Prueba de la batería del Galaxy S21+, ¿de lo mejor de Samsung?

Samsung

Desde hace un par de generaciones el comportamiento en el apartado de la autonomía de los terminales de Samsung, concretamente los propios de gama alta, han mejorado bastante sin necesitar de aumentar de forma brutal la carga a la batería. Hemos probado lo que ofrece el Samsung Galaxy S21+ en este apartado y mostramos los resultados que hemos obtenido.

Entre las opciones que incluye en su interior del Samsung Galaxy S21+ y que tiene efecto en la autonomía, son las que se esperan de un modelo que está pensado para ser parte de la gama alta de producto. Un ejemplo es que su procesador es muy potente (concretamente el Exynos 2100 en España) y la pantalla integrada es de 6,7 pulgadas tipo Dynamic AMOLED 2X y que permite el uso de hasta 120 Hz. Para que esto funcione bien y no se tengan malas experiencias, el amperaje de la batería integrada es de 4.800 mAh que son trescientos más que en la generación anterior. ¿Será suficiente?

Bordes del Samsung Galaxy S21+

Algo que es importante comentar es que la compañía coreana en esta generación de producto no incluye cargador con el teléfono -sí cable USB tipo C-. Esta es una decisión que parece que se puede convertir en habitual entre algunos de los fabricantes de terminales del mercado. Dejando a un lado el pensar si esta es o no una buena decisión, lo que se debe tener en cuenta al respecto es que para sacar el máximo partido en la carga al smartphone, deberás tener o hacerte con un accesorio compatible con 25 W (algo que no es complicado ni caro).

Buena experiencia con el Samsung Galaxy S21+

En el uso como teléfono en el día a día, las cosas van como deben: se llega al final del día sin muchos problemas si no se abusa de la pantalla. Hemos recibido mensajes de forma constante y revisado correos sin ponerlos límites (y, al menos, hemos pasado casi dos horas navegando por Internet). El caso es que las marcas que conseguimos no bajan nunca del 15%, lo que son excelentes noticias ya claramente está bien equilibrado en hardware y software el modelo del que hablamos. Por cierto, el uso de juegos impacta algo más de lo esperado, lo que se debe al procesador que en ocasiones necesita de mucha energía para ir al máximo… incluso puede abusar un poco. Pero esto no es algo que haga que se pierdan las buenas sensaciones generales y que permiten decir que este es un terminal que responde.

En el caso de tener la pantalla siempre encendida es importante comentar que es posible llegar a las 12 horas de uso son posibles si no se sube a más de 35% el brillo de la pantalla. Si este supera el 75%, el tiempo baja a las nueve horas, que siguen siendo una buena marca, pero es evidente que este factor es importante en este caso. Y en los resultados que comentamos hay que tener claro que hablamos de tener la conexión WiFi activa y con trabajo medio del procesador, ya que se está ejecutando aplicaciones o reproduciendo vídeo a Full HD.

Hay que comentar que si se lleva a 120 Hz el panel los tiempos son similares, con una pequeña reducción del % como mucho en el caso de utilizar contenidos multimedia con el Samsung Galaxy S21+. Por lo tanto, está bien equilibrado el uso en este apartado teniendo en cuenta los resultados anteriores y, así, tiene todo el sentido del mundo que la resolución sea Full HD en lo que se refiere a la autonomía. Aquí sí que nos ha gustado bastante el comportamiento del terminal, ya que esté entre los mejores de su gama de producto.

Datos del Samsung Galaxy S21+

Carga, no hay fisuras en este smartphone

Compatible con tecnología de carga rápida Quick Charge 4 y Power Delivery (que es posible activar o no en los Ajustes), este terminal puede utilizar sin problemas los cargadores de generaciones anteriores de la firma sacándoles el máximo partido sin problemas. El caso es que los tiempos de trabajo que hemos obtenido permiten llegar en media hora a una horquilla del 53 a 55%, lo que no está mal en principio. Para llegar de una batería sin carga alguna al 100%, lo que se tiene que esperar es más o menos una hora y diez minutos. Por lo tanto, sin llegar a ser espectacular, no desentona el Samsung Galaxy S21+.

Puerto USB del Samsung Galaxy S21+

Nada de problemas de temperatura, ya que el control es bastante bueno, y hay detalles importantes que se tiene que conocer como por ejemplo que este modelo ofrece cargar inalámbrica de 10 W una marca que permite que sea compatible con gran cantidad de accesorios, ya que la tecnología utilizada es Qi. Por lo tanto, no se da un paso evolutivo, pero se mantiene un buen comportamiento. Aparte, la opción reversible que permite rellenar la batería de otros modelos compatibles sigue estando presente, con opción de deshabilitar esta función dependiendo de la carga que tiene la propia batería del teléfono, un buen detalle este.

Con todo lo que hemos comentado y tenido en cuenta el potente hardware que hay en el interior del Samsung Galaxy S21+, creemos que sin ser el mejor teléfono del mercado en lo que tiene que ver con la autonomía, no hay problemas en este apartado. Además, se incluyen una gran cantidad de opciones y buenas marcas. En definitiva, para nada se tiene una mala experiencia con este terminal al exprimir la batería que tiene.

Escrito por Iván Martín