Móvil Samsung Galaxy Z Fold3 5G

Puntuación total 9.50

Revisa este resumen

Pantalla
Cámaras
Sistema
Conectividad
Almacenamiento
Diseño
Autonomía
Multimedia / Internet
Extras
Radio
Benchmark
Tipo de Pantalla
Dynamic AMOLED 2X
Tamaño de Pantalla
7.60 pulgadas
Resolución de Pantalla
2208 x 1768 píxeles
Densidad de pantalla
374 ppi
Táctil
Capacitiva
Multitáctil
Formato
Flexible
Marca
Samsung
Modelo
Galaxy Z Fold3 5G
Fecha de lanzamiento
Agosto 2021
Pantalla
9.5 puntos
Tipo de Pantalla
Dynamic AMOLED 2X
Tamaño de Pantalla
7.60 pulgadas
Resolución de Pantalla
2208 x 1768 píxeles
Densidad de pantalla
374 ppi
Táctil
Capacitiva
Multitáctil
Formato
Flexible
Cámaras
General
9.5 puntos
Tipo de Zoom
Óptico
Aumentos zoom
2.00 aumentos
Flash
LED
Extras
PDAF / HDR / Panorama / cámara gran angular con campo de visión de 123º / cámara de 4 MP frontal debajo de la pantalla / selfie en cámaras traseras y delanteras / modo retrato / modo noche / Hyperlapse nocturno
Cámara Trasera (Principal)
Resoluciones de foto soportadas
12 MP (4000 x 3000)
Resoluciones de grabación de vídeo soportadas
4K (3840 × 2160)
FPS Máximo grabación vídeo
60
Apertura
f. 1.8
Flash
Tipo de estabilizador
Óptico
Cámara Trasera
Resoluciones de foto soportadas
12 MP (4000 x 3000)
Apertura
f. 2.4
Flash
Tipo de estabilizador
Óptico
Tipo de Cámara
Telezoom
Cámara Trasera
Resoluciones de foto soportadas
12 MP (4000 x 3000)
Apertura
f. 2.2
Flash
Tipo de Cámara
Gran Angular
Cámara Frontal
Resoluciones de foto soportadas
10 MP
Resoluciones de grabación de vídeo soportadas
4K (3840 × 2160)
FPS Máximo grabación vídeo
30
Apertura
f. 2.2
Flash
Cámara Frontal
Resoluciones de foto soportadas
4 MP (2688 x 1520)
Apertura
f. 1.8
Flash
Sistema
9.5 puntos
Sistema operativo
Android 11
Interfaz fabricante
One UI
Sensores
Acelerómetro, Brújula, Barómetro, Giroscopio, Lector de huella dactilar en lateral, Luz ambiente, Proximidad
Fabricante y modelo de Procesador
Qualcomm Snapdragon 888 5G (8x Kryo 680 (1x Arm Cortex-X1 a 2.84 GHz + 3x Arm Cortex-A78 a 2.42 GHz + 4x Cortex-A55 a 1.8 GHz)) 5 nanómetros
Frecuencia de reloj de procesador
2840 MHz
Fabricante y modelo de GPU
Adreno 660
Sistema de posicionamiento
GPS, A-GPS, Glonass, Beidou, Galileo
Conectividad
9.5 puntos
Conectividad USB
Type-C 3.2
Conectividad Bluetooth
5.2 APTX HD
Conectividad WiFi
802.11ac (5GHz), 802.11b (2,4GHz), 802.11g (2,4GHz), 802.11n (2,4GHz), WiFi 6 (802.11ax), WiFi 6E
Almacenamiento
9 puntos
Almacenamiento interno
256 GB, 512 GB
Memoria RAM
12 GB
Diseño
Alto
158.20mm
Ancho
128.10mm
Grosor
6.40mm
Peso
271g
Autonomía
9 puntos
Tipo de batería
Litio
Capacidad de batería
4400mAh
Carga rápida (nueva)
25 W
Carga inalámbrica (nueva)
11 W
Carga inalámbrica reversible
Multimedia / Internet
9 puntos
Email
IMAP, POP3, SMTP
Reconocimiento de Voz
Android
Formatos de reproducción de música
MP3, WAV
Extras
9 puntos
Venta de aplicaciones
Google Play Store
Venta de música, tonos y vídeos
Google Play Store
Venta de libros
Google Play
extras
disponible en color Phantom Black, Phantom Silver y Phantom Green / pantalla externa de 6.2 pulgadas con tasa de refresco de 120 Hz y resolución de 832 x 2268 / cámara frontal de la pantalla principal de 4 MP bajo el cristal / reconocimiento facial / Samsung Knox / certificación IPX8 /
Sistema de pagos
Samsung Pay
Acceso a redes sociales
Instalando apps
Programa de sincronización
Smart Switch
Protección
Corning Gorilla Glass Victus
Radio
9.5 puntos
Radio 4G
LTE 700, LTE 800, LTE 850, LTE 900, LTE 1700, LTE 1800, LTE 1900, LTE 2100, LTE 2300, LTE 2500, LTE 2600
Radio 5G
n2 1900 MHz, n5 850 MHz, n25 1900 MHz, n41 2500 MHz, n66 1700 MHz, n71 600 MHz
Radio Datos
GPRS, EDGE, HSPA, HSPA+, LTE, LTE Advanced, 5G
Bajada máx. en HSPA+
42Mbps
Subida máx. en HSPA+
5,8Mbps
Nº de SIM
2
Tipo de SIM
Doble ranura nano SIM + eSIM
Radio 2G
GSM 850, GSM 900, GSM 1800, GSM 1900
Radio 3G
850, 900, 1900, 2100
Cómpralo ahora desde...
Móvil Samsung Galaxy Z Fold3 5G
1.161,98€
Comprar
¡Sé el primero en comentar!

