Análisis del Oppo Reno 10X Zoom: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 9 de 10

No hay duda alguna que Oppo se está convirtiendo en una de las compañías más atractivas del mercado actual, ya que su apuesta por opciones novedosas y diferenciales la convierten en llamativa. Un ejemplo de lo que decimos es el nuevo Oppo Reno 10X Zoom, un modelo completo que destaca por varias razones pero, especialmente, por sus cámaras.

Conseguir diferenciarse en la actualidad en el mercado de los smartphones no es nada sencillo, es mucha la competencia por parte de diferentes compañías, y esto es especialmente duro en la gama alta de producto que es a la que pertenece el Oppo Reno 10X Zoom. Pero lo cierto es que este terminal consigue esto y, además, con una solvencia que nos ha sorprendido (y donde no falta utilidad para el usuario, lo que creemos que es vital por positivo). Por lo tanto, estamos ante un producto que, sin duda, es un paso importante para la firma que ya ha estabilizado su presencia en nuestro país.

Sin más, pasamos a indicar todo lo que ofrece este teléfono, incluidos los resultados en las pruebas de rendimiento y a la experiencia de uso que se consigue con él. De esta forma, se puede saber si este equipo es uno de los que debes valorar a la hora de hacerte con un nuevo smartphone si la gama alta es la que encaja contigo.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Software
  6. Cámaras
  7. Conclusión

Diseño

En el apartado estético no hay duda alguna que el trabajo que se ha realizado por parte del fabricante es excelente. Nada tiene que envidiar a su competencia. Evidentemente puede gustarte más o menos su aspecto, pero el acabado es premium de una forma incontestable. Un ejemplo es el buen acabado en metal y cristal que se combina en el Oppo Reno 10X Zoom (donde hay que destacar que existe protección Gorilla Glass 6 en toda la superficie, lo que evita problemas desagradables). ¿Se quedan muy marcadas las huellas? Pues como es habitual en los terminales con estos materiales es así, pero las «esconde» mejor que otros modelos que hemos probado.

Imagen trasera del Oppo Reno 10X Zoom

El frontal del Oppo Reno 10X Zoom es atractivo, con algo que llama la atención de forma clara (la ausencia de notch) y un buen aprovechamiento de toda la superficie -incluyendo un excelente acabado para encajar con la carcasa- que se combina con una simetría que es atractiva y de agradecer. La trasera es muy uniforme, y la cámara no sobresale nada, algo que es bastante impresionante debido a los sensores utilizados y que habla muy bien del trabajo realizado por Oppo. Algo más grueso que otros modelos ya que alcanza los 9,3 milímetros, el manejo nos ha parecido excelente ya que sin ser muy ligero (210 gramos) el peso está bastante bien distribuido y esto se hace notar en lo que tiene que ver con la ergonomía, que es muy buena.

Frontal del Oppo Reno 10X Zoom

Los botones físicos están distribuidos en la parte derecha e izquierda, siendo bastante sencillo de encontrar pero bailan un poco más de lo aconsejable -pero no es problemático-. La zona superior está completamente limpia lo que, como explicaremos más adelante, tiene toda la lógica del mundo y en la inferior tiene el puerto USB tipo C y uno de los dos altavoces del Oppo Reno 10X Zoom. ¿Toma de auriculares? No la busques, ya que no se ha integrado como tampoco protección frente al agua y polvo, lo que creemos que es algo que se debe cambiar en el futuro (aunque debido al módulo de la cámara frontal, esto se antoja complicado).

Con unas líneas llamativas y acabados excelentes, la verdad es que el Oppo Reno 10X Zoom encaja como un guante en la gama alta en lo que tiene que ver con el diseño. Algo escurridizo, resbala bastante todo  hay que decirlo, la verdad es que en este apartado este teléfono nos ha dejado muy buenas sensaciones y, al verlo, queda claro que desborda calidad.

Pantalla

Nada que objetar a las elecciones que se han realizado en el Oppo Reno 10X Zoom. El hardware integrado consta de un panel AMOLED de 6,6 pulgadas con resolución Full HD+ (es tipo Diamond PenTile) . Bien es cierto que la resolución no alcanza las costas de otros modelos del mercado como por ejemplo los de Samsung, pero esto no es algo grave y se defiende bien el terminal. Por cierto, la densidad de píxeles es de 387 ppp, una marca notable y que permite una definición muy buena, siendo el ratio de 19.5:9 y compatible con DCI-P3.

