Análisis del Samsung Galaxy Note 10 Plus: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 9 de 10

Sin duda alguna, una de las gamas de producto más reconocibles que hay en el mercado actual es la Galaxy note de Samsung. Esta, gracias a la inclusión del stylus S Pen, tiene unas opciones de uso que son muy características. Estas son las sensaciones que nos ha dejado el nuevo Samsung Galaxy Note 10 Plus, el modelo más potente y grande de la compañía asiática.

Lo cierto es que el Samsung Galaxy Note 10 Plus es «grande» en todos los aspectos, nos explicamos. Ofrece todo lo necesario para ofrecer un rendimiento fuera de toda duda respecto a su comportamiento, con novedades que son muy interesantes y que le permiten colocarse entre lo mejor que hemos visto nunca. Pero, además, la pantalla integrada en el Samsung Galaxy Note 10 Plus es de las grandes… pero grande de verdad. Y todo esto se corona con un diseño que, la verdad, es cuando menos muy atractivo.

Esto es lo que nos ha parecido el Samsung Galaxy Note 10 Plus, que todavía seguimos analizando y que, por ello, es muy posible que añadamos algún detalle más que descubramos entre las muchas posibilidades que ofrece este smartphone.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Software
  6. Cámaras
  7. Conclusión

Diseño

Un buen avance ofrece el Samsung Galaxy Note 10 Plus, no hay duda alguna. Y esto se detecta nada más sacar el teléfono de la caja de producto (bien acabada, por cierto). Al terminal no le falta acabado en metal y cristal, una combinación que se ha convertido en un estándar en la actualidad. La sensación de estar ante un teléfono delicado es grande, se tiene al principio un poco de respecto a la manipulación, pero en el uso diario hemos comprobado que aguanta perfectamente el día a día.

Imagen trasera de Samsung Galaxy Note 10 Plus

El modelo que hemos probado tiene el acabado denominado Aura Glow, y este  ofrece un efecto en degradado en diferentes colores que varía según es la incidencia de la luz. Y, lo cierto, es que el resultado es tremendamente atractivo ya que cambia de forma casi constante. Esto hace que uno se piense muy seriamente el no ponerle funda alguna… con los riesgos que tiene esto. Por cierto, en el Samsung Galaxy Note 10 Plus no hay rastro alguno del botón de acceso directo a Bixby, por lo que sólo están los de encendido -que si se presiona unos segundos abre el asistente de voz de la compañía coreana- y control de volumen -en la zona izquierda- y encajan perfectamente tanto por su diseño como por la usabilidad. Quizá, están algo más juntos de lo deseable, especialmente si se tiene en cuenta que estamos ante, como hemos dicho, un smartphone grande.

Imagen frontal del Samsung Galaxy Note 10 Plus

Las dimensiones que tiene el Samsung Galaxy Note 10 Plus son las siguientes: 77 x 162 x 7,9 milímetros, lo que demuestra que estamos ante un smartphone que necesita de las dos manos generalmente para ser utilizado (pero, ojo, que el grosor está bien trabajado). El peso, por su parte, se queda en sólo 196 gramos, lo que es una buena marca teniendo en cuenta lo antes mencionado. En lo que tiene que ver con los laterales, estos son bastante suaves lo que favorece el agarre y aquí no hay sensación de resbaladizo, algo que reafirma su aspecto rectangular. El superior e inferior son planas, lo que ya es una seña de identidad de esta gama de producto.

No hay grandes sorpresas en la disposición del resto de elementos del smartphone, ya que el S Pen y el puerto USB tipo C están ubicados en la zona inferior, mientras que la superior apenas hay elementos que rompan el diseño -sólo la bandeja para la SIM-. Esto quiere decir que en el Samsung Galaxy Note 10 Plus no hay toma de auriculares… y eso que hay espacio más que de sobra para ello. Como teléfono de gama alta que es, al terminal no le falta protección frente al agua y polvo, que es efectiva y cumple con su trabajo de forma eficiente (el stylus integrado también ofrece esta opción).

Hay que comentar que la parte trasera está un poco curvada, en ocasiones esto ni se aprecia, pero sí que hace que en la palma de la mano el Samsung Galaxy Note 10 Plus se sienta cómodo. Aquí, aparte de la cámara no hay mucho más que rompa las líneas del terminal. La ubicación de este elemento, en la zona superior izquierda es ya habitual, y lo cierto es que no queda mal y lo que sobresale de la carcasa no es precisamente un exceso.

