Estados Unidos rompe la seguridad de iPhone sin ayuda de Apple

Apple

La batalla entre Apple y el gobierno de Estados Unidos no es nueva. La compañía de Cupertino presume de la seguridad que tienen sus iPhone, y que impiden que nadie pueda acceder a los datos personales, en caso de no conocer la contraseña o acceder mediante datos biométricos. Ahora, el FBI asesta un duro golpe a Apple, al conseguir desbloquear dos iPhone para ayudar en la resolución de un caso.

La paradoja es realmente interesante. El gobierno de los Estados Unidos está intentando que empresas estadounidenses como Apple, consigan cierta ventaja sobre su competencia china, como es el caso de Huawei. No obstante, Apple mira hacia otro lado cuando se trata de colaborar con el FBI en la resolución de caso, donde entra en juego la seguridad de los iPhone.

iPhones hackeados

Trump y el Departamento de Justicia pidieron a los de Cupertino, colaboración para acceder a los datos de un iPhone 5 y un iPhone 7, pertenecientes al tirador de un ataque a la base arma de Pensacola el pasado mes de diciembre. Apple ha hecho caso omiso de estas peticiones en reiteradas ocasiones, pese a que el gobierno apela a la responsabilidad de Apple y la seguridad nacional.

agente del fbi

Ahora, y gracias a una tecnologías denominadas GrayKey y Grashift en las que el FBI ha gastado decenas de miles de dólares, el departamento de seguridad ha afirmado que ha conseguido acceder a los datos del iPhone 5 y iPhone 7 de autor del tiroteo, con el fin de resolver el caso con mayor rapidez. Romper el cifrado de iOS no deja en buen lugar a Apple, que siempre se ha negado a colaborar en este tipo de casos.

Apple no colabora

Ha sido el fiscal general William Barr, el que en una conferencia de prensa ha confirmado este hecho, sin ofrecer detalles de cómo han llegado a romper el cifrado de Apple. Barr alabó a el equipo de investigación del FBI al tiempo que mostró su decepción con Apple, declarando: «Apple ha tomado una decisión de marketing,  que implica que solo el usuario puede desbloquear el contenido sin importar las circunstancias. Esta decisión de Apple de Apple tiene consecuencias peligrosas para la seguridad pública y la seguridad nacional. A mi juicio, es inaceptable”, afirmaba el fiscal Barr.

iPhone 11 Pro Max Hackers

No es la primera vez, como decimos, que Apple la colaboración de Apple es requerida con el fin de ayudar en casos de asesinato, en los que el contenido del móvil de los asesinos es vital para su resolución y condena. Recordemos que en 2016, el FBI pidió colaboración a Apple para que facilitase el acceso a un iPhone, propiedad del autor del incidente terrorista de San Bernadino. Apple ha declinado hacer declaraciones sobre la información de hackeo de sus iPhone con parte del FBI.

Escrito por David Girao

Fuente > Forbes