Cómpralo ahora desde...

Puntuación total 6.00

Revisa este resumen

Pantalla
Cámaras
Sistema
Conectividad
Almacenamiento
Diseño
Autonomía
Multimedia / Internet
Extras
Radio
Benchmark
Tipo de Pantalla
AMOLED
Tamaño de Pantalla
1.30 pulgadas
Resolución de Pantalla
350 x 272 píxeles
Táctil
Capacitiva
Formato
Otros
Marca
Apple
Modelo
Watch
Fecha de lanzamiento
Junio 2015
Pantalla
Tipo de Pantalla
AMOLED
Tamaño de Pantalla
1.30 pulgadas
Resolución de Pantalla
350 x 272 píxeles
Táctil
Capacitiva
Formato
Otros
Sistema
Sensores
Acelerómetro, Giroscopio
Conectividad
Conectividad Bluetooth
4.0
Conectividad WiFi
802.11b (2,4GHz), 802.11g (2,4GHz), 802.11n (2,4GHz)
Almacenamiento
Almacenamiento interno
8GB
Diseño
6 puntos
Alto
38.60mm
Ancho
33.30mm
Grosor
10.50mm
Peso
40g
Autonomía
Autonomía en espera
48h
Autonomía en conversación
3h
Autonomía en música
7h
Multimedia / Internet
Reconocimiento de Voz
Siri
Funciones vía Voz
Marcación
Extras
Venta de aplicaciones
Apple App Store
extras
Cristal de Zafiro o Ion X dependiendo del modelo / altamente personalizable / Modelos con corona de 38 y 42 milímetros / Altavoz / Micrófono / Autonomía media de 18 horas / Correa por tallas / Carga inductiva con conector MagSafe
Acceso a redes sociales
Instalando apps
Benchmark
Cómpralo ahora desde...

El Apple Watch es el primer smartwatch de la firma. El reloj debuta en el mercado con sistema operativo propio denominado Apple WatchOS y dispone de una interfaz táctil personalizada que gira en torno al funcionamiento de la Corona Digital. El wearable requiere un iPhone con iOS 8.2 o superior para funcionar. La autonomía media del dispositivo se establece en 18 horas, aunque puede soportar hasta 72 horas en reposo con el modo de energía más conservador. El sistema de carga de la batería combina la tecnología por inducción y sistema de enganche MagSafe de Apple.

El diseño del Apple Watch va en consonancia al resto de equipos de la marca. La caja, recubierta de cerámica en su parte posterior, ofrece unas formas curvas suavizadas en sus laterales y esquinas dado que está diseñado con una forma cuadrangular. Existen tres versiones del modelo: Watch, Sport y Edition. Cada una de éstas se divide a su vez en dos versiones atendiendo al tamaño de la caja. La versión de 38 milímetros luce unas cotas de 38.6 x 33.3 x 10.5 milímetros. La caja pesa 40 gramos. En cuanto al modelo de 42 milímetros, las medidas son 42 x 35.9 x 10.5 milímetros y pesa 50 gramos. A este respecto hemos de sumr el peso de la correa que varía en función de la personalización y material escogido para la misma. En conjunto, el wearable destaca por su nivel de acabados (resiste salpicaduras de agua), pero sobre todo por su alta personalización. Además de las versiones y tamaños, el cliente puede diseñar su propio Watch a partir de los numerosos materiales para la caja y la correa. La primera está disponible en aluminio, acero u oro. En cuanto a las correas, hay decenas de variantes en cuero, aluminio, acero, plástico…

La pantalla del Apple Watch es uno de los elementos más importantes. El display Retina está recubierto de zafiro en los modelos más caros y de una capa de aluminosilicato en el modelo más básico. Sin embargo, aunque es táctil, su funcionamiento se complementa con la Corona Digital. Ésta, que en relojes mecánicos sirve para ajustar la hora, permite al usuario desplazarse a través de la interfaz y seleccionar opciones al girar o pulsar dicha corona, todo sin necesidad de que el usuario ponga un dedo en la pantalla y tape información. Otro de los rasgos de interacción más destacados del display es la tecnología Force Touch. Y es que el panel táctil no solo detecta toques, sino que también es capaz de identificar pulsaciones y su grado de presión. De este modo surge una nueva forma de interacción entre usuario e interfaz dado que el reloj identifica la diferencia y lo utiliza para ofrecer distintas opciones.

WatchOS, el sistema operativo adaptado al smartwatch de Apple, ofrece información de todo tipo a través de la pantalla, aunque siempre con un iPhone sincronizado por Bluetooth o WiFi. Solo a través de éste consigue la mayor parte de las funcionalidades, incluida la señal del GPS. Asimismo, admite un buen número de personalizaciones para la esfera del reloj, incluida la opción Time-lapse. A través de una serie de apps optimizadas para el reloj podemos acceder a información relevante como el tiempo, mapas o la propia agenda. A este respecto es interesante mencionar la interacción con nuestros contactos puesto que el Apple Watch dispone de la función Digital Touch, un modo de comunicarte con tus amigos mas cercanos. Y es que esta función permite enviar a otro contacto con Apple Watch un dibujo personalizado, una serie de toques secuenciales pulsando sobre la pantalla e incluso los latidos de tu corazón. Estos dos últimos se transmiten mediante tecnología háptica a partir de una accionador lineal Taptic Engine.

Otra de las funciones del reloj de Apple es la de notificar cualquier novedad producida en el iPhone. La pantalla del reloj ofrecerá información al respecto con tan solo girar la muñeca. Sin embargo, la disponibilidad de un altavoz y un micro posibilita incluso que el usuario realice o atienda llamadas telefónicas.

Si la Corona Digital se muestra fundamental para la interacción con el reloj, también lo es Siri. El asistente personal de Apple también trabaja en el Watch de modo que el usuario puede ejecutar apps o responder mensajes, entre otras funciones.

Entre las prestaciones del reloj inteligente también se encuentra el seguimiento personalizado de actividades deportivas. El conjunto de sensores del smartwatch compuesto por acelerómetro, giroscopio y un avanzado pulsómetro basado en fotodiodos y LED infrarrojos, permite controlar la actividad física del usuario en todo momento. El software disponible ofrece una lectura concisa de todos los movimientos a lo largo del día e incluye un programa de superación personal.