Análisis del LG V50 ThinQ 5G: prueba a fondo, características y opinión

Valoración: 8,5 de 10

sello de Movilzona 8Uno de los teléfonos más curiosos, por diferente, de los que no habíamos probado hasta la fecha es el LG V50 ThinQ 5G. Pues bien, esto ha cambiado ya que este terminal, que está preparado para acceder a redes 5G ya ha pasado por nuestras >manos. Y, la verdad, es que ofrece opciones que son un acierto y, por lo tanto, merece la pena tenerlo en cuenta.

Donde no hay grandes sorpresas en el LG V50 ThinQ 5G es en lo que tiene que ver con el sistema operativo. El utilizado es Android Pie con la habitual personalización UX de LG que llega en su octava versión. Hay avance, ya que se han reducido algunos pasos para realizar acciones comunes y también la cantidad de bloatware es menor… pero los Ajustes siguen ofreciendo una estructura que no nos convence en exceso. Sea como fuere, es evidente que este software no condiciona el funcionamiento del teléfono, lo que es positivo.

Pasamos a comentar lo que nos ha parecido el LG V50 ThinQ 5G en los apartados que habitualmente revisamos en MovilZona y que nos permiten conocer de forma bastante precisa lo que es capaz de ofrecer un smartphone en el día a día.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Autonomía
  5. Software
  6. Cámaras
  7. Conclusión

Diseño

Para nada estamos ante un terminal que se puede considerar como rompedor, pero esto no quiere decir que no ofrezca un aspecto que es llamativo y que deja claro que estamos ante un modelo destinado a la gama alta de producto. Un ejemplo de lo que decimos es que el LG V50 ThinQ 5G incluye acabado en metal y cristal (protección Gorilla Glass 5 en la parte delantera y la sexta versión en la trasera). Esto asegura una buena resistencia en el día a día, algo que hemos probado incluso al llevar el smartphone en el bolsillo.

Imagen rontal del LG V50 ThinQ 5G

Las dimensiones que ofrece el teléfono son las que se esperan en un modelo que tiene una pantalla de seis pulgadas (con un grosor de sólo 8,3 milímetros, lo que está bastante bien). El peso, por su parte, se sitúa en 183 gramos que está en la media actual y, además, bien repartido lo que hace que la ergonomía sea bastante buena. Eso si, se resbala bastante el LG V50 ThinQ 5G, algo que se debe tener en cuenta.

Físicamente el LG V50 ThinQ 5G incluye opciones que son ya habituales en muchos de los smartphones de la firma, como por ejemplo un botón dedicado a la gestión del asistente de Google. Este, como ocurre con el de volumen y encendido, encajan muy bien con el diseño del dispositivo, pero tienen un recorrido escaso y no sobresalen mucho, y esto se hace notar en la manipulación habitual. ¿Es un gran hándicap? Pues no, pero lo cierto es que alguno necesitará de un «aprendizaje». Por cierto, buenas noticias en los laterales, ya que al smartphone no le falta conexión USB tipo C y, además, mantiene toma de auriculares, lo que es un gran detalle.

En el frontal llama la atención su gran notch, que no sigue la tendencia actual de buscar el reducirlo… esto es algo que no nos ha gustado mucho todo hay que decirlo. Aparte, sí que es un una buena noticia el buen acabado en la integración del panel con la carcasa. En la zona trasera hay que destacar la excelente integración de la cámara con el cuerpo del LG V50 ThinQ 5G y, además, que aquí está el lector de huellas,  que funciona de forma excelente y con rápida respuesta (a nosotros nos gusta este lugar, pero alguno puede pensar que la pantalla es el sitio adecuado en los tiempos que corren).

Imagen trasera del LG V50 ThinQ 5G

En definitiva, la calidad del LG V50 ThinQ 5G en su acabado es evidente y para nada es un teléfono que se puede pensar que es feo. Pero, eso sí, no hay un cambio muy pronunciado respecto a lo que se ha podido ver en modelos de la propia compañía en los últimos tiempos.