La experiencia visual es excelente, los colores son muy reales e intensos, sin caer en ser especialmente fríos como algunos paneles OLED muestra (de todas formas, si no convence lo que se ve por defecto, por software es posible modificar la temperatura del color, por poner un ejemplo). El brillo es potente, con pasos superiores de los 400 nits sin el más mínimo problema -y con una gestión automática que nos ha parecido muy buena, aunque en lugares con poca luz abusa al bajar este parámetro, pero no es algo especialmente relevante-. Sin problemas en exteriores, el contraste nos ha convencido y, también, el ángulo de visión que es amplio pero con una ligera tendencia al verde en ocasiones… pero algo que no resta calidad al panel.

El aprovechamiento frontal es muy bueno, con un porcentaje que supera el 855 sin el más  mínimo problema. Además, al revisar los bordes del panel al encajar con los laterales no apreciamos fugas de luz ni sombras, algo que en algunas ocasiones se puede ver en modelos de gama alta y que no es precisamente un detalle que hable bien del acabado. Al Oppo Reno 10X Zoom no le ocurre para nada esto. Por cierto, la latencia es buena, y se mantiene en la línea habitual de lo que ofrecen los modelos más potentes del mercado con Android.

Muy bien aquí el dispositivo que hemos probado, ya que cumple a la perfección con lo que se demanda de un terminal de gama alta y, además, con muchas opciones para ajustar la pantalla (recomendamos que se mantenga el Modo de color de pantalla en Intenso, ya que es el que mejor resultados creemos que ofrece). Una pena que no exista una pantalla ambiente, algo que es posible modificar por software sin excesivos problemas.

Hardware

No existe resquicio alguno en el Oppo Reno 10X Zoom, ya que los componentes esenciales son los que se espera en un terminal de gama alta en la actualidad. Así, el procesador es un Snapdragon 855 con su correspondiente GPU Adreno 640 y la RAM alcanza los 8 GB, por lo que estamos ante una combinación que asegura un excelente comportamiento con todo tipo de aplicaciones (y con una experiencia de uso fantástica, con sensación de siempre ir sobrado incluso con los juegos más exigentes, como es el caso de PUBG). Por cierto, que la memoria antes mencionada funciona de forma espectacular en la lectura, algo que es importante y se hace notar ya que favorece el funcionamiento del equipo ya que se combina bien con el SoC de Qualcomm.

Juego en el Oppo Reno 10X Zoom

Otro buen componente del Oppo Reno 10X Zoom es el almacenamiento interno, que puede alcanzar los 256 gigas -con opción de utilizar tarjetas microSD, por cierto-. El caso, es que las lecturas sostenidas son buenas, con picos estables muy altos lo que, de nuevo, permite satisfacer las demandas del equipo al estar a la máxima potencia… donde, por cierto, no hemos encontrado temperaturas muy elevadas incluso en las sesiones de juegos que son largas (lo que se consigue al combinar para la disipación un conjunto de láminas de grafito y un sistema en el que se incluye gel térmico).

Estos son algunos ejemplos de lo que se obtiene con el Oppo Reno 10X Zoom al dar uso a las pruebas de rendimiento habituales que utilizamos en MovilZona:

Hay que destacar que el sonido del Oppo Reno 10X Zoom es bueno, ya que utiliza dos altavoces y, por lo tanto, es estéreo (compatible con Dolby). Es menos potente de lo esperado y los bajos no son rotundos, pero se cumple para conseguir una experiencia correcta. En lo que tiene que ver con la conectividad, hay que ser claros: no le falta de nada al equipo, con presencia de NFC y WiFi Dual Band (eso sí, nada de radio FM). El caso, es que todo funciona de forma adecuada y, además, la gestión del acceso inalámbrico es excelente. Un detalle importante: este equipo es de los que menos problemas nos ha dado al combinarlo con accesorios Bluetooth – es compatible con la versión 5.0-, por lo que está bien trabajado su uso y lo mismo ocurre con el GPS.

