¿Puedes usar el GPS del móvil sin Internet?

La evolución que han experimentado los móviles durante la última década es realmente significativa. En la actualidad son herramientas realmente versátiles que incluyen todo tipo de funciones de las que puedes sacar partido. Un ejemplo perfecto es el GPS, pues gracias a esta particularidad puedes usar sistemas de navegación para llegar a un destino.

Acostumbramos a utilizar aplicaciones como Google Maps cuando realizamos un viaje para conocer a la perfección el trayecto más corto posible. Sin embargo, el principal problema que presentan esta clase de servicios es la cantidad de datos que consumen, lo que puede llegar a acabar con nuestra tarifa antes de que nos demos cuenta.

Esto ha llevado a muchos usuarios a pensar que la conexión a Internet es obligatoria para el empleo de esta clase de software. A priori, esto es un requisito obligatorio, pues el teléfono precisa de ella para generar el mapa por satélite. Pero esto no quiere decir que no exista un método para eludir esta problemática y aprovechar al máximo el GPS de tu smartphone sin ser víctima de un derroche considerable de datos, especialmente cuando aparece el mensaje ‘Sin servicio’ en el móvil.

Usa el Modo sin conexión

No es ninguna novedad. Todos hemos buscado la ruta idónea para ejecutar un viaje en coche, pero a la hora de la verdad no caemos en lo verdaderamente importante: ¿puede mi tarifa soportar todo el trayecto? Esta situación es algo que genera verdaderos dolores de cabeza en el usuario, que quiere seguir empleando el GPS de su smartphone sin ningún tipo de inconveniente.

GPS sin Internet

Por suerte, ciertas apps, como ocurre con la ya mencionada Google Maps, cuentan con un ajuste que proporciona la posibilidad de no depender de conectividad a Internet para exprimir sus funciones. Esto es gracias a los “Mapas sin conexión” que incluye en su interior el programa.

Su funcionamiento es bastante simple. Basta con señalar la zona en el terminal y la aplicación comenzará a descargar los mapas correspondientes. Es necesario indicar que es conveniente hacerlo antes de emprender tu camino. De lo contrario, dependiendo del tamaño del territorio marcado el tiempo de descarga podría ser mucho mayor.

Cómo descargar los mapas

Lo cierto es que activar esta propiedad no es para nada complicado. De hecho, es probable que en más de una ocasión te hayas topado con la configuración en concreto. Lo primero es abrir Google Maps y seguir los siguientes pasos:

  1. Pulsa en el icono de tu perfil de Google en la zona superior derecha.
  2. Entre las opciones que se muestran a continuación elige “Mapas sin conexión”.
  3. Puedes escoger entre las recomendaciones de la propia app o seleccionar tú mismo el espacio.
  4. Ahora usa los dedos para delimitar la zona que quieres descargar. Justo debajo del cuadro que la delimita aparece el tamaño que ocupará.
  5. Pulsa en el botón azul “Descargar” para que dé comienzo el proceso.

Mapas sin conexión

Con esto ya podrías aprovechar esta función de tu dispositivo sin miedo a recibir el aviso de que tu tarifa de datos está a punto de agotarse. Eso sí, te recomendamos calibrar el GPS para una mejor precisión.

Busca alternativas

El servicio de la compañía estadounidense no es la única opción que existe para tu móvil. Una de las más recomendadas por parte de los usuarios es conocida como Here Maps, puesto que también garantiza un ajuste similar al anterior. La principal diferencia es que el desgaste de la batería es menor. Las valoraciones son generalmente positivas y quién sabe si finalmente acabas encontrando la app de tus sueños.

¡Sé el primero en comentar!