¿Merece la pena el Amazfit GTS 2 Mini o se queda ‘corto’?

La popularidad de los relojes inteligentes Amazfit se ha disparado en estos últimos años. Su bajo precio y las grandes prestaciones los convierten en una apuesta segura para cualquiera que busque controlar su teléfono y monitorear cualquier actividad deportiva de una forma vistosa y accesible

En el mercado actual puedes encontrar todo tipo de alternativas en función a diversos parámetros, como un presupuesto concreto o ciertas funciones que consideras necesarias como responder llamadas a través del reloj. Uno de los más demandados es el Amazfit GTS 2, aunque este cuenta con una versión Mini más asequible. La pregunta es: ¿merece la pena pagar menos por él?

Propiedades excelentes

Lo cierto es que este Amazfit GTS 2 Mini ofrece unas características de garantías. Hasta tal punto que cuesta pensar que se trate de un modelo más barato. Destaca en primer lugar por su reducido tamaño y peso, con los que no sentirás que lo llevas puesto.

Esta disminución de proporciones puede llevar a pensar que se ha escatimado en componentes, pero la realidad es que este smartwatch dispone de una mejor autonomía que su hermano mayor. Su batería cuenta con una menor potencia de 220 mAh, pero su gestión de la energía es tan eficaz que se traduce en una duración de dos semanas aproximadamente frente a una semana de la versión base, aunque puede variar en función del uso.

Amazfit GTS

En lo que al deporte se refiere, la principal característica que suele interesar a la mayoría, es de agradecer que se hayan mantenido 70 modalidades deportivas. El Amazfit GTS 2 original integra 20 más, pero la cifra del modelo Mini es también considerable. Estas ofrecen información sobre el ritmo cardíaco, la distancia, velocidad… Por lo que es una opción idónea para hacer ejercicio.

Por otro lado, otra herramienta que resulta de gran utilidad y que permanece en este wearable es el GPS integrado. De este modo, el usuario puede establecer un destino y guiarse sin la necesidad de sacar el móvil del bolsillo. Además, soporta compatibilidad con Alexa, lo que significa que puedes activar cualquier dispositivo inteligente vinculado al aparato.

Funcionalidades que pierde

No todo podía ser perfecto, hay ausencias de este Amazfit GTS 2 Mini frente a su modelo original que se echan en falta. Sobre todo, la facultad de contestar a una llamada telefónica, ya que este reloj no viene acompañado de altavoz para escuchar la voz de la otra persona.

Amazfit GTS 2

Asimismo, este accesorio no trae consigo almacenamiento interno para introducir música, así que la única forma para escuchar canciones es recurrir a un software de terceros. Algo que tampoco es realmente un problema, pero que te obligará a vincularlo al smartphone.

Un aspecto que también se ha visto resentido es la fluidez, como es de esperar de una versión más compacta del mismo reloj, la navegación en el Amazfit GTS 2 es más rápida. Eso sí, el cambio tampoco es exagerado.

Conclusión final

Visto lo visto, no hay duda de que este smartwatch es una apuesta segura para casi todos los tipos de usuario. Si no eres un deportista profesional, no tendrás ningún inconveniente en optar por este complemento. Por no hablar de que si lo que quieres es controlar de forma más accesible las notificaciones u otros apartados del móvil sin tener que usarlo directamente, es una opción perfecta. Sobre todo, por la diferencia de precio que existe entre ambos modelos, puesto que el Amazfit GTS 2 puede encontrarse por casi el doble del coste de su versión Mini, la cual se halla en Amazon a un precio de 90 euros aproximadamente. Es un poco elevado, pero si te topas con una oferta no deberías dudar ni un segundo en hacerte con él si no te importa perder algunas funciones mínimas.

En este artículo Movilzona incluye enlaces de afiliados por los que se recibe una comisión que no repercute en nada al usuario. Estas recomendaciones de compra son independientes, sin que exista un acuerdo con las marcas.
¡Sé el primero en comentar!