Pantalla

Sin entrar en detalles que luego comentaremos, hay que decir que la calidad de la pantalla que ofrece el LG V50 ThinQ 5G es excelente (y no nos referimos a la segunda que se incluye en un accesorio). Las dimensiones de este componente son de 6,4 pulgadas, siendo el panel tipo P-OLED con resolución QHD+ y ratio de 19.5:9. Sí, estamos ante un teléfono con densidad de píxeles que alcanza los 538 ppp, lo que permite una definición excelente como hemos comprobado al utilizarlo.

Los colores están muy bien representados, con varias opciones en lo que tienen que ver con la gestión manual en los Ajustes donde la elegida por defecto es la que mejor encaja para sacarle el máximo partido al panel. El contraste es muy, muy bueno y el brillo potente, lo que posibilita un excelente comportamiento en exteriores (hemos superado los 350 nits sin problemas y, además, la gestión automática es de las mejores que hemos visto hasta la fecha en un modelo de LG). Los ángulos de visión cumplen, pero son menos amplios de lo que esperábamos para que no se noten verdes con los grises, por poner un ejemplo.

Físicamente hay que decir que los marcos son bastante reducidos, excepto el superior donde hay un notch más grande de lo recomendable actualmente como hemos indicado antes. Eso sí, se supera sin problemas el 80% de aprovechamiento frontal, por lo que se cumple… pero sin nota. Lo que sí es excelente es la protección que ofrece la pantalla, que nos ha gustado mucho. Un detalle interesante, se integra la tecnología denominada Sidelight, que permite que los bordes se iluminan como si de un LED se tratase al recibir notificaciones. Aparte, no faltan gestos como el del posible «touch» para desbloquear el LG V50 ThinQ 5G y, además, Ambient Display está presente. Muy completo todo.

Doble pantalla LG V50 ThinQ 5G

Doble pantalla, un elemento diferencial

Esto es algo que hace diferente al LG V50 ThinQ 5G, y llega en forma de accesorio que se incluye en una funda adicional en la que está el elemento y que se conecta con el smartphone mediante tres pines que hay en la zona trasera. Todo encaja a la perfección y LG, de forma muy acertada, ha incluido un elemento software que se activa que permite desde apagar la segunda pantalla, pasando por hacer lo mismo con la principal; o gestionar los contenidos que se ven en cada una de ellas.

Funda doble pantalla LG V50 ThinQ 5G

La funda es tipo libro -que, curiosamente, no se cierra del todo- y permite aperturas que incluso llegan a colocar la pantalla en la parte trasera del LG V50 ThinQ 5G, pero si se deja en un punto medio el terminal baila al colocarlo en la mesa. Pero lo cierto es que todo está bastante bien pensado. Por cierto, la denominada como Dual Screen tiene unas dimensiones de 6,2 pulgadas y el panel es tipo OLED, por lo que la calidad de imagen está más que asegurada con resolución Full HD+. Por cierto, que este elemento necesita alimentarse de la batería del teléfono, por lo que se puede hipotecar la autonomía en cierta forma al darle uso de forma continuada.

Uso doble pantalla LG V50 ThinQ 5G

En trabajos como los juegos y opciones similares lo cierto es que no está mal, ya que por ejemplo es posible dar uso a la pantalla principal como mando y la secundaria para ver lo que se hace. Además, el uso para trabajar es excelente, ya que es posible tener abiertos en cada panel aplicaciones diferentes. La verdad es que esto es curioso y útil, y nos ha gustado bastante la forma de ejecutarse todo y, por ejemplo, al ver vídeos en la secundaria y ver el correo o escribir texto en la principal ha sido algo que nos ha demostrado la efectividad de este accesorio.

En definitiva, está bastante bien este accesorio que eso sí, hace que parezca un poco de retardo en la ejecución de algunas aplicaciones, pero que una vez que todo funciona, esto desaparece y, por lo tanto, jugar es completamente posible. Una buena idea que necesita de evolución y apuesta, veremos si esto ocurre pero no es una mala opción. Sin ser el LG V50 ThinQ 5G un dispositivo con pantalla flexible.

Apaisado doble pantalla LG V50 ThinQ 5G

Hardware

El LG V50 ThinQ 5G es un teléfono de gama alta puro y duro, de esto no hay duda alguna. Esto lo decimos debido a que el procesador es un Snapdragon 855 que es el más potente de Qualcomm. El caso, es que el músculo que ofrece el LG V50 ThinQ 5G es evidentemente grande, con potencia suficiente para poder con todo como por ejemplo aplicaciones de Adobe para editar o los juegos, donde Asphalt corre de forma excelente y PUBG no tiene pérdida de frames. Por cierto, la RAM de 6 GB es la justa para competir, pero tiene la virtud de ser muy rápida lo que evita cuellos de botella (pero un par de gigas más, no hubiera sido una mala idea, en especial al considerar el uso de dos pantalla en paralelo).

