Análisis del Oppo Find X: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 9 de 10

Dentro de la gama alta de producto el Oppo Find X es un modelo que teníamos ganas de probar por las diferentes novedades que ofrece en algunos de sus apartados, sin que por ello su hardware principal desentone con lo que se espera de un terminal destinado al segmento más potente que existe en la actualidad. Y lo cierto es que, si bien ofrece algunos pequeños lunares que comentaremos, este smartphone destaca positivamente y nos ha sorprendido.

Como es habitual en la marca asiática, el sistema operativo que se integra en el Oppo Find X es Android, concretamente Oreo, pero con un fork de creación propia basado en el desarrollo de Google denominado Color OS (version 5.1) que, lo cierto, es que es bastante intrusiva en lo que tiene que ver con la interfaz y opciones de uso. Esto hace que se aleje de la experiencia pura del desarrollo de Google, pero lo compensa con una gran cantidad de opciones de configuración que en algunos casos lleva incluso a resultar abrumadora y compleja de encontrar ciertas opciones. Eso sí, a destacar que se ofrece una gran cantidad de posibilidades en el uso de gestos y que los recursos del sistema que se “come” la capa mencionada no es especialmente abusiva si se compara con EMUI o MIUI.

Aspecto frontal del Oppo Find X

Pasamos a indicar todo lo que hemos comprobado, los resultados en las pruebas y las opciones que son positivas y negativas del Oppo Find X, un terminal que tiene muchas más luces que sombras y que, eso sí, para valorar de forma adecuada se debe saber el precio que tiene de venta ahora mismo en España: 999 euros.

DiseñoPantallaHardwareAutonomíaCámarasConclusión

Diseño

Si hay algo que está muy claro respecto al Oppo Find X es que este es un teléfono que es muy atractivo. Sin duda alguna está entre los tres mejores terminales que existen en la actualidad y, por algunos motivos, que explicaremos, es posible que estemos ante lo más diferencial del mercado. El caso es que este smartphone es un dispositivo que no es especialmente ligero, 186 gramos, ni pequeño (un ejemplo es que su grosor asciende a los 9,4 milímetros). Pero esto se le perdona debido a un elemento diferencial que ofrece del que hablaremos más adelante.

Acabado en metal y cristal (con protección Gorilla Glass 5 en todo el Oppo Find X), la verdad es que las líneas redondeadas que ofrece y el acabado es completamente premium. La sensación de calidad que se tiene al sujetarlo es muy grande -por cierto, se resbala mucho e, incluso, en lugares que sorprende que se puede mover al no estar especialmente inclinado-. Y, la verdad, es que este modelo es de esos que da gusto que se vea en la mano o en la mesa en la que se está.

Pero si por algo destaca el Oppo Find X es por su sistema de cámara retráctil que se abre y cierra según se tiene que utilizar o no de forma automática y con una excelente precisión (y la sensación de durabilidad que hemos tenido es mucho mejor de la esperada). Así, por ejemplo, si se activa la aplicación para hacer fotos se abre el elemento que incluye los tres sensores del terminal, y si se cierra este desaparece en la parte superior mediante un sistema motor que hace poco ruido. Lo cierto, es que las dudas iniciales que teníamos por su uso desaparecieron en sólo dos minutos. Excelente implementación, no hay unidad y un elemento diferencial y que puede ser un punto de inflexión en el mercado y que permite que el frontal del smartphone sea todo pantalla y en este caso no es una expresión de márketing.

Trasera del Oppo Find X

El reconocimiento facial del Oppo Find X depende de este elemento, lo que se traduce en cierto retraso en ejecutarse el proceso por completo ya que hay que esperar unos segundos a que la cámara esté disponible (algo que ocurre al arrastrar la pantalla para desbloquear el terminal). No es una gran pérdida de tiempo y, además, merece la pena la espera ya que el funcionamiento de esta herramienta es excelente. La rapidez con la que se ejecuta es admirable, ni los iPhone de Apple la iguala, y la precisión es perfecta con buena luz o casi a oscuras. La verdad es que sorprendente lo bien que funciona incluso con cambios físicos como el añadido de barba o el ponerse gafas si no se usaron al dar de alta una cara. Gran trabajo la verdad.

Aparte del atractivo de la parte delantera al no tener elemento alguno que “moleste” la trasera solo tiene la marca serigrafiada del fabricante. Es decir, nada de lector de huellas. Es cierto que el reconocimiento facial es fantástico, pero alguno puede echarlo en falta y veremos si todas las pasarelas de seguridad son accesibles con este elemento que ya es un clásico. En nuestro caso, y con lo bien que funciona la herramienta antes mencionada, quedamos satisfechos. Los laterales, con una buena curvatura que dota de atractivo al Oppo Find X, tiene el botón de encendido en la parte derecha y los de gestión de volumen en la izquierda. Bien acabado y que funciona sin problemas.

