Análisis del Xiaomi Mi 8: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 8 de 10

sello de Movilzona 8Hemos probado el modelo global del Xiaomi Mi 8, un equipo que llega para competir en la gama alta sin el más mínimo problema ya que el hardware que integra es potente y, además, su diseño ofrece cambios suficientes que este modelos es atractivo. Y a todos esto, se le suma el mantener la  tendencia actual de integrar una pantalla de grandes dimensiones.

Si hay algo que está claro en el Xiaomi Mi 8 es que llega con todos los condimentos necesarios para competir sin problemas en la gama alta de producto. No hay apartado en el que no se incluya algún detalle especial y donde todos los elementos que lo componen sean o potentes o, en su defecto, llamativos como se comprueba en la ficha del Xiaomi Mi 8. El caso, es que la compañía China ya se ha asentado en el segmento más destacable del los terminales Android, y todo ello con un precio que es llamativo como ocurre con el smartphone que hemos analizado.

Imagen trasera del Xiaomi Mi 8

Sin más, pasamos a indicar lo que nos ha parecido el modelo global del Xiaomi Mi 8, un dispositivo que llega con sistema operativo Android Oreo y al que no le falta la habitual personalización MIUI (en esta caso en su versión 9.5) y donde los gestos están más que presentes a la hora de dar uso a las opciones que ofrece este terminal.

DiseñoPantallaHardwareFotografíaConclusión

Diseño del Xiaomi Mi 8

Este es un modelo que llega con una líneas bastante reconocibles, donde las curvas están muy presentes y el acabado con metal (aluminio) y cristal también. Una de las cosas que destacan en este modelo nada más verlo es que el notch está presente, por lo que se sigue la tendencia actual y hace que este dispositivo se dé un aire a los últimos iPhone de Apple. El caso, es que estéticamente el Xiaomi Mi 8 es un terminal bastante bonito y queda bastante bien en la mano.

Su ergonomía está muy conseguida, sólo pesa 175 gramos y tiene un grosor de 7,6 milímetros, con una agarre que nos ha gustado teniendo en cuenta su acabado de cristal que, como es habitual, hace que las huellas al manipularlo queden muy marcadas. Por cierto, que en el notch frontal se incluye todo lo necesario para el reconocimiento facial, un elemento de seguridad que funciona realmente bien y que es de lo mejor que hemos probado hasta la fecha siempre hablando de los dispositivos con Android. Excelente su comportamiento (no le falta lector de huellas en la parte trasera, muy centrado accesible, que también se manipula y responde con solvencia).

Los botones laterales están en la parte derecha, bien integrados y con una resistencia a la presión que nos ha convencido -eso sí,son algo finos y esto hace que “bailen” un poco. En el lado izquierdo está la bandeja par las tarjetas SIM que encaja como un guante en las líneas del Xiaomi Mi 8. Al revisar lo detalles propios de las estética del terminal destaca que la cámara de doble sensor sobresale un poco más de lo deseable en la carcasa trasera, algo que es posible que se mejore en futuros modelos.

Notch del Xiaomi Mi 8

En la zona superior todo está muy limpio, mientras que la inferior está el puerto USB tipo C que permite recargar el terminal y, además, el altavoz que ofrece un sonido bastante comedido (con una potencia no excesiva, pero que define bastante bien especialmente en los medios). En definitiva, un conjunto atractivo que no desentona para nada y que sin estridencias no le hace desentonar en la gama alta.

bandeja SIM del Xiaomi Mi 8

Pantalla integrada en el Xiaomi Mi 8

Uno de los detalles que más llaman la atención del Xiaomi Mi 8 en lo que tiene que ver con su panel tipo AMOLED es que, en la parte superior de este, se integra un notch que le hace ser muy actual ahora que se está estandarizado en mucho fabricantes este uso -este elemento se pude ocultar por software con eficiencia y comodidad-. Gracias a su implementación el aprovechamiento frontal de la pantalla supera el 83%, por lo que hablamos de un dispositivo que llama la atención en este apartado.

