Mi móvil carga muy lento, causas y soluciones

Android

Las baterías y su capacidad de almacenamiento va cambiando con el paso de los años y el nivel de uso que se le de al terminal. Pero si de repente de un día para otro te sucede que tu móvil carga más lento, comprueba si es por una de estas causas y prueba alguna de estas soluciones para que vuelva a cargarse de forma normal.

Si carga más lento, puede que sea fallo técnico o quizás esté provocado por otro motivo. Para evitar que alguno de estos problemas nos ocurran, tendremos que alejarnos de los mitos sobre la batería de nuestro móvil nuevo, que en muchas ocasiones no tienen utilidad. De cualquier forma, antes de pensar en llevarlo al servicio técnico o dejárselo a un amigo para que repare posibles fallos, puedes probar a ver si das con el problema y te ahorrarás todo lo anterior. Vamos a comprobar cosas, empezando por el cable:

El cable de carta está dañado, roto o simplemente no va

El cable con el que cargamos el móvil es el accesorio que utilizamos desde el primer día que sacamos el teléfono de la caja. En sí es una de las partes que más suele sufrir, ya que lo doblamos, lo enrollamos para cuando salimos, o lo dejamos permanentemente conectado al mismo sitio. Comprueba si el cable está pelado en la base del conector, o a lo largo de su superficie. Prueba con otro cable, y si el móvil ya carga como antes, sabrás la causa. Compra un cable USB nuevo y ya está solucionado el problema que provoca en un 80% todos los problemas de carga en un smartphone.

Es problema del Adaptador

Si no es el cable, puede que sea del propio adaptador de corriente. Puede que el adaptador USB tenga una conexión rota, un cable interno pelado o quemado, o se le haya aflojado algo con un golpe y/o el uso. Antes de comprar uno, busca o pide a un amigo otro adaptador para comprobar y salir de dudas.

¿El enchufe no va?

¿Y si le estamos echando la culpa al móvil o a sus periféricos cuando el problema en sí está en casa? Si el móvil no se carga en una fuente de luz y sí en otra, ya sabemos que toca desmontar el enchufe o llamar al electricista. Y lo mismo si lo cargamos conectándolo al PC y funciona en un USB y no en otro.

Comprueba el puerto USB del móvil

Otro de los elementos que más sufren en la recarga de un móvil es el puerto USB, ya que no sólo coge polvo (ojo, que puede ser el problema), sino que se enfrenta a cientos de intentos equivocados cuando le intentamos enchufar el cable del revés e insistimos hasta que nos damos cuenta. A menudo el problema es de origen físico y atañe a la placa de metal en el hueco del puerto. Si queremos intentarlo podemos apagar el móvil, quitarle la batería si es extraíble e intentar enderezar la placa con un clip para que el cable vuelva a encajar bien.

Reinicia el smartphone

Con juegos cada vez más complejos demandando más poder de procesado, es posible que incluso conectado a la luz el móvil gaste más electricidad de la que carga. La prueba estaría en apagar el móvil y conectarlo a la carga de nuevo. O si no queremos apagarlo, simplemente quitar la app, poner el terminal en Modo Vuelo y comprobar si se cargar con normalidad.

Batería en mal estado

En ocasiones que el móvil no se cargue puede obedecer simplemente a que la batería se nos está muriendo. En este caso, si la batería es extraíble podemos buscar incluso señales físicas como un abultamiento de ésta y/o que está derramando fluido. Si la batería de nuestro móvil no es extraíble, la cosa es más complicada y de servicio técnico o tienda de un amigo si no somos mañosos.

Un SO demasiado nuevo

A la hora de pensar en un problema de carga, tendemos a asociarlo a un problema físico. Pero en sí puede que sea del sistema operativo, ya que si bien los nuevos Android suelen estar optimizados para ahorrar batería, las versiones más recientes en móviles más viejos demandan usar todos los recursos del teléfono y por tanto drenan más la batería. Al mismo tiempo si estamos en una versión Android demasiado antigua, conviene que actualicemos a una nueva.

Cuánta energía recibe

Para comprobar de forma fidedigna la cantidad de energía que el terminal recibe conectado a la luz, nada mejor que la aplicación Ampere, una herramienta que analiza el proceso y te dice si tu móvil carga o no carga, y en caso afirmativo cuánto está cargando o si en realidad está usando electricidad, no cargándola.

Ampere
Ampere
Desarrollador: Braintrapp
Precio: Gratis
Escrito por Cesar Otero