No hagas esto si quieres preservar la batería del teléfono

Dicen que prevenir es curar, y en el caso de la batería de tu móvil, más aún. Es cierto que las aplicaciones, sobre todo aquellas encargadas de reproducir contenido multimedia, son las culpables de descargar más rápidamente la batería de tu teléfono. No obstante, no podemos echarles la culpa del todo, ya que la duración de la batería también depende mucho del uso que hagamos de nuestro terminal. Por ello, hay diferentes factores que puedes prevenir para alargar la batería de tu móvil.

Las baterías de los móviles siempre han generado un debate sobre qué factores influyen más en el rendimiento de estas. Lo cierto es que ciertas aplicaciones, especialmente aquellas relacionadas con juegos o multimedia, gastan mucha batería, al igual que si exponemos nuestro móvil a realizar acciones o procesos intensivos. Sin embargo, hacer un mal uso de nuestro dispositivo suele ser más determinante en cuanto a la duración de la vida útil de la batería.

Factores externos que afectan a tu batería

Temperatura

temperatura movil

El frío o calor extremos pueden deteriorar considerablemente la vida útil de la batería de nuestro dispositivo. La mayoría de fabricantes coinciden en que la temperatura óptima para las baterías oscila entre los 10 y los 20 grados, que es básicamente la temperatura que solemos tener en primavera y otoño en nuestro país. Por lo tanto, hay que evitar a toda costa situaciones de temperaturas muy bajas y muy altas, especialmente esta última cuando llegan los meses de verano. En este caso, debemos tener cuidado si llevamos el móvil a la playa o a la piscina y no dejarlo expuesto directamente al sol.

Suciedad

Es un factor al que no le solemos prestar mucha importancia. Es esencial mantener limpio el conector de tu móvil para evitar problemas de carga, al igual que los cables que utilicemos para ello. Quizás por suciedad pienses en tener el móvil completamente lleno de barro, con restos de comida o cualquier otra cosa. No hace falta, ya que el polvo es el principal culpable que puede almacenarse en los conectores. Con un poco de polvo nuestro móvil cargará peor e incluso puede llegar a estropearse, por lo que debemos limpiar los conectores con regularidad para evitar problemas.

Carcasas

Siempre nos gusta estar a la última en todo, y en el caso de los móviles y sus accesorios, más aún. En el caso de las carcasas, podemos elegir entre una infinidad de modelos diferentes: con dibujos, de piel, de libro… Sin embargo, ese anhelo de mantener el móvil a salvo y a la última moda nos puede jugar una mala pasada, ya que este tipo de carcasas no disipan correctamente el calor. Esto puede sobrecalentar nuestra batería y acortar los ciclos de carga, por lo que lo más recomendable es utilizar una funda de gel o de resina. Si no te convencen estas opciones, también puedes retirar la funda cuando vayas a utilizar el teléfono de forma intensiva.

Uso del móvil

Pantalla

pantalla

No hay duda de que la pantalla es el elemento que más batería consume en los móviles, ya que cada vez que interactuamos con ellos lo hacemos con la pantalla encendida. Sin embargo, podemos aplicar varias medidas para evitar que aumente el consumo excesivo de batería. Estas son algunas de ellas:

  • Tasa de refresco: los móviles de última generación tienen la opción de elegir entre dos tasas de refresco diferentes, normalmente entre 60, 90 ó 120 Hz. Es cierto que si aplicamos la tasa mas alta notaremos que nuestro móvil va mucho más fluido rápido, pero lo cierto es que esta función consume muchísima batería, por lo que lo recomendable es no aplicar la más alta.
  • Brillo: hay una falsa teoría muy extendida en torno a este tema. La función de brillo automático está presente en todos los teléfonos, y se cree que activándola ahorraremos batería. Esto no es del todo cierto, pues aunque se adapte según la iluminación de nuestro entorno, lo cierto es que si nos encontramos en un sitio con mucha luz el brillo se subirá al máximo. Por ello, la mejor opción es desactivarla y mantener un nivel de brillo bajo, en torno a un 40% ó 50%.
  • Resolución de pantalla: una mayor resolución nos permitirá ver los contenidos y las imágenes de nuestro móvil con mejor calidad. Pero este aumento de calidad se traduce en un mayor gasto de batería, por lo que lo ideal es establecer la resolución HD para que nos dure más.
  • Saturación de colores: puedes escoger diferentes modos de pantalla y colores para no saturar tu dispositivo de los colores más vivos, ya que estos son los que más batería consumen. Además, esto también beneficiará a tu vista.

Contenido multimedia

multimedia

Si nos pasamos todo el día viendo vídeos, escuchando música a todas horas y utilizando la cámara, y además hacemos un uso excesivo de las aplicaciones que nos permiten realizar este tipo de acciones, la autonomía de la batería de tu dispositivo experimentará una bajada drástica. Las redes sociales y las aplicaciones en streaming como YouTube Spotify son sin ninguna duda las mas exigentes para la batería, ya que el contenido multimedia requiere procesar una gran cantidad de información y datos, por lo que lo mejor en estos casos es no abusar de ellas y utilizar otros dispositivos, como un ordenador o una tablet.

No configurar bien el móvil

  • Ahorro de batería: aplicar el modo de ahorro de batería es una idea realmente útil. Eso sí, debes tener en cuenta que ciertas prestaciones del móvil, como la potencia del procesador o la sincronización de las aplicaciones se verán reducidas.
  • Actualizaciones: mantener actualizadas las aplicaciones, al igual que el sistema operativo de nuestro dispositivo, es esencial para ahorrar batería. Debes comprobar si existen actualizaciones con cierta regularidad para garantizar un mejor gasto de batería.
  • Uso de apps en segundo plano: las aplicaciones ejecutan procesos en segundo plano mientras no las usamos, como la sincronización de datos, actualización de información, notificaciones… El inconveniente de esto es que consumen mucha batería, por lo que es recomendable desactivarlos desde los ajustes de la batería de nuestro teléfono.
  • Modo oscuro: la luz blanca de la pantalla es la que más batería gasta, por lo que aplicar este modo también nos permitirá extender la autonomía de nuestro móvil. Aunque debes tener en cuenta que no tiene la misma eficacia en todos los tipos de pantallas, ya que por ejemplo, la eficacia en una pantalla AMOLED será mucho mayor que una LCD.
  • Evita wallpapers animados: con solo utilizar los fondos de pantalla en movimiento durante unas horas vamos a poder ser conscientes de que la batería de nuestro móvil es la principal afectada. No obstante, si quieres aplicarlo apuesta por uno de color negro.

Una batería externa, siempre en la mochila

¿Quién no tiene a mano hoy en día una batería portátil? Siempre nos cuesta llegar al final del día con batería en nuestro móvil, por lo que este accesorio se ha convertido casi en un imprescindible en nuestro día a día. Estas baterías destacan por su bajo coste, pues entre 10 y 20 euros podemos encontrarlas de gran calidad. Tampoco nos podemos olvidar de su portabilidad y tamaño, ya que puedes cargarlo en cualquier lugar y llevarlo en tu bolsillo. Además, ya podemos encontrar muchas que permiten la carga rápida sin sobrecalentar nuestros dispositivos. A continuación te dejamos un par de ideas por si quieres hacerte con una.