Análisis del Samsung Galaxy M30s: fotografías, características y review con opinión

Valoración: 8 de 10

La gama media Android es de las más complicadas que existen ya que son muchas las compañías, y por tanto terminales, que existen en los lineales de las tiendas. Conseguir destacar es, por lo tanto, realmente complejo y lo cierto es que este Samsung Galaxy M30s es uno de los que actualmente se tiene que recomendar ya que ofrece mucho y, casi todo, bueno.

Este dispositivo es realmente completo ya que no desentona en absolutamente ninguno de los apartados que se suelen revisar y ser objeto de decisión de compra para los usuarios. Así, por ejemplo, el sistema operativo que integra es Android 9, por lo que se cumple bien sin excesos y está confirmada su actualización a la siguiente iteración del desarrollo de Google. Como es habitual en los terminales de la compañía coreana, por encima se utiliza la capa de personalización One UI en su versión 1.5, que es bastante buena ya que ha limitado su bloatware y, además, permite realizar acciones de forma sencilla e intuitiva.

Pasamos a mostrar lo que nos ha parecido el Samsung Galaxy M30s en las pruebas que generalmente realizamos en MovilZona y las sensaciones al darle uso de forma habitual.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Cámaras
  6. Conclusión

Diseño

Este es un modelo que encaja bastante bien en la mano de los usuarios, ya que ofrece una ergonomía bastante bien cuidada y, lo cierto, es que al utilizarlo para jugar en apaisado o para navegar por Internet, la comodidad nos ha resultado bastante manejable. En esto influye de forma bastante efectiva que las dimensiones que tiene el smartphone son de 158 x 73 x 8,9 milímetros y el peso se queda en 188 gramos. Bastante aceptable todo.

Imagen frontal del Samsung Galaxy M30s

La fabricación está realizada en plástico, lo que tiene sentido por su precio, y lo cierto es que valorando esto la calidad es bastante alta respecto a otros modelos similares que hay en el mercado y que compiten de forma directa con el Samsung Galaxy M30s. Buena resistencia y torsión, bien es cierto que no le da un toque premium pese a que se incluye en el color un gradiente para que resulte llamativo… y, la verdad, es que en parte lo consigue. No queda mal encima de la mesa, pero no tendrás el modelo más cool del momento.

Imagen trasera del Samsung Galaxy M30s

En lo que tiene que ver con las opciones externas que ofrece el smartphone, hay buenas noticias en el dispositivo como por ejemplo que incluye toma de auriculares en la zona inferior -de fácil acceso- y que está junto a su puerto USB tipo C (y el altavoz principal, siendo sólo uno el disponible en el Samsung Galaxy M30s y, con una potencia adecuada, no es especialmente destacable en la definición pero sí que cumple como elemento de uso de forma puntual). En la ubicación superior no hay nada que destaque para el uso, estando los botones de control de volumen encendido en el lado derecho que son bastante correctos ya que tiene un buen recorrido y no desentonan con el diseño global del producto.

En el frontal no hay que destacar que estéticamente el Samsung Galaxy M30s es un modelo bastante simétrico y, esto, para nosotros es bueno ya que aumenta el atractivo del smartphone. En la trasera varias cosas a comentar: la primera es que aquí es donde está el lector de huellas (nada de un óptico integrado en la pantalla) que funciona perfectamente y es rápido, por lo que no hay queja alguna en su usabilidad. Otra de las cosas es que el módulo de la cámara es bastante grande y rompe de forma muy evidente el aspecto del dispositivo, y esto es algo que puede no gustar a algunos… eso sí, no sobresale mucho y, esto, permite que el smartphone no baile en una superficie plana excesivamente. 

Quizá sea este apartado donde menos destaca el Samsung Galaxy M30s, lo que tiene que ver directamente con un precio que ronda los 220 euros, por lo que es lógico que no se cometan excesos en el diseño. Eso sí, este terminal es cumplidor y, además, nos ha parecido muy cómodo y esto es algo que no todos los modelos de gama media ofrecen.