En definitiva, sin nada que objetar el Oppo Reno 10X Zoom en el rendimiento, donde aprovecha además opciones de software que son útiles como, por ejemplo, el Espacio de juegos que permite optimizar el rendimiento del terminal al ejecutar este tipo de aplicaciones o el Gestor del teléfono, que con acierto administra los recursos del smartphone.

Autonomía

La compañía Oppo siempre ha destacado por ofrecer la mejor experiencia posible en lo que tiene que ver con la autonomía en sus teléfonos, y el modelo que hemos probado no es una excepción. Para que todo sea óptimo, la carga de la batería es de 4.065 mAh, una carga más que correcta en comparación con sus rivales (espacio y peso hay para ello, por otro lado).Conseguir dos días prácticamente completos con una carga es más que posible con un uso habitual, algo que no está al alcance de muchos smartphones de gama alta en la actualidad. Si se abusa del brillo, los tiempos se reducen a un día y medio, por lo que el panel está bien balanceado… y, además, superar las ocho horas de consumo multimedia es viable. Excelente, todo hay que decirlo.

No le falta carga rápida (por desgracia el Oppo Reno 10X Zoom no dispone de inalámbrica), siendo esta propietaria tipo SuperVOOC  3.0 Flash Charge. Esta permite que en 45 minutos de media se consiga rellenar la batería al 100% desde el 25%, por lo que hablamos de una marca excelente y que es de lo mejor del mercado (y, además, sin problemas de sobrecalentamiento incluso si se está utilizando el terminal). Sin duda, aquí destaca el equipo y es uno de sus motivos de compra claramente.

Software

La versión Android que llega en el  Oppo Reno 10X Zoom es Android Pie, con un fork por encima denominado Color OS en su sexta versión. Lo cierto es que hay un avance evidente en este desarrollo, que es más eficiente que antes y más intuitivo, pero se mantiene como uno de los más pesados que hemos probado (algo que se debe, entre otras cosas, a que se incluyen una gran cantidad de herramientas adicionales).

Interesante lo bien que se gestiona la RAM en esta nueva versión de Color OS, “matando” aplicaciones de forma efectiva y selectiva, y especialmente es de agradecer la llegada del cajón de aplicaciones que le hace estar más cercano que nunca de Android puro. No le falta navegación por gestos, lo que es útil y un acceso a diferentes temas que se pueden dar uso con el smartphone. Muy llamativo el modo de acceder al asistente de Google con el botón de encendido.

La opciones biométricas que se incluyen en el Oppo Reno 10X Zoom son un lector de huellas en la pantalla y reconocimiento facial. En el primero de los casos hay que decir que el funcionamiento es excelente, con una respuesta rápida y que demuestra que la compañía ha evolucionado de forma correcta desde modelos como el RX17 Pro. El caso, es que el funcionamiento es prácticamente automático y la fiabilidad muy alta (pese a dar uso a tecnología óptica).

El reconocimiento facial es una opción que se ejecuta al salir el módulo de la cámara frontal que hay en la zona superior -escondido, ya que es retráctil- y que funciona bastante bien. El tiempo de espera a que esté preparado todo es de más o menos un segundo, lo que no es mucho, y no hemos encontrado problemas de funcionamiento. Eso sí, por comodidad nos decantamos por el lector de huellas para el día a día.

Cámaras

Comenzamos hablando de la trasera y principal, esta se compone de varios sensores que, lo cierto es, que ya permite vislumbrar que la calidad en general del Oppo Reno 10X Zoom en este apartado es alta, bastante alta. Este es el hardware del componente del que hablamos:

  • Elemento principal: 48 megapíxeles (Sony IMX586) con apertura F:1.7, ayuda de enfoque por láser y estabilización óptica (OIS)
  • Elemento gran angular: 8 Mpx con apertura de F:2.2 y 120 grados
  • Elemento periscopio (denominada así por el elemento al prisma incluido para refractar la luz): 13 megapíxeles con apertura F:3.0 con estabilización OIS, PDAF y ayuda al enfoque por láser. Permite zoom óptico de hasta 5X y hasta 10X híbrido. Para teléfono es 130 mm.