Puerto USB LG V50 ThinQ 5G

Algo que nos ha gustado mucho es el almacenamiento. Este es de 128 GB con opción de ser ampliado con tarjetas microSD de hasta 1 TB. Pero esto no es precisamente lo bueno. Este componente funciona de forma excepcional, con velocidades sostenidas muy altas que permiten aprovechar al máximo el procesador ya que el envío de información por parte de Android es espectacular y permite obtener una gran experiencia de uso. Así, hemos notado que todo se acelera mucho y que, por lo tanto, aquí sí que es diferencial el LG V50 ThinQ 5G y es de lo mejor que hemos visto nunca.

Estos son algunos de los resultados que se obtienen con el LG V50 ThinQ 5G en las pruebas de rendimiento que utilizamos habitualmente en MovilZona:

La conectividad es muy buena, con opciones de todo tipo y sin fallos al darles uso. Un ejemplo es NFC, donde no hay errores al pagar o al sincronizar dispositivos Bluetooth, donde todo funciona de forma excepcional. El acceso WiFi es correcto, sin grandes alardes, pero si hay algo que destaca en el LG V50 ThinQ 5G es que tiene acceso 5G (un logo en la parte trasera se encarga de dejar esto muy claro).

¿Y funciona bien esto? Pues  lo cierto es que sí, al probar los accesos en lugares donde existe cobertura, no hemos tenido que hacer nada para aprovechar la nueva velocidad de trabajo con datos, y automáticamente se ejecuta todo (vamos, como hasta ahora con 4G). Por lo tanto, todo funciona de forma correcta y lo cierto es que la rapidez con la que se ejecutan las acciones es excelente -como al ver vídeos o al descargar archivos de Internet-. Es decir que el LG V50 ThinQ 5G hace bien su trabajo, y ahora depende todo de las operadoras.

Vodafone trae a España el primer móvil 5G con doble pantalla: El LG V50 ThinQ

Algunos detalles a comentar son que el sonido estéreo es de calidad, con buenas definiciones en altos y bajos (los medios no tanto) y por lo tanto el consumo multimedia no va nada mal. Además, es importante conocer que la temperatura sube bastante en ocasiones, algo que se tendrá que controlar para que no sea una molestia (veremos si será posible mejorar esto por software). Por cierto, al LG V50 ThinQ 5G no le falta protección frente al agua y polvo y, tampoco, se cumple el estándar militar de EEUU MIL-SRD 810G.

Autonomía

LG ha buscado ofrecer la mejor experiencia posible para que la autonomía no sea un elemento negativo. Para ello, entre otras cosas, ha integrado una batería de 4.000 mAh que encaja bien por las dimensiones del dispositivo y que en principio es un seguro de vida. Lo cierto es que con un uso habitual superar un día es completamente posible sin tener que restringirse en exceso a la hora de aprovechar al máximo el terminal (si hablamos de pantalla siempre encendida, llegar a las siete horas es completamente viable). Pero, eso sí, si se da uso a la Dual Screen esto cambia y se baja casi un 40% los tiempos. Además, el 5G juega una mala pasada ya que el consumo es bastante elevado y, por lo tanto, la experiencia no es la misma… en lo que tiene que ver con la autonomía.

Otras opciones que están presentes en el LG V50 ThinQ 5G son la opción de dar uso a carga rápida (compatible con Quick Charge) y que funciona como es debido con procesos de casi el 45% en media hora, lo que no es una locura precisamente. Además, al smartphone no le falta carga inalámbrica compatible con Qi. Funciona bien con todo tipo de hardware pero, eso sí, la rapidez no es la mejor posible -sólo llega a los 10W-… pero si el control de la temperatura en este caso. En definitiva, no le falta nada para ser un modelo que compite en la gama alta.