El Samsung Galaxy Z Fold3 5G llega cargado de novedades respecto a la generación anterior. Ahora el smartphone presume de una pantalla de mejor tasa de refresco y, manteniendo las dimensiones, se permite lucir un peso algo más ligero. A ello le sumamos características de excepción como protección contra el agua y el mejor procesador de 2021.

Su precio puede que siga siendo algo prohibitivo, pero la marca se encarga de añadir valor a su teléfono agregando el soporte, por primera vez, para el S-Pen de Samsung.

Este plegable de la firma surcoreana se puso a la venta en España en los colores Phantom Blai, Phantom Geen y Phantom Silver. Su precio era de 1.809 € para el modelo de 256 GB de almacenamiento y de 1.909 € para el de 512 GB. Pero, el tiempo le ha pasado factura, algo que nos beneficia a nosotros como usuarios. Ahora, podemos comprar por el siguiente coste:

  • Galaxy Z Fold3 (12 GB + 256 GB): 1.599 euros.
  • Galaxy Z Fold3 (12 GB + 512 GB): 1.699 euros.

Aunque, en tiendas online, podemos llegar a encontrarlo a partir de 1.160 euros aproximadamente. Por lo que habrá que estar pendientes si salen estos chollos.

¿Qué más sorpresas puede esconder el Samsung Galaxy Fold 3 5G? ¡Vamos a analizarlo a fondo!

La nueva generación plegable de Samsung

El smartphone mantiene intactas sus señas de identidad respecto a lo visto en anteriores generaciones. Es decir, por un lado, tenemos un teléfono que oculta una pantalla flexible en su interior de más de 7 pulgadas mientras que por fuera cuenta con un panel secundario 100% usable.

El Galaxy Z Fold 2 y el Galaxy Z Fold 3 tienen dimensiones bastante similares, pero este último es aproximadamente 9 g más ligero. Y aunque no es mucho, ayuda a que este nuevo plegable sea más cómodo de llevar y sujetar.

Diseño Samsung Galaxy Z Fold3

Además, el teléfono presume de estar construido con el nuevo Armor Aluminum, el aluminio más resistente que se ha utilizado en un smartphone Galaxy, junto con el cristal Corning Gorilla Victus más fuerte para protegerlo de arañazos y caídas accidentales. Por lo tanto, al tener un chasis más fuerte significa que, este modelo, no debería recibir golpes y rasguños tan fácilmente como la anterior generación de plegables.

Otra gran diferencia entre esta generación y la anterior es que el panel de Z Fold3 admite el uso del S Pen de Samsung. En cuanto al apartado fotográfico, integra tres cámaras, dos frontales y otra trasera con varios sensores y luce una versión especial de One UI, especialmente enfocada a las posibilidades multitarea del smartphone. La misma se basa en Android 11. Aunque, ya se puede actualizar a la versión Android 12 con One UI 4.0.

