Probamos el Google Pixel 4a, ¿el mejor Android puro barato?

Móviles

No son pocos los usuarios que tienen claro que, de ser posible, prefieren utilizar el sistema operativo Android puro (es decir, que no tiene capa alguna por encima o que no da uso a un fork). Uno de los modelos que ofrece esto y que tiene un precio bastante asequible es el Google Pixel 4a. Hemos comprobado si su potencia le hace ser de los mejores de su gama de producto, y mostramos los resultados que hemos obtenido.

Para valorar en su justa medida un teléfono en lo que tiene que ver con su rendimiento, aparte de lo que cuesta (que en este caso son 389 euros) hay que conocer el hardware principal que incluye y del que dependen de forma directa tanto el funcionamiento del sistema operativo como de las aplicaciones que se ejecutan. Esto es lo esencial (te recomendamos revisar la ficha completa del Google Pixel 4a) que encontrarás en este smartphone:

  • Procesador Qualcomm Snapdragon 730G con tecnología de fabricación de 8 nanómetros y ocho núcleos (los dos más potente con arquitectura Kryo 470 Gold).
  • Memoria RAM de 6 GB
  • Conectividad: WiFi Dual Band; NFC; Bluetooth 5.0; y USB tipo C
  • Almacenamiento de 128 GB tipo UFS 2.1
  • Sistema operativo Android 10

Lateral del smartphone Google Pixel 4a

No le faltan buenas opciones adicionales al terminal y que se han convertido en básicas. Por ejemplo, la inclusión de un lector de huellas que está ubicado en la parte trasera (un lugar bastante cómodo para su acceso cuando se está utilizando el dispositivo). Este es rápido y preciso, por lo que responde debidamente en el día a día. Acabado en plástico en la carcasa trasera es importante indicar que este modelo no permite ampliar el almacenamiento interno

¿Es bueno el rendimiento del Google Pixel 4a?

La verdad es que en el día a día se desenvuelve de forma admirable el terminal, algo que se debe entre otras cosas a que da uso a Android puro… y entre los dispositivos que utilizan este software y valorando su precio es posiblemente el mejor smartphone que se puede encontrar en el mercado actualmente. Buen trabajo el realizado por parte de Google que ha conseguido un dispositivo que ofrece una experiencia de uso sólida y que no desentona en todo tipo de trabajos (muy bien la velocidad de trabajo de la mejoría interna).

A continuación, dejamos los resultados en las pruebas de rendimiento habituales que utilizamos en MovilZona y que demuestran que su comportamiento, sin ser top, sí que es bastante solvente tanto cuando se da uso a un único núcleo del procesador domo si se encienden todos.

Algunos detalles importantes que hemos encontrado al utilizar el Google Pixel 4a es que al editar imágenes demuestra una velocidad de trabajo alta, más de los esperado, algo que seguro que agradecen muchos para conseguir modificar las fotos que se hacen (lo mismo ocurre con el vídeo). Esto, junto a que no apreciamos apenas retardo en el cambio de aplicaciones en segundo plano habla muy bien de la RAM y la gestión que hace el sistema operativo de ella.

Jugar y la conectividad de este smartphone

Sin ser la mayor bestia del mercado, ya que la GPU integrada es una Adreno 618, al ejecutar títulos sencillos la capacidad es máxima. Cuando se trata de títulos con gráficos en tres dimensiones, las cosas cambian un poco pero no se deja de conseguir superar los 30 FPS en títulos como Asphalt- Eso sí, al máximo posible, sufre un poco con desarrollos muy complejos como PUBG (donde en ocasiones sí que hay un pequeño «lag», pero que no llega a ser dramático).

Trasera del teléfono Google Pixel 4a

La conectividad no ofrece problema alguno, ya que por ejemplo los pagos móviles se ejecutan a la perfección y Bluetooth hace su trabajo de forma ejemplar (tanto con auriculares como, por ejemplo, con ratones y teclados). Si te preguntas por el rendimiento de WiFi, las cosas van bien y se cumple con los estándares de una conexión Dual Band que eficiente y que llega a tasas que son las habituales y que permiten jugar online sin problemas si la cobertura es buena. El uso intensivo no reduce su capacidad, y apenas hay señales de canario con los pasos de los ciclos de trabajo.

Escrito por Iván Martín