LG G7 ThinQ

Análisis del LG G7 ThinQ

Valoración: 8 de 10

sello de Movilzona 8El teléfono LG G7 ThinQ es un terminal que se sitúa por méritos propios en el segmento más potente del mercado. De él se puede decir que, posiblemente, sea el mejor dispositivo que la firma asiática ha puesto en el mercado hasta la fecha, y eso es siempre importante ya que es justo lo que se busca por parte de la compañía. Os contamos lo que nos ha parecido este dispositivo Android.

Este teléfono, que seguimos probando todavía, es una más que correcta evolución respecto al LG G6, pero no es disruptor en el mercado. Así, no le falta de nada -incluso en algunos casos ofrece más de lo esperado- en todos los apartados habituales que se revisan de un smartphone con Android. Pero, eso sí, quizá le falte algo que le haga completamente diferencial -algo que otros modelos sí que, al menos , han intentado- pero lo que hay que dejar muy claro, es que el LG G7 ThinQ es un excelente smartphone.

Sin más, pasamos a indicar lo que nos ha parecido el LG G7 ThinQ tanto en el uso diario, como por su diseño y, como no, revisando el rendimiento que muestra a la hora de exigirle el máximo (no dejaremos de indicar los elementos que son importantes tener en consideración).

Diseño del LG G7 ThinQ

Estéticamente el terminal es continuista con lo que se ha visto en los últimos modelos de la compañía, con materiales de fabricación como son el aluminio y el cristal (con protección Gorilla Glass 5 siempre). Las líneas son elegantes y redondeadas, en lo que acompaña también que las esquinas del panel de este dispositivo tienen esta misma forma. Con un buen aprovechamiento de los marcos, pero sin ser el mejor que hemos visto en este apartado, hay que decir que el LG G7 ThinQ huele a premium por los cuatro costados. Por cierto, su peso es muy contenido: sólo 162 gramos, lo que favorece a lo que creemos que es una buena ergonomía en general.

En el frontal hay pocas sorpresas, ya que no existe botón hardware alguno ya que aquí no está ubicado el lector de huellas del que hablaremos posteriormente. Lo que más llama la atención de este LG G7 ThinQ en la parte delantera es el notch que incluye, un poco alargado, y que está bien integrado. Si eres de los que no te gusta es posible ocultarlo por software, como ocurre con el Huawei P20, y esto tiene algunas cosas que comentar: por un lado cuando la banda superior se cubre por completo los lados del notch no pasan a ser completamente negros, por lo que en algunas condiciones se nota que estos son parte de la pantalla. Eso sí, el LG G7 ThinQ ofrece opciones que no hemos visto en otros modelos para el relleno, como por ejemplo un efecto arco iris o morado que es llamativo. Esto es muy positivo y diferencial.

Notch del LG G7 ThinQ

A comentar la segunda pantalla que se anuncia con el LG G7 ThinQ. Estos son los espacios laterales al lado del mencionado notch y, la verdad, es que muestran información adicional en forma de iconos, pero no cumplen la función que en su día vimos en el LG V20. Una curiosidad, pero que creemos que puede quedarse sólo en eso. Pero, evidentemente, el elemento está ahí.

Los laterales, metálicos y muy sólidos, – esto es importante por las torsiones y posible impacto-, llegan con varios botones y, aquí, hay novedades y son importantes. En la derecha está el propio de encendido, que abandona el lector de huellas y que, lo cierto, es que dota al LG G7 ThinQ de una usabilidad más estándar que, la verdad, se agradece para los que son nuevos en terminales de la firma. En la parte izquierda está el control de volumen (partido y con una calidad innegable) y, un segundo botón que es el propio para el asistente de voz del LG G7 ThinQ, que no es otro que Google Assistant -que, recordemos, está en español-.

La integración que se ha conseguido es realmente buena, muy buena (mejor que la de Bixby de Samsung, en nuestra opinión). Así, si se pulsa una vez el botón se inicia el mencionado asistente, mientras que si se mantiene este presionado se puede hablar directamente con este de forma natural. Si son dos las pulsaciones, lo que se hace es abrir Google Lens, la herramienta de reconocimiento de imágenes y que tiene una utilidad innegable. Y, todo es, siempre con el terminal activo, ya que de otra forma no se puede dar uso a estas opciones lo que supone una cortina de seguridad muy interesante.

Disponibilidad y precio del LG Q7 en España

En la parte superior el LG G7 ThinQ sólo tiene la bandeja para las tarjetas (sí, este modelo acepta microSD) y, en la inferior está el puerto USB tipo C; una excelente toma de auriculares por lo que aplaudimos a LG; y, además, un altavoz del que hablaremos más adelante. Es decir, nada nuevo pero sí suficiente.

Imagen lateral del LG G7 ThinQ

La parte trasera del terminal tiene el lector de huellas, que no es muy grande pero que se localiza perfectamente (su respuesta es excelente, sin fisuras en precisión y rapidez) y la cámara de dos sensores que no sobresale mucho de la carcasa -algo que es positivo por uniformidad y atractivo-. El acabado de esta parte es de cristal y, lo cierto, es que como ocurre en la mayoría de los modelos que son así las huellas se quedan muy marcadas.