Otro «título» para el Galaxy Note 10: El móvil que menos radiación SAR emite

Aquí vamos a comentar también un detalle importante: el lector de huellas que funciona por ultrasonidos, se mantiene en la pantalla y, esta vez sí, el funcionamiento es realmente bueno. Rápido y fiable y sin problemas con la presión que se ejerce, hay que decir que la mejora respecto al modelo del S10 es evidente (siempre hablamos al lanzarse al mercado), y la verdad es que no hay queja alguna. Aparte, no le falta al Samsung Galaxy Note 10 Plus un sistema de reconocimiento facial, que no funciona mal pero que no es el mejor del mercado, y que no es una mala opción tenerlo activado.

Agujero en pantalla del Samsung Galaxy Note 10 Plus

En definitiva, el Samsung Galaxy Note 10 Plus tiene novedades en sus acabados y aspecto, y la verdad es que estamos ante un teléfono que es bonito y que no tiene fallo alguno en lo que tiene que ver con el diseño. Todo está donde debe y por ello es reconocible tanto el uso como la manipulación, y con este smartphone se puede estar seguro que se destaca. Eso sí, este es el modelo de esta gama de la compañía coreana que más ganas he tenido siempre de dar uso al S Pen, ya que sus dimensiones me han empujado a ello.

Pantalla

Esta es la gran «culpable» del tamaño del Samsung Galaxy Note 10 Plus. Bien es cierto que esta gama de producto se ha caracterizado siempre por incluir paneles que no eran precisamente pequeños (incluso, alguna compañía como Apple criticó esto… para caer ella luego en el uso de este tipo de componentes). El caso, es que el terminal incluye un elemento tipo Dynamic AMOLED con muchas cosas buenas: compatibilidad con HDR10+; protección Gorilla Glass; y, además, el aprovechamiento frontal supera sin problemas el 90%, lo que le da un aspecto impactante y llamativo.

La pantalla del Samsung Galaxy Note 10 Plus es de 6,8 pulgadas, nada menos, y su resolución alcanza los 3.040 x 1.440 (QHD+ y se puede modificar por software) con un ratio de 19:9 y, todo esto, hace que la densidad de píxeles sea de 498 ppp. Es decir, que definición no le falta precisamente al teléfono. Y esto nos ha quedado más que claro al navegar por Internet o al ejecutar aplicaciones de todo tipo, como las de mensajería. Por cierto, que el panel es tipo Infinity-O, por lo que incluye agujero para la cámara frontal y no notch, lo que creemos que es un completo acierto. Este elemento está en la zona central de la parte superior, y sus dimensiones son bastante pequeñas por lo que no es una gran molestia. Incluso, la simbiosis con la barra de notificaciones es bastante buena (seguro que en poco tiempo, habrá fondos de pantalla que encajan con esto).

Al revisar los acabados en los marcos y en el mencionado agujero no hemos detectado fuga de luz alguna ni sombras que no deberían estar, por lo que hay que decir que el acabado es realmente bueno. La calidad de imagen nos ha encantado, Samsung actualmente hace los mejores paneles del mercado en nuestra opinión, y lo cierto es que todo se ve con una calidad excelente, sin efectos estela de ningún tipo y con una veracidad de los colores destacable. Es posible gestionar muchas opciones de configuración por software, como por ejemplo algunas combinaciones de color predeterminadas. Por cierto, sin problemas de desviaciones de gamut o de recorrido en la gama de colores. 

Marcos del Samsung Galaxy Note 10 Plus

Queremos destacar que el brillo, que hemos comprobado que supera los 500 nits en uso sin problema alguno, es muy potente -la opción de gestión automática es rápida y precisa- y esto siempre nos ha permitido tener una gran experiencia visual en exteriores (incluso viendo películas), y los ángulos de visión son muy buenos, sin ninguna aberración o tendencia al gris. En definitiva, el Samsung Galaxy Note 10 Plus llega con una pantalla que sin duda alguna está entre las tres mejores que hemos visto jamás, y por ello creemos que sólo se puede decir que el trabajo realizado es sobresaliente.

Hardware

Generalmente con la gama Galaxy Note se estrena procesador, y esta no es una excepción. En el interior del modelo que hemos probado está un SoC de fabricación propia Exynos 9825, que utiliza una tecnología de fabricación de 7 nanómetros que lo iguala con los de Qualcomm. Esto significa más potencia con mejor disipación (y también, un consumo más contenido). Los núcleos más potentes que utiliza este componente son dos Mongoose M4 a 2,73 GHz y la GPU integrada es una Mali-G76 MP12. Esto se traduce en una capacidad realmente alta a la hora de ejecutar acciones y de gestionar lo que envía la RAM del dispositivo, que es de nada menos que 12 GB, y que funciona de forma excelente tanto al escribir como al leer datos. Así, nada de cuellos de botella y, ni mucho menos, existe retardo al ejecutar aplicaciones… aunque sean juegos existentes como PUBG o desarrollos de edición de imágenes. El comportamiento es excelente.