Las dimensiones de este componente son de 6,2 pulgadas, por lo que hay una crecimiento evidentes respecto al modelo al que sustituye en el mercado, sin que por ello el agarre sea peor lo que se debe a que el panel tiene un ratio de 19:9. Con protección Gorilla Glass 5, que hemos comprobado que es efectivo al utilizar el Xiaomi Mi 8 llevándolo en el bolsillo por poner un ejemplo, la resolución se queda en Full HD+.Los más puristas de la gama alta echarán en falta que sea QHD+, pero en realidad es suficiente a grandes rasgos y que la calidad de imagen y la definición no desentona (pero sí, se nota un poco con lo que ofrecen modelos como el Samsung Galaxy S9 comparándolo directamente).

El ángulo de visión es correcto, pero no excesivo, y los colores que se representan son bastante fiables sin caer en tendencias al verde o azul que en ocasiones se ven en modelo de la compañía. La verdad es que el panel del Xiaomi Mi 8 se ve bastante bien. Tampoco hay tendencias extrañas en la temperatura, pero por software se incluye lo necesario para ajustar este parámetro al gusto de cualquier usuario y de forma bastante sencilla, por cierto -además,el modo automático incluido funciona muy bien a la hora de elegir las mejores opciones-.

Perfecto el panel del Xiaomi Mi 8 en la respuesta táctil, el brillo nos ha gustado bastante ya que en exteriores se ha comportado muy bien permitiendo visualizar el contenido de la pantalla sin problemas cuando hay mucha luz. En funcionalidades no falta el doble touch para “despertar” al Xiaomi Mi 8 y, como no, hay un Modo Ambiente que muestra información sin encender este componente,pero la cantidad que se muestra es limitada comparado con lo que ofrece la competencia.

Hardware integrado en el Xiaomi Mi 8

Aquí sorpresas las justas, todo hay que decirlo. Y esto no es malo, ya que lo que se espera del Xiaomi Mi 8 en su versión global es justo lo que incluye: un conjunto de hardware de gran potencia. El procesador Snapdragon 845 de Qualcomm que integra ocho núcleos y una GPU Adreno 630 y, en lo que tiene que ver con la RAM, la cantidad es de 6GB. ¿Y esto que significa realmente? Pues un rendimiento sin fisuras, sobrado en la mayoría de los casos, y que con juegos como PUBG o Asphalt el comportamiento es impecable. Multitarea, ejecución de varios desarrollos exigentes o ver películas de gran resolución, puede con todo este smartphone que es de lo mejor en lo que tiene que ver con la experiencia de uso. No es una sorpresa pero hay que indicarlo.

Resultado Basemark Xiaomi Mi 8

Eso sí, todo esto no se ve acompañado por un control de la temperatura que nos logre convencer, ni mucho menos. Cuando se da uso al Xiaomi Mi 8 por tiempo continuado y se exige bastante y la pantalla está encendida, los grados aumentan de forma considerable y en ocasiones recomendable dejar descansar al terminal. La disipación no parece que es la mejor posible y superar los 45 grados ha ocurrido en más de una ocasión al probar el dispositivo. No llegar algo dramático, pero aquí pierde puntos el terminal frente a su competencia directa.

Foto del Xiaomi Mi 8

A continuación, dejamos capturas de pantalla donde se ve el rendimiento que ofrece el Xiaomi Mi 8 y, lo cierto, es que la puntuaciones en los test son todas bastante buenas:

Muy bien en las comunicaciones, donde existen todas las opciones que se pueden necesitar como por ejemplo WiFi Dual band-que funciona especialmente bien- o Bluetooth 5.0. Tampoco falta NFC, pero sí que no se integra radio FM lo que es consecuencia de la ausencia de la toma de auriculares. En lo que tiene que ver con el almacenamiento, este llega en una horquilla de 64 a 256 GB, sin opción de ser ampliado, y su trabajo es bastante buena, siendo superior en la lectura que en la escritura tanto en procesos “random” como en sostenidos.

