Probamos la pantalla del Galaxy S21 FE y su brillo espectacular

El nuevo teléfono Samsung Galaxy S21 FE ya es una realidad en el mercado, y hemos probado cómo se comporta la pantalla que incluye este dispositivo que es uno de los mejores componentes que incluye sobre  el papel. ¿Ofrece una evolución adecuada desde la generación anterior? Esta y otras preguntas te las resolvemos en este artículo.

Lo cierto es que en el tamaño de pantalla no hay grandes variaciones, ya que el nuevo terminal del que estamos hablando llega con 6,4 pulgadas. Unas dimensiones más que convincentes en el mercado Android actualmente pero lo que sí ha mejorado es el tipo de panel, que pasa de ser Super AMOLED en el S20 FE a Dynamic AMOLED en el modelo que ha sido anunciado en el CES celebrado hace poco en Las Vegas. Esto, entre otras cosas, aporta un mejor tratamiento del color y, como no, también un brillo que en principio debe ser netamente superior.

Zona superior de la pantalla del Samsung Galaxy S21 FE

Evidentemente, existen más opciones que sitúan a este modelo entre los que más destacan en el mercado, como por ejemplo su protección que es Gorilla Glass Victus. Hemos comprobado que esta es de lo más efectiva en el día a día, ya que los pequeños golpes no le afectan en absoluto e, incluso, compartir bolsillo con las llaves de casa no es peligroso (aunque no recomendable, esto debe quedar muy claro). Además, hay que destacar que el muestreo táctil es de 240 Hz, por lo que la velocidad de respuesta a las pulsaciones en la pantalla del Samsung Galaxy S21 FE es excelente.

Colores bien representados

La verdad es que en todas las pruebas que realizamos la calidad y precisión de los colores que se muestran en el panel del dispositivo del que hablamos es excelente, con un realismo fantástico y sin tener tendencias extrañas hacia tonalidades frías o cálidas. Tanto es así, que en los diferentes Modos de representación que se incluyen en el sistema operativo, se consiguen magníficos resultados (nosotros creemos que el que mejor funciona es el llamado Vivo, que cumple con el espacio de color DCI-P3 a la perfección -el sRGB va mejor con la opción Natural-.

Zona inferior de la pantalla del Samsung Galaxy S21 FE

Incluso, no vas a tener problema a la hora de utilizar contenidos compatibles con amplios rangos dinámicos, ya que este Samsung Galaxy S21 FE ofrece compatibilidad con HDR10+, pues es una clara señal del esfuerzo hecho en el panel integrado. Aparte, y esto es importante, incluye soporte con Widevine L1 DRM para que puedas disfrutar de esta posibilidad desde plataformas en streaming como por ejemplo Netflix siempre respetando la resolución Full HD de la pantalla.

A todo lo comentado hay que sumarle que la densidad de píxeles que ofrece el componente del que hablamos alcanza los 411 ppp, lo que significa que la definición en todo tipo de situaciones es excelente. Comprobamos esto en el navegador al leer los textos y en los bordes al ejecutar juegos. Y, en ninguno de los casos, apareció aberración alguna incluso bajo una lupa. Y, evidentemente, de jitter nada de nada por lo que no hay diente de sierra alguno a la vista.

Un brillo que te encantará

Los últimos paneles que utiliza la compañía coreana en sus teléfonos más destacados se comportan de una forma excelente en este apartado, y el que hay en este smartphone no es una excepción. Además de comportarse a las mil maravillas a la hora de reconocer la situación lumínica del lugar en el que se está, lo que se agradece en la opción automática, también existe una buena precisión si optas por el uso manual.

El caso es que llegamos a medir una potencia que supera los 750 nits sin problemas, una marca excelente que asegura una calidad de imagen muy buena en todo tipo de situaciones (ojo, que cuando el deslizador del brillo lo llevas al máximo aparece un mensaje de advertencia que es de agradecer para que sepas que puedes sobrecalentar el terminal y que el consumo será alto). Por el contrario, lo más bajo que es capaz de emitir el panel del teléfono es de 2 nits, lo que también es un claro ejemplo de la alta calidad de la pantalla del Samsung Galaxy S21 FE.

Con 120 Hz, pero algo a mejorar

Para competir sin problemas en el mercado actual, este dispositivo permite la utilización de 120 Hz en la pantalla, lo que asegura que vas a poder disfrutar de un gran comportamiento al disfrutar de imágenes fluidas a la vez que precisas. La selección se realiza por software y lo cierto es que no da problema alguno aquí. Y, además, se combina de forma excelente con el brillo antes comentado para permitir una excelente experiencia de uso.

Pero hay algo que nos ha sorprendido en este teléfono; las opciones que permite son el uso de 60 o 120 HZ, sin existir un ajuste dinámico… lo que no deja de ser algo curioso, ya que el resto de la gama Galaxy S21 de la firma sí que permite esta posibilidad. No es algo dramático, pero lo cierto es que desciende el control, que existe en este apartado y, por lo tanto, esto puede afectar -de manera limitada, eso sí- a conseguir la mejor personalización posible y a que el control del consumo sea el ideal.

La pantalla es buena

Con todo lo comentado creemos que queda bastante claro que el panel integrado en el Samsung Galaxy S21 FE es de una muy buena calidad. No es el mejor del mercado, pero sí que destaca frente a otros modelos de una gama parecida (que es alta, pero sin ser top). Aparte, ofrece unas buenas opciones en el software que permite establecer siempre la configuración más adecuada, incluyendo en las opciones de bloqueo. Vamos, que nos ha gustado bastante.

Calidad de la pantalla del Samsung Galaxy S21 FE

Lo mejor que tiene el panel es su brillo potente que trabaja de forma fantástica con unos colores muy realistas y que no se ven nada saturados (quizá hay un cierto viraje hacia el verde en los grises, pero es casi inapreciable). Por lo tanto, en todo lo que tiene que ver con la pantalla vas a quedar más que satisfecho con lo que encontrarás en este nuevo teléfono que mantiene el buen hacer de esta compañía en lo que tiene que ver con la imagen desde hace tiempo.

¡Sé el primero en comentar!