Acabado del Samsung Galaxy Note 10 Plus

¿Estamos ante el smartphone más potente del mercado? Pues lo cierto es que esto no se puede decir con exactitud, pero sí que en nuestra experiencia podemos indicar que es de los cinco mejores que hemos probado hasta la fecha. Por cierto, en esto tiene mucho que ver el almacenamiento (de 256 gigas en nuestro modelo, pero existe otro de 512 y no hay que olvidar que este modelo es compatible con tarjetas microSD), lo que se debe a que estamos ante un componente UFS 3.0, lo que asegura una transferencia de información que da siempre de “comer” al voraz procesador antes mencionado. La combinación es excelente, no hay duda.

Estos son algunos ejemplos de lo que hemos obtenido en las pruebas con el Samsung Galaxy Note 10 Plus:

Un detalle a destacar es que la Inteligenci Artificial nos ha parecido efectiva en el uso del terminal, ya que gracias a ella la gestión de opciones como Game Booster, que optimiza el terminal para jugar, o Intelligent Performance se nota que efectúa un trabajo de gestión que permite que el terminal se ajuste bien a las necesidades en todo momento. Y, todo esto, sin problemas de temperatura excesivos (en ocasiones, con los juegos hemos notado algún pico más alto de lo deseable, pero no es nada dramático). Esto se consigue debido a que el Samsung Galaxy Note 10 Plus incluye un sistema de refrigeración avanzado que utiliza cámaras de vapor.

La conectividad es buena, con opciones que son interesantes como el aumentar la protección de las redes WiFi a las que se conecta el usuario, lo que siempre es de agradecer. Al acceder a este tipo de  conexiones hemos comprobado que la cobertura es buena y que la estabilidad al transferir datos es alta, sin picos descendientes por mucho que se utilice el smartphone. Bluetooth funciona como debe y no hemos detectado fallos de estabilidad. Evidentemente, nada de problemas con NFC. Todo funciona como es de esperar, y esto es bueno.

No hay grandes novedades en lo que tiene que ver con el sonido, que es compatible y que llega firmado por AKG (también los auriculares que se incluyen en la caja del Samsung Galaxy Note 10 Plus). Este es estéreo y compatible con Dolby. No es el más rotundo que hemos escuchado en un smartphone, pero no hay grandes problemas ni en altos ni en bajos. Bastante potente, se cumple y este apartado definitivamente ha dejado de ser un problema en la gama alta de Samsung. Por cierto, se ofrecen bastantes opciones en el software para gestionar este apartado, por lo que demuestra preocupación por parte de la firma.

Autonomía

Una de las cosas buenas que tiene el disponer de un teléfono tan grande, es que hay una buena cantidad de espacio para la batería (aunque hay que restar lo que ocupa el S Pen, claro). El caso es que el amperaje del componente integrado es de 4.300 mAh una buena marca que se combina perfectamente con un panel que no es exigente (a máximo brillo, como todo, las cosas cambian) y con un procesador que gracias a la nueva litografía no es muy exigente energéticamente hablando. 

En nuestras pruebas con el uso habitual hemos conseguido siempre superar un día y medio de uso sin el más mínimo problema. Si se contiene el abuso de la pantalla, es posible incluso llegar a los dos. Pero lo cierto es que convence bastante el Samsung Galaxy Note 10 Plus, ya que da justo lo que se necesita: no te dejará colgado en ningún momento. Si hablamos de utilizar el smartphone con el panel siempre en uso, marcas de ocho u ocho horas y media se consiguen si no se superan los 400 nits, si esto cambia se cae un poco por debajo de las marcas indicadas, pero no es precisamente una drama.

Este modelo ofrece un buen número de opciones adicionales en lo que tiene que ver con el apartado. Por ejemplo, es compatible con carga inversa (9 W) e inalámbrica Qi que puede alcanzar los 15 W, y hemos comprobado que no funciona mal aunque no es siempre especialmente rápida comparado con otros modelos del mercado (y, además, se calienta algo más de lo esperado el terminal… y no deja de ser esto algo curioso). No le falta “Quick Charge” al Samsung Galaxy Note 10 Plus, que es compatible con 45 W, una marca excelente, pero el adaptador que se incluye con el teléfono no ofrece esta capacidad. El caso, es que con el suministrado conseguir casi el 60% en media hora es completamente posible, si se da uso a uno más potente, se puede superar sin muchos problemas el 70%. Ojo, este teléfono es compatible con USB Power Delivery 3.0, lo que permite cargar otros dispositivos con el Galaxy Note.

