No metas un móvil mojado en arroz, hay mejores soluciones

El simple hecho de llevar siempre con nosotros nuestro teléfono móvil implica muchas cosas buenas y entre ellas destaca la posibilidad de llevar a cabo prácticamente cualquier acción sin importar el momento ni el lugar. Sin embargo, también existen consecuencias negativas por las que nadie quiere pasar, como una caída al agua del dispositivo.

Esto puede parecer una situación algo remota, pero lo cierto es que con la llegada del verano es una ocasión algo más común de lo habitual. Principalmente, porque son muchos los usuarios que pasan sus vacaciones en la playa o en una casa con piscina, dos lugares donde el agua predomina y basta un resbalón, mal agarre u otro infortunio para que el smartphone se precipite. Es por ello por lo que conviene estar al tanto de las mejores soluciones para secarlo y anticiparse a los hechos.

Di adiós al agua en tu móvil

Seguro que más de una vez has escuchado que lo mejor que puedes hacer para secar tu móvil es introducirlo en arroz. Esto no es más que un mito, ya que, si bien el arroz puede absorber el agua, pero en algunas ocasiones puede llegar a ser letal. Además, cabe destacar que existen métodos más efectivos para ello, como son los expuestos a continuación:

  • Utiliza bolas de secado (gel de silicio)

Entre las mejores formas de eliminar la humedad de tu teléfono llama la atención el empleo de bolas de gel de silicio. Es probable que de primeras no las recuerdes, pero trata de recordar alguna prenda comprada recientemente, quizá alguna de ellas viniese acompañada de una pequeña bolsa con bolitas en su interior.

Bolas de silicio

Estas son las denominadas bolas antihumedad de silicio, las cuales puedes conseguir para meterlas junto al dispositivo en una bolsa donde no pueda entrar el aire. De esta forma absorberá el agua rápida y eficientemente.

  • Con alcohol isopropílico

Puede parecer contraproducente, pero insertar el smartphone mojado en otro líquido es una solución ideal para que se acabe secando. Esto se debe a que el alcohol isopropílico se encarga de evaporar por completo la humedad y los restos de agua.

La gran baza de este producto es que terminan evaporándose sin dejar rastro. Eso sí, única y exclusivamente aquellos con un nivel de pureza elevado. Con tan solo dejarlo unos minutos sumergido, el terminal estará de nuevo listo para funcionar.

  • Elimina todo con deshumidificador

Si el móvil no se ha mojado del todo y tan solo se encuentra húmedo por cualquier razón, la mejor alternativa es acudir a un deshumidificador que lo seque por completo. En el caso de que no dispongas de uno puedes poner el aire acondicionado en la modalidad absorción de humedad.

móvil viejo resistente agua

Deja reposar el dispositivo durante 12 horas como mínimo para que erradique toda la humedad y comprueba si funciona correctamente. Es importante señalar que esto no surtirá efecto si hay mucho líquido involucrado.

  • Sitúalo entre dos toallas

Un método que suple al anterior a la perfección y no requiere un gasto significativo de electricidad con la que está cayendo. Si por algún casual quieres secar tu móvil porque le ha caído agua encima, puedes usar dos toallas e introducirlo en el medio de ambas para meter todo en un armario, pues se trata de un lugar donde no hay humedad.

De modo que secar el teléfono es bastante sencillo y así te olvidarás del clásico truco del arroz, pues puede traer consigo alguna que otra desventaja. Con estas soluciones es hora de disfrutar del verano al máximo y sin miedo.

¡Sé el primero en comentar!