Bloquea las capturas de pantalla en ciertas aplicaciones de tu móvil

software

Puede parecer una cosa nimia, pero no lo es. La facilidad con la que se sacan pantallazos en un móvil nos puede poner en problemas, y es que no son pocos los malware que tienen entre sus funciones la de estar vigilando lo que sale en pantalla para capturar con ello los datos de acceso a nuestras cuentas.

En estos tiempos de tanta conciencia con la privacidad, seguro que muchos lleváis datos en vuestros terminales que no os gustaría que acabaran en un pantallazo y en manos de nadie.

Si bien es difícil, no imposible, que nos despistemos y alguien saque una imagen de la pantalla de un correo o una conversación (porque sencillamente le puede hacer una foto con su móvil y eso si que no se puede evitar) y se lo mande a su móvil, no podemos olvidar que en Android el peligro también está en que no son pocos los malware que entre sus funciones están la de monitorizar lo que hacemos y guardarse capturas de pantalla. 

Protege un poco más tu intimidad

Para protegernos existe una aplicación que hemos encontrado en Google Play que será útil en esta tarea, se llama “Screen Shield“. Esta aplicación nos permite poner una capa de seguridad a ciertas aplicaciones en nuestro móvil que impedirá que cualquier software pueda sacar un pantallazo de ellas.

captura de pantalla

En lugar de llevarse los datos que hay en la pantalla, lo que recibirá el programa que lo intente es una imagen con el logo de Screen Shield y nada más. La forma de configurarlo es realmente sencilla ya que al instalarlo nos saldrá una lista con todas las aplicaciones que podemos proteger como puede ser Facebook, WhatsApp, Gmail, PayPal y así un largo etcétera que podemos ampliar añadiendo nuevos servicios.

La app no se encontró en la tienda 🙁 #wpappbox

Links: → Visit Store → Search Google

Screen Shield evita los pantallazos desde malware… no los que hacen las personas

Vamos a repetir que esta aplicación no impide que alguien coja físicamente el teléfono y saque un pantallazo de una aplicación. Y tampoco, porque no queremos que luego haya quejas, que alguien con quien conversamos en WhatsApp, por ejemplo, tome una captura de la conversación – ni siquiera recibiremos una alerta si lo hacen como pasa en Snapchat -. Está enfocada a dar una capa más de protección ante software malicioso que podría darnos un susto al ponerse a sacar pantallazos de nuestro móvil sin nuestro permiso.

Esto, por otra parte, se evita teniendo cuidado con lo que se instala en el equipo y, aunque no es 100% fiable, si que se puede decir que nos podemos fiar al 99% de Google Play u otros repositorios oficiales como el de Amazon, pero nunca de cualquier APK que nos encontremos por Internet.

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)