Novedades en el S Pen

Como siempre, este accesorio se incluye en un terminal que pertenece a la gama Galaxy Note, y no le faltan novedades aunque bien es cierto que resulta cada vez más complicado ofrecer añadidos para este elemento que creemos que es esencial en el teléfono que hemos probado. Ante todo, se mantiene el uso de Bluetooth para comunicarse y se integra una batería que es más que suficiente para dar uso al stylus por bastante tiempo sin problemas (cuarenta minutos sin el más despeinarse) y, además, la recarga se hace en el propio hueco de la carcasa y a gran velocidad. Aquí, sin problemas.

La precisión es buena  en funciones tan interesantes como el convertir texto escrito a mano alzada en un documento; crear un GIF animado; e, incluso, traducir en tiempo real lo que se apunta con el S Pen, está claro que el gran añadido en esta generación es el uso de gestos (más allá de dar uso al botón del stylus como disparador de la cámara, lo que es bastante útil). Se podría decir que es posible dar uso al accesorio del Samsung Galaxy Note 10 Plus como si fuera una varita gracias a las denominadas Air Actions.

Un ejemplo de cosas que se pueden hacer es modificar el zoom de la cámara, pero siempre entre aplicaciones propias de Samsung. Lo cierto es que es útil y curioso, pero la verdad es que habrá que ver si los usuarios desean parecerse a los directores de orquesta. Por cierto, también se añade AR Doodle, una función que se combina con la cámara del smartphone para tener acceso a la Realidad Aumentada ayudado por el S Pen . Así, por ejemplo, se puede dibujar en una cara un sombrero y ver el resultado que se obtiene transformado.

S Pen en pantalla del Samsung Galaxy Note 10 Plus

El uso del S Pen es bastante cómodo, pero  algo resbaladizo todo hay que decirlo. La precisión, por cierto, es excelente, pero lo cierto es que los “trucos” que se incluyen son positivos y muchos de ellos son de agradecer. Eso sí, es posible que pase mucho tiempo hasta que se utilicen todas las opciones que ofrece el Samsung Galaxy Note 10 Plus en este apartado.

Software

Como no puede ser de otra forma, la versión del sistema operativo que llega con el Samsung Galaxy Note 10 Plus es Android Pie, con la personalización One UI  1.5. Es decir, que no existen grandes cambios respecto a lo que ya se ha podido ver en el Galaxy S10. Estamos ante un trabajo que no es muy exigente en lo que tiene que ver con los recursos y que es bastante intuitivo… aunque, la verdad, es que da la sensación de comenzar a estar un poco recargado el desarrollo. Habrá que ver las evoluciones.

Se incluyen buenas herramientas en el Samsung Galaxy Note 10 Plus, como las de control del estado del terminal; acceso a temas; opciones de gestión de uso del terminal; y algunas aplicaciones que son bastante útiles (más allá de las propias del S Pen y del menú que se despliega al sacar este accesorio de su hueco en la carcasa). Todo nos ha parecido fluido pero sin sorpresas. 

Por cierto, se estrena con el Samsung Galaxy Note 10 Plus una colaboración más profunda con Microsoft por parte de la compañía coreana. Un ejemplo es el acceso a la sincronización con la aplicación Tu Teléfono de Windows 10 con un acceso rápido en el desplegable superior. De esta forma, es posible desde gestionar notificaciones hasta ver la pantalla del terminal en la del ordenador. Un buen comienzo que seguro que va aumentando en opciones en el futuro. No le falta al smartphone compatibilidad con DeX, que se puede utilizar de forma tradicional o conectar directamente en un ordenador -Windows o macOS- ya que existe una aplicación que permite aprovechar incluso el teclado y el ratón de este para gestionar todo en el teléfono (y todo ello dando uso a un cable USB tradicional). Un añadido que probaremos con más calma, ya que funcionar lo hace de forma correcta, para descubrir las razones que existen par dar uso de la nueva posibilidad.