Finalmente, hay que comentar que no le falta al terminal un puerto USB tipo C en su parte inferior, que está flanqueado por la bandeja para las tarjetas SIM y, además, por un altavoz que suena bien y define de una forma convincente (incluso, es bastante potente), pero no hay un segundo que proporciona sonido estéreo, y esto le hace perder algunos puntos. El caso, es que el Oppo Find X es un teléfono excepcional en su diseño y que, ahora mismo, es de lo mejor que se puede conseguir en el mercado.

Imagen lateral del Oppo Find X

Unboxing en vídeo del Oppo Find X

A continuación, dejamos el repaso en vídeo del smartphone del que hablamos en un análisis por parte del compañero José Morales de Android Ayuda. En él, se puede ver todo lo que ofrece este terminal:

Pantalla

Si hay algo que está claro en este componente es que es grande, nada menos que 6,42 pulgadas son las que tiene el Oppo Find X y, además, con un aprovechamiento frontal que supera ampliamente el 90%. El aspecto es realmente bueno, donde no falta curvatura en los laterales del terminal que, además, se pueden utilizar ya que el software integrado por gestos permite realizar acciones como, por ejemplo, volver atrás al deslizar dos veces el dedo hacia abajo.

Con una resolución FUll HD+ en el panel AMOLED que integra, la densidad de píxeles que ofrece la pantalla del Oppo Find X es de 401 ppp, por lo que la definición es más que suficiente pese a lo grande que es este componente (que, por cierto, no es un hándicap en el agarre ya que el ratio es de 19.5:9 sin que exista notch y lo cierto es que se agradece ya que le da un aspecto completo y simétrico que es atractivo. Los ángulos de visión son bastante buenos, y los colores se representan con gran precisión. Es decir, que hablamos de una excelente calidad de imagen pero, eso sí, nada de QHD como otros modelos con los que compite en el mercado actual (pero tal y como se ve de bien el panel, no muchos pensarán en ello).

En exteriores el Oppo Find X ofrece una experiencia visual de lo más convincente, lo que se debe a un brillo realmente potente que llega a los 430 nits sin problemas y que da la sensación incluso de ofrecer más. Nos ha gustado mucho aquí el dispositivo. No hemos detectado problema alguno de fugas o de sombras grises al mirar desde los laterales el panel, y la respuesta táctil es perfecta incluso cuando el sistema retráctil está en funcionamiento.

Ficha técnica del Oppo Find X

En resumidas cuentas, el Oppo Find X ofrece una pantalla que está realmente bien, ya que la calidad de imagen que ofrece es muy buena. Cierto que al ser un gama alta se espera que la resolución  sea QHD -más teniendo en cuenta lo que cuesta-, pero no hay que dejar de indicar que se ve realmente bien el panel y que la experiencia con películas y juegos es excepcional y además se incluyen opciones de gestión de este componente por software muy numerosas, por lo que es posible configurarlo de forma muy personalizada.

Hardware

No hay nada que objetar para considerarlo un terminal de gama alta por su hardware, todo lo contrario. La selección de los componentes esenciales ya es toda una declaración de intenciones ya que hablamos de un procesador Snapdragon 845 con su Adreno 630 (y que utiliza una arquitectura Kryo tipo Gold en los cuatro núcleos más potentes que usa). Aparte, el terminal llega con 8 GB de RAM, por lo que todo lo que se puede esperar de él es bueno. Y esto es así, ya que la experiencia de uso que hemos tenido es excelente, con una fluidez destacable con los juegos como Asphalt o PUBG, y con un trabajo multitarea que va de maravilla.

Uso del Oppo FInd X

Estos son ejemplos de los resultados que obtuvimos, en la pruebas de rendimiento y, por cierto, pese a no integrar un sistema de refrigeración líquida el control de la temperatura no es especialmente malo:

El almacenamiento, que no es ampliable, se sitúa en 128 o 256 gigas, y funciona muy bien especialmente en la lectura de datos, por lo que hablamos de un smartphone muy completo y que es de lo mejor del mercado en lo que tiene que ver con el rendimiento. La conectividad está bastante bien resuelta, ya que tanto el puerto USB tipo C ofrece los valores habituales que se esperan, siendo quizá el acceso WiFi un poco menos potente de lo que esperábamos, pero no es esto algo especialmente notable. No le falta NFC, por lo que es posible dar uso a los pagos móviles y la conectividad Bluetooth es 5.0. En ambos casos comprobamos que todo funciona perfectamente.

La personalización Color OS no influye negativamente en el desempeño del Oppo Find X, y hay que decir que la ejecución de aplicaciones integradas es rápida y más que correcta, incluso la propia de gestión de la cámara. Veremos qué ocurre cuando llegue Android Pie, pero la verdad es que nos ha quedado un gran sabor de boca al utilizar este terminal que es una gama alta de pura cepa en lo que tiene que ver con su hardware. Una pena que no ofrezca resistencia al agua y polvo, pero con su cámara retráctil, esto se antoja complicado.

