Si no funciona la huella de tu móvil LG, prueba con estas soluciones

LG

Los fallos producidos por el sensor de huella son muy habituales. Dependen de varios factores que van desde el buen registro inicial de cada dedo, a la posible suciedad que se encuentre entre el sensor y nuestra piel, lo que provoca errores de lectura. Los móviles de LG tampoco se libran de estos problemas, por lo que vamos a echar un vistazo a las mejores soluciones para que todo vuelva a funcionar como antes.

El método de desbloqueo mediante huella dactilar se ha convertido en la opción favorita de gran parte de usuarios. No requiere de patrones o códigos pin con los que poder equivocarse, y han evolucionado tanto que el desbloqueo se produce en décimas de segundo desde que posamos el dedo en el sensor. Por este motivo, cuando el sensor de nuestro móvil LG deja de funcionar o lo hace mal, la experiencia con nuestro dispositivo se ve empañada.

Soluciones a los problemas con la huella

Por suerte, ya sea por una huella se que lee mal, o que directamente no se lee, las soluciones para intentar arreglar el problema están a nuestro alcance. De esta forma, podremos volver a logra que el sensor de huella detecte nuestro dedo correctamente.

Volver a registrar las huellas

Este debería ser el primer paso a seguir. Para ello tendremos que entrar en los ajustes de seguridad y eliminar las huellas que tengamos registradas. Ahora, pulsamos sobre “Añadir huella dactilar” y comenzamos de nuevo el registro de nuestra huella, tocando sobre todo el área del sensor hasta que termine el proceso. Es posible que volver a registrar las huellas termine con el problema.

Registrar un mismo dedo más veces

Generalmente, solemos desbloquear el móvil siempre con el mismo dedo de cada mano. Lo ideal es que procedamos a registrar el mismo dedo al menos dos veces, para asegurar más aún la detección, ya que el sensor tendrá aún más información sobre nuestra huella y de áreas que puede que en otro registro no se grabaran. Una vez hecho el registro, pulsamos sobre “Añadir huella dactilar” y registramos el mismo dedo de nuevo.

registrar huellas en lg

Limpia bien el sensor

La suciedad siempre es enemigo de nuestro móvil, y no lo va a ser menos en el sensor de huella. El paso del tiempo puede hacer que se genere una fina película de grasa entre el sensor y nuestro dedo, que impida la correcta lectura. Esto puede generar fallos y que pensemos que el lector se ha estropeado. Sea un sensor de huella en pantalla o en la parte trasera, basta con pasar un paño seco de vez en cuando para eliminar estos restos y hacer que su efectividad sea como la del primer día.

Limpiar la caché

En ocasiones es la acumulación de archivos temporales, que pueden corromper el buen funcionamiento de aquellos que dependen del sensor de huella. Borrar la partición de caché da buen resultado para que el sensor de huella vuelva a funcionar correctamente. Para hacerlo tendremos que entrar en Ajustes/Almacenamiento y tocar sobre el almacenamiento interno. Después tocamos sobre “Liberar Espacio” y elegimos “Archivos temporales” a continuación pulsamos sobre borrar y reiniciamos el dispositivo. Ahora solo queda comprobar si la huella vuelve a funcionar correctamente.

Un app es la culpable

Pasa en muchas ocasiones. Hemos instalado un juego o una aplicación de terceros que está causando mal funcionamiento del sensor de huella. Esto ocurre cuando se han otorgado permisos que no se debieran o la app los está usando de forma abusiva bloqueando el lector para nuestro uso. Lo mejor en este caso es entrar en el Modo Seguro para comprobarlo.

LG Modo Seguro

Podremos hacerlo manteniendo la pantalla de encendido pulsada y manteniendo presionado “Apagar” cuando aparezca en pantalla. Después tocamos sobre aceptar para el móvil se reinicie en modo seguro. Si la huella funciona correctamente, es que alguna app es la culpable. Ahora solo queda ir desinstalando las más recientes y repetir el proceso para ver si todo vuelve a la normalidad.

Restablecer todos los ajustes

Es un paso menos agresivo que reiniciar a valores de fábrica, pero igualmente borrará cualquier rastro de configuración en ajustes o aplicaciones. No obstante nuestros datos seguirán ahí. Es una buena forma de arreglar el problema cuando alguna configuración o ajuste de parámetros que hayamos hecho, pueda haber entrado en conflicto con nuestro lector de huella. Para hacerlo vamos a Ajustes/Ajustes del Sistema y tocamos sobre Reiniciar y restablecer. A continuación tocamos sobre restablecer configuración y pulsamos para confirmar.

A valores de fábrica

Si nada de lo anterior funciona, el último paso, previo a concertar una visita con el Servicio Técnico es reiniciar a valores de fábrica. Este ajuste borrará todos los datos y archivos. Es posible que la huella vuelva a funcionar correctamente, pero una vez más tendremos que registrarlas de nuevo.

Para hacerlo tendremos que acudir al mismo menú anterior, pero esta vez pulsar sobre «Restablecer a valores de fábrica». Puede que tengamos que confirmar la acción con nuestro pin o patrón. El proceso llevará unos minutos, pero el móvil volverá a funcionar como el primer día, incluyendo el lector de huellas.

Escrito por David Girao