Cámaras

Novedades en el Samsung Galaxy Note 10 Plus respecto a lo que ya estaba presente en el Galaxy S10. Esto asegura calidad, no hay duda, y cierto  efecto sorpresa en este apartado. El hardware principal que se incluye en el elemento trasero es el siguiente:

  • Sensor principal de 12 MPx con estabilización óptica; PDAF, Dual Pixel; y apertura F:1.5 – 2.4
  • Sensor para telefoto con zoom 2X; estabilización óptica; PDAF; y focal F:2.1
  • Sensor para el gran angular de 16 Mpx; con apertura F:2. y 123 grados
  • Sensor ToF para la profundidad; VGA; focal F:1.4

Cámara trasera del Samsung Galaxy Note 10 Plus

Es decir que hablamos de algunas ligeras mejoras como una mejor apertura en el elemento para telefoto y, donde está el avance respecto al Galaxy S10 es por integrar el sensor ToF. El caso, es que como es normal la calidad de las tomas en general es bastante buena, y no falta ayuda por Inteligencia Artificial, lo que se agradece  ya que el reconocimiento de las escenas es bueno. Evidentemente este es un buen teléfono para hacer fotos, pero no da un paso que le haga ser el mejor del mercado.

El caso, es que el rango dinámico es muy bueno, y no hay problemas entre el cambio de las opciones de fotografía, como por ejemplo pasar de zoom 2X al gran angular (existe un pequeño salto, eso es cierto). El balance de blancos es algo mejorable, pero en conjunto la definición es alta y el realismo excelente. Es un buen modelo que incluye una aplicación que es buena y que no tiene grandes cambios -pero los gestos están presentes , incluye gran cantidad de opciones; y no comprendimos la razón por la que no es posible gestionar el HDR directamente en la interfaz principal-.

Estos son algunos ejemplos de lo que se consigue con el Samsung Galaxy Note 10 Plus a la hora de hacer fotos:

Una de las cosas que más nos ha gustado de este modelo es que los retratos con desenfoque, que se gestiona en tiempo real, es excelente y tanto con la cámara trasera como la delantera de 10 MPx (F:2.2), lo cierto es que es de lo mejor que hemos visto hasta la fecha. Bien también a la hora de no perder calidad al realizar fotos con zoom 2X y muy buena definición en el gran angular, con ausencia total de aberraciones en los extremos.

En el Samsung Galaxy Note 10 Plus se incluye un Modo noche que, al menos, existe. Nos explicamos: es útil, no hay duda, pero está lejos de lo que ofrecen sus rivales en el mercado entre los modelos Premium. Es algo lento al ejecutar una acción y, además, la gestión de las luces artificiales no es la mejor posible. Hay margen de mejora, no hay duda y quizá alguna actualización consiga dar un paso evolutivo aquí.

Un detalle a considerar es lo bien que se comporta con las fotos macro el Samsung Galaxy Note 10 Plus, algo que no esperábamos en este modelo, por lo que hay que decirlo claramente. Aparte, no hay que olvidar lo interesante que es el uso de Comida, ya que define bien para este tipo de tomas tan utilizadas ahora en las Redes sociales.

Foto macro con verde Samsung Galaxy Note 10 Plus

En lo que tiene que ver con la grabación de vídeo, donde llegar a 4K no es un problema, como no podía ser de otra forma, hay que reconocerla a Samsung que es de lo mejor del mercado ya que su estabilización es realmente buena (por efectiva y suave). La calidad es muy buena en general y lo cierto es que aquí el Samsung Galaxy Note 10 Plus sí que está entre lo mejor que se puede comparar. Gran calidad, no hay duda… incluso en la cámara lenta.

Conclusión

El Samsung Galaxy Note 10 Plus es un excelente teléfono, así de sencillo. Evidentemente tiene margen de mejora, como por ejemplo en el sonido o el el Modo noche al hacer fotos, pero esto se compensa de forma excelente con un rendimiento estupendo y con un diseño espectacular. Los añadidos del S Pen no son tan cruciales como en otras veces, pero ahí están y siguen convirtiendo a este accesorio en uno de los punteros del mercado.

Acabado del Samsung Galaxy Note 10 Plus

La pantalla del Samsung Galaxy Note 10 Plus es excelente, y ahora mismo no se nos ocurre un teléfono que incluya una mejora en líneas generales. Con una autonomía que es muy buena, es una pena que existiendo sitio en el teléfono no se mantenga la toma de auriculares. Eso sí, este modelo es para los que gustan de smartphones grandes.., ya que lo es, y mucho. Si duda, de los mejores teléfonos que hemos probado hasta la fecha.

Lo mejor

  • Pantalla de gran calidad
  • Buen rendimiento y amplia autonomía
  • Las funciones del S Pen se ejecutan muy bien, especialmente el reconocimiento de texto
  • Calidad al grabar vídeo muy alta

Lo peor

  • Ausencia de la toma de auriculares
  • El Modo noche de la cámara es mejorable
  • One UI se puede refinar un poco más

Puntuación del Samsung Galaxy Note 10 Plus