Crisis de chipsets móviles: ¿Cómo consigue Samsung sobreponerse?

La crisis del sector tecnológico producida por la escasez de chips no es ninguna novedad, pues viene generando quebraderos de cabeza desde hace varios meses. En el ámbito de la telefonía móvil los fabricantes también se están viendo perjudicados, a excepción de un caso muy especial: Samsung.

La compañía surcoreana ha conseguido aprovecharse de la situación para lograr beneficios este año 2021. Si se conoce en profundidad a la empresa esto no es ninguna sorpresa, ya que son muchas las marcas que dependen de ella para llevar a cabo la producción de sus respectivos smartphones.

Proveedora principal

Samsung no solo se dedica a la elaboración de diversos dispositivos tecnológicos, sino también a la fabricación de chips. Por este motivo ciertas firmas precisan de la ayuda de la compañía asiática.

En concreto, en lo que concierne a la venta de chips durante el tercer trimestre del presente año 2021, la marca ha alcanzado un crecimiento de un 40% en comparación con el año pasado. Un aumento bastante considerable. De hecho, la cifra asciende exactamente a unos 26 mil millones de wones, que equivalen a unos 20 mil millones de euros.

Chip de memoria RAM LPDDR5 que estrenará el Samsung Galaxy S10

Igualmente, los ingresos generales de la empresa se han visto incrementados con 74 millones de wones, que vienen a ser unos 55 mil millones de euros. Esto supone una evolución de un 10,5% respecto al año anterior.

Podría ser mejor

En lo que concierne a la fabricación de smartphones y pese a haberse beneficiado de ello, Samsung también ha comprobado de primera mano los efectos de la crisis de semiconductores.

Aunque sus dos nuevos móviles plegables han roto récords en ventas, la empresa coreana no ha superado la cifra de móviles vendidos en el pasado año 2020 durante este mismo espacio temporal.

Galaxy Fold 3

La cantidad se establecía en los 80,4 millones de unidades, mientras que el tercer trimestre del presente año ha alcanzado los 72 millones de dispositivos vendidos. No es que esto signifique muchas pérdidas para la empresa, pero si que es un indicio de la situación actual.

No solo chips

Samsung no solo saca tajada de la venta de chips, sino también de las pantallas OLED que llevan incorporadas los nuevos iPhone 13 de Apple y de las que se encarga de fabricar.

Esto es una muestra de la autosuficiencia de la gigante tecnológica coreana, que sigue manteniéndose firme en el mercado gracias a la demanda de sus clientes y a la vez competidores. De esta forma, se asegura que sus ganancias siguen estables y sin pérdidas.

¡Sé el primero en comentar!