Por qué la pantalla de tu Amazfit Bip se vuelve “loca” en el agua

La popularidad de los relojes inteligentes Amazfit se incrementa con el paso de los años. De hecho, si uno camina por la calle se percatará de que el número de personas que utilizan esta clase de accesorios es abrumador. Esto se debe a la infinidad de propiedades que presentan.

Las posibilidades que han desbloqueado los smartwatch son incontables, puesto que no solo sirven para consultar elementos tan simples como las notificaciones, sino también para llevar un control del estado de nuestro cuerpo. En este mercado puedes encontrar diferentes alternativas según tu presupuesto. Uno de los preferidos por los usuarios dado su bajo coste es la Amazfit Bip, que cuenta con unas características más que competentes. Incluso con resistencia al agua, aunque algunos usuarios afirman que la pantalla de su dispositivo se vuelve loca al mojarse.

¿Es realmente sumergible?

Todos los aparatos electrónicos disponen de diversas certificaciones que garantizan un hecho. En el caso de cuestiones relativas a la resistencia existe la especificación IP68, que asegura un buen aguante de la pantalla frente al polvo, arañazos y agua.

Eso sí, todo tiene un límite. Un cuchillo puede perfectamente crear rasguños completamente perceptibles si aplicas fuerza en exceso. Lo mismo ocurre con el último elemento, la certificación asegura protección si uno se sumerge en el agua dulce de manera prolongada hasta 30 minutos siempre que no se supere el metro y medio de profundidad.

reloj amazfit gps

Esto significa que en un principio no debería haber ningún problema. Aun así, no son pocos los relojes Amazfit de este modelo que han experimentado algunos daños a causa de ello, los cuales pueden haber sido provocados por introducirla en agua salada.

Cabe destacar que tampoco puede emplearse durante actividades como natación, donde el agua lleva sustancias químicas que sí pueden crear estragos en el wearable. Por otro lado, tampoco es recomendable llevarla mientras nos duchamos, puesto que el gel de baño también influye en su funcionamiento. Además, desde la propia compañía afirman que esta propiedad se pierde con el tiempo.

Adiós garantía

Es necesario señalar que de nada sirve llevar el reloj estropeado al comprador para aprovechar la garantía. Principalmente, porque los gastos de reparación no pueden ser cubiertos por un empleo inadecuado del producto. Un hecho que te obligará a pasar por caja de nuevo.

Por desgracia, no existe una solución que te asegure la vuelta a la normalidad de sus funciones. Puedes probar con algunos métodos para intentar subsanarlo, pero estos no te garantizan su uso en condiciones.

Amazfit Bip

Una de las soluciones que puedes intentar es apagar el smartwatch y dejarlo en alcohol isopropílico para que este elimine los restos de agua y sal (en el caso del mar). Otra alternativa es intentar introducirlo en arroz para que este absorba el líquido.

Debes tener en cuenta que este tipo de medidas no surten un efecto excesivamente potente y que si han pasado varios días desde que empezaste a experimentar problemas es más que probable que no consigan arreglar la situación. Sobre todo, en el caso de que tu pantalla esté algo despagada, pues el agua habrá entrado dentro del Amazfit.

¡Sé el primero en comentar!