidad.

Cámaras del Xiaomi Mi Mix 2

No todos los terminales de gama alta han dado el salto al uso de dos sensores en su cámara principal, y este modelo es un ejemplo de lo que decimos. Por lo tanto, efectos avanzados como el Modo Retrato no están disponibles en el Xiaomi Mi Mix 2, ya que no ofrece la opción de darle uso por software, como ocurre con el nuevo dispositivo de Google. El caso es que, como elemento principal, este modelo integra una cámara de 12 megapíxeles -un IMX 386 de Sony- con apertura F:2.0 y no le falta al componente tanto estabilización óptica (de cuatro ejes) como PDAF. Condimentos, en principio, suficientes para ofrecer una mínima solvencia.

Cámara del Xiaomi Mi Mix 2

El caso es que esto diferencia al Xiaomi Mi Mix 2 del Mi 6, por ejemplo, y en líneas generales el comportamiento que ofrece el sensor es bueno, pero sin destacar (por lo que está claramente un escalón por debajo de lo que ofrece la competencia, como puede ser el Galaxy S8 de Samsung, el LG G6 y, también, el Huawei Mate 10 o el Google Pixel 2 XL.). Con buena luz la calidad de las fotos nos ha convencido, con un buen balance de blancos y con una alta ausencia de ruido. Pero, cuando la luminosidad no es buena, lo cierto es que las prestaciones bajan algo más de lo esperado, y el rango dinámico tiene bastante que ver en esto.

Comparativa Zoom del Xiaomi Mi Mix 2

Con buena rapidez de ejecución, la aplicación ayuda en esto ya que es efectiva (pero algo compleja de utilizar con gestos), en ocasiones la definición no es la mejor posible en ciertas situaciones, como puede ser la de varias fuentes de luz a la vez o de diferente intensidad -el HDR que ofrece el Xiaomi Mi Mix 2 no es todo lo eficiente que cabía esperar en ocasiones-. Un ejemplo de lo conseguido lo dejamos a continuación:

Para conseguir los mejores resultados posibles, lo mejor es dar uso al Modo manual que ofrece el Xiaomi Mi Mix 2, junto a otros muchos que se incluyen en la aplicación, y esto lleva un tiempo de aprendizaje y, muchas veces, se necesita rapidez para conseguir la toma deseada. Una combinación, por lo tanto, que no es la mejor posible.

Curiosamente la cámara frontal destaca mucho más, al menos comparativamente hablando. La calidad de las tomas que se consiguen nos han convencido bastante, y la verdad es que los selfies son bastante buenos. Pero, la ubicación de este elemento (en la parte baja del frontal del Xiaomi Mi Mix 2), hace que sea muy raro su uso y que si no se hace caso a la compañía -darle uso a esta opción con el terminal dado la vuelta-, lo habitual es que los dedos son un problema, lo cierto, es que cuesta acostumbrarse.

En lo que tiene que ver con la grabación, con el Xiaomi Mi Mix 2 hay dos detalles que se agradecen: su rapidez de trabajo y, también, el uso de la estabilización óptica. Los resultados son sobrios, sin alardes excesivos pero que convencen incluso a calidad 4K, la máxima que permite el dispositivo. Aquí, mejor el smartphone del que hablamos.

Conclusión

Un modelo que en líneas generales avanza de forma adecuada respecto al modelo al que sustituye, como por ejemplo al disponer de un hardware de gama alta y por la reducción de las dimensiones de la pantalla, que le hacen más manejable. El diseño sigue siendo atractivo, aunque ahora hay modelos con mejor aprovechamiento frontal por el uso de marcos más pequeños.

Sigue sin gustarnos la ubicación de la cámara frontal, es casi un sinsentido, y la cámara no le permite competir con los mejores modelos del mercado actual, y no sólo por no disponer de dos sensores. En definitiva, un buen dispositivo, potente y con pantalla adecuada, que ofrece un aspecto particular y que, por suerte, ahora ya está disponible en España en las propias tiendas de Xiaomi.

Lo mejor

  • Buen rendimiento en general
  • Diseño particular
  • Precio atractivo

Lo peor

  • Cámara mejorable
  • Posición del sensor frontal

Puntuación Xiaomi Mi Mix 2


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.