Autonomía

Aquí hay que decir que el terminal se comporta de forma correcta, sin ser en este caso un modelo que destaca frente a la competencia. Los 3.730 mAh que integra dan para superar un día de uso normal sin excesivos problemas, eso es cierto. Pero, la verdad, es que no llega a los niveles que ofrecen modelos como por ejemplo el P20 Pro de Huawei, pro sí está a la par del OnePlus 6. Eso sí, si se abusa del brillo el tiempo de uso desciende de forma considerable y esto habla de una calibración que se puede mejorar del panel integrado. En un ratio de 200 nits superar ocho horas es más que posible, pero al máximo los tiempos bajan a las seis horas como mucho.

Este modelo incluye recarga rápida tipo VOOC que admite una potencia de 20 vatios. Los tiempos que obtuvimos en las pruebas son adecuados, con un paso desde el 18% hasta el 62% en unos cuarenta minutos de media (30 más para alcanzar el 92%). Lo cierto que funciona bastante bien y no hay problema  de de calentamiento excesivo. Si te preguntas por la recarga inalámbrica, está no está presente en el Oppo Find X, lo que en principio parece deberse a la cámara retráctil que puede dar algún tipo de problema.

Test de autonomía del Oppo Find X

En definitiva, no está mal el Oppo Find X en lo que tiene que ver con la autonomía, ya que cumple, pero no destaca tanto (pero para nada es malo). Bien en general, ojo con la pantalla que con brillo excesivo es algo “tragona”.

Cámaras

Lo primero es indicar que cuando el sistema retráctil funciona, lo que saca a la luz son dos sensores de 16 + 20 megapíxeles para la cámara principal y de 25 Mpx para la frontal. Todos ellos tienen un focal de F:2.0, y en el caso del elemento trasero se cuenta con PDAF y estabilización óptica (OIS), siendo uno de estos componentes destinado a telefoto (lo que posibilita que se haga zoom 2X directo desde la aplicación).

Cámara desplegada del Oppo FInd X

Los resultados que hemos obtenido con la cámara principal son buenos, pero no llegan a colocarse entre los cinco mejores del mercado. Con buena luz la definición es bastante buena, con unos colores bien definidos y el rango dinámico no está nada mal. El balance de blancos no es el mejor posible, pero no llega a  desentonar. Bien en macro, el zoom es de bastante calidad y los resultados son convincentes, pero no excepcionales. Si la luz no es la mejor posible, la calidad desciende de forma bastante evidente, pero sin ser un desastre. Aparece algo de ruido y con la luz artificial se sufre bastante perdiendo en este caso gran parte de la definición.

Con el desenfoque se comporta bastante bien, pero a nuestro juicio abusa más de lo debido de los filtros de belleza, lo que hace que quede bastante irreal lo que se consigue con la cámara trasera y la delantera, que permite hacer bokeh por software. Algo que sí que nos ha gustado mucho es que la Inteligencia Artificial para detectar escenas es de las más precisas que hemos visto, por lo que es muy útil su utilidad e implementación.

Estos son algunos ejemplos de fotos que hemos obtenido con el Oppo Find X:

La aplicación es bastante completa, con opciones de todo tipo y opción de dar uso a  diferentes efectos de forma sencilla. Con el uso de gestos y sin que falten modos como panorama o profesional, lo cierto es que está bien el trabajo de la compañía. Eso sí, es algo lenta al procesar, pero no llega los niveles de desarrollos como el de Sony.

Las grabaciones se aprovechan de la IA y del zoom, lo que son buenos detalles. Con opción de conseguir grabaciones a 4K, la estabilización es buena y, aquí, comprobamos algo que se intuye en las fotos: el autoenfoque es bastante rápido.

Conclusión

No hay duda que este modelo es un gama alta de pura cepa, con un diseño realmente impresionante y con un rendimiento que está fuera de duda. Su sistema de cámara retráctil es excelente, y más solvente de lo esperado, y lo mismo ocurre con el reconocimiento facial. La verdad, es que el trabajo es muy bueno, y puede ser un terminal que sea un punto de inflexión para la compañía ahora que está en España.

Cámara trasera del Oppo Find X

Tiene algunos elementos a mejorar, como por ejemplo la falta de protección frente al agua y polvo; una cámara “top”; y que la pantalla consume más de lo esperado al abusar del brillo (esto por software puede ser corregido). Pero, sin duda alguna, si se busca un terminal diferencial y que ofrezca cosas distintas como por ejemplo el aspecto frontal, el Oppo Find X es un smartphone que se debe tener muy en cuenta.

Lo mejor

  • Gran rendimiento
  • Diseño muy atractivo
  • Sensación premium y diferencial
  • Reconocimiento facial muy efectivo

Lo peor

  • No incluye protección al agua y polvo
  • La pantalla, que es de buena calidad, consume más de lo esperado al subir el brillo
  • La cámara está un escalón por debajo
USD 899,99 USD

Puntuación final del Oppo Find X