¿Desaparece la carga rápida del móvil con el tiempo?

No hay quien dude sobre el potencial de la carga rápida, pues son muchos los usuarios que hoy en día acuden a ella para tener listo su móvil en cuestión de incluso 15 minutos, como es el caso de los 120W del Xiaomi 11T Pro. Sin embargo, son muchas las concepciones negativas sobre ella y el posible daño que puede generar en la batería.

Los fabricantes trabajan sin cesar con el objetivo de ofrecer cada vez velocidades más y más rápidas. Solo dos marcas se abstienen de esta lucha y son dos de las gigantes de la industria como son Samsung y Apple, quienes mantienen una cifra estándar en sus smartphones para no dañar la autonomía del dispositivo a largo plazo. En este sentido, hay quienes se preguntan si la carga rápida, al igual que la batería y otros componentes, se deteriora con el paso del tiempo. A continuación te ofrecemos la respuesta a tu duda.

Carga rápida intacta

Antes de entrar en profundidad en el eje de la cuestión, resulta interesante destacar que los móviles actuales ofrecen diferentes grados de compatibilidad con esta prestación. Esto quiere decir que el fabricante es quien decide la carga rápida que va a soportar cada teléfono y a partir de aquí hay un elemento fundamental que entra en juego y que proporciona la energía necesaria.

carga rapida poco f4 gt

Hablamos del cargador, ya que es la parte fundamental de esta propiedad. De modo que con un adaptador cualquiera no aprovecharás el potencial de esta funcionalidad. No obstante, es posible que, incluso haciendo uso del original con el voltaje máximo compatible, la velocidad de carga se reduzca drásticamente, aunque no tiene que ver con la pérdida o deterioro de la función.

Si estás observando cómo la carga rápida de tu móvil no es tan eficaz como al principio, es bastante probable que, por alguna razón, el cargador haya sufrido daños internos que generen esa mayor lentitud. Esto también es aplicable al cable, ya que, si uno u otro se encuentran en mal estado, no solo completará la carga de manera ralentizada, sino que puede llegar a ser dañino para la batería y autonomía del dispositivo.

Otros problemas relacionados

Por lo tanto, queda claro que un smartphone no puede perder la facultad de carga rápida, pero el cargador o el cable pueden experimentar fallos o daños que generen una carga más lenta. Asimismo, es necesario señalar que estos no son los dos únicos inconvenientes que encontraremos en nuestro camino, pues hay otros factores que inciden también en la efectividad de esta particularidad, como son:

cargador carga rápida

  • Utilizar un adaptador con menor capacidad.
  • Puerto USB dañado del cargador o teléfono dañado o sucio.
  • Fallo de software del terminal.
  • Defecto de fábrica.
  • Depuración USB activada.

Estos son algunos de los casos que pueden provocar que la carga rápida del móvil no funcione correctamente, aunque debes saber que no todo está perdido. Existen varias formas de salvar tanto la batería como la carga rápida y algunas de las soluciones más comunes pasan por calibrar la pila en su interior.

Para ello hay que dejar que se agote por completo y esperar una media hora. Una vez finalizado este periodo, ponlo a cargar con el cargador original y deja que llegue al 100%. Es un método simple y que funciona en numerosas ocasiones, así que te animamos a intentarlo. De lo contrario, puedes acudir al enlace superior para conocer más sobre la carga rápida, problemas y soluciones.

¡Sé el primero en comentar!