Una pantalla que impresiona

El Galaxy Z Fold3 cuenta con dos pantallas Infinity-O de borde a borde, casi sin bisel. La pantalla secundaria, que es la que usamos con el móvil plegado, mide 6,2 pulgadas y la enorme pantalla principal mide 7.6 pulgadas, igual que en el anterior Galaxy Fold. Este panel Infinity Flex presume de nueva tecnología de cámara bajo la pantalla.

Además, con la nueva tecnología de pantalla Eco, la pantalla es un 29%más brillante y consume menos energía. Gracias a la tasa de refresco adaptable Super Smooth de 120 Hz, se puede experimentar un deslizamiento por la pantalla aún más suave y una rápida interacción con el dispositivo, tanto en la pantalla principal como en la de la cubierta frontal.

Samsung Galaxy Z Fold3

Los amantes de la productividad también disfrutarán de las funciones mejoradas que proporciona el S-Pen a las dos pantallas, para lo cual se ha adaptado el modo Flex de este Fold3 5G. Ahora permite hacer más cosas a la vez como, por ejemplo, unirse a una videollamada en la pantalla superior del dispositivo mientras se consultan las notas de la reunión en la inferior, hacer planes al redactar un mensaje de texto mientras se consulta el calendario, y muchas más opciones desde la pantalla plegable del teléfono.

Pantalla Samsung Galaxy Z Fold3

Eso sí, tendrás que aprender a ignorar el pliegue aún notable que es parte de esta pantalla AMOLED interna. Aún Samsung no ha conseguido que sea invisible al 100%, como sucede con la cámara frontal, pero se nota menos que en el Fold 2.

Potente, pero con debilidades

Evidentemente el teléfono más caro de Samsung tenía que montar el mejor procesador fabricado por Qualcomm en el momento del lanzamiento del Fold3. Se trata de un Snapdragon 888, perfecto para ejecutar cualquier tipo de app o mantener abiertas varias tareas a la vez que además cuenta con la posibilidad de conectarse a la red 5G.

Y aunque se pueda pensar lo contrario el rendimiento que ofrece este teléfono independientemente de utilizar la pequeña pantalla que hay en su parte exterior cuando está cerrado o la completa que muestra cuando está abierto, no muestra grandes diferencias en la fluidez que se consigue, así como una experiencia de uso bastante notable. Pero, por el contrario, sí que nos ha quedado claro que hay un condicionante a la hora de valorar la capacidad del terminal: el tiempo e intensidad con el que se utiliza.

Pruebas de rendimiento Samsung Galaxy Z Fold3

Si en el uso es habitual no se le exige en exceso, irá a las mil maravillas. El funcionamiento es excelente, ya que hemos realizado unas pruebas que lo demuestran. Sin llegar a ser el más potente que vas a encontrar en el mercado, sí que cumple sobradamente con cualquier necesidad que tengas.

Sin embargo, cuando sube la temperatura en el plegable de Samsung, la cosa cambia. Cuando se ejecutan aplicaciones que demandan una alta intensidad en el funcionamiento del procesador, poco a poco el calor va aumentando, esto afecta al rendimiento (aunque no de forma dramática). En ese momento, se aprecia claramente que al detectarse un aumento de la temperatura se baja la potencia del procesador.

Samsung Galaxy Z Fold3 abierto

¿Cuánto se pierde? No es algo exacto, aunque en ningún caso vas a tener la sensación de tener entre las manos un teléfono de gama media. Pero, sí que se nota que la fluidez no es tan buena como cuando el dispositivo está bien en cuanto a temperatura. Por lo tanto, esto es algo que se debe tener en cuenta.

En las pruebas que hemos realizado en diferentes juegos, el funcionamiento de base es alto. Por lo que, prácticamente cualquier título que se te pase por la cabeza, funcionará de forma excelente tanto en precisión de los gráficos como en la velocidad a la que se crean estos. Pero, en largas tandas de juego, vas a notar que poco a poco va bajando el rendimiento del dispositivo de Samsung.

Esperábamos un rendimiento de gama alta al ‘trastear’ con este teléfono, y es exactamente lo que nos hemos encontrado. Si bien es cierto que la gestión del calor resulta complicada como hemos comprobado.

Las cámaras cumplen con las expectativas

Empecemos por el principio. El smartphone tiene dos cámaras frontales, una sobre la pantalla secundaria de 10 megapíxeles, que cuenta con todas las herramientas que se le pueden exigir a una cámara selfie en 2021. Pero la que llama la atención, no por sus características, sino por su diseño, es el sensor para selfie que viene bajo la pantalla. Tiene una resolución de 4 megapíxeles y está cubierta por una cuadrícula única de píxeles que es menos densa en resolución que el resto de la pantalla.