Pantalla

Pese a lo ajustado del precio que hemos indicado antes, a este smartphone no le falta un panel tipo Super AMOLED fabricado por la propia compañía asiática, y esto suele ser sinónimo de buena calidad… bastante superior a las habituales a las IPS de la gama media. Con unas dimensiones de 6,4 pulgadas, lo que encaja con lo que ahora mismo es habitual en los modelos con Android, la resolución es Full HD+ lo que permite que supere los 400 ppp en la densidad de píxeles. ¿Y esto qué significa? Pues que la definición es buena, y un ejemplo es que no hemos detectado problema alguno a la hora de, por ejemplo, leer textos. Por cierto, no es compatible con HDR, pero esto es algo que es completamente normal. 

Con el uso de notch, completamente centrado y tipo gota de agua (lo que hace que el Samsung Galaxy M30s tenga un aprovechamiento frontal superior al 80%, con unos marcos laterales bien dimensionados pero el inferior es algo grande), en el uso hemos probado que vídeos e imágenes se ven perfectamente, sin problemas en refresco y con una gama de colores lo suficientemente amplia para que la experiencia sea más que positiva. Por cierto, buenas noticias en el brillo, ya que no hay problema al superar los 400 nits y se llega en momentos puntuales a superar los quinientos, y esto hace que en exteriores no se sufra absolutamente nada (con un ajuste automático bastante rápido).

Calidad de la pantalla del Samsung Galaxy M30s

Con buenas opciones de configuración en el apartado Pantalla de los Ajustes, como por ejemplo la forma de ver los colores, y una respuesta táctil sin problema alguno… pero con menos grados de los esperados en el ángulo de visión, lo cierto es que la calidad de este modelo es excelente en lo que tiene que ver con el panel y, la verdad, es que es de lo mejor en su rango de precio sin duda alguna. Muy bien aquí el Samsung Galaxy M30s.

Hardware

Dentro de las posibilidades que se esperan de este modelo, la verdad es que Samsung ha conseguido ofrecer un terminal que es bastante solvente en todo tipo de situaciones. El procesador integrado es un Exynos 9611, un SoC que es bastante actual y que integra ocho núcleos que trabajan a una frecuencia máxima de 2,3 GHz en sus “cores” más potentes que dan uso a arquitectura Cortex-A73. Con tecnología de fabricación de 10 nanómetros, lo que está bastante bien en pos de un buen ahorro energético y no alcanzar altas temperaturas, la GPU disponible es una Mali-G72 MP3

En el apartado de la memoria la elección son 4 GB, que es una cantidada adecuada, y el almacenamiento llega a los 64 gigas (con opción de ser ampliados con el uso de tarjetas microSD). Esto, sumado a lo antes comentado permite que el funcionamiento no ofrezca sobresaltos y, por lo tanto, la experiencia de uso sea bastante correcta. Al navegar por Internet todo es fluido, como ocurre con los vídeos de YouTube… no hay nada malo que comentar. Con los juegos sufre un poco, ya que si el título es exigente se nota que hay “sufrimiento” -un ejemplo es PUBG-. El caso, es que no llega al nivel de algunos modelos con el Snapdragon 712, pero se queda realmente cerca. 

Conexión USB del Samsung Galaxy M30s

Estos son algunos ejemplos de los resultados en las pruebas de rendimiento que utilizamos de forma habitual en MovilZona:

No hay ausencias destacables en la conectividad, ya que existe Bluetooth 5.0; WiFi Dual Band; e, incluso, los pagos móviles son una opción ya que el Samsung Galaxy M30s integra chip NFC, En las pruebas que hemos realizado, todo ha funcionado perfectamente, pero hemos detectado que al exigir a la antena integrada para acceder a Internet, en alguna ocasión obtuvimos bajadas de transferencia de datos en una fase de uno o dos segundos… algo que seguro se puede corregir por software. 

Imagen superior del Samsung Galaxy M30s

Lo cierto es que la capacidad de trabajo que tiene el Samsung Galaxy M30s nos ha parecido más que suficiente para satisfacer las necesidades que tienen la mayoría de los usuarios, y por lo tanto el hardware elegido nos parece acertado… bien es cierto que podría ser algo más potente (en especial la velocidad de transferencia que ofrece el almacenamiento interno), pero esto no hace que el smartphone decepcione, ni mucho menos. 

Autonomía

Llegamos a uno de los mejores apartados que ofrece el Samsung Galaxy M30s sin ningún tipo de duda. La combinación de los componentes que integra el dispositivo con sus 6.000 mAh (sí, se lee perfectamente) permite que, actualmente, sea el mejor gama media que hemos probado en esta apartado hasta la fecha. Excelente comportamiento que permite tiempos superiores a las 9 horas de uso de pantalla sin tener muchas limitaciones de brillo… impresionante. ¿Superar los dos días de uso habitual? Es algo que consigue este teléfono sin despeinarse… lo cierto es que es lo que muchos buscan sin lugar a dudas.