En definitiva, el LG G7 ThinQ es un modelo que cumple sobradamente en el diseño y que tiene cambios respecto al terminal que sustituye en el mercado. No son tremendamente diferenciales, pero sí que resultan positivos como por ejemplo el excelente botón para iniciar el asistente.

Aspecto frontal del LG G7 ThinQ

Análisis en vídeo del LG G7 ThinQ

A continuación, dejamos el repaso en vídeo del smartphone del que hablamos en este análisis por parte de los compañeros José Morales y Carlos Valles y, en ellos, se puede ver todo lo que ofrece este smartphone:

La pantalla del LG G7 ThinQ

En este apartado hay novedades, y son muy interesantes y, también, positivas. Las dimensiones de este componente son de 6,1 pulgadas, con una resolución de 3.120 x 1.440 píxeles (lo que deja una densidad de 564 ppp). Por lo tanto, no existe falta de definición alguna, algo que conformamos en el día día donde leer textos en el navegador es algo tan cómodo como definido.

Marco de la pantalla del LG G7 ThinQ

La gran novedad es que en el LG G7 ThinQ se utiliza un panel IPS denominado Super Bright Display que, aparte de tener un ratio de 19.5:9, lo que permite mostrar algunos píxeles más en pantalla y favorecer el agarre, alcanza los 1.000 nits -su uso se controla con un icono al lado del botón deslizante que hay con los accesos rápidos, justo a la izquierda-, algo que no muchos rivales del mercado ofrecen. Esto consigue que en exteriores la visualización sea muy buena, de lo mejor que hemos visto, pero se debe tener en cuenta que el tiempo de esta luminosidad es de tres minutos en aras de conseguir un buen ahorro energético (la compañía indica que este componente consume un 30% menos a 500 nits que la integrada en el LG G6).

Los colores se representan de forma bastante correcta, y la experiencia visual es buena. Se permite el control de la resolución por software, un excelente añadido que cada vez es más indispensable. El LG G7 ThinQ es un modelo que se debe considerar como Todo Pantalla, ya que supera el 82% de aprovechamiento de su frontal, y esto siempre será positivo ya que actualmente esto es indispensable en la gama alta de producto.

Sonido del LG G7 ThinQ

No solemos darle un apartado al sonido en las pruebas, pero en esta ocasión creemos que merece la pena. Esto se debe a la inclusión de lo que se ha denominado Boombox en el LG G7 ThinQ. Esto lo que consigue es una experiencia casi envolvente con un único altavoz. Y comprobamos que es efectivo. La forma de conseguirlo es mejorando la cámara de resonancia interna, que pasa a ser todo el teléfono -para ello se elimina el módulo de protección que cubre este elemento-. Así, se dispersa el sonido que parece que se emite por todo el terminal. Una opción excelente y que nos ha gustado mucho y creemos que le permite superar a mucha de su competencia.

Altavoz del LG G7 ThinQ

No le falta al LG G7 ThinQ la compatibilidad con tecnologías como Quad DAC o 3D DTS.X (que se activa sólo con los auriculares puestos). Lo cierto es que este dispositivo da un paso importante en el apartado del sonido, y lo hace sin tener que añadir un segundo altavoz. Un excelente trabajo.

Opciones sonido en el LG G7 ThinQ

Hardware y rendimiento del LG G7 ThinQ

Este terminal mantiene la forma de trabajar de la firma desde hace unas generaciones ya: si se busca ser un tope de gama, se utiliza un hardware acorde con esto. Así, el procesador integrado en el LG G7 ThinQ es un Snapdragon 845 de ocho núcleos y su correspondiente Adreno 630. Por lo tanto, hay potencia de sobra para ejecutar hasta los juegos más exigentes (como por ejemplo algún Asphalt o el propio PUBG). Esto, junto a una RAM de 4 GB, permite que la experiencia de uso sea muy buena… Lo que también se debe a que la personalización de LG ha avanzado de forma evidente y se saca un buen partido a Android Oreo.

El almacenamiento es de 64 GB ampliables en este caso, y las velocidades obtenidas en las pruebas muestran que se cumple con lo esperado, con tasas de transferencias sostenidas mejores de lo habitual. Es decir, que se ha integrado un buen hardware. Aquí queremos comentar que notamos algo que hay que conocer: en ocasiones, si se le exige mucho al LG G7 ThinQ, este alcanza unas temperaturas altas -soportables-, pero que se deben tener en cuenta especialmente al jugar de forma continuada o al grabar a calidad 4K.

Estos son los resultados obtenidos en las pruebas habituales que utilizamos en MovilZona:

El la conectividad no detectamos ausencia alguna, todo lo contrario, se incluye todo lo que se puede necesitar actualmente como NFC; Bluetooth 5.0; e, incluso, radio FM. Por cierto que la cobertura WiFi y 4G no nos dio problema alguno y, en general, se comporta de forma excelente con buenas coberturas y ratios de transferencia.