Cámara Samsung Galaxy Z Fold3

Detrás, no hay mucha evolución. La triple cámara trasera es la misma que la que vimos el año pasado en el Fold2, con una cámara principal de 12 megapíxeles, una ultra gran angular de 12 megapíxeles y un teleobjetivo de 12 megapíxeles que nos dejará usar hasta un zoom óptico 2x

La calidad de video en sí es perfecta, aunque si esperabas una grabación de resolución 8K, probablemente te decepcionará. Al menos encontrarás que el zoom de audio está en el teléfono y es tan bueno como siempre, ayudando a bloquear el ruido de fondo y enfocar el tema en el que estás haciendo zoom.

Al analizar este terminal, y como no podía ser de otra forma, la calidad que se consigue al hacer fotos con este teléfono es bastante buena. Los colores son bastante realistas sin tener tendencias extrañas y si hay algo que destaca en especial es la ausencia de ruido en las fotos que saquemos.

Las imágenes que tomemos saldrán con una buena nitidez, el trabajo realizado por software no tiene como resultado un pasteleo de las fotos, algo que en ocasiones sí que suele estar presente en algunos modelos que abusan de esta opción. Bien es cierto que en situaciones complejas hay momentos en los que se nota cierta confusión en las representaciones, algo que puede llevar a efectos poco deseados a la hora de visualizarlas.

Foto con el Samsung Galaxy Z Fold3

No obstante, nos ha gustado mucho lo bien que se detecta todo con la Inteligencia Artificial y que se mantiene en el gran uso de los gama alta de Samsung con el HDR.

En cuanto a la grabación de vídeo, no nos hemos encontrado problemas en el autoenfoque y mucho menos en la gestión de la luz, la verdad es que nos parece un teléfono de lo más competente a la hora de grabar y los resultados podrás utilizarlos incluso de forma bastante profesional en plataformas como YouTube.

Además, si hay algo por lo que destaca el teléfono que hemos probado en este apartado es por la excelente estabilización que tienen todas y cada una de las grabaciones que hemos realizado, independientemente de la resolución utilizada

Una batería que no es nada del otro mundo

Para alimentar a este Galaxy Z Fold3, Samsung ha decidido añadir una batería de 4.400 mAh, que es 100 mAh más pequeña que la batería del Z Fold2, quizá el motivo por el que el smartphone pesa menos aun presentando las mismas dimensiones.

Una de las cosas que se deben tener en cuenta a la hora de valorar el comportamiento de este plegable, es que cuenta con una pantalla de unas dimensiones realmente grandes (muy por encima de la media qué ofrecen los terminales Android en la actualidad). Por lo tanto, cuando se tiene abierto el Samsung Galaxy Z Fold3 el consumo de la batería, aumentará, y mucho.

Es el momento de la gran pregunta: ¿Se consigue un día de uso completo? Pues es muy difícil lograrlo a no ser que utilices de forma intensiva la pantalla que hay en la parte frontal que tiene unas dimensiones muy pequeñas y que, por lo tanto, es menos exigente energéticamente hablando. En caso contrario, lo ideal es que no te dejes nunca el cargador en casa.

En nuestra prueba, hemos podido comprobar de primera mano cómo en ningún caso (tanto con el móvil plegado o no) se consiguen superar las 10 horas de uso.

Prueba de batería en el Samsung Galaxy Z Fold3

No le falta Carga rápida al Samsung Galaxy Z Fold3, que llega a una potencia máxima de 25 W. Pero ojo, que no hay cargador en la caja del terminal… por lo que tendrás que recurrir a alguno que ya tengas o hacerte con uno que sea compatible. Los tiempos de carga son más o menos los que se pueden esperar, ya que en treinta minutos, podrá llegar a un 35% de media. No está mal.

Y como es habitual en los terminales de la compañía coreana, se ofrecen una buena cantidad de opciones que permiten personalizar todo lo que tiene que ver con el funcionamiento de la batería. Como es el caso de la Batería Adaptable.

En definitiva, en cuanto a autonomía no es el mejor smartphone que vas a encontrar en el mercado, pero tampoco es un desastre como lo habían pintado antes de que saliera a la venta. Por lo tanto, cumple, no hay duda, pero no es precisamente el apartado más espectacular de este terminal como hemos visto.