La carga de la batería del Xiaomi Mi 8 es de 3.400 mAh, por lo que se queda en un punto media¡o en su segmento del mercado, por debajo de lo que ofrecen algunos modelos que casi tiene mil miliamperios más pero, eso sí, superando los tres mil que es una marca estándar que no nos llega a convencer mucho para la gama alta. El caso, es que se ofrece un buena aprovechamiento del espacio interior, lo que siempre es positivo. Por cierto, que el dispositivo es compatible tanto con carga rápida (nada menos que Quick Charge 4 por lo que en media hora llegar al 60% de rellenado es lo habitual),  por desgracia la opción inalámbrica no está presente.

En lo que tiene que ver con los tiempos de uso, hay que decir que la autonomía es bastante buena, donde se consigue habitualmente más de un día sin recargar si el uso es normal. Bien es cierto que en ocasiones algunas aplicaciones tienden a quedarse abiertas en segundo plano, por lo que no es mala idea cerrar toda de vez en cuando -lo que no es nada grave, la verdad. Por lo demás, no hay consumos elevados del hardware como la pantalla, bien balanceada en esta apartado, y por ello superar las siete horas de uso con esta encendida (con el brillo por encima de la mitad de su potencia) es siempre posible. Aquí, no detectamos problemas de temperatura.

Cámaras del Xiaomi Mi 8

Los dos sensores principales que se incluyen en el Xiaomi Mi 8 son modelos Sony IMX363 de 12 megapíxeles con OIS; PDAF y apertura focal de F:1.8. Por su parte el elemento frontal es un Samsung S5K3M3 de 20 megapíxeles con F:2.0. Es decir, que en hardware no tiene nada que envidiar este Xiaomi Mi 8 respecto al respeto de modelo de gama alta del mercado.

Cámara del Xiaomi Mi 8

Con estos componente hemos encontrado unos resultados realmente buenos en todo tipo de situaciones, especialmente cuando la luz es adecuada. Con rango dinámico excelente muy un balance de blancos que trabaja muy bien, hay que destacar que la Inteligencia Artificial aplicada para reconocer escenas -hasta 206- hace su trabajo con solvencia -aunque tiende a saturar los colores-. Con poca luz se nota que el Xiaomi Mi 8 sufre un poco más, pero no baja su calidad en exceso, lo que son buena noticias (el ruido no está muy presente por esta razón). A destacar lo eficiente que es el HDR que se puede utilizar con el smartphone.

Con un buen comportamiento a la hora de realizar fotos tipo Retrato (con buenos procesos a la hora de aislar la imagen principal), la aplicación que se utiliza es correcta, con una buena cantidad de opciones disponibles y con el uso de gestos integrado. Eso sí, el software hace que la rapidez de proceso no se ala mejor posible, pero no es esto nada dramático. A destacar lo bien que se comporta el zoom óptico, lo que se debe al uso de luna de al uso de las lentes principales en funciones de teleobjetivo.

Un ejemplo de lo que se puede conseguir con el Xiaomi Mi 8 son las siguientes fotos que hemos hecho con él:

En lo que tiene que ver con la grabación, que llega a calidad 4K, hay que decir que el comportamiento es bueno, con un sonido que se adquiere con precisión y un enfoque automático que nos has gustado mucho. La interfaz de la aplicación en esta apartados nos aparece algo simple, pero en general suficiente.

Conclusión

El teléfono Xiaomi Mi 8 es un modelo que nos ha gustado bastante, ya que tiene opciones de todo tipo que le hacen ser de lo mejor del mercado en líneas generales. Además, su precio es ajustado y esto le permite ser una buena opción de compra. Destaca, especialmente en lo que tiene que ver con el rendimiento y las opciones adicionales, como su excelente reconocimiento facial.

Reproducción de vídeo en el Xiaomi Mi 8

El diseño no es especialmente innovador, y la autonomía puede mejorar en algunos momento, pero la verdad es que esta versión global del Xiaomi Mi 8 es una buena posibilidad para los que desean un teléfono completo, duradero y que pueda con todo. Eso sí, es evidente que MIUI necesita mejorar para dejar de ser una capa pesada.

Lo mejor

  • Buen rendimiento
  • Completa conectividad
  • Cámaras solventes

Lo peor

  • Diseño poco innovador
  • El notch es algo grande
  • Autonomía mejorable
EUR 383,05 EUR

Puntuación del Xiaomi Mi 8