Cámara trasera del Oppo Reno 10X Zoom

Un detalle que se debe conocer es que por defecto las fotos se realizan con una resolución de 12 Mpx, pero es posible cambiar esta opción por software hasta los 48 megapíxeles (la aplicación Cámara nos ha gustado bastante por sencilla y al disponer de una gran cantidad de opciones). Para conseguir esto se debe asumir que los resultados son a 4:3.

La calidad de las imágenes en general son bastante buenas, con colores realistas y con una velocidad de trabajo realmente buena. El rango dinámico nos ha gustado mucho ya que es muy amplio, y con luminosidad adecuadas el ruido es inexistente. El balance de blancos es mejorable, pero no es razón para encontrar aberraciones o que los colores tengan tendencias extrañas por temperatura. Bastante bien en lo que tiene que ver con los retratos, donde el efecto bokeh nos ha convencido plenamente ya que se ejecuta con gran solvencia.

Estos son algunos ejemplos de lo que es posible conseguir con el Oppo Reno 10X Zoom en diferentes situaciones:

Hay que indicar que existe ayuda al reconocer escenas, algo que se agradece ya que se acierta de forma habitual estableciendo parámetros de disparo preestablecidos que son correctos (los verdes se sobresaturan un poco, como es ya casi tradición en estos casos), y no le falta un Modo noche al terminal que no está mal, pero que no llega a los niveles de alguna de su competencia. Pero, lo cierto, es que con luces artificiales se comporta bastante bien.

En lo que tiene que ver con el uso del zoom, hay que decir que los resultados son bastante sorprendentes, para bien. Al ejecutar hasta 6X (unas de las marcas preestablecidas por defecto por la compañía), los resultados son muy nítidos y el enfoque muy rápido. Lo cierto es que el detalle es mucho mejor de lo esperado y casi sorprendente. Si te preguntas por el 10X -el máximo, por software es de 60X-, la verdad es que se añade algo de ruido, no especialmente notable, y la verdad es que está bastante bien lo que se consigue teniendo en cuenta las limitaciones propias del hardware. Incluso los colores son realistas. En definitiva, el  Oppo Reno 10X Zoom nos ha convencido.

La cámara frontal se monta en un elemento elemento retráctil en la zona superior que se abre cada vez que es necesario el uso de este componente. La rapidez del proceso es notable y, además, apenas hace ruido. Es decir, que la fabricación es excelente (y la resistencia alta, ya que el tamaño así lo sugiere). El sensor es de 16 megapíxeles con focal de F:2.0 y los resultados que se consiguen con este componente son bastante buenos, incluyendo los efectos de desenfoque que se añaden. Por cierto, a este elemento no le falta su propio flash, lo que es un buen detalle.

A continuación dejamos algunos ejemplos de lo que se consigue al realizar grabaciones con el  Oppo Reno 10X Zoom, que pueden alcanzar calidad 4K y que, ante todo, permiten un autoenfoque bastante rápido. La estabilización óptica hace bien su trabajo.

Conclusión

Este es un teléfono de una gran calidad, ofrece todo lo que se puede necesitar de un terminal de gama alta, por ejemplo su rendimiento es excelente gracias a su software, y además tiene algunos añadidos que son de agradecer, como puede ser su diseño muy atractivo y que la cámara frontal es retráctil y es de las que mejor funciona de las que hemos visto hasta la fecha. Por cierto, la autonomía es simplemente excepcional, algo que se debe tener muy presente al valorar al Oppo Reno 10X Zoom.

Frontal del Oppo Reno 10X Zoom

Es una pena que no disponga de carga inalámbrica y que Color OS, que ha mejorado, no sea un poco mejor ya que es un fork recargado. Pero lo que es una evidencia es que este smartphone es de lo mejor del mercado y con él la compañía asiática ha conseguido colocarse entre las opciones más llamativas que actualmente se pueden comprar.

Lo mejor

  • Excelente autonomía
  • Hardware completo y con buen rendimiento
  • Muy buena biometría

Lo peor

  • No  incluye carga inalámbrica y, tampoco, protección frente al agua
  • Color OS ha mejorado, pero sigue siendo un fork algo pesado

Puntuación del Oppo Reno 10X Zoom