Cámaras

Cinco son los sensores que se incluyen en el LG V50 ThinQ 5G, tres en la parte trasera y dos en la delantera. Es decir que la cantidad es más que suficiente para que no le falte de nada al terminal. Las combinaciones son las siguientes:

Cámara trasera

  • Estándar: 12 megapíxeles con focal F:1.5 con estabilización óptica de tres ejes y con PDAF Dual Pixel
  • Telefoto: 12 megapíxeles con apertura F:2.4 con OIS, PDAF u zoom de hasta 2X
  • Gran angular: 16 MPx F:1.9 de 16 milímetros sin autoenfoque y con 107 grados

Cámara LG V50 ThinQ 5G

Cámara delantera

  • Estandar: 8 megapixeles con F:1.9
  • Angular: 5 MPx con F:2.2 con 90 grados

No le falta al LG V50 ThinQ 5G el uso de IA a la hora de hacer fotos que se puede gestionar de forma manual su activación, y opciones adicionales como HDR (ojo que funciona de forma excepcional toda una sorpresa positiva). Bien preparado al grabar el teléfono ya que permite calidad 4K y cámara lenta suficiente, con trabajos de hasta 140 frames… y que no desentona, pero mete algo de ruido.

Se incluye una buena cantidad de opciones en lo que tiene que ver con los Modos, ya que hay desde la posibilidad de dar uso al manual hasta uno de disparo nocturno que no está del todo mal… pero que para nada llega a los niveles de los mejores del mercado, como por ejemplo Huawei y OPPO. la aplicación de la Cámara, está bien, con posibilidades de todo tipo y con una interfaz correcta (además, no se aumentan los tiempos de procesado y disparo al hacer fotos, lo que es muy positivo).

La calidad de las fotos en general con la cámara principal es bastante buena, en especial con el angular. Poco ruido, colores bien representados y un rango dinámico que está muy bien (no tanto el balance de blancos, pero no desentona en exceso). Por cierto, en algunas tomas el procesado ha abusado a la hora de meter colores fuertes, algo que hace que se vean imágenes excesivamente saturadas, por lo que se pierde algo de realismo. Eso sí, gran trabajo con la luminosidad excesiva, donde se consigue desterrar aberraciones que sí hemos visto en otros modelos de gama alta.

A la hora de trabajar con el zoom 2X, hay que decir que no hay gran pérdida en lo que tiene que ver con la calidad, pero se baja un poco el rango dinámico para conseguir que todo se vea como debe y sin que aparezca ruido. Nos ha convencido y lo cierto es que es una buena solución aunque el aumento óptico no es especialmente elevado.

Importante decir que el Modo retrato (bokeh) se ejecuta bien, con algunos detalles que no son especialmente realistas -sobretodo con las cámaras frontales-. Pero lo cierto es que no está del todo mal y se coloca en un cómodo lugar en la gama alta sin ser espectacular. Por cierto, muy curiosa una opción que permite realizar una foto con todos los sensores que se incluyen en el LG V50 ThinQ 5G, su utilidad no es especialmente elevada pero sí que le da un toque de distinción al terminal.

Conclusión

Este es un teléfono que tiene curiosidades que nos han gustado bastante. Un ejemplo es la segunda pantalla a modo de accesorio, que funciona bastante bien y que hay que tener claro que es útil (puede mejorar, todo hay que decirlo). El 5G es una buena decisión y aporta futuro, pero por ahora no está presente en muchos lugares y el rendimiento por parte de las operadoras debe mejorar. El hardware es potente, la RAM podría ser un poco mejor, y el panel nos parece realmente bueno, por lo que es un acierto.

Ambien Display en el LG V50 ThinQ 5G

La autonomía está bien, pero se resiente con el uso tanto de la segunda pantalla como con el 5G, por lo que esto se debe tener en consideración. Con un buen diseño, pero nada rompedor, lo cierto es que el LG V50 ThinQ 5G es un buen terminal que también tiene su virtudes en lo que tiene que ver con la fotografía, pero sin llegar ser un top tres del mercado. El caso, es que por novedades y opciones, este smartphone se debe tener en consideración.

Lo mejor

  • Interesantes accesorios integrados, como Dual Screen
  • Gran rendimiento en general
  • Es un teléfono muy completo
  • Compatible con 5G

Lo peor

  • Autonomía mejorable con 5G
  • Diseño bastante continuista

Puntuación LG V50