En lo que tiene que ver con la autonomía, hay detalles que comentar. La batería integrada es de 3.000 mAh, en la media de muchos gama alta pero que se podía esperar un poco más teniendo en cuenta las dimensiones del LG G7 ThinQ. Llegar a un día completo con un uso habitual es completamente posible, pero no mucho más… sin grandes degradaciones ni resultados dispares. El consumo de la pantalla es bastante comedido, y al ver una película de una hora y media la reducción desde el 100% de carga es de un 25% como mucho. En las pruebas a 200 nits y uso constante, lograr ocho o nueve horas es lo habitual. Es decir, en línea con lo que se podía esperar.

Este modelo incluye recarga rápida, que cumple con el estándar Quick Charge 3.0 sin problema alguno -algo más de un 50% en 30 minutos-, y también es compatible con inalámbrica, por lo que está perfectamente equipado.

Cámaras del LG G7 ThinQ

Los dos sensores que se incluyen en este teléfono tienen un funcionamiento similar al que se pudo ver en el LG G6, es decir que el elemento principal que se puede denominar como estándar (16 megapíxeles con estabilizador óptico y apertura F:1.6) y, el segundo componente, está destinado a el gran angular (16 Mpx con apertura F1.9). Los resultados obtenidos son muy buenos con las condiciones lumínicas adecuadas, pero cuando esto no es así -por ejemplo por la noche- su capacidad baja más de lo que se ve en la competencia, y esto es así incluso dando uso al modo Super Bright, específico para este tipo de trabajos. Eso sí, no son malos resultados en líneas generales, y una actualización de software, que apunta a ser el “culpable”, cambiaría esto.

Cámara del LG G7 ThinQ

Las fotos obtenidas tienen un buen rango dinámico y una definición bastante conseguida de forma habitual, así como una representación de los colores que no está mal. A destacar el Modo gran angular que permite realizar tomas con mucha información (y amplia), que no están exentos de definición. En el Modo retrato el comportamiento es correcto, pero con algunos problemas en tomas complejas (bien el poder regular en vivo la cantidad de efecto bokeh que se desea implementar). Por cierto, donde hemos encontrado un avance realmente bueno es en los selfies, el sensor de 8 megapíxeles hace un muy buen trabajo, permitiendo también realizar tomas con Modo retrato.

Estos son algunos de los ejemplos que conseguimos al utilizar la cámara que se integra en el nuevo LG G7 ThinQ:

Este dispositivo utiliza Inteligencia Artificial para optimizar las fotos que se hacen, reconociendo las escenas en las que está el usuario de forma automática y estableciendo la mejor configuración para ello (se han añadido más opciones que las existentes hasta la fecha, con más posibilidades comidas o animales, por poner un ejemplo). Su funcionamiento es bueno, sin caer el la sobresaturación de los modelos de Huawei, pero todavía falta camino por recorrer para que sea una herramienta completamente útil… ya que en ocasiones lo mejor es recurrir al uso del Modo profesional.

La aplicación Cámara es buena, intuitiva y con una gran cantidad de opciones, incluso permite el uso de gestos. Es un poco lenta a la hora de procesar la información, pero la verdad es que cumple sobradamente con lo que se puede demandar (nos gusta que el uso de la IA se pueda gestionar de forma directa y desactivar sin complicación alguna). Buen trabajo aquí con el LG G7 ThinQ.

En lo que tiene que ver con el vídeo, hay que decir que los resultados son muy buenos, con una gran estabilización y definición. Además, el enfoque es realmente rápido y, la verdad, es que el LG G7 ThinQ es uno de los mejores dispositivos actuales que es capaz de grabar a 4K.

Conclusión

El LG G7 ThinQ es un teléfono de gran calidad, de eso no hay duda. Tienen de todo, como por ejemplo una resistencia avanzada con protección al agua y cumple con el estándar militar MIL-STD-810G. El rendimiento que ofrece es muy bueno, y no le faltan detalles destacables como el mantener la toma de auriculares y el excelente botón para Google Assistant. La pantalla, por cierto, ofrece un brillo poco visto, muy poco.

El diseño es algo soso, y las cámaras son muy buenas, pero creemos que se quedan un poco por detrás de modelos como el Samsung Galaxy S9 o el Huawei P20 Pro. Si se le buscan grandes fisuras al LG G7 ThinQ no se le encontrarán, pero si algo que le haga diferente, un ejemplo de esto sería un diseño renovado. Es un gran avance este terminal, que tiene un precio de 799 euros, y que está por ver si significa un punto de inflexión para la compañía  (tiene papeletas para ello, pero no todas las del sorteo).

Lo mejor

  • Excelente botón para Google Assistant
  • Gran rendimiento
  • Pantalla excelente en exteriores y gran calidad de sonido

Lo peor

  • La cámara sufre un poco en condiciones de poca luz
  • Diseño muy continuista
  • La inteligencia artificial en ocasiones no es muy efectiva al hacer fotos

Puntuación del LG G7 ThinQ