Buenas noticias: el Samsung Galaxy M30s incluye carga rápida de 15 W, algo completamente necesario ya que los procesos de recargar serían interminables. Así, rellenar el 60% de este terminal supone algo más de una hora y cuarenta y cinco minutos… es el peaje a pagar por los 6.000 mAh. Nada de problemas de temperatura, y lo cierto es que si la autonomía es vital, este es tu teléfono.

Cámaras

Tres son los sensores que se incluyen en el dispositivo, por lo que la compañía coreana ha intentado dar una buena respuesta a los que buscan una calidad fotográfica adecuada pese a no gastarse mucho en un smartphone. Las opciones integradas son las siguientes:

  • Principal 48 MP, focal F:2.0 y PDAF
  • Elemento para gran angular de 8 MP y apertura F:2.2, PDAF, OIS y zoom 3x óptico
  • Sensor para la profundidad de 5 MP con apertura focal de F:2.2

Cámara trasera del Samsung Galaxy M30s

Con estos elementos, y uno frontal de 16 MP (F:2.0), en general este modelo es bastante sólido. Incluso, en algunos apartados nos ha sorprendido gratamente el Samsung Galaxy M30s frente a su competencia. Un ejemplo es que su rango dinámico es bueno, lo que permite que la amplitud de color sea grande y esto se refleja directamente en unas fotos que son bastante realistas y con un buen tono cromático

La velocidad de disparo es algo inferior de lo esperado, pero no hará que te pierdas muchos detalles, esa es la verdad. En lo que tiene que ver con la saturación y contraste, no hay especial queja ya que no hay aberraciones ni incorrecciones en los resultados, pero bien es cierto que con los blancos intensos sufre algo más de lo esperado… pero el postprocesado en ocasiones le permite salir airoso.

Foto con el Samsung Galaxy M30s

Dejamos algunos ejemplos de lo que es posible conseguir con el Samsung Galaxy M30s en condiciones de uso habituales y dejando a la aplicación tomar las riendas en el enfoque y gestión en muchas opciones (bien en el gran angular, pero alguna distorsión en los extremos y con sufrimiento con poca luz):

En la fotos con desenfoque no se comporta mal el terminal, con un buen trabajo en líneas generales pero con algunos problemas con fondos complejos, pero la verdad es que hace buenas fotos aquí -gran recorte, todo hay que decirlo-. Por la noche, mucho mejor de lo esperado, ya que algo habitual en la gama media es una bajada de calidad muy pronunciada… y esto no es así en el Samsung Galaxy M30s. Bien es cierto que hace peores fotos, pero mantiene bien el tipo y, en especial, cuando la luz artificial está presente. Hay que felicitar a la firma coreana por ello.

La aplicación es la habitual de la interfaz One UI de la firma, por lo que hay una buena cantidad de opciones disponibles y, además, el trabajo se realiza con solvencia… con gestos y muchos Modos disponibles. Se encuentra todo lo que se puede necesitar en la actualidad. 

Conclusión

Pues lo cierto es que en conjunto, este smartphone creemos que es de lo más recomendable, ya que ofrece un buen hardware y opciones tan interesantes como un panel de gran calidad que superar lo esperado para un modelo por debajo de los 250 euros y, además, su autonomía es simplemente espectacular. Por cierto, ser bastante completo en la conectividad creemos que es todo un acierto y, como no, su buen comportamiento en la fotografía es algo a tener en cuenta.

Detalle frontal del Samsung Galaxy M30s

El acabado es lo que menos nos ha gustado del Samsung Galaxy M30s, ya que el metal hubiera sido una excelente guinda de este pastel, pero no se puede tener todo. Tampoco es que sea un modelo que sea el mejor para jugar, en especial con títulos en tres dimensiones, pero la verdad es que este smartphone es realmente completo y, por ello recomendable. 

Lo mejor

  • Excelente autonomía
  • Pantalla de muy buena calidad
  • Es un smartphone completo

Lo peor

  • Acabado en plástico
  • Calidad del sonido baja

Puntuación del Samsung Galaxy M30s