Telefónica y Vodafone proponen un estándar de tarjeta SIM virtual: conoce sus ventajas

Escrito por Víctor Rodríguez
Mobile World Congress 2015

Fruto de una alianza gestada el pasado mes de septiembre de 2014 hoy se anuncia en el Mobile World Congress un proyecto que tiene como objetivo establecer un estándar para las futuras tarjetas SIM virtuales o eSIM. De hecho, Telefónica, Vodafone, un grupo de otros importantes operadores y fabricantes como LG, Huawei y Sony ya tienen el respaldo y visto bueno de la GSMA (organización de operadoras móviles y compañías relacionadas) para que esta solución se establezca como la base para el control remoto de los terminales y servicios móviles. Las ventajas de cara al cliente son varias, pero la principal será que no habrá necesidad de cambiar de SIM en portabilidades o en momentos en los que se requiera utilizar servicios móviles de otros países (roaming).

Los últimos movimientos de Google y Apple han alertado a las operadoras y todo el ecosistema de firmas que dan forma al sistema o módulo de identificación de abonado, comúnmente conocido como tarjeta SIM (del acrónico Suscriber Identity Module). Recordemos que Apple en una de sus conferencias de prensa anunciaba la presentación del concepto de tarjeta SIM en blanco. Ésta, integrada de serie en los iPhone y iPad, permite a sus propietarios elegir en cada momento el plan de precios y tarifas de uno u otro operador atendiendo a sus necesidades. Este sistema se colocaba especialmente interesante de cara a aquellos que viajan habitualmente a otros países para evitar el temido roaming.Tarjeta SIM

Ante el riesgo que entrañaba el movimiento de Apple y Google, los principales operadores a nivel mundial se han aliado, un grupo internacional que lideran Telefónica, Vodafone y Deutsche Telekom. El objetivo es tomar el control de la situación y no dejar en manos de Google y Apple el control de sus redes y servicios. Para regularizar la situación la alianza recién acaba de anunciar la estandarización de una tarjeta SIM virtual o eSIM con la que se suprimirán las tarjetas SIM como tal sin perder el control del servicio prestado y dejarlo en manos de los fabricantes.

Este cambio, que empezará a tomar forma durante el tercer trimestre de 2015 -ya de cara a 2016 se producirá el lanzamiento final y definitivo para clientes-, introducirá una serie de cambios que los usuarios percibirán de varias formas. El principal es la supresión de la tarjeta SIM física, de modo que las portabilidades serán más rápidas al no ser necesario el envío de la SIM del nuevo operador. Obviamente esta estrategia también deriva en un ahorro de costes para la operadora.Funcionamiento de una tarjeta eSIM

La segunda gran novedad es la capacidad para contratar servicios móviles cuando se viaja al extranjero. Dado que no es necesario el cambio de tarjeta SIM tal y como sucede hoy en día, el usuario tiene la capacidad de escoger la tarifa que más se adecúe a sus circunstancias. La ventaja se traduce en una mayor efectividad en la contratación de otras tarifas con otros operadores y, por ende, esquivar el temido coste que supone el roaming o servicio de itinerancia.Se puede decir qu e esto ya lo hacen los Dual SIM, pero con este sistema se conseguirá estandarizar en todos los sistemas operativos el uso de estas “cuentas” de operadores, que se podrán llevar a cualquier dispositivo – por ejemplo si se nos rompe el que estábamos usando – y ofreciendo la libertad al usuario de tener en el mismo dispositivo los servicios de cuantos operadores quiera. Además, esto permitirá también integrarlo en diferentes dispositivos, compartiendo la conexión y los servicios con cualquier dispositivo en cualquier momento.

Fuente: ADSLZone con la colaboración de David G. Bolaños