Por qué no funciona el 4G del móvil en carretera

Seguro que en alguna ocasión has ido en el coche, cuando de repente, has dejado de poder escuchar Spotify o la plataforma de música de la que vas disfrutando. Para nuestra sorpresa, el móvil realmente contaba con cobertura, pero, sin embargo, no teníamos 4G, un problema que no solo se da en las carreteras. También se repite en algunas zonas del campo o si practicamos deportes que nos hacen adentrarnos en la naturaleza.

Cuando esta situación ocurre, nos preguntamos el porqué. Lo primero que debemos saber, es que muy probablemente no se trate de un problema del móvil y que quizás no tenemos la capacidad de hacer nada para mejorar la señal del teléfono que llevamos en la mano, sino que más bien depende de las infraestructuras.

Causas y motivos del error

Lo primero que debemos saber y tener en cuenta para resolver nuestra pregunta, es que no hay suficientes puntos de conexión en carreteras y en el campo por la baja demanda que existe. Las operadoras no suelen necesitar en estas áreas alejadas de la población colocar antenas, puesto que prácticamente nadie las utiliza.

redes 5G
Sin embargo, este no es el único motivo, también debemos tener en cuenta que existen leyes que regulan los puntos donde se deben colocar las antenas. El gobierno debe estudiarlo y aprobarlo para proceder a su instalación. Para tratar de proteger el espacio natural, se trata de evitar colocar esos grandes postes con antenas en zonas concretas que podrían afectarnos visualmente.

Pero lo que más confusión puede generar es por qué tenemos cobertura, pero no acceso al 4G. En este caso la respuesta está en las bandas de frecuencia que se emplean, pues muchas antenas siguen ofreciendo en estas zonas el acceso a los 900 MHz, lo que nos permite hacer uso del 3G y, por lo tanto, la velocidad no es la esperada en los teléfonos.

La red 4G requiere de las bandas de 800 MHz, 1800 MHz y 2600 MHz. Si en la zona en que nos encontramos estas otras bandas no están en activo, será imposible disfrutarlo.

¿Qué pasará en el futuro?

Para conseguir subsanar estos problemas del primer mundo, en algunos países se están tomando en consideración nuevas estrategias. Ideas que quieren acabar con los puntos de desconexión que se producen en los teléfonos móviles causados por el alcance de la señal y la necesidad de más infraestructuras.

Redmi Note 11 en mano

Con los cambios, se permitiría desarrollar mástiles más altos y dos metros más anchos de lo que permite la legislación actual, por ejemplo, en Reino Unido. De esta manera, se conseguiría reformar los actuales y dotar de una mayor capacidad a estas. Al mismo tiempo que la red 5G se expande con este método, conseguiremos que poco a poco la red, esté disponible en cualquier punto. A pesar de todo, no se va a perder de vista las limitaciones en ciertos espacios naturales que podrían estropear la imagen. En España por ahora no contamos con planes específicos que mejoren la señal en las carreteras, aunque es algo que podría hacer mucho bien a las zonas rurales.

¡